Podcasts de historia

Cuando Nueva York prohibió fumar para salvar las almas de las mujeres

Cuando Nueva York prohibió fumar para salvar las almas de las mujeres



We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Un policía corrió hacia Katie Mulcahey, asegurándose de llamar su atención. "Señora, no debe", gritó. "¿Qué diría el concejal Sullivan?" Luego la arrestó.

El crimen de Mulcahey no fue el robo o DUI. Era enero de 1908 y acababa de ser víctima de la nueva ley de Nueva York, una ordenanza de corta duración que prohibía a las mujeres fumar en público.

Aunque los hombres podían (y lo hacían) fumar con abandono en cualquier lugar que quisieran, una mujer con un cigarrillo se consideraba peligrosamente sexual, inmoral y no se podía confiar en ella. Que el gobierno haya tratado de prohibir que solo las mujeres fumen dice mucho sobre cómo respondió la sociedad cuando las mujeres reclamaron nuevos derechos a principios del siglo XX.

Durante la mayor parte de la década de 1900, las mujeres no tenían la libertad de moverse como quisieran fuera de sus hogares. "Sin un acompañante masculino", escribe la historiadora Emily Remus, "a las mujeres se les negó el servicio en la mayoría de los restaurantes, cafés y hoteles, mientras que las tabernas y los clubes privados simplemente cerraron sus puertas a las clientas". Las mujeres que aparecían en lugares públicos sin un hombre respetable a menudo eran consideradas prostitutas.

También lo eran las mujeres que fumaban. Las mujeres fumadoras eran rebeldes y su motín, que comenzó en la década de 1880 con la producción masiva de cigarrillos, se produjo junto con otros cambios sociales. Un nuevo invento, los grandes almacenes, de repente hizo socialmente aceptable que las mujeres compraran y aparecieran en público sin acompañantes. Cada vez más mujeres lucharon por el sufragio y participaron en el activismo público. Y actitudes sociales más permisivas enfurecieron a quienes cuestionaban tanto a las mujeres públicas como a su tabaquismo.

Muchas mujeres, incluidas las ricas e influyentes, disfrutaban de fumar en 1907. Sin embargo, cuando no estaban en casa, las cosas se pusieron difíciles. Aunque los hombres fumaban abiertamente en restaurantes y hoteles, una mujer que lo hiciera probablemente sería golpeada en el hombro por un camarero o el propietario y le diría que dejara de fumar.

Para un restaurante, sin embargo, que terminó en la víspera de Año Nuevo de 1907. Unos días antes del año nuevo, Café Martin, un restaurante frecuentado por neoyorquinos de élite, anunció que permitiría a las mujeres fumar en la víspera de Año Nuevo y tal vez incluso durante todo el año. año siguiente.

"Fumar por mujeres nunca es objetable", dijo el propietario del restaurante, James B. Martin, Los New York Times. "Personalmente, creo que Nueva York está lista para permitir que las mujeres fumen en buenos restaurantes".

La idea tuvo un gran éxito. Incluso parece haber animado a otras empresas. "Los propietarios estaban inclinados a conceder a las mujeres permiso para complacerse a sí mismas", escribió un Veces reportero, quien señaló que la esposa de un embajador fumaba libremente en uno de los hoteles más aburridos de la ciudad sin que se le pidiera que parara. Inspirados por el éxito de Martin, otros restaurantes y hoteles anunciaron que también dejarían de prohibir fumar.

Pero Timothy "Little Tim" Sullivan (llamado así para distinguirlo de su primo, Bowery y el jefe político del Lower East Side "Big Tim" Sullivan), un concejal de la ciudad, no estuvo de acuerdo. Sintió que una mujer fumadora erosionaba el respeto que un hombre debería tener por ella y que la práctica era indecorosa e inmoral. Aunque nunca había visto fumar personalmente a una mujer, propuso un proyecto de ley que prohibía a los propietarios de establecimientos públicos permitir que las mujeres fumen. Pasó por unanimidad.

La prohibición no impedía técnicamente que las mujeres fumen en las calles de la ciudad. Pero fue interpretado y aplicado como si lo hiciera.

De repente, las mujeres y el tabaquismo se convirtieron en un debate muy público. Cuando un periodista preguntó a las mujeres europeas que fumaban libremente en un White Star Liner qué pensaban de la prohibición, le respondieron que era absurda. Los clubes sociales discutieron sobre si la práctica era repugnante o sensata. Y las cartas al editor representaban a ambos lados, a menudo revelando los prejuicios de género de la época.

Resultó que Katie Mulcahey era la única víctima de la ley. Ella fue la única persona citada por violar la ordenanza, aunque no está claro cuántas otras mujeres se abstuvieron de fumar en público debido a la prohibición. Después de solo dos semanas en los libros, fue vetado por el alcalde de Nueva York.

Sin embargo, no fue la última vez que la ciudad intentó prohibir fumar. Solo tres años después, la Junta de Concejales volvió a intentarlo. Pero fueron rápidamente abofeteados cuando el director legal de la ciudad lo declaró contra la ley. “También dictaminó que las mujeres podían fumar a voluntad en las calles de la ciudad, ya sea cigarrillos, puros o pipas”, escribe el historiador del tabaquismo Kerry Segrave. Al tratar de tomar medidas enérgicas contra las mujeres que fuman, el concejal abrió inadvertidamente la puerta a más libertades para las mujeres.

Entonces, ¿qué tiene que decir Mulcahey, quien ganó una multa de $ 5 y cumplió condena en la cárcel por su atrevimiento, sobre la corta prohibición de Sullivan? “Nunca escuché sobre esta nueva ley y no quiero escucharla”, le dijo al juez. "Nadie me dictará".


Gloria Steinem

Gloria Marie Steinem (/ ˈ s t aɪ n əm / nacida el 25 de marzo de 1934) es una periodista feminista estadounidense y activista social política que fue reconocida a nivel nacional como líder y portavoz del movimiento feminista estadounidense a fines de la década de 1960 y principios de la de 1970. [1] [6] [2]

Steinem fue columnista de Nueva York revista, y cofundador de Milisegundo. revista. [2] En 1969, Steinem publicó un artículo, "After Black Power, Women's Liberation", [7] que la llevó a la fama nacional como líder feminista. [8] En 1971, cofundó el Caucus Político Nacional de Mujeres, que brinda capacitación y apoyo a las mujeres que buscan cargos electos y designados en el gobierno. También en 1971, cofundó la Women's Action Alliance que, hasta 1997, brindó apoyo a una red de activistas feministas y trabajó para promover las causas y la legislación feministas. En la década de 1990, Steinem ayudó a establecer el Día para llevar a nuestras hijas al trabajo, una ocasión para que las niñas aprendieran sobre oportunidades profesionales futuras. [9] En 2005, Steinem, Jane Fonda y Robin Morgan cofundaron el Women's Media Center, una organización que "trabaja para hacer que las mujeres sean visibles y poderosas en los medios". [10]

En mayo de 2018 [actualización], Steinem viajaba internacionalmente como organizador y conferenciante, y era portavoz de los medios de comunicación sobre cuestiones de igualdad. [11]


Esclavitud, poder y costo humano

1455 - 1775

En el siglo XV, la Iglesia Católica Romana dividió el mundo por la mitad, otorgando a Portugal el monopolio del comercio en África Occidental y España el derecho a colonizar el Nuevo Mundo en su búsqueda de tierras y oro. El Papa Nicolás V impulsó los esfuerzos portugueses y emitió el Romanus Pontifex de 1455, que afirmó los derechos exclusivos de Portugal sobre los territorios que reclamaba a lo largo de la costa de África occidental y el comercio de esas áreas. Otorgó el derecho a invadir, saquear y "reducir sus personas a la esclavitud perpetua". La reina Isabel invirtió en la exploración de Cristóbal Colón para aumentar su riqueza y finalmente rechazó la esclavitud de los nativos americanos, alegando que eran súbditos españoles. España estableció un asiento, o contrato, que autorizaba el envío directo de africanos cautivos para el comercio como mercancías humanas en las colonias españolas de América. Finalmente, otros estados-nación europeos - Holanda, Francia, Dinamarca e Inglaterra - que buscaban un poder económico y geopolítico similar se unieron al comercio, intercambiando bienes y personas con líderes a lo largo de la costa de África Occidental, que dirigían sociedades autosostenibles conocidas por sus minerales. tierra rica y riqueza en oro y otros bienes comerciales. Compitieron para asegurar el asiento y colonizar el Nuevo Mundo. Con estos esfuerzos, surgió una nueva forma de esclavitud. Fue respaldado por los estados-nación europeos y basado en la raza, y resultó en la migración forzada más grande del mundo: unos 12,5 millones de hombres, mujeres y niños afrodescendientes se vieron obligados a participar en la trata transatlántica de esclavos. La venta de sus cuerpos y el producto de su trabajo dio origen al mundo atlántico, incluida la América del Norte colonial. En las colonias, el estatus comenzó a definirse por raza y clase, y ya fuera por costumbre, jurisprudencia o estatuto, la libertad se limitó a mantener la empresa de la esclavitud y asegurar el poder.

Reina Njinga

En 1624, tras la muerte de su hermano, Ana Njinga se hizo con el control del reino de Ndongo, en la actual Angola. En ese momento, los portugueses estaban tratando de colonizar Ndongo y el territorio cercano en parte para adquirir más personas para su comercio de esclavos, y después de dos años como gobernante, Njinga se vio obligado a huir ante el ataque portugués. Sin embargo, finalmente conquistó un reino cercano llamado Matamba. Njinga continuó luchando ferozmente contra las fuerzas portuguesas en la región durante muchos años, y más tarde proporcionó refugio a esclavos fugitivos. En el momento de la muerte de Njinga en 1663, había hecho las paces con Portugal y Matamba comerciaba con él en igualdad de condiciones económicas. En 2002, se inauguró una estatua de Njinga en Luanda, la capital de Angola, donde se la muestra como un emblema de resistencia y coraje.

Medios de control

"El hierro entró en nuestras almas" Lamentó un hombre anteriormente esclavizado llamado César, al recordar los grilletes que tuvo que usar durante su paso forzado de su hogar en África al Nuevo Mundo. Utilizado como sujeción alrededor de los brazos y las piernas, el grueso metal cortó la piel de los africanos cautivos durante los muchos meses que pasaron en el mar. Los niños constituían aproximadamente el 26 por ciento de los cautivos. Debido a que los gobiernos determinaban por la tonelada cuántas personas podían instalarse en un barco de esclavos, los esclavistas consideraban que los niños eran especialmente ventajosos: podían llenar los pequeños espacios del barco, permitiendo más capital humano en la bodega de carga. Los africanos fueron hacinados en barcos sin saber a dónde se dirigían o si serían liberados. Esta migración forzada se conoce como el Paso Medio. Como recordó Olaudah Equiano, el autor anteriormente esclavizado, “pronto me dejaron debajo de las cubiertas, y allí recibí tal saludo en mi nariz como nunca había experimentado en mi vida: de modo que, con la repugnancia del hedor, y llorando juntos, me sentí tan mal y deprimido que no podía comer, ni tenía el menor deseo de probar nada. Ahora deseaba que el último amigo, la muerte, me relevase ". El sobrecalentamiento, la sed, el hambre y la violencia eran comunes a bordo de los barcos de esclavos, y aproximadamente el 15 por ciento de la población esclavizada de cada barco murió antes de llegar a tierra. Los intentos de suicidio eran tan comunes que muchos capitanes colocaron redes alrededor de sus barcos para evitar la pérdida de carga humana y, por lo tanto, los miembros de la tripulación blanca de clase trabajadora también se suicidaron o escaparon al puerto para escapar de la brutalidad. Las personas esclavizadas no aceptaron dócilmente su destino. Aproximadamente uno de cada 10 barcos de esclavos experimentó resistencia, que iba desde el desafío individual (como negarse a comer o saltar por la borda) hasta un motín en toda regla.

Cultivando riqueza y poder

La trata de esclavos proporcionó poder político, posición social y riqueza para la iglesia, los estados-nación europeos, las colonias e individuos del Nuevo Mundo. Este retrato de John Greenwood conecta la esclavitud y el privilegio a través de la imagen de un grupo de capitanes y comerciantes de Rhode Island bebiendo en una taberna en la colonia holandesa de Surinam, un centro de comercio. Estos hombres ganaron dinero comerciando las mercancías producidas por la esclavitud a nivel mundial, entre las colonias de América del Norte, el Caribe y América del Sur, lo que les permitió asegurar posiciones políticas y determinar el destino de la nación. Los hombres representados aquí incluyen a los futuros gobernadores Nicholas Cooke y Joseph Wanton Esek Hopkins, un futuro comandante en jefe de la Armada Continental y Stephen Hopkins, quien eventualmente se convertiría en uno de los firmantes de la Declaración de Independencia.

Todos los niños nacidos en este país se mantendrán bajo fianza o libres solo según la condición de la madre ".

- Ley de Virginia promulgada en 1662

Raza codificada en ley

El uso de trabajadores esclavizados Se afirmó - y se promovió su continuo crecimiento - mediante la creación de una ley de Virginia en 1662 que decretó que la condición del niño seguía la condición de la madre, lo que significaba que las mujeres esclavizadas daban a luz a generaciones de niños afrodescendientes que eran ahora visto como mercancías. Este aumento natural permitió que las colonias, y luego los Estados Unidos, se convirtieran en una nación esclavista. La ley también aseguró la riqueza para los colonos europeos y las generaciones de sus descendientes, incluso cuando a los negros libres se les podría prohibir legalmente legar su riqueza a sus hijos. Al mismo tiempo, las jerarquías raciales y de clase se convertían en leyes: en la década de 1640, John Punch, un sirviente negro, escapó de la servidumbre con dos sirvientes blancos contratados. Una vez capturados, sus compañeros recibieron años adicionales de servidumbre, mientras que Punch se determinó esclavizado de por vida. A raíz de la rebelión de Bacon, en la que los negros libres y esclavizados se alinearon con los blancos pobres y los granjeros blancos en contra del gobierno, se promulgaron leyes más estrictas que definían el estatus en función de la raza y la clase. Los negros en Estados Unidos estaban siendo esclavizados de por vida, mientras se formalizaban las protecciones de la blancura.

Una mercancía mortal

Antes de que dominara el algodón La agricultura estadounidense, el azúcar, impulsó el comercio de esclavos en todo el Caribe y América española. La caña de azúcar era un cultivo brutal que requería trabajo constante seis días a la semana, y mutilaba, quemaba y mataba a los involucrados en su cultivo. La vida útil de una persona esclavizada en una plantación de azúcar podría ser de tan solo siete años. Los dueños de las plantaciones, imperturbables, trabajaron a muerte a sus trabajadores esclavizados y se prepararon para esta alta “rotación” asegurándose de que llegaran nuevas personas esclavizadas regularmente para reemplazar a los moribundos. El poeta británico William Cowper capturó este espíritu cuando escribió: "Me compadezco mucho de ellos, pero debo guardar silencio, porque ¿cómo podríamos vivir sin azúcar o sin ron?" El endulzamiento del café y el té prevaleció sobre la vida humana y marcó el tono de la esclavitud en las Américas.

Resistencia continua

Los africanos esclavizados habían conocido la libertad antes de que llegaran a América, y lucharon por recuperarla desde el momento en que fueron sacados de sus hogares, rebelándose en los sitios de plantación y en los centros urbanos. En septiembre de 1739, un grupo de africanos esclavizados en la colonia de Carolina del Sur, encabezados por un hombre esclavizado llamado Jemmy, se reunieron en las afueras de Charleston, donde mataron a dos tenderos y se apoderaron de armas y municiones. "Gritando Libertad", según el general James Oglethorpe, los rebeldes "marcharon con colores en exhibición y dos tambores tocando" a lo largo del río Stono, pidiendo a otros miembros de la comunidad esclavizada que se unieran a ellos. Su objetivo era la Florida española, donde se les prometió la libertad si luchaban como primera línea de defensa contra el ataque británico. Este esfuerzo, llamado Stono Rebellion, fue el mayor levantamiento de esclavos en las colonias británicas del continente. Entre 60 y 100 negros participaron en la rebelión alrededor de 40 negros y 20 blancos fueron asesinados, y otros luchadores por la libertad fueron capturados e interrogados. Los legisladores blancos en Carolina del Sur, temerosos de rebeliones adicionales, impusieron una moratoria de 10 años a la importación de africanos esclavizados y aprobaron la Ley Negra de 1740, que criminalizaba la reunión, la educación y la mudanza al extranjero entre los esclavizados. La rebelión Stono fue solo una de las muchas rebeliones que ocurrieron durante los 246 años de esclavitud en los Estados Unidos.

Memoria y creación de lugares

Negros esclavizados procedían de regiones y grupos étnicos de África. Aunque llegaron con las manos vacías, llevaron consigo recuerdos de sus seres queridos y comunidades, valores morales, perspicacia intelectual, talentos artísticos y prácticas culturales, creencias y habilidades religiosas. En su nuevo entorno, confiaron en estos recuerdos para crear nuevas prácticas infundidas con las antiguas. En la región de Low Country de las Carolinas y Georgia, los plantadores solicitaron específicamente personas esclavizadas capacitadas de una región que se extendía desde Senegal hasta Liberia, que estuvieran familiarizadas con las condiciones ideales para el cultivo de arroz. Charleston se convirtió rápidamente en el puerto más activo para las personas enviadas desde África Occidental. Las cestas enrolladas o tejidas que se usaban para separar los granos de arroz de las cáscaras durante la cosecha eran una forma de arte y tecnología traída de África a las colonias. Aunque las cestas eran utilitarias, también servían como fuente de orgullo artístico y una forma de mantenerse conectado con la cultura y la memoria de la patria.


Crowdsourcing

¿Cuál es el nombre de ese libro?
Un grupo de Goodreads con publicaciones de discusión en las que se pueden realizar búsquedas y miles de preguntas y respuestas.

Miembros de 3K, muchos de los cuales son bibliotecarios o bibliotecas adyacentes, que ayudan a resolver los misterios de los libros a través de discusiones encadenadas.

El listserv Fiction_L
Stumpers! Busque archivos de preguntas pasadas, respondidas por una intensa comunidad de libros, o suscríbase y publique una nueva.

El hilo whatsthatbook de Reddit
Un hilo casi interminable de usuarios que intentan ayudar a otros usuarios a recordar títulos de libros, incluidos varios libros solicitados con frecuencia. Especialmente bueno para ciencia ficción y fantasía.

Blog "Stump the Librero"
Una librería independiente en Ohio que mantiene archivos extensos que se pueden buscar y ofrece un servicio de $ 4 por ayuda personalizada. Muchos libros para niños aquí.

Búsqueda de libros grandes
Si solo puede recordar cómo se ve la portada, pruebe esta herramienta de búsqueda de portadas.


Equidad en el lugar de trabajo

La mayoría de los estados tienen algunas leyes que protegen a los fumadores de la discriminación. Sin embargo, debido a los peligros para la salud relacionados con el tabaquismo, los fumadores no están completamente protegidos de la misma manera que los no fumadores. Por ejemplo, se puede exigir a los fumadores que paguen más por el seguro médico de su empresa y algunas localidades han prohibido los cigarrillos electrónicos en el trabajo. Los no fumadores también tienen derechos legales relacionados con las áreas para fumar y fumar en el lugar de trabajo. Para obtener más información sobre el tabaquismo y el lugar de trabajo, lea a continuación:

1. ¿Tengo derecho a fumar en el trabajo?

Fumar en el lugar de trabajo está regulado principalmente a nivel estatal. La mayoría de los estados regulan el tabaquismo en el lugar de trabajo hasta cierto punto. Se han aprobado leyes federales para proteger a las personas del humo de segunda mano en los aviones y en la propiedad del gobierno federal, pero dejan las regulaciones sobre fumar en el lugar de trabajo a la discreción de los estados mediante el ejercicio de su poder policial.

No existe una ley federal que gobierne el tabaquismo en el trabajo, por lo que las regulaciones para fumar varían significativamente de un estado a otro. Algunos estados prohíben fumar en áreas interiores del lugar de trabajo. Algunos estados prohíben fumar en los lugares de trabajo, pero permiten que los empleadores designen un área para fumar. Otros estados prohíben fumar por completo en el lugar de trabajo. Y algunos estados NO tienen leyes que restrinjan el tabaquismo en el trabajo. En cuanto a fumar fuera del lugar de trabajo, hay algunos estados que permiten fumar solo en ciertos establecimientos, como bares, y otros estados que permiten fumar en todas partes, excepto en ciertos lugares, como hospitales y restaurantes.

Además de las leyes estatales, las leyes locales de la ciudad o el condado pueden imponer regulaciones más estrictas sobre fumar en el trabajo. Incluso si no existe una ley aplicable, los empleadores pueden tener sus propias políticas sobre fumar en el lugar de trabajo que prohíban fumar por completo o lo limiten a ciertas áreas, como una sala de descanso o un área exterior. Si bien estas leyes han sido impugnadas en los tribunales, generalmente se mantienen. Para averiguar cuáles son las leyes sobre el tabaquismo en su estado, consulte nuestra página sobre Leyes estatales sobre el tabaquismo.

2. ¿Tengo derecho a un lugar de trabajo libre de humo de segunda mano?

Algunos estados han aprobado leyes que requieren que el lugar de trabajo sea libre de humo o que otorgan a los empleadores el derecho a declarar su lugar de trabajo libre de humo. Otros estados tienen leyes que permiten a los empleadores designar un & # 34 área para fumadores & # 34 específica que esté separada del lugar de trabajo para que los empleados puedan evitar fácilmente la exposición al humo de segunda mano. Sin embargo, si su estado no tiene una ley y su empleador no tiene una política, es posible que usted no esté protegido si sus compañeros de trabajo optan por fumar.

3. ¿Es peligroso para mi salud estar cerca de compañeros de trabajo que fuman?

El humo de segunda mano conduce a miles de muertes de no fumadores por año por cáncer de pulmón y enfermedades cardíacas. Estar cerca de compañeros de trabajo mientras fuman puede ser peligroso para su salud, especialmente si respira humo de tabaco todos los días en el trabajo. El CDC informa que la mayor parte de la exposición al humo de segunda mano ocurre en hogares y lugares de trabajo.

4. ¿Fumar en el lugar de trabajo viola las leyes de salud y seguridad como OSHA, que regula la exposición a sustancias peligrosas?

OSHA, abreviatura de Occupational Safety and Health Act, le otorga a usted, como empleado, el derecho a tener un lugar de trabajo seguro y libre de peligros. OSHA tiene estándares de calidad del aire interior, pero el humo del tabaco casi nunca excede estos límites. En circunstancias raras y extremas, por ejemplo, cuando el humo del tabaco se combina con otro contaminante en el aire en el lugar de trabajo, las normas de OSHA pueden excederse y OSHA requerirá que el empleador remedie la situación. En general, la exposición al humo del tabaco estará regulada únicamente por las leyes estatales, no por OSHA u otras leyes federales. Para obtener más información sobre OSHA, consulte la página de salud y seguridad en el lugar de trabajo de nuestro sitio.

5. Tengo un problema de salud que se ve agravado por fumar. ¿Mi empleador tiene la obligación de adaptarse a mí evitando que otros fumen?

Un empleado que tiene una condición de salud legítima, que va más allá de una simple molestia, puede requerir que su empleador evite los daños causados ​​por el humo de segunda mano. Si tiene una condición de salud que se ve agravada por el humo de segunda mano, debe informar a su supervisor sobre su condición y solicitar una adaptación para evitar daños adicionales. Muchas leyes estatales exigen explícitamente que los empleadores proporcionen ciertas adaptaciones a los no fumadores.

Los ejemplos de adaptaciones incluyen la segregación de fumadores y no fumadores, la restricción de las áreas donde los empleados pueden fumar y la provisión de mejores sistemas de ventilación. Si su empleador no lo acomoda razonablemente, es posible que pueda presentar un reclamo ante el departamento de salud de su estado o según la Ley de Estadounidenses con Discapacidades (ADA). Los tribunales están especialmente interesados ​​si la afección hizo que el empleado buscara atención médica, se ausentara del trabajo o cambiara sus actividades diarias. Para obtener más información sobre cómo presentar un reclamo de la ADA, consulte la página de discriminación por discapacidad de nuestro sitio.

6. ¿Es legal que un empleador solo contrate a no fumadores?

Con algunas restricciones, los empleadores pueden contratar a quien quieran. Las leyes federales y estatales prohíben discriminar a las personas por una variedad de razones (por ejemplo, raza, sexo y origen nacional). Las leyes contra la discriminación existentes no ofrecen la misma protección para quienes fuman.

En algunos, es legal que un empleador le pregunte si es fumador y lo contrate o no en función de esa respuesta. Sin embargo, 29 estados y el Distrito de Columbia prohíben la discriminación basada en actividades legales fuera del lugar de trabajo, lo que incluye fumar tabaco. En estos estados, es ilegal que un empleador no lo contrate simplemente porque es fumador. Los empleadores pueden eludir las leyes contra la discriminación en ciertos estados si no fumar es una parte importante de las calificaciones de un trabajo específico. Por ejemplo, un grupo de defensa contra el tabaquismo, como la Asociación Estadounidense del Pulmón, podría optar por no contratar fumadores y no infringir las leyes antidiscriminatorias aplicables.

Los siguientes estados prohíben que los empleadores se nieguen a contratar fumadores, a menos que ser fumador vaya en contra de una calificación laboral específica:

  • California
  • Colorado
  • Connecticut
  • Distrito de Columbia
  • Illinois
  • Indiana
  • Kentucky
  • Luisiana
  • Maine
  • Minnesota
  • Misisipí
  • Misuri
  • Montana
  • Nevada
  • New Hampshire
  • New Jersey
  • Nuevo Mexico
  • Nueva York
  • Carolina del Norte
  • Dakota del Norte
  • Oklahoma
  • Oregón
  • Rhode Island
  • Carolina del Sur
  • Dakota del Sur
  • Tennesse
  • Virginia
  • Virginia del Oeste
  • Wisconsin
  • Wyoming

7. El tabaco es una sustancia legal. ¿Me pueden despedir por fumar fuera del trabajo?

Esto depende del estado en el que viva. Los veintinueve estados enumerados anteriormente y el Distrito de Columbia tienen leyes de protección al fumador que hacen que sea ilegal discriminar a un empleado por el uso de & # 34productos ilegales fuera del lugar de trabajo & # 34 ( entendido para referirse a los cigarrillos) o para fumar en particular. En estos estados, no lo pueden despedir por consumir tabaco legalmente. Sin embargo, muchos estados no tienen estas leyes, por lo que los empleadores son libres de despedir a los fumadores, incluso si su consumo de tabaco es únicamente fuera del lugar de trabajo. Al igual que con la contratación, los empleadores pueden rescindir el empleo debido al hábito de fumar de un empleado, si fumar infringe un requisito laboral válido.

8. ¿Es legal que mi empleador me cobre más por mi seguro médico porque soy fumador?

Sí, en la mayoría de los casos. Con los costos del seguro médico aumentando drásticamente en los últimos años, especialmente para los fumadores, muchos empleadores han comenzado a cobrar primas más altas a los fumadores. Los empleadores esperan que el aumento de las primas para los fumadores los anime a dejar de fumar, ahorrando dinero y problemas de salud en el futuro. La Ley de Protección al Paciente y Cuidado de Salud Asequible (ACA), que elimina la discriminación por muchas condiciones de salud, aún permite a los empleadores y aseguradores aumentar las primas para los fumadores y reducir las primas para los no fumadores. Incluso las leyes estatales que protegen a los fumadores de ser despedidos por fumar contienen excepciones que permiten a los empleadores cobrar a los fumadores primas de seguro más altas.

9. ¿Puedo fumar de un cigarrillo electrónico o dispositivo de vapor en el trabajo?

Pocos estados tienen prohibiciones estatales sobre fumar cigarrillos electrónicos o dispositivos de vapor en interiores. Aquellos que no suelen dejar las restricciones para fumar de los aparatos electrónicos a la discreción de las localidades. En casi todos los estados de los Estados Unidos, está prohibido fumar con dispositivos de este tipo en el lugar de trabajo. Los estados con una prohibición de fumar en todo el estado incluyen:

  • California
  • Connecticut
  • Delaware
  • Maine
  • New Jersey
  • Nueva York
  • Dakota del Norte
  • Oregón
  • Utah
  • Vermont

En muchos casos, los dispositivos electrónicos para fumar están incluidos en las leyes de ambientes libres de humo de los estados. Muchas leyes estatales no mencionan específicamente el uso de cigarrillos electrónicos en el lugar de trabajo. Algunas leyes más recientes, como las de Minnesota y Dakota del Sur, prohíben específicamente los cigarrillos electrónicos en los lugares de trabajo. Por otro lado, en Kansas, según el Procurador General, los cigarrillos electrónicos no violan la Ley de Aire Limpio del Estado de 2010, y no hay prohibición de fumar en los lugares de trabajo. Debido a la incertidumbre en muchos estados, los empleados deben preguntar a su empleador cuál es la política de la empresa con respecto a los cigarrillos electrónicos.

Si bien muchos gobiernos estatales aún no han respondido a esta pregunta, algunas localidades han intentado prohibir los cigarrillos electrónicos. Puede encontrar una lista de las localidades que han prohibido los cigarrillos electrónicos, a partir del 2 de octubre de 2015, en No-Smoke.org.

10. Trabajo para una agencia gubernamental que proporciona pago por peligrosidad, ¿tengo derecho al pago por peligrosidad cuando tengo que trabajar alrededor del humo de segunda mano?

Probablemente no. El pago por condiciones de vida peligrosas generalmente se otorga cuando el empleado realiza tareas que son más riesgosas de lo habitual. Por lo tanto, la prestación por condiciones de vida peligrosas depende del riesgo asociado con el trabajo. Los trabajos que brindan pago por condiciones de vida peligrosas generalmente tienen el requisito de que la acción tenga una probabilidad mucho mayor de lo habitual de dañar al empleado. Los tribunales federales han determinado que para ciertos trabajos, como los guardias de prisiones, la exposición al humo de segunda mano no es un riesgo suficiente para pagar por peligrosidad. Para ver si la exposición al humo de segunda mano califica a un empleado para el pago por peligrosidad, el empleado debe determinar qué tan riesgoso es su trabajo típicamente y cuánto riesgo agregará el humo de segunda mano.

11. He sido lesionado por el humo de segunda mano, ¿puedo obtener una compensación?

Cuando un empleado se lesiona en el trabajo, puede calificar para la Compensación para Trabajadores. En algunos estados, los comisionados de compensación para trabajadores han otorgado compensación si la exposición al humo de segunda mano lesionaba al empleado mientras estaba en el trabajo. Pero los estándares pueden ser altos. Por lo general, la lesión debe ser causada por una exposición regular y prolongada al humo de segunda mano, y el empleado debe haber intentado evitar el humo de otras fuentes mientras no estaba en el trabajo. Si esto ocurre, el comisionado puede otorgarle a un empleado gastos médicos pasados ​​y futuros y beneficios por incapacidad temporal.

12. Creo que la política de fumar de mi empleador viola mis derechos. ¿Qué debo hacer?

Lo primero que debe hacer es expresar sus inquietudes a su empleador. Es posible que su empleador no sepa que su política es ilegal o perjudicial para usted. Si su empleador no responde a sus inquietudes, comuníquese con el departamento laboral o de salud de su estado, o con un abogado en su estado. Esta es la mejor manera de obtener información más detallada sobre las leyes particulares de su estado y las opciones legales disponibles para usted.

13. ¿Dónde puedo obtener más información sobre los derechos de los no fumadores en el lugar de trabajo?

Para obtener más información, visite el sitio web de Americans for Nonsmokers & # 39 Rights en www.no-smoke.org.


Cuando Nueva York prohibió fumar para salvar el alma de las mujeres - HISTORIA

La apariencia de bienestar que te encanta, en casa y mientras viajas.

Estilos fáciles y activos que alcanzará una y otra vez.

Abraza a la persona hogareña que llevas dentro con esta colección para dormir y descansar diseñada solo para ti.

Disfrute de la temporada en colores divertidos y ropa de cama fresca y transpirable.

Renueve su guardarropa con estilos irresistibles que usará durante toda la temporada.

Síganos en Instagram @talbotsofficial para obtener divertidos consejos de estilo y una dosis diaria de sol.

Más formas de comprar
Servicio al Cliente
Tarjeta de crédito Talbots
Sobre nosotros

¡Sé el primero!

Regístrese para recibir nuestros correos electrónicos para desbloquear las ventajas:

  • Ofertas exclusivas
  • Fiesta de compras y amplificador Invitaciones para eventos
  • Adelantos de ventas estacionales
  • Aviso temprano de Ventas flash

Al hacer clic en UNIRSE, se suscribe a Talbots Emails y acepta nuestros Términos y condiciones


Intervenciones escolares

Los programas escolares son a menudo uno de los primeros enfoques mencionados en los esfuerzos por desnormalizar el tabaco. El entrenamiento temprano podría "inocular" a los estudiantes contra las influencias que los animan a experimentar con el tabaquismo, o el entrenamiento / práctica de habilidades sociales podría ayudarlos a resistir las tentaciones de fumar de sus compañeros. Una revisión Cochrane42 identificó 133 estudios de intervenciones escolares de los cuales 94 tenían el diseño más riguroso (es decir, ensayo aleatorio). Los autores concluyeron que la evidencia de la efectividad de estas intervenciones se mezcló y los efectos se limitaron solo a los resultados a corto plazo. Se centraron en un ensayo de "alta calidad" que tenía un protocolo de medición particularmente riguroso43 y observaron que la intervención escolar no tuvo ningún efecto. Sin embargo, este estudio no demostró una diferencia entre los grupos como resultado de la intervención educativa. Sin tal diferencia, sería imposible que el diseño del estudio demostrara un efecto. Otros también han revisado los 30 años de historia de los estudios y han llegado a la conclusión de que existe evidencia adecuada para recomendar la implementación continua de intervenciones escolares de prevención del tabaquismo.44 Sin embargo, la confianza de los defensores del control del tabaco en los programas escolares se vio afectada cuando Philip Morris decidió promover las habilidades para la vida. Training Program, un programa de intervención de sexto grado que había sido designado como un programa eficaz por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) .45

Uno de los problemas de esta investigación es que muy pocas de las intervenciones están a la altura de los estándares necesarios para una educación integral de calidad. Los Estándares Nacionales de Educación para la Salud de EE. UU .46 requieren que los estudiantes: (a) comprendan los riesgos para la salud, (b) analicen las influencias de la familia, los compañeros, la cultura y los medios de comunicación en los patrones de uso, (c) desarrollen habilidades interpersonales para resistir las tentaciones y (d) practiquen Habilidades para establecer metas y tomar decisiones para protegerse contra el uso. They recommend that this be included in the curriculum of every school year (kindergarten through grade 12). The CDC supports such a curricula approach, but indicates that it is not enough. In addition, schools need to (a) have explicit tobacco control policies, (b) have appropriate teacher training, (c) involve parents and families, (d) support cessation for teachers, staff and students and (e) regularly evaluate performance. The only way schools can reach all of the above goals (especially with limited budgets) is a comprehensive approach in which preventing initiation is a high public priority and significant progress has been made on denormalising tobacco use in the broader community. Supporting this, a recent European study47 found that disciplining students for a smoking infraction was only associated with lower prevalence when teachers and parents were non-smokers and supportive of the programme.


When New York City was the prostitution capital of the US

You thought the ’70s were bad? Tell that to a New Yorker from the 19th century, when prostitution, along with many other vices, was just a normal part of life in the city. In this excerpt from his new book, “Law & Disorder: The Chaotic Birth of the NYPD” (St. Martin’s), out Tuesday, historian BRUCE CHADWICK reveals the call-girl scene in mid-1800s New York, in shocking detail . . .

The bloody slaying of hooker Helen Jewett in the spring of 1836 did not end prostitution in New York City it energized it. Five years after Helen was butchered with an ax, anywhere from 3,000 to 10,000 prostitutes worked in a community of whorehouses, on street corners and even in the balconies of exquisite theaters, where they thought nothing of propositioning men in front of their wives.

Numerous prostitutes saved room money by servicing clients in their business offices. Many staked out territories such as particular saloons or docks. One enterprising 15-year-old girl became the prize hooker for men who worked on a particular coal barge.

Prostitution was very profitable. Women who worked in high-end brothels in Midtown New York west of Broadway, or in expensive “parlor houses” such as the one on Thomas Street where Jewett died, could clear, after fees to madams and room and board, close to $50 a week, or some $300,000 a year in today’s money. Even dirty street-urchin girls could earn 50 cents for quickie masturbations, or more than $100 a trick in today’s money. A girl who relieved three men a day — not uncommon — could earn the equivalent of $100,000 a year.

The work was not easy for hookers, though, in whatever era they worked. One study done in the early years of the 20th century showed that a woman in a slum whorehouse coupled with 19 men a day for a week and on one day slept with 28. Two other hookers in that house had sex with between 120 and 150 men a week, and one day one of them had sex with 49 men. Some young girls would have sex with 15 to 20 men in a three-hour period. Many of the girls were 12 and 13 and traveled the streets with a young sister, holding hands to ward off the chilly air and sometimes exchanging shoes because one pair was cut up and cold.

A whore’s career was usually short-lived. Women who began selling their bodies at age 20 often stopped when they turned 30 just because their looks started to fade. Men who had known them for years tired of them. Younger hookers stole their business. The biggest reason for leaving “the game” was that many women wanted to become “normal,” to marry and have a family, and could not do that while living in a house of ill repute.

Madams’ careers never ended, though, and were often prosperous. The high-class madams kept beautiful brothels. Johns entered the home through a lobby and went to a large living room, where they met the women of the house, chose one and sat back to listen to a woman play a piano. Madams of some of the more luxurious houses earned $1 million a year, in today’s money, and paid no income tax. Some, such as Maria Williamson, owned half a dozen houses of prostitution. Others, like “Princess” Julia Brown, legendary for playing the piano at her brothel, were frequent guests at parties and receptions hosted by the finest families in town. Brown paid for pews at different churches in the city, had season tickets to two different theaters and contributed heavily to local Bible societies.

Engraved portrait (from 1874) of American prostitute Helen Jewett. imágenes falsas

Sometimes the life of the hooker-turned-housewife was reversed. Many working-class housewives in the pre-Civil War era moonlighted as hookers to earn extra money that they thought was needed to run their homes, buy groceries and keep their children clothed. Some of their husbands urged them to do so. Hundreds of them bought provocative dresses, walked the streets, procured johns and took them to rented rooms in boarding houses for sex.

Some women from other states moved to New York temporarily, usually in the summer, and rented rooms where they turned tricks for a month or two before going back home.

Ironically, hotel owners, even the managers of the most elegant establishments in the city, did not mind having brothels nearby or prostitutes walking their streets. It was good for business. Many out-of-town businessmen staying at the hotels sought prostitutes, and hotel employees provided them.

The police were part of the street hooker’s life. She would pay police, possibly with money from her madam or pimp, to act as an escort to meet men recently arrived in New York and staying at hotels. The constable would meet men in the lobby and ask them where they wanted to go. They would talk about “fun,” and the officer would take them to the Battery, or some other park, and introduce them to hookers he worked with. The officer would go with the john to the door of the hooker’s boarding house and then leave the two alone, with a wad of bills in his pocket.

The constables also did a marvelous job of looking the other way when hookers and wild parties were involved. Whenever a watchman passed an illicit party at a brothel or boarding house, he would not stop to arrest the hookers or the gamblers running illegal games inside. He would merely rap on the door with his wooden nightstick, as a reminder to keep the noise down, and move on down the street, blissfully ignorant.

Prostitution was illegal in New York state and had been for generations. Nothing stopped the world’s oldest profession, though. The “whoreocracy,” as many jokingly called it, prevailed after the city began its population boom in the 1820s, and by the early 1840s New York was the prostitution capital of the United States. “New York is the Gomorrah of the New World,” said Norwegian visitor Ole Raeder.

Engraved illustration (from 1874) shows the body of murdered Jewett . imágenes falsas

Illegal prostitution was on the waterfront and everywhere else, promoted by an odd assortment of new journals that plowed an unusual path into steamy sex and criminality — the “flash” newspapers.

The “sporting” or “flash” newspapers, such as the Whip and Satirist of New York and Brooklyn, the Libertine, the Weekly Rake and the Flash, printed long lists of brothels, and short reviews of them, for their readers, men about town who were referred to by all as “sporting men,” or pleasure seekers. These pages always included the address of the brothel, descriptions of its women and the services they provided and, at times, what it cost to enjoy the feminine charms of the employees.

The writers for these papers also wrote evaluations of the hookers they encountered on the street and in city parks. The movement of a prostitute from one brothel to another was reported. There were columns on prostitute balls held in brothels, notes on prostitutes’ fashions and stories about seduction cases that landed in the city courts. The papers resembled today’s Fodor’s guides for travelers.

The New York papers and the sex guides in them were not a dirty little secret, either they were sold openly at newsstands. They had no authentic news but wallowed in the world of illegal sex at that time. They were even illustrated with bawdy sex cartoons and illustrations.

Illegal prostitution was on the waterfront and everywhere else, promoted by an odd assortment of new journals that plowed an unusual path into steamy sex and criminality.

Police magistrates saw sex cases as trivial, just part of the hooker landscape. In addition to the “victimless” crime of soliciting, using and paying prostitutes, violent crimes were committed against the women. They were sometimes beaten, raped or killed. Many were raped on orders of pimps and madams to make them submissive, to keep them in line, and to force them to work harder in the brothel. New York City’s prostitution corps sustained dozens of brutal rapes in the 1830s and 1840s, some reported to the courts and most not.

The harlots all paraded into court to contest any criminal transgression against them and, often with lawyers, insisted on time-consuming trials. The beatings of hookers by angry clients climbed as the years went by, and each time a girl was hurt she went to court. Numerous prostitutes stood before judges with bumps and bruises to prove assault. They cursed and screamed and every day, added to the list of crimes committed in Gotham. (Helen Jewett herself had taken abusive clients to court in 1833 and 1835.)

And why should constables go after hookers? In 1826, one constable evicted a hooker from a theater where she was trying to solicit business. A crowd gathered outside the theater and hooted and jeered at the constable for doing his job.

Some ladies of the evening fought back. In 1843, a hooker who was shoved by one of her clients on the steps of the Astor Hotel drew a sharp knife from the pocket of her dress and stabbed him in the chest.

Another prostitute fired a revolver at a drunken man in the parlor of her brothel when he tried to attack her. In 1841, one prostitute, Mary Ann Rogers, was sent to prison for beating up another prostitute on a street corner.

Constables told judges and city officials that the force was not large enough to oversee the whores and robbers in a large city like New York.

Almost all of the women charged with working for a madam in a high-end house of ill repute were let go, but most of the street walkers and teenage slum hookers were imprisoned. Incarceration was a regular part of their job, and many had spent months in jail (the usual sentence was 60 days). Reformers visited hookers in the Tombs and other jails every Sunday to try to dissuade them from a life between the sheets.

The reformers noted in their reports, too, that the prostitutes who were in jail for the first time learned all they could about sex from the experienced prostitutes they met there. Imprisonment turned out to be not a punishment but a “college” in which to learn how to make more money through sex.

The whores also told reformers that they lived in a caste system in which some were considered the upper crust of their profession and others the cellar dwellers.

“The women who usually frequent the theater may be said to be of the second class of courtesan, in as much as they are looked down upon by the first-rate women [hookers] who ride about in the carriage of rich protectors,” wrote the editor of the Whip in 1842, adding: “The well dressed evening street harlot looks even with pitiable contempt upon the ragged, low-life creatures who wander the street for the same purpose as herself.”

From “Law & Disorder” by Bruce Chadwick. Copyright © 2017 by the author and reprinted by permission of St. Martin’s Press.


Tobacco-Related Mortality

Smokeless tobacco is a known cause of cancer. In addition, the nicotine in smokeless tobacco may increase the risk for sudden death from a condition where the heart does not beat properly (ventricular arrhythmias). 5

Tobacco use is the leading preventable cause of death in the United States. 1,3

Cigarettes and Death

Cigarette smoking causes about one of every five deaths in the United States each year. 1,6 Cigarette smoking is estimated to cause the following: 1

  • More than 480,000 deaths annually (including deaths from secondhand smoke)
  • 278,544 deaths annually among men (including deaths from secondhand smoke)
  • 201,773 deaths annually among women (including deaths from secondhand smoke)

Cigarette smoking causes premature death:

  • Life expectancy for smokers is at least 10 years shorter than for nonsmokers. 1,2
  • Quitting smoking before the age of 40 reduces the risk of dying from smoking-related disease by about 90%. 2

Secondhand Smoke and Death

Exposure to secondhand smoke causes an estimated 41,000 deaths each year among adults in the United States: 1

  • Secondhand smoke causes 7,333 annual deaths from lung cancer . 1
  • Secondhand smoke causes 33,951 annual deaths from heart disease . 1

Increased Risk for Death Among Men

  • Men who smoke increase their risk of dying from bronchitis and emphysema by 17 times from cancer of the trachea, lung, and bronchus by more than 23 times. 1
  • Smoking increases the risk of dying from coronary heart disease among middle-aged men by almost four times. 1

Increased Risk for Death Among Women

  • Women who smoke increase their risk of dying from bronchitis and emphysema by 12 times from cancer of the trachea, lung, and bronchus by more than 12 times. 1
  • Between 1960 and 1990, deaths from lung cancer among women increased by more than 500%. 7
  • In 1987, lung cancer surpassed breast cancer to become the leading cause of cancer death among U.S. women. 8
  • In 2000, 67,600 women died from lung cancer. 8
  • During 2010&ndash2014, almost 282,000 women (56,359 women each year) will die from lung cancer. 1
  • Smoking increases the risk of dying from coronary heart disease among middle-aged women by almost five times. 1

Death from Specific Diseases

The following table lists the estimated number of smokers aged 35 years and older who die each year from smoking-related diseases. 1

Annual Cigarette Smoking-Related Mortality in the United States, 2005&ndash2009
Enfermedad Masculino Female Total
a Other cancers include cancers of the lip, pharynx and oral cavity, esophagus, stomach, pancreas, larynx, cervix uteri (women), kidney and renal pelvis, bladder, liver, colon, and rectum also acute myeloid leukemia
b Other heart diseases includes rheumatic heart disease, pulmonary heart disease, and other forms of heart disease.
c Other vascular diseases include atherosclerosis, aortic aneurysm, and other arterial diseases.
d COPD is chronic obstructive pulmonary disease and includes emphysema, bronchitis, and chronic airways obstruction.
Source: 2014 Surgeon General&rsquos Report: The Health Consequences of Smoking&mdash50 Years of Progress, Chapter 12, Table 12.4 pdf icon [PDF &ndash36 MB] external icon
Cáncer
Cáncer de pulmón 74,300 53,400 127,700
Other cancers a 26,000 10,000 36,000
Subtotal: Cancer 100,300 63,400 163,700
Cardiovascular Diseases and Metabolic Diseases
Coronary heart disease 61,800 37,500 99,300
Other heart disease b 13,400 12,100 25,500
Cerebrovascular disease 8,200 7,100 15,300
Other vascular disease c 6,000 5,500 11,500
Diabetes mellitus 6,200 2,800 9,000
Subtotal: Cardiovascular and Metabolic 95,600 65,000 160,000
Respiratory Diseases
Pneumonia, influenza, tuberculosis 7,800 4,700 12,500
COPD d 50,400 50,200 100,600
Subtotal: Respiratory 58,200 54,900 113,100
Total: Cancer, Cardiovascular, Metabolic, Respiratory 254,100 183,300 437,400
Perinatal Conditions
Prenatal conditions 346 267 613
Sudden infant death syndrome 236 164 400
Total: Perinatal Conditions 582 431 1,013
Residential Fires 336 284 620
Secondhand Smoke
Cáncer de pulmón 4,374 2,959 7,333
Coronary heart disease 19,152 14,799 33,951
Total: Secondhand smoke 23,526 17,758 41,284
TOTAL Attributable Deaths 278,544 201,773 480,317

Referencias

  1. Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE. UU. The Health Consequences of Smoking&mdash50 Years of Progress. A Report of the Surgeon General . Atlanta: U.S. Department of Health and Human Services, Centers for Disease Control and Prevention, National Center for Chronic Disease Prevention and Health Promotion, Office on Smoking and Health, 2014 [accessed 2015 Aug 17].
  2. Jha P, Ramasundarahettige C, Landsman V, Rostrom B, Thun M, Anderson RN, McAfee T, Peto R . 21st Century Hazards of Smoking and Benefits of Cessation in the United States [PDF &ndash738 KB] external icon . New England Journal of Medicine, 2013368(4):341&ndash50 [accessed 2015 Aug 17].
  3. Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE. UU. The Health Consequences of Smoking: A Report of the Surgeon General . Atlanta: U.S. Department of Health and Human Services, Centers for Disease Control and Prevention, National Center for Chronic Disease Prevention and Health Promotion, Office on Smoking and Health, 2004 [accessed 2015 Aug 17].
  4. National Cancer Institute. Cigars: Health Effects and Trends external icon . Smoking and Tobacco Control Monograph No. 9. Bethesda (MD): U.S. Department of Health and Human Services, National Institutes of Health, National Cancer Institute, 1998. [accessed 2015 Aug 17].
  5. World Health Organization. Smokeless Tobacco and Some Tobacco-Specific N-Nitrosamines pdf icon [PDF &ndash3.18 MB] external icon . International Agency for Research on Cancer Monographs on the Evaluation of Carcinogenic Risks to Humans Vol. 89. Lyon, (France): World Health Organization, International Agency for Research on Cancer, 2007 [accessed 2015 Aug 17].
  6. Centros de Control y Prevención de Enfermedades. QuickStats: Number of Deaths from 10 Leading Causes&mdashNational Vital Statistics System, United States, 2010 . Morbidity and Mortality Weekly Report 2013: 62(08)155 [accessed 2015 Aug 17].
  7. Novotny TE, Giovino GA. Tobacco Use . In: Brownson RC, Remington PL, Davis JR, editors. Chronic Disease Epidemiology and Control. Washington: American Public Health Association, 1998:117&ndash48 [cited 2015 Aug 17].
  8. Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE. UU. Women and Smoking: A Report of the Surgeon General . Atlanta: U.S. Department of Health and Human Services, Centers for Disease Control and Prevention, Coordinating Center for Health Promotion, National Center for Chronic Disease Prevention and Health Promotion, Office on Smoking and Health, 2001 [accessed 2015 Aug 17].

Para mayor información

Centros de Control y Prevención de Enfermedades
Centro Nacional para la Prevención de Enfermedades Crónicas y Promoción de la Salud
Office on Smoking and Health
E-mail: [email protected]
Phone: 1-800-CDC-INFO

Media Inquiries: Contact CDC&rsquos Office on Smoking and Health press line at 770-488-5493.


Глобальная платформа для ваших кампаний

20 апреля 2020 года на официальном сайте ФГБУ НМИЦ онкологии им. Н. Н. Петрова Минздрава России была опубликована информация, что
Губернатор Санкт-Петербурга Беглов А. Д. хочет перепрофилировать НМИЦ онкологии им. Н. Н. Петрова в больницу для лечения пациентов с COVID-19

Центр Н. Н. Петрова один из последних открытых для приема и лечения пациентов всех видов и стадий онкологических заболеваний со всей России и стран СНГ. Ежемесячно в центре проходят лечение более 1200 человек, в том числе пожилые и дети.

Нас, пациентов, в мае 2020 года хотят выкинуть на улицу без продолжения лечения. В регионах соответсвующее высокотехнологичное лечение получить невозможно. А прерывание лечения по протоколам, утвержденным Минздравом РФ, угрожает жизни и здоровью.

В связи с этим мы просим вас поддержать петицию не перепрофилировать центр Н. Н. Петрова в больницу для лечения пациентов с коронавирусной инфекцией.

С госинспектора, защищавшего заповедник от браконьеров, сняли обвинения

Ветеран Зинаида Антоновна Корнеева получила награду от президента за вклад в благотворительность

Сбербанк адаптировал свой онлайн сервис для незрячих людей

Природный заказник "Воробьевы горы" спасен от коммерческой застройки


Ver el vídeo: Controversial Smoking Ban in NYC (Agosto 2022).