Podcasts de historia

Barbara Bush - Mini biografía

Barbara Bush - Mini biografía


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Barbara Bush, destacada defensora de la alfabetización familiar, es también la segunda mujer que ha sido Primera Dama en un país de EE. UU. Obtenga más información sobre su vida y su trabajo en esta mini biografía.


La biografía de Barbara Bush de Susan Page revisa una vida extraordinaria

ARCHIVO - La ex primera dama Barbara Bush hace campaña con su hijo, el candidato presidencial y ex gobernador de Florida Jeb Bush, en Derry, NH, el 4 de febrero de 2016. En los meses previos a su muerte en 2018, Bush, la esposa de uno El presidente republicano y la madre de otro, abandonaron el partido que ella y su familia habían construido durante toda su vida, horrorizados por la elección del presidente Donald Trump y profundamente perturbados por su administración. (Stephen Crowley / The New York Times)

ARCHIVO - En esta foto de archivo del 24 de agosto de 1992, el presidente George H.W. Bush y la primera dama Barbara Bush cruzan el jardín sur mientras regresan a la Casa Blanca. Cuatro meses después de la muerte del expresidente, George H.W. La oficina de Bush en Houston cerrará por última vez a las 5 p.m. Viernes 29 de marzo de 2019 (AP Photo / Scott Applewhite, archivo)

J. Scott Applewhite, STF / Associated Press Mostrar más Mostrar menos

ARCHIVO & # 8212 La ex primera dama Barbara Bush visita la Casa Blanca el 10 de mayo de 2006. En los meses previos a su muerte en 2018, Bush, la esposa de un presidente republicano y la madre de otro, abandonó el partido que ella y su familia tenían. pasaron toda su vida construyendo, horrorizados por la elección del presidente Donald Trump y profundamente perturbado por su administración. (Doug Mills / The New York Times)

ARCHIVO- Esta fotografía de archivo del 18 de abril de 2009 muestra a la exprimera dama Barbara Bush durante la tercera entrada de un juego de Grandes Ligas en Houston. A excepción de una próxima biografía, & # 8220The Matriarch, & # 8221 publicada el miércoles 27 de marzo de 2019, en USA Today, la ex primera dama habló sobre cómo sus problemas con la insuficiencia cardíaca congestiva y la enfermedad pulmonar crónica se agravaron por los ataques de Trump & # 8217s. sobre su hijo, Jeb, durante las primarias presidenciales republicanas. Bush tenía 92 años cuando murió en abril de 2018 (Foto AP / David J. Phillip, archivo).

David J. Phillip, STF / Associated Press Mostrar más Mostrar menos

Susan Page, jefa de oficina de USA Today DC y autora de "The Matriarch"

Doce, PROPIO - USAT posee todos los derechos / USAT Mostrar más Mostrar menos

& ldquoThe Matriarch: Barbara Bush and the Making of an American Dynasty, & rdquo Susan Page & rsquos nueva biografía de Bush, llega sin escasez de drama político y personal.

Pensamientos suicidas. Perder un hijo a los 3 años. Sus propias inseguridades infantiles. Angustia marital. Nancy Reagan & rsquos mezquindad. Una amargura profundamente arraigada hacia Donald Trump, quien torpedeó la candidatura presidencial de su hijo Jeb & rsquos en 2016. Sus 346 páginas pueden pasar tan rápido como los misterios de la caldera que Barbara Bush disfrutaba leyendo.

Pero sensacional nunca fue su estilo, ni tampoco su biógrafo y rsquos.

Barbara Bush, dice Page, & ldquowas solo 100 por ciento completamente quien era. & Rdquo

Cuando falleció a los 92 años en abril pasado, Barbara Bush pudo mantenerse firme con Eleanor Roosevelt, Lady Bird Johnson y Michelle Obama entre las Primeras Damas más queridas de Estados Unidos. En Houston, la ciudad natal adoptiva donde con mucho gusto hizo sus propias compras de comestibles y disfrutó salir a comer pizza y mdash y lució con orgullo sus perlas distintivas mientras llevaba la cuenta en Minute Maid Park & ​​mdash, ella y su esposo George H.W. Bush, que murió ocho meses después que ella, eran prácticamente los santos patronos de la ciudad y los rsquos.

Pero a mediados de la década de 1970, escribe Page, Barbara Bush estaba tan triste como es posible. Para agravar su síndrome del nido vacío, su esposo & mdash, quien, a ella le gustaba jactarse, fue el primer hombre al que besó, y con quien previamente había compartido todo, tenía un nuevo trabajo secreto como jefe de la CIA. Peor aún, los rumores de que había estado saliendo con una ayudante persistirían durante muchos años.

Doce / Grupo de libros Hatchette

Librería Blue Willow, 14532 Memorial Dr.

Mientras conducía durante esos años, Bush deprimido a veces tuvo que obligarse a salirse de la carretera, de lo contrario, la tentación de chocar contra un árbol o el tráfico que se aproximaba podría haber resultado demasiado fuerte. Décadas más tarde, relacionó el brote cardíaco que la hospitalizó en medio de la campaña presidencial de 2016 con las incesantes insultos de Donald Trump y rsquos contra Jeb.

Si Jeb hubiera ganado, habría convertido a Barbara Bush en la única mujer en la historia en tener dos futuros presidentes. Tal hazaña la habría puesto encima de Abigail Adams, esposa de John y madre de John Quincy. Sin embargo, decirlo habría sido un signo seguro de "grandes inyecciones", un término posiblemente inventado que George W. usó para describir a su madre.

"Si le hacías preguntas que parecían un poco grandiosas, creo que ella solía hacer una broma sobre ellas", dice Page, ahora jefe de la oficina de USA Today en Washington. Es como decidir ir por Houston en su propio coche sin un agente del Servicio Secreto. No se consideraba un pez gordo, y esa era realmente una de las características más atractivas que tenía. & Rdquo

Ya no es republicano

Para conocer la esencia de Barbara Bush, no busque más, el título alternativo Page dice que sugirió su famoso tema autocrítico: & ldquoThe Fat Lady Sings Again. & Rdquo

Apareciendo en el programa & ldquoToday & rdquo en 2013, Bush anunció que pensaba que el país tenía & ldquohad suficientes arbustos & rdquo & mdash para sorpresa de Jeb, entonces en la etapa exploratoria de su campaña acortada por Trump. Durante sus entrevistas, Bush admitió ante Page que no había pensado mucho en las posibles repercusiones de su declaración improvisada.

"Le dije:" ¿Tenías la intención de decir eso para enviar un mensaje a Jeb? ", dice Page. & ldquoElla dijo, & lsquoNo. Me hicieron la pregunta y respondí lo que pensaba. Y rsquo, de hecho, creo que eso es exactamente lo que hizo. Creo que eso es lo que hizo con esa entrevista, y eso es lo que creo que hizo con las entrevistas que hizo conmigo.

Quizás una revelación aún más reveladora en el libro es que, en el momento de su muerte, Barbara Bush ya no se consideraba republicana.

"¿No es increíble?", dice Page, quien firmará copias de "La matriarca" el lunes en la librería Blue Willow en Memorial Drive. "Quiero decir, ella era una matriarca de presidentes y todo eso, pero fue [también] el rostro del Partido Republicano durante años".

Además de permitirle a Page estudiar y citar sus diarios, Bush asistió a una serie de entrevistas en su casa de Houston a partir de noviembre de 2017. Al principio, la ex Primera Dama admitió permanecer en el redil republicano, señala Page. Pero en su última conversación dos meses antes de la muerte de Bush, su respuesta había cambiado.

"Creo que fue con cierta desgana y lamento que ella dijera que no, que ya no lo hizo", dice Page. "Eso no significa que ella pensara que era demócrata", definitivamente no pensaba que era demócrata. Pero creo que sintió que ya no tenía una fiesta. & Rdquo

(The Chronicle se acercó al campamento de Bush para comentar sobre el libro de Page & rsquos, pero fue en vano. & LdquoThe Matriarch & rdquo llega en un momento cósmico, solo días después de que la oficina en Memorial Drive que servía como la base de operaciones del ex presidente y rsquos cerró después del 26 años.)

Muerte de una hija

La sinceridad de Bush & rsquos podría ser tan estimulante como un trago de su bourbon preferido (su esposo prefería el vodka), pero fue destilado de la tragedia. Nacida unos años antes de la Gran Depresión en el exclusivo suburbio de Rye en Nueva York, se llevaba bien con su padre y sus dos hermanos. Pero su aspirante a madre de la alta sociedad no tuvo reparos en favorecer a su hermana mayor Martha, dejando a Barbara y probablemente la niña menos cercana a mi madre, le dijo a Page.

Pero además de su matrimonio con George, con quien Barbara se enamoró a primera vista en un baile de Navidad en 1942, poco antes de que el hijo de 18 años de un futuro senador de Connecticut fuera enviado al Pacífico como aviador naval en la Segunda Guerra Mundial. & mdash Page dice que cree que el evento que definió la vida de Barbara Bush & rsquos fue la muerte de su hija Robin de tres años.

Robin, la pareja y el segundo hijo de la pareja, llegaron en 1949, meses antes de que la familia se mudara de California a Midland, la ciudad petrolera donde George esperaba establecerse en el negocio del petróleo. Page cree que la primera vida en el oeste de Texas fue buena para los Bush & mdash, especialmente para Barbara, a quien describe como la "madre original del fútbol de Midland".

& ldquoCuando se mudaron a Texas fue una declaración de independencia para George H.W. Bush, pero también fue una declaración de independencia para Barbara Bush ”, dice Page. & ldquoIt & rsquos donde ella realmente, creo, se convirtió en una figura fuerte e independiente. & rdquo

Pero cuando a Robin le diagnosticaron leucemia a principios de 1953, incluso algunos de los amigos más cercanos de los Bush dejaron de socializar con ellos, aterrorizados de que la forma de cáncer, entonces poco conocida, pudiera ser contagiosa. La experiencia fue brutal. Page dice que planeaba abrir su libro con la elección de George Bush & rsquos a la presidencia, pero rápidamente se dio cuenta de que el episodio más crucial en la vida de Barbara & rsquos había ocurrido décadas antes.

& ldquoLas elecciones de 1988 fueron un gran momento decisivo para George Bush, pero los El momento decisivo para Barbara Bush fue la enfermedad y muerte de Robin ”, explica Page. & ldquoCreo que cambió las cosas para ella. Creo que la hizo pensar profundamente en la vida y la muerte, y en lo que importaba. Creo que la hizo menos paciente con el parloteo.

La muerte de Robin & rsquos atrajo al hijo mayor de Bush, George W., especialmente cerca de su madre, ciertas similitudes entre los dos, como un agudo sentido del humor, eran inconfundibles. También ayudó a establecer un patrón entre ella y George que se mantendría durante el resto de su matrimonio de 72 años: mientras uno de ellos estaba en peligro de romperse, el otro haría lo que fuera necesario para evitar que se desmoronaran.

Ese vínculo era lo suficientemente fuerte como para resistir cualquier cosa que la vida de casados ​​lanzara a la manera de Bush, no menos los rumores persistentes, y mdash resueltamente negados por todas las partes involucradas, de que Bush tuvo un romance de larga duración con una de sus ayudantes más cercanas, una mujer llamada Jennifer Fitzgerald.

"No creo que haya habido un momento en el que haya existido la posibilidad de que se separen", dice Page.

La muerte de Robin & rsquos también ayudó a moldear la posición de Barbara Bush & rsquos sobre dos temas sociales clave de la presidencia de su esposo & rsquos: el SIDA y el aborto. En este último caso, se mostró discretamente a favor del aborto, el resultado de un proceso cuidadosamente pensado (detallado en su diario) que la llevó a creer que la vida comenzaba con el primer aliento de un bebé.

En cuanto al sida, la franqueza de Barbara Bush sobre la enfermedad, tan nublada por la sospecha y el miedo a principios de los 90 como la leucemia a principios de los 50, ayudó a alterar la opinión pública. Un punto de inflexión se produjo en un refugio del área de Washington al principio de la administración de su esposo y rsquos, donde se propuso abrazar a los pacientes con SIDA y mdash tanto a un bebé como a un hombre adulto y mdash frente a las cámaras.

"Lo hizo con pleno conocimiento y deliberación sobre el mensaje que enviaría", dice Page. & ldquoNo dio un discurso, no regañó a nadie, pero se aseguró de que se tomara una foto que enviara este mensaje realmente poderoso. & rdquo

Nancy y Raisa

Bush & rsquos scarlet coat on & ldquoThe Matriarch & rdquo cover es una divertida devolución a su tensa relación con Nancy Reagan, quien durante ocho años hizo saber que el rojo era ella color. (No hay amor perdido allí). Sin embargo, pocas personas hasta ahora se dan cuenta de cuánto hizo el terreno común que Bárbara encontró voluntariamente con la esposa del premier soviético Mikhail Gorbechev, Raisa, un académico espinoso aficionado a alardear sobre la supuesta superioridad de la Unión Soviética y rsquos, para acelerar el fin de la guerra. La guerra fria.

Y después de toda una vida defendiendo su decisión de permanecer en un papel tradicional de ama de casa mientras el movimiento de mujeres y rsquos de los años 60 y 70 se desarrollaba a su alrededor, Bush y rsquos 1990 pronunciaron un discurso de graduación en Wellesley College, al que el alumnado recibió con una petición en protesta por su apariencia y mdash le respondió. críticos para bien. Su discurso sobre poner a la familia y los amigos por encima de todo se cita en discursos similares hasta el día de hoy.

Cuando regresó a la Casa Blanca, el personal levantó una pancarta que decía "Un trabajo bien hecho". Un miembro del personal entrevistado por Page le dijo que cuando la Sra. Bush lo vio, "se conmovió enormemente".

Después de que su esposo fuera derrotado por Bill Clinton en 1992, Barbara Bush se adaptó a la vida fuera de la Casa Blanca en poco tiempo y se sorprendió gratamente al saber lo lucrativo que podía ser un acuerdo editorial para sus memorias. El sin rodeos titulado & ldquoBarbara Bush: A Memoir & rdquo fue un éxito de ventas inmediato en su publicación de 1995.

Obtuvo una licencia de conducir y rsquos y disfrutó conduciendo por la ciudad.

"Usted sabría esto mejor que yo, pero la gente en Houston siempre se sorprendió y se alegró cuando la veía haciendo algo", dice Page. "Creo que le encantó volver a eso".

Es cierto. Un avistamiento de Barbara Bush nunca dejó de provocar una oleada de felicidad en la multitud, dondequiera que sucediera. Su agenda se llenó con almuerzos de los lunes con amigos de toda la vida en los juegos de Bayou Club, Astros y Texans, el Houston Livestock Show & amp Rodeo, y apariciones en nombre de su Barbara Bush Literacy Foundation. A veces, invitados como su hijo George W. o J.J. Watt se uniría a ella.

Las escuelas primarias y las bibliotecas ahora llevan su nombre. El favorito de Bush & rsquos, señala Page, era el Barbara Bush Literacy Plaza en progreso en la biblioteca pública de Houston y la sede del centro de rsquos: & ldquoShe estaba realmente emocionada por eso. & Rdquo

"Es posible que la gente vea a una Primera Dama y no piense que es alguien como ellos, o alguien con quien puedan hablar", razona Page. & ldquoPero creo que cuando salió de campaña, o hizo eventos de alfabetización, la gente simplemente sintió que ella era como ellos y mdash que era accesible y que era alguien que sabía algo sobre su propia vida. & rdquo

Pero por mucho que ella misma lo haya minimizado, cuando murió, la mayor parte del mundo occidental era plenamente consciente de la extraordinaria vida que había llevado Barbara Bush. En Houston, su impacto fue amplificado por al menos una potencia de diez.

"No creo que la gente entienda lo influyente que fue y la diferencia que marcó", dice Page. "Creo que su contribución a la política, la diplomacia y la estrategia de campaña no fue reconocida en ese momento, y creo que eso es cierto para muchas mujeres de esa generación". Esa era una de las cosas que más quería transmitir en esta biografía. & Rdquo

Gracias a "La Matriarca", ahora forma parte del registro histórico.


Ahora en streaming

Sr. Tornado

Sr. Tornado es la notable historia del hombre cuyo trabajo pionero en investigación y ciencia aplicada salvó miles de vidas y ayudó a los estadounidenses a prepararse y responder a los peligrosos fenómenos meteorológicos.

La Cruzada contra la Polio

La historia de la cruzada contra la poliomielitis rinde homenaje a una época en la que los estadounidenses se unieron para conquistar una terrible enfermedad. El avance médico salvó innumerables vidas y tuvo un impacto generalizado en la filantropía estadounidense que se sigue sintiendo en la actualidad.

Oz americano

Explore la vida y la época de L. Frank Baum, creador de la amada El maravilloso mago de Oz.


Primera mujer

Incluso después de convertirse en Primera Dama, Bárbara no abandonó su iniciativa de combatir el analfabetismo. Para ella, era el tema más importante que tenía Estados Unidos. Con el tiempo, ayudó a establecer la Fundación Barbara Bush para la alfabetización familiar. También sirvió en la Asociación Histórica de la Casa Blanca, donde ayudó a realizar varios desarrollos notables, como recaudar $ 25 millones para la restauración de la Casa Blanca. Se convirtió en la primera Primera Dama de los EE. UU. En recibir el Fondo Pin Money de Henry G. Freeman Jr.


El gran escalofrío entre Barbara Bush y Nancy Reagan

por Christina Ianzito, AARP, 2 de abril de 2019 | Comentarios: 0

La veterana reportera de la Casa Blanca, Susan Page, se sintió intrigada por Barbara Bush mientras cubría las presidencias de Ronald Reagan y George H.W. Arbusto.

"Lo que me sorprendió fue que los votantes pensaban que la conocían, pero en realidad no la entendían", dice Page. “Decían: 'Oh, la amo, es una abuela. Ojalá fuera mi abuela ". Y ella era una abuela, pero esa era una imagen tan incompleta de quién era ella. Era mucho más complicada de lo que la gente pensaba. y rutinariamente subestimado ".

La nueva biografía de Page de la ex primera dama, La matriarca: Barbara Bush y la creación de una dinastía estadounidense, describe muchos aspectos de su vida, incluido su amor por su esposo, George H.W. Bush y su evolución hasta convertirse en una formidable estratega política. Pero la autora, que entrevistó a la matriarca de la familia Bush antes de su muerte el año pasado y tuvo acceso a sus diarios, quedó particularmente impresionada por la fricción entre Barbara y su predecesora en la Casa Blanca, la primera dama Nancy Reagan. El escalofrío fue particularmente alto en los ocho años que Bush se desempeñó como vicepresidente de Ronald Reagan.

Page dice: “Creo que todos sabíamos que Barbara Bush y Nancy Reagan no eran amigas, pero yo no tenía idea de lo que estaba pasando detrás de escena: la extraordinaria tensión que, desde el punto de vista de Barbara, provenía principalmente de Nancy. Ahora, Nancy Reagan, si estuviera aquí, tal vez lo disputaría, tal vez diría que no es su culpa. Pero lo encontré extraordinario ".

El siguiente es un extracto de La matriarca: Barbara Bush y la creación de una dinastía estadounidensey por Susan Page:

Barbara y Nancy: La escarcha que nunca se descongeló

Eran tan parecidos y tan diferentes.

El presidente Ronald Reagan y su esposa Nancy con el presidente George H.W. Bush y su esposa, Barbara, el 20 de enero de 1989.

De hecho, las dos mujeres eran parientes lejanos, aunque no hay señales de que alguna de ellas se diera cuenta. Sus antepasados ​​comunes fueron Edward y Margaret Marvin, una pareja del siglo XVI de Essex, Inglaterra. El hijo de los Marvin, Matthew, el antepasado directo de Nancy a través de su padre biológico, emigró a Estados Unidos en 1635 o 1636. Su hermano Reinhold, el antepasado directo de Barbara a través de su padre, lo siguió aproximadamente un año después. Eso convirtió a las dos mujeres en primas décimas.

Incluso sin esa oscura conexión, Nancy Davis y Barbara Pierce podrían haber sido hermanas. Ambos nacieron en hospitales de Manhattan, y casi exactamente con cuatro años de diferencia, en 1921 y 1925 (cuando era adulta, Nancy se afeitaba rutinariamente dos años de su edad, lo que hacía que los dos parecieran aún más cercanos). chicas. Ambos no eran mejores que estudiantes de nivel medio en escuelas secundarias privadas para niñas: Nancy en la Escuela Latina para Niñas de Chicago, Barbara en Ashley Hall en Carolina del Sur. Ambos asistieron a Smith College, una de las escuelas de élite de Seven Sisters en Nueva Inglaterra, aunque sus caminos nunca se cruzaron en el campus. Nancy se graduó de Smith en la primavera de 1943 Barbara llegó a la escuela de Massachusetts ese otoño.

Ambos hombres casados ​​a quienes adoraban: Barbara a los diecinueve años, abandonó la universidad cuando lo hizo con Nancy a los treinta, después de seguir una carrera como actriz en Hollywood. Y ambos sirvieron como firmes defensores y verdaderos creyentes de sus maridos. Durante los largos viajes políticos que llevaron a Reagan y Bush a la Casa Blanca, Nancy y Barbara emergieron cada una como una caja de resonancia confiable, una asesora influyente y, a veces, una ejecutora temida.

Y ambos estaban del mismo lado de la división generacional y las limitaciones de sus expectativas para las mujeres: que una esposa política nunca debería parecer demasiado poderosa, demasiado agresiva. Esa definición tradicional no encajaba realmente con ninguno de los dos, aunque ambos evitaron desafiarla abiertamente.

De alguna manera, también, cada uno logró sentirse superior y también amenazado por el otro.

Las inseguridades personales de Nancy Reagan eran legendarias y comprensibles después de una infancia que hizo poco por fomentar una sensación de estabilidad. Sus padres se habían separado cuando ella tenía dos años. Se divorciaron unos años después, en un momento en que el divorcio era raro, porque su padre quería volver a casarse. Su colorida y ambiciosa madre, Edith Luckett, estacionó al niño con una tía y un tío en el suburbio de Bethesda, Maryland, en Washington, mientras ella intentaba ingresar al mundo del teatro. Cuando Nancy tenía siete años, su nombre legal entonces era Anne Frances Robbins, su madre se casó con un rico neurocirujano de Chicago, Loyal Davis. Cuando su hijastra estaba en la escuela secundaria, el austero Dr. Davis accedió a adoptarla, y legalmente se cambió el nombre a Nancy Davis.

Si bien la infancia de Barbara Pierce tuvo sus propios desafíos, tuvo claras ventajas que Nancy Davis no tuvo. Barbara se crió en una familia estable, anclada en un suburbio acomodado de la ciudad de Nueva York, rodeada de hermanos y particularmente cercana a su padre. Nunca hubo ninguna duda sobre cuál sería su nombre. Ella era parte de una aristocracia de Nueva Inglaterra que databa de su ascendencia directa al Mayflower y no tenía dudas sobre su rango en la sociedad y en el mundo, incluso cuando las cuentas bancarias estaban al límite. Estaba cómoda en su piel y segura de su lugar.

Nancy despreciaba a Barbara por su figura robusta, su ropa de matrona y sus modales bruscos. Para sorpresa de Nancy, Barbara no se molestó en teñirse el pelo blanco, usar mucho maquillaje más allá de una barra de labios o preocuparse por las arrugas que se alineaban en su rostro. Pero Nancy también tenía envidia de la confianza en sí misma de Barbara, su posición social y su familia unida, atributos que afectaron a Nancy en algunas de sus mayores vulnerabilidades. "Creo que simplemente era insegura", me dijo Barbara Bush.


Contenido

Barbara Pierce nació el 8 de junio de 1925 en el Booth Memorial Hospital (que en ese momento estaba ubicado en 314 East 15th Street en Manhattan) en Flushing, Queens, Nueva York, [4] hijo de Pauline Pierce (de soltera Robinson) y Marvin. Atravesar. Creció en la ciudad suburbana de Rye, Nueva York. [5] Su padre más tarde se convirtió en presidente de McCall Corporation, el editor de las populares revistas femeninas. Libro Rojo y McCall's. Tenía dos hermanos mayores, Martha (1920-1999) y James (1922-1993), y un hermano menor, Scott (n. 1930). Su antepasado Thomas Pierce Jr., uno de los primeros colonos de Nueva Inglaterra, también fue antepasado de Franklin Pierce, el decimocuarto presidente de los Estados Unidos. Era prima cuarta, cuatro veces destituida, de Franklin Pierce y Henry Wadsworth Longfellow. [6]

Pierce y sus tres hermanos se criaron en una casa en la calle Onondaga en Rye. Asistió a la Escuela Pública de Milton de 1931 a 1937, a la Escuela Diurna de Rye Country hasta 1940 [7] y más tarde al internado Ashley Hall en Charleston, Carolina del Sur, de 1940 a 1943. [5] En su juventud, Pierce era atlética y disfrutaba de la natación. , tenis y andar en bicicleta. [5] Su interés por la lectura comenzó temprano en la vida. Recuerda reunirse y leer con su familia durante las noches. [5]

Cuando Pierce tenía 16 años y estaba de vacaciones de Navidad, conoció a George H. W. Bush (1924-2018) en un baile en el Round Hill Country Club en Greenwich, Connecticut [8] él era estudiante en la Academia Phillips en Andover, Massachusetts. [9] Después de 18 meses, los dos se comprometieron para casarse, justo antes de que él partiera a la Segunda Guerra Mundial como piloto de un bombardero torpedo de la Armada. Él nombró a tres de sus aviones en honor a ella: Bárbara, Barbara II, y Barbara III. Cuando regresó de licencia, ella había interrumpido sus estudios en Smith College en Northampton, Massachusetts [5] dos semanas más tarde, el 6 de enero de 1945, se casaron en la Primera Iglesia Presbiteriana en Rye, Nueva York, [5] con el recepción que se lleva a cabo en The Apawamis Club. [10] Estuvieron casados ​​73 años hasta su muerte el 17 de abril de 2018, la pareja presidencial casada más larga en la historia de Estados Unidos hasta que Jimmy y Rosalynn Carter batieron su récord el 17 de octubre de 2019.

Durante los primeros ocho meses de su matrimonio, los Bush se trasladaron por el este de los Estados Unidos, a lugares como Michigan, Maryland y Virginia, donde el entrenamiento del escuadrón de la Armada de George Bush requería su presencia. [5]

Durante los siguientes 13 años, George y Barbara Bush tuvieron seis hijos que, entre ellos, le dieron a la pareja un total de 17 nietos y nueve bisnietos:

    (n. 1946), que se casó con Laura Welch el 5 de noviembre de 1977. Tienen dos hijas gemelas y tres nietos. (1949-1953), que murió de leucemia a los 3 años (n. 1953), que se casó con Columba Garnica Gallo el 23 de febrero de 1974. Tienen tres hijos y cuatro nietos. (n. 1955), que se casó con Sharon Smith en 1980 y se divorciaron en abril de 2003. Tienen tres hijos y dos nietos. Neil se casó con Maria Andrews en 2004. (n. 1956), quien se casó con Margaret Molster en 1981. Tienen dos hijos. (n. 1959), que se casó con William LeBlond en 1982, se divorciaron en 1990 y tienen dos hijos. Dorothy se casó con Robert P. Koch en junio de 1992 y tienen dos hijos.

Después de que terminó la guerra, George y Barbara tuvieron su primer hijo mientras George estudiaba en la Universidad de Yale. Es famoso que las primeras palabras de la niña fueron "¿Cómo está Barbara?" - una frase que había escuchado eco de su padre todos los días a su regreso del trabajo. La joven familia pronto se mudó a Odessa, Texas, donde George ingresó al negocio del petróleo. En septiembre de 1949, los padres de Barbara sufrieron un accidente automovilístico en Nueva York y su madre murió. La Sra. Bush estaba embarazada en ese momento de su segundo hijo y se le recomendó que no viajara para asistir al funeral. Cuando nació la bebé, la llamaron Pauline Robinson Bush en honor a la madre de Barbara. [11] Los Bush se mudaron al área de Los Ángeles por un tiempo, y luego a Midland, Texas, en 1950. Los Bush se mudarían unas 29 veces durante su matrimonio. [5] Con el tiempo, Bush creó un negocio en la industria petrolera y se unió a sus colegas para poner en marcha la exitosa Zapata Corporation. Bárbara crió a sus hijos mientras su esposo solía estar fuera por negocios. En 1953, la hija de los Bush, Robin, murió de leucemia. [5]

Cuando nació su hija Dorothy en agosto de 1959, los Bush se mudaron de Midland a Houston. En 1963, George Bush fue elegido presidente del Partido Republicano del Condado de Harris, en la primera de las que se convertirían en muchas elecciones. En 1964, se postuló por primera vez para un cargo político prominente: EE. UU. senador de Texas. Aunque perdió las elecciones, la exposición que recibió la familia Bush puso a George y Barbara en la escena nacional. [5]

En 1966, George Bush fue elegido como representante de Estados Unidos en el Congreso de Texas. Barbara crió a sus hijos mientras su esposo hacía campaña y ocasionalmente se unía a él en el camino. Durante los años siguientes, George Bush fue elegido o designado para varios puestos diferentes en el Congreso de los Estados Unidos o el poder ejecutivo, o puestos relacionados con el gobierno, y Barbara Bush lo acompañó en cada caso.

Como esposa de un congresista, Barbara se sumergió en proyectos que despertaron su interés, los proyectos incluyeron varias organizaciones benéficas y grupos de mujeres republicanas en Washington, DC [5] Aunque su esposo perdió una segunda candidatura al Senado en 1970, el presidente Richard Nixon lo nombró el embajador de Estados Unidos ante las Naciones Unidas, lo que le permitió a Barbara comenzar a entablar relaciones en la ciudad de Nueva York con destacados diplomáticos. [5] Cuando el escándalo de Watergate se intensificó en 1973, Nixon le pidió a Bush que se convirtiera en presidente del Comité Nacional Republicano. Barbara le aconsejó a su esposo que rechazara la oferta debido al duro clima político, [5] pero él aceptó de todos modos.

El sucesor de Nixon, Gerald Ford, nombró a Bush jefe de la Oficina de Enlace de Estados Unidos en la República Popular China en 1974, y los Bush se trasladaron. Disfrutó del tiempo que pasó en China y, a menudo, montaba en bicicleta con su esposo para explorar ciudades y regiones que pocos estadounidenses habían visitado. [5] Tres años después, Bush fue llamado a Estados Unidos para desempeñarse como Director de Inteligencia Central durante un momento crucial de inseguridad jurídica para la agencia. No se le permitió compartir aspectos clasificados de su trabajo con Barbara, la consiguiente sensación de aislamiento, junto con su percepción de que ella no estaba logrando sus metas mientras que otras mujeres de su tiempo sí lo hacían, la sumió en una depresión. [5] [12] No buscó ayuda profesional. En cambio, comenzó a dar discursos y presentaciones sobre el tiempo que pasó en la China cerrada y se ofreció como voluntaria en un hospicio. [5]

Barbara Bush defendió la experiencia y las cualidades personales de su esposo cuando anunció su candidatura a la presidencia de los Estados Unidos en 1980. Causó revuelo cuando dijo que apoyaba la ratificación de la Enmienda de Igualdad de Derechos y estaba a favor del aborto, [5] colocándola en desacuerdo con el ala conservadora del partido republicano, dirigido por el gobernador de California, Ronald Reagan. Reagan ganó la nominación presidencial sobre su esposo, quien luego aceptó la invitación de Reagan para ser su compañero de fórmula, el equipo fue elegido en 1980.

Segunda dama de los Estados Unidos Editar

Los ocho años de Barbara Bush como segunda dama la convirtieron en un nombre familiar. Después de que le diagnosticaran dislexia a su hijo Neil, se interesó por los problemas de alfabetización y comenzó a trabajar con varias organizaciones de alfabetización diferentes. Pasó mucho tiempo investigando y aprendiendo sobre los factores que contribuían al analfabetismo (creía que la falta de vivienda también estaba relacionada [13]) y los esfuerzos que se estaban realizando para combatir ambos. [5] Viajó por el país y el mundo, ya sea con el vicepresidente en viajes oficiales o sola. En 1984, escribió un libro para niños, C. La historia de Fred, que relata las aventuras de una familia contadas por su cocker spaniel, C. Fred. Ella donó todas las ganancias del libro a organizaciones benéficas de alfabetización. [13]

A mediados de la década de 1980, Bush se sentía cómoda hablando frente a grupos y ella hablaba habitualmente para promover temas en los que creía. Se hizo famosa por expresar su sentido del humor y su ingenio autocrítico. [5] Durante la campaña presidencial de 1984, Barbara fue noticia cuando dijo a la prensa que no podía decir en televisión lo que pensaba de la candidata a vicepresidente Geraldine Ferraro, pero "rima con rico". [14] Después de recibir críticas por el comentario, Bush dijo que no tenía la intención de insultar a Ferraro. [15]

En 1988, el vicepresidente Bush anunció su candidatura a la presidencia para suceder al presidente Reagan por mandato limitado. En ese momento, Barbara había experimentado dos campañas presidenciales, pero abrió nuevos caminos al convertirse en la esposa del tercer candidato para hablar en la convención nacional del partido que nominó a su esposo (después de Eleanor Roosevelt en 1940 y Pat Nixon en 1972). [5] Prometió a los votantes que sería una primera dama tradicional e hizo campaña activamente a favor de su marido. [13] La campaña a veces se centró en la gran familia Bush, y la contrastó con la actual primera dama, Nancy Reagan, destacando su interés en productos básicos domésticos como la iglesia, la jardinería y el tiempo que pasa con la familia, poniendo menos énfasis en el estilo. sentido y moda, llamó la atención sobre su famoso cabello blanco y su desinterés por usar ropa de diseñador. [5] Por lo general, evitó la discusión de temas políticos durante la campaña, particularmente aquellos en los que ella y su esposo diferían, y quienes estuvieron estrechamente involucrados en la campaña informaron que ella participó activamente en la estrategia de la campaña. [5] Bush fue elegido en noviembre de 1988 y juró el 20 de enero de 1989.

Primera Dama de los Estados Unidos Editar

Activismo Editar

Family literacy was Barbara Bush's cause as first lady, and she called it "the most important issue we have". [16] She became involved with many literacy organizations, served on literacy committees and chaired many reading organizations. Eventually, she helped develop the Barbara Bush Foundation for Family Literacy. [17] She continued to be dedicated to eliminating the generational cycle of illiteracy in America by supporting programs where parents and their young children are able to learn together. During the early 1980s, after statistics had shown that foreign-born immigrants from Latin America had nearly quintupled just since 1960, statistics showed that 35 million adults could not read above the eighth-grade level and that 23 million were not able to read beyond a fourth-grade level. Mrs. Bush appeared on The Oprah Winfrey Show to discuss the situation and spoke regularly on Mrs. Bush's Story Time, a national radio program that stressed the importance of reading aloud to children. [5] Her children Jeb Bush and Dorothy Bush Koch serve as co-chairs of the Barbara Bush Foundation for Family Literacy. During her lifetime Mrs. Bush remained active in the foundation and served as honorary chair. [18]

Mrs. Bush also spoke about her support for abortion access, LGBT rights, civil rights, and AIDS awareness. [19] [20] [21]

Upon her death, then-President Donald Trump made a statement declaring, "Amongst [Mrs. Bush's] greatest achievements was recognizing the importance of literacy as a fundamental family value that requires nurturing and protection." [22]

She was active in the White House Historical Association and worked to revitalize the White House Preservation Fund, which she renamed the White House Endowment Trust. The trust raises funds for the ongoing refurbishment and restoration of the White House. She met her goal of raising $25 million towards the endowment. The White House residence staff generally found Barbara Bush to be the friendliest and most easygoing of the First Ladies with whom they had dealt. [23]

Barbara Bush became the first U.S. first lady to become a recipient of the Henry G. Freeman Jr. Pin Money Fund, receiving $36,000, most of which she gave to favorite charities.

Personal life and interests Edit

Bush was known for her affection for her pet English Springer Spaniel Millie and wrote a children's book about Millie's new litter of puppies. She even included Millie in her official White House portrait, painted by Candace Whittemore Lovely. [24]

She was struck every day by "how much things had changed" for her and her husband since they became president and first lady. In place of a limousine, Bush tried to use a smaller car and travel by train and commercial aircraft for out-of-town trips. The heads of Bush's Secret Service detail were partially opposed to her wishes the agents agreed to the small car but did not approve of the commercial air and train travel. At that time, the number of threats to the first lady was higher than that of the vice president. Bush still wanted to use public transportation despite the opposition of the Secret Service. She was put-off by the fact that her flights would be delayed while agents checked out the planes and luggage. The plane on which Bush traveled was nicknamed "Bright Star", in honor of the leukemia foundation her husband and Hugh Liedtke founded after her daughter Robin died. [25]

She gave the Wellesley College commencement address in 1990 her speech was listed as #45 in American Rhetoric's Top 100 Speeches of the 20th Century (listed by rank). [26]

During her husband's 1992 presidential campaign, Barbara Bush stated that abortion and homosexuality are personal matters and argued that the Republican Party should not take a stand on them, saying that "The personal things should be left out of, in my opinion, platforms and conventions." Her personal views on abortion were not known, although her friends reported at that time that she "privately supported abortion rights". [27] She explained, "I hate abortions, but I just could not make that choice for someone else." [28]

In March 1989, she disclosed that she was suffering from Graves' disease, which is an overactive thyroid ailment the condition coincidentally affected her husband. [29] It is rare for two biologically unrelated people in the same household to develop Graves disease within two years of each other. [30] In June of that year, President Bush said of his wife that ". she is doing just fine. And I think her doctors would say the same thing. She's got this Grave's disease under control." [31]

In 2002 she became an alumna initiate of the Texas Eta chapter of Pi Beta Phi at Texas A&M University. Bush chose this university due to it being the location of her husband's Presidential Library. [32]

In March 2019, in her last autobiography, it was revealed that at the time of her death, she no longer considered herself part of the Republican Party. [33] [34] [35] [36]

Post–White House years Edit

Bush's husband ultimately went on to lose his bid for re-election to Bill Clinton. After leaving the White House, the couple resided at the River Oaks community in Houston, Texas, and at the Bush compound in Kennebunkport, Maine. Bush described January 20, 1993, the day of Bill Clinton's inauguration, a "tough day" for her and her husband. After returning to Houston, the two were visited by their son, George W. Bush, and at that point, Bush realized that she had not cooked in 12 years. She had difficulty driving a car on her own, and she did not drive far from home for a long time her husband warned people to get out of the way if they saw her car. [37] A month after her husband left office in February 1993, Bush was surprised when her husband booked them on the "Love Boat" ship Regal Princess. [38] In April 1993, Bush and her husband had breakfast with the former British Prime Minister Margaret Thatcher, who was on an American speaking tour. Thatcher mentioned the most recent celebration of former President Ronald Reagan's birthday at the Ronald Reagan Presidential Library and Museum, where he orated the same card twice. Bush read about the incident after Reagan was diagnosed with Alzheimer's disease, which she called a "tragedy for both" the Reagans. [39]

Bush attempted to persuade her son George W. Bush not to run for Governor of Texas in the 1994 gubernatorial election. She was convinced that he could not defeat Ann Richards, but he went on to win the election. [40] Several days after he was sworn in as Governor of Texas, she went to a Distinguished Speakers Event at the LBJ Library for Lady Bird Johnson. There, she was introduced by her son, the new Governor of Texas, and the following day, received a letter from him dated January 18, 1995, in which he asserted that he would not be governor had it not been for her and George H. W. Bush. Mrs. Bush described the letter as having "moved" both her and her husband. [41] [42] On September 3, 1995, the Bushes went to Vietnam. This was "unbelievable" to Barbara because she "never expected to set foot in what had been North Vietnam. The Bushes first went to Hanoi and then to Ho Chi Minh City. They met with President Lê Đức Anh and party secretary Đỗ Mười. [43] On September 28, 1995, the Bushes drove to Portland, Maine, for the announcement of the Barbara Bush Children's Hospital. Bush said her life was being stretched, adding, "Long after I am gone this hospital will be there with my name." The Bushes visited the children there, and Mrs. Bush started to recall her daughter Robin after seeing them. The Bushes returned home early that month. [44]

Bush campaigned for her son George W. Bush after he announced his presidential campaign in June 1999. Throughout the country, she met with women who supported his campaign, but she remained doubtful of his chances of winning. The resentment toward the campaign continued with her rejection of any criticism of her son that was said in her presence. She refused to watch any of the debates, in contrast to her husband, who was willing to listen and watch every debate. This created friction between the couple. [45]

Several schools have been named for her: three primary schools and two middle schools in Texas and an elementary school in Mesa, Arizona. Also named for her is the Barbara Bush Library in Harris County, Texas, [46] and the Barbara Bush Children's Hospital at Maine Medical Center in Portland, Maine. She served on the Boards of AmeriCares and the Mayo Clinic, and headed the Barbara Bush Foundation for Family Literacy.

On March 18, 2003—two days before the beginning of the 2003 invasion of Iraq—her son George W. Bush was President when ABC's Buenos dias America asked her about her family's television viewing habits. She replied:

I watch none. He [former President George H. W. Bush] sits and listens and I read books, because I know perfectly well that, don't take offense, that 90 percent of what I hear on television is supposition, when we're talking about the news. And he's not, not as understanding of my pettiness about that. But why should we hear about body bags and deaths, and how many, what day it's gonna happen, and how many this or that or what do you suppose? Or, I mean, it's not relevant. So, why should I waste my beautiful mind on something like that, and watch him suffer. [47]

Bush was visiting a Houston relief center for people displaced by Hurricane Katrina when she told the radio program Marketplace,

Almost everyone I've talked to says, "We're gonna move to Houston." What I'm hearing, which is sort of scary, is they all want to stay in Texas. Everybody is so overwhelmed by the hospitality, and so many of the people in the arenas here, you know, were underprivileged anyway, so this (as she chuckles slightly) is working very well for them. [48] ​​[49]

The remarks generated controversy. [50] In 2006, it was revealed that Barbara Bush donated an undisclosed amount of money to the Bush–Clinton Katrina Fund on the condition that the charity do business with an educational software company owned by her son Neil Bush. [51]

On October 3, 2008, Barbara Bush and her husband George opened the "George and Barbara Bush Center" [52] on the University of New England waterfront Biddeford Campus a few miles north of Walker's Point. The George and Barbara Bush Center lays the foundation for the heritage of Barbara Bush in New England and houses "The Bush Legacy Collection", material securing the Bush legacy in Maine, including memorabilia on loan from the George H. W. Bush Presidential Library at Texas A&M University. Particular attention is given to the family's New England heritage and to Barbara Bush's love for Maine. [53]

In a November 2010 interview with Larry King, Bush was asked about former Alaska Governor Sarah Palin. Bush remarked, "I sat next to her once, thought she was beautiful, and I think she's very happy in Alaska, and I hope she'll stay there." [54] Palin responded, "I don't want to, sort of, concede that we have to get used to this kind of thing, because I think the majority of Americans don't want to put up with the blue-bloods—and I say it with all due respect, because I love the Bushes—but, the blue-bloods, who want to pick and choose their winners, instead of allowing competition to pick and choose the winners." [55]

Bush was initially opposed to her son Jeb making a potential bid for the presidency she believed that other families should have a try at the nation's highest office and that "we've had enough Bushes". [56] However, she reversed her position and appeared in a campaign ad for him. Beginning in February 2016, she began campaigning for him in New Hampshire, an early voting state. [57] [58] Jeb Bush joked that a town hall meeting attended by his mother featured a larger gathering than town halls prior to her involvement. [59] Concerning her son, she believed that Jeb was nearly too well-mannered, [60] but also was confident that he is "decent and honest, and everything we need in a president". [59] Bush weighed in on Donald Trump, who was Jeb's rival for the nomination. By her own admission, she said that she could not understand how women "can vote for someone who said what he said about Megyn Kelly". [61] [62] She also indicated that she had tired of Trump over the course of the campaign and due to her gender, she was "not crazy about what he says about women". [63] During the CBS Republican debate in February 2016, Jeb defended his mother by saying she "is the strongest woman I know", to which Trump replied that Bush herself "should be running". [64]

Bush and Abigail Adams are the only two women in United States history to have been both married to a president and the mother of a president. [sesenta y cinco]

Bush was diagnosed with Graves' disease in 1988. Later on, she suffered from congestive heart failure and chronic obstructive pulmonary disease (COPD). [66] Bush was a heavy smoker for 25 years, quitting in 1968 when a nurse condemned her smoking in her hospital room after surgery. [67]

In November 2008, Bush was hospitalized for abdominal pains and underwent small intestine surgery. [68] She underwent aortic valve replacement surgery in March 2009. [69]

Bush was hospitalized with pneumonia on New Year's Eve 2013 and was released from the hospital a few days later. [70] [71]

On April 15, 2018, her family released a statement regarding her failing health stating that she had chosen to be at home with family, desiring "comfort care" rather than further medical treatment. [72] [73] According to family spokesman Jim McGrath, her decision came as a result of "a series of recent hospitalizations". [74] [75]

Bush died in her Houston home at the age of 92 on April 17, 2018. [66] [76] Her son George W. Bush tweeted, "My dear mother has passed on at age 92. Laura, Barbara, Jenna, and I are sad, but our souls are settled because we know hers was [. ] I'm a lucky man that Barbara Bush was my mother. Our family will miss her dearly, and we thank you all for your prayers and good wishes." [77] President Donald Trump ordered flags to half-staff in Barbara Bush's memory, [78] [79] as he and First Lady Melania Trump sent condolences on the nation's behalf saying: "As a wife, mother, grandmother, military spouse, and former First Lady, Mrs. Bush was an advocate of the American family. She will be long remembered for her strong devotion to country and family. " [80] Former Presidents Jimmy Carter, [81] Bill Clinton, [82] Barack Obama, [83] and Senator John McCain also sent condolences. [84] Some foreign leaders including Queen Elizabeth II of the United Kingdom, Canadian Prime Minister Justin Trudeau, and Russian President Vladimir Putin sent their condolences as well. [85] [86]

Her funeral was held at St. Martin's Episcopal Church in Houston on April 21, 2018, with burial at the George Bush Presidential Library in College Station, Texas. [87] [88] Former Presidents Barack Obama, George W. Bush (son), Bill Clinton and George H. W. Bush (husband), and fellow First Ladies Melania Trump, Michelle Obama, Laura Bush (daughter-in-law) and Hillary Clinton were notable representatives who attended the service. [89] Barbara Bush's son and Fmr. Governor Jeb Bush and Presidential Historian and Biographer Jon Meacham gave Eulogies. Former British Prime Minister John Major and former Canadian Prime Minister Brian Mulroney were also in attendance. [90] Her husband was hospitalized the day after with an infection that led to sepsis.

Following her death, a cartoon by Marshall Ramsey, of The Clarion-Ledger, was widely circulated, showing Barbara being greeted by her daughter Robin (who died of leukemia at age 3 in the 1950s) upon her entry to heaven. The cartoon was shared by various people and relatives of the family, including George W.'s daughter, Jenna Bush Hager. [91] She would be featured again in another Ramsey cartoon later on in December of that same year (following her husband George's death seven months later), where both she and Robin greeted George after he landed a TBM Vengador (the type of airplane he flew in the Navy during World War II) in heaven. [92]

Her husband survived her by seven months, dying on November 30, 2018.

In 1982, Barbara Bush received the D.A.R. Medal of Honor from the Daughters of the American Revolution. She became a member in 1985 and continued her membership until her death.

In 1995, Bush received the Award for Greatest Public Service Benefiting the Disadvantaged, an award given out annually by Jefferson Awards. [93] In 1997, she was the recipient of The Miss America Woman of Achievement Award for her work with literacy programs. [94] In 1997, Bush received the Golden Plate Award of the American Academy of Achievement. [95]

In 2016, she received honorary membership in Phi Beta Kappa from the University of Houston chapter. [96]

Multiple schools are named after Barbara Bush. They include Barbara Bush Middle School in Irving, Texas in the Dallas-Fort Worth area, operated by the Carrollton-Farmers Branch Independent School District [97] Barbara Bush Elementary School in The Woodlands, Texas, in Greater Houston, operated by the Conroe Independent School District [98] Global Leadership Academy at Barbara Bush Elementary in Grand Prairie, Texas, also in Dallas-Fort Worth]], operated by the Grand Prairie Independent School District [99] and Barbara Bush Elementary School in the Parkway Villages neighborhood in western Houston, operated by the Houston Independent School District. [100]

Barbara Bush received honorary degrees from many institutions. Éstos incluyen:


Lights, Camera, Action!

Throughout his career, Coyne — who hails from Atlanta — has acted in several films, such as the 2005 hit Jarhead, as well as independent films such as Look at Me y The Showtown Murders.

Coyne, who shifted his focus toward writing, previously sold a live-action half-hour program to Comedy Central called Doin’ Good, according to his agent’s website. He also created, wrote and directed an original Funny or Die series, Ask Play.

In a fateful if unintended nod to his future wife’s family, Coyne briefly worked in politics before moving to Los Angeles.

After graduating from Vanderbilt University, he served as a page in the U.S. House of Representatives, according to his agent’s website.


Jonathan Bush, brother of President George H.W. Bush, dies

Barbara Bush nearly committed suicide in the 1970s during an episode of crippling depression sparked by her husband’s affair with an aide, a new biography reveals.

“She would pull over to the side of the road until the impulse to plow into a tree or drive into the path of an oncoming car had passed,” writes author Susan Page in “The Matriarch,” out Tuesday, a book based on hours of interviews with the former first lady.

“I really wasn’t brave enough to do that,” Bush said. “But that’s why I pulled over, so I wouldn’t do that, or I wouldn’t run into another car.”

El presidente George H.W. Bush was long rumored to have carried on a lengthy liaison with personal aide Jennifer Fitzgerald, who joined his staff in 1974. She remained his gatekeeper while he served as vice president for two terms under Ronald Reagan. In 1988, when Bush was elected president, he moved Fitzgerald into a State Department job.

Bush and Fitzgerald both denied the rumors. “I’m not going to take any sleazy questions like that,” the president snapped when CNN asked him about it as he campaigned for re-election in 1992. “I’m not going to respond other than to say it’s a lie.”

But in a diary entry Page includes in the book, Barbara Bush seemed to think otherwise.

“My own opinion is that Jennifer really does hurt George,” she wrote in the 1980s. “His eyes really glaze over when you mention her name. She is just what he wants, he says and says the hell with it all.”

Both Bushes died last year — Barbara at age 93 in April, and George, 94, in November.


Barbara Bush Biography

Barbara Bush is the older of the two twin daughters of former U.S. president George W. Bush and his wife Laura.

[2018 note: for her grandmother, the former First Lady, see Barbara Pierce Bush.]

Barbara Bush and her sister Jenna Bush are fraternal twins, born by Caesarian section in 1981 Barbara is older by one minute, and she is brunette while Jenna is blonde. Barbara enrolled at Yale University in 2000, the same year her father was elected president.

Since her graduation from Yale with a Humanities degree in 2004, she has lived primarily in New York City. Barbara is generally considered the quieter of the twins, and the one more interested in arts and fashion in 2006 she began a job at the Cooper-Hewitt National Design Museum in Manhattan. In 2008, she became co-founder (with Jenna and others) and president of the public health non-profit organization Global Health Corps.

Extra credit

Barbara Bush is named for her paternal grandmother, former First Lady Barbara Bush, who died in 2018… According to a 2003 Associated Press story, Barbara’s Secret Service code name was Turquesa Jenna’s was Twinkle.


RELATED VIDEO: The Biggest Surprises from Nancy Reagan Biography Lady in Red

After Reagan gave a notably tepid endorsement of his vice president during Bush’s 1988 presidential campaign, Mrs. Bush wrote that she and her husband thought it was Mrs. Reagan’s doing, according to Page.

In a controversial and unauthorized biography of Mrs. Reagan in 1991, Kitty Kelley wrote that Mrs. Reagan “would not support Bush, and she did not want his campaign to dominate the final months of her husband’s presidency.”

According to Anthony, the historian, citing a Republican aide who knew both first ladies, Mrs. Bush hinted at her displeasure directly to Mrs. Reagan during a joint photo appearance for Reagan’s endorsement of his successor.

“You’ve never liked me and I’ve never liked you,” Mrs. Bush told Mrs. Reagan in 1988, according to Anthony. �ter this, we don’t have to do anything together again.” Mrs. Reagan did not respond.

Even when their husbands no longer worked in the same administration, the two women kept being mentioned together.

“[Mrs. Bush] relished gossip about Nancy Reagan and expressed delight when told that the former First Lady loathed her,” Newsweek reported in 1992. “The feeling was mutual, Barbara Bush assured friends.”

According to Page, Mrs. Bush reportedly read Kelley’s headline-grabbing �s biography of Mrs. Reagan “with apparent relish, albeit with the cover masked.”

Years later, in Kelley’s subsequent book about the Bushes, she described how Mrs. Reagan �lighted in dishing the details of George Bush’s alleged marital infidelities,” Page wrote.

Mrs. Bush own memoir, published in 1994, does not speak ill of her predecessor. In Mrs. Reagan’s memoir, published five years earlier, Mrs. Bush is only mentioned briefly though with an almost passive-aggressive nod to her noted lack of airs.

Privately, according to Page, Mrs. Bush found Mrs. Reagan’s My Turn 𠇊 dreadful book.”

The feeling was surely mutual.

�h managed to feel superior to, and also threatened by the other,” Page wrote.