Podcasts de historia

¿Cuál fue la primera guerra conocida en la historia?

¿Cuál fue la primera guerra conocida en la historia?


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

No es la primera instancia de guerra, que seguramente es anterior a la historia registrada, pero de una guerra organizada entre civilizaciones. Para los propósitos de esta pregunta, definiré una guerra como:

  • Alcance definido: la guerra tuvo un principio, un final y beligerantes específicos. No es un estado continuo de hostilidad entre grupos de personas.
  • Fuerza de combate dedicada: la guerra fue librada por un ejército de algún tipo, en lugar de plebeyos armados que se enfrentaron cuando se encontraron.
  • Impulsado por el estado: la acción militar fue promulgada por uno o más gobiernos. (Un estado que haga campaña contra tribus desorganizadas contaría).

La primera guerra de la que puedo encontrar una descripción es la conquista de Sumer por parte de Sargón en la batalla de Ur en c. 2271 a. C., que condujo al establecimiento del Imperio acadio. Sospecho que hubo conflictos documentados anteriormente en Sumer u otras civilizaciones agrícolas muy tempranas.


La primera referencia escrita a una guerra fue entre Sumer y Elam en el 2700 a. C.

La primera batalla de la que tenemos un relato escrito es Meguido ... Thutmosis III contra los caananitas, liderada por la ciudad de Kadesh. Los egipcios ganaron y arrojaron un montón de monumentos para celebrar la victoria, escribieron un montón de pergaminos sobre el tema, por lo que el conocimiento de la batalla se transmitió hasta el presente. El registro arqueológico más antiguo de la guerra también se encontraba en Egipto, pero entre los que vivían en el Nilo inferior y los que vivían en el Nilo superior en Sudán.


Hamoukar, en el norte de Mesopotamia, es la primera ciudad de la que tenemos evidencia arqueológica de que fue destruida por la guerra.

En 2005 se encontraron cientos de hondas y bolas de arcilla. Son evidencia de la guerra organizada a gran escala más antigua conocida: la destrucción de la ciudad data del año 3500 a. C.

Los arqueólogos informaron del hallazgo de muros de adobe colapsados ​​que habían sufrido fuertes bombardeos y el consiguiente incendio.

Se supone que esta batalla fue parte de la civilización mesopotámica del sur superando a la del norte.


Se dice que la Guerra del Mahabharata (también conocida como la Guerra de Kurukshetra) tuvo lugar hace más de 5000 años.

Ver también: Guerra de Mahabharat


La guerra de Mahabharat en Kurukshetra se ha fechado astronómicamente en 3067 a. C. Consulte el trabajo realizado por B.N.Narahari Achar (Univ of Memphis). Hay una consistencia astronómica en el texto con respecto a la ocurrencia de eclipses, movimientos de cometas y fases lunares. La guerra de Mahabharat es la guerra más antigua registrada en la historia. Vyasa registra la historia de la guerra como la epopeya más larga del mundo. El Bhagvad Gita, el venerado texto de los hindúes, está incrustado en esta epopeya.


La historia tradicional china incluye una guerra entre el Emperador Amarillo y el Emperador Flame. La batalla principal se llama Batalla de Banquan. Se supone que esto es antes de que los dos unan fuerzas para luchar contra Chiyou. La tradición sitúa la fecha en algún momento anterior al 2500 a. C.

https://en.wikipedia.org/wiki/Battle_of_Banquan


Cesárea: una breve historia

La cesárea ha sido parte de la cultura humana desde la antigüedad y hay historias tanto en las culturas occidentales como en las no occidentales de que este procedimiento resultó en madres e hijos vivos. Según la mitología griega, Apolo sacó a Asclepio, fundador del famoso culto de la medicina religiosa, del abdomen de su madre. Numerosas referencias a la cesárea aparecen en el antiguo folclore hindú, egipcio, griego, romano y de otros países europeos. Grabados chinos antiguos representan el procedimiento en mujeres aparentemente vivas. El Mischnagoth y el Talmud prohibieron la primogenitura cuando los gemelos nacían por cesárea y renunciaron a los rituales de purificación para las mujeres que nacían mediante cirugía.


La extracción de Asclepio del abdomen de su madre Coronis por su padre Apolo. Xilografía de la edición de 1549 de De Re Medica de Alessandro Beneditti.

Sin embargo, la historia temprana de la cesárea permanece envuelta en mitos y es de dudosa exactitud. Incluso el origen de la "cesárea" aparentemente se ha distorsionado con el tiempo. Se cree comúnmente que se deriva del nacimiento quirúrgico de Julio César, sin embargo, esto parece poco probable ya que se dice que su madre Aurelia vivió para enterarse de la invasión de Gran Bretaña por parte de su hijo. En ese momento, el procedimiento se realizaba solo cuando la madre estaba muerta o agonizante, como un intento de salvar al niño para un estado que deseaba aumentar su población. La ley romana bajo César decretó que todas las mujeres que estaban tan condenadas por el parto debían ser cortadas, por lo tanto, cesárea. Otros posibles orígenes latinos incluyen el verbo "caedare", que significa cortar, y el término "caesones" que se aplicó a los bebés nacidos por operaciones post mortem. Sin embargo, en última instancia, no podemos estar seguros de dónde o cuándo se derivó el término cesárea. Hasta los siglos XVI y XVII el procedimiento se conocía como operación cesárea. Esto empezó a cambiar tras la publicación en 1598 del libro de partería de Jacques Guillimeau en el que introdujo el término "sección". A partir de entonces, la "sección" reemplazó cada vez más a "operación".


Una de las primeras ilustraciones impresas de la cesárea. Supuestamente el nacimiento de Julio César. Un bebé vivo que se extrae quirúrgicamente de una mujer muerta. De Suetonio Vidas de los Doce Césares, Xilografía 1506.

Durante su evolución, la cesárea ha significado diferentes cosas para diferentes personas en diferentes momentos. Las indicaciones para ello han cambiado drásticamente desde la antigüedad hasta la época moderna. A pesar de las raras referencias a la operación en mujeres vivas, el propósito inicial era esencialmente recuperar al bebé de una madre muerta o moribunda, esto se llevó a cabo con la esperanza bastante vana de salvar la vida del bebé, o como lo requieren comúnmente los edictos religiosos, por lo que el el bebé puede ser enterrado por separado de la madre. Sobre todo, era una medida de último recurso y la operación no tenía la intención de preservar la vida de la madre. No fue sino hasta el siglo XIX que tal posibilidad estuvo realmente al alcance de la profesión médica.


Cesárea realizada a una mujer viva por una practicante. Miniatura de una "Historie Ancienne" del siglo XIV.

Sin embargo, hubo informes tempranos esporádicos de esfuerzos heroicos para salvar la vida de las mujeres. Si bien la Edad Media se ha visto en gran medida como un período de estancamiento en la ciencia y la medicina, algunas de las historias de cesáreas en realidad ayudaron a desarrollar y mantener las esperanzas de que la operación finalmente podría lograrse. Quizás el primer registro escrito que tenemos de una madre y un bebé que sobrevivieron a una cesárea proviene de Suiza en 1500, cuando un castrador de cerdas, Jacob Nufer, realizó la operación a su esposa. Después de varios días de trabajo de parto y la ayuda de trece parteras, la mujer no pudo dar a luz a su bebé. Su desesperado esposo finalmente obtuvo el permiso de las autoridades locales para intentar una cesárea. La madre vivió y posteriormente dio a luz normalmente a cinco hijos, incluidos mellizos. El bebé por cesárea vivió hasta los 77 años. Dado que esta historia no se registró hasta 82 años después, los historiadores cuestionan su exactitud. Un escepticismo similar podría aplicarse a otros informes tempranos de partos abdominales, los realizados por mujeres sobre sí mismas y partos resultantes de ataques de ganado con cuernos, durante los cuales se abrió la cavidad peritoneal.


La anatomía pélvica femenina. De Andreas Vesalius De Corporis Humani Fabrica, 1543.

La historia de la cesárea se puede entender mejor en el contexto más amplio de la historia del parto y de la medicina general þ historias que también se han caracterizado por cambios dramáticos. Muchas de las primeras cesáreas exitosas se llevaron a cabo en áreas rurales remotas que carecen de personal e instalaciones médicas. En ausencia de comunidades médicas sólidas, las operaciones podrían llevarse a cabo sin consulta profesional. Esto significaba que se podían realizar cesáreas en una etapa más temprana del trabajo de parto fallido cuando la madre no estaba cerca de la muerte y el feto estaba menos angustiado. En estas circunstancias, las posibilidades de que uno o ambos sobrevivieran eran mayores. Estas operaciones se realizaban en mesas y camas de la cocina, sin acceso a las instalaciones hospitalarias, y esto probablemente fue una ventaja hasta finales del siglo XIX. La cirugía en los hospitales estaba plagada de infecciones transmitidas entre pacientes, a menudo por las manos sucias de los asistentes médicos. Estos factores pueden ayudar a explicar éxitos como el de Jacob Nufer.

A fuerza de su trabajo en la cría de animales, Nufer también poseía un mínimo de conocimiento anatómico. Uno de los primeros pasos para realizar cualquier operación es comprender los órganos y tejidos involucrados, conocimiento que apenas se podía obtener hasta la era moderna. Durante los siglos XVI y XVII con el florecimiento del Renacimiento, numerosas obras ilustraron la anatomía humana en detalle. El monumental texto anatómico general de Andreas Vesalius De Corporis Humani Fabrica, por ejemplo, publicado en 1543, describe las estructuras genitales y abdominales femeninas normales. En el siglo XVIII y principios del XIX, los anatomistas y cirujanos ampliaron sustancialmente sus conocimientos sobre la anatomía normal y patológica del cuerpo humano. A finales del siglo XIX, un mayor acceso a cadáveres humanos y un énfasis cambiante en la educación médica permitió a los estudiantes de medicina aprender anatomía a través de la disección personal. Esta experiencia práctica mejoró su comprensión y los preparó mejor para emprender operaciones.

En ese momento, por supuesto, este nuevo tipo de educación médica todavía solo estaba disponible para los hombres. Con un impulso creciente desde el siglo XVII, las asistentes femeninas habían sido degradadas en el campo del parto. A principios del siglo XVII, el clan Chamberlen en Inglaterra introdujo fórceps obstétricos para extraer fetos del canal de parto que de otro modo podrían haber sido destruidos. Las afirmaciones de los hombres de tener autoridad sobre estos instrumentos les ayudaron a establecer un control profesional sobre el parto. Durante los siguientes tres siglos o más, el obstetra y el obstetra gradualmente le arrebataron ese control a la partera, disminuyendo así su papel.

Última revisión: 08 de abril de 2011
Última actualización: 26 de julio de 2013
Publicado por primera vez: 27 de abril de 1998


Bandera asediada: la verdadera historia de la bandera confederada

Si si es un lector habitual de Civil War Times, la bandera de batalla confederada es una parte familiar de su mundo. El simbolismo de la bandera es simple y directo: representa el bando confederado en la guerra que le gusta estudiar. Lo más probable es que su conocimiento de la bandera se haya ampliado y se haya vuelto más sofisticado a lo largo de los años. En algún momento, se enteró de que la bandera de batalla de la Confederación no era, de hecho, "la bandera de la Confederación" y no se la conocía como "Estrellas y barras". Ese nombre pertenece propiamente a la primera bandera nacional de la Confederación. Si estudiaste la guerra en los teatros Western y Trans-Mississippi, aprendiste que "bandera de batalla confederada" es un nombre inapropiado. Muchas unidades confederadas sirvieron bajo banderas de batalla que no se parecían en nada a la bandera roja con la cruz azul tachonada de estrellas. Es posible que haya crecido con algo más que un conocimiento ocioso de la asociación de la bandera con la Confederación y sus ejércitos, pero también con una reverencia por la bandera debido a su asociación con los antepasados ​​confederados. Si no lo hizo, su interés en la guerra probablemente lo puso en contacto con personas que tienen una fuerte conexión emocional con la bandera. Y, en algún momento de su vida, se dio cuenta de que no todos compartían su percepción de la bandera confederada. Si no era consciente de esto antes, la ráfaga sin precedentes de eventos y la reacción pública a ellos que ocurrió en junio de 2015 ha planteado preguntas obvias que todos los estudiantes de la historia de la Guerra Civil deben enfrentar: ¿Por qué la gente tiene percepciones tan diferentes y a menudo conflictivas de lo que significa la bandera confederada, y cómo evolucionaron esos diferentes significados?

(Larry Sherer / Fotografía de alto impacto)

La bandera tal como la conocemos no nació como un símbolo, sino como una pancarta muy práctica. Los comandantes del ejército confederado en Virginia (entonces conocido en el Ejército del Potomac) buscaron un emblema distintivo como alternativa a la primera bandera nacional de la Confederación, las barras y estrellas, para que sirviera como bandera de batalla. Las barras y estrellas, que el Congreso Confederado había adoptado en marzo de 1861 porque se parecía a las barras y estrellas, una vez amadas, resultaron poco prácticas e incluso peligrosas en el campo de batalla debido a esa semejanza. (Ese problema fue lo que obligó a los comandantes confederados a diseñar y emplear la amplia gama de otras banderas de batalla utilizadas entre las fuerzas confederadas durante la guerra). Las banderas de batalla se convierten en tótems para los hombres que sirven a sus órdenes, para su espíritu de cuerpo, para sus sacrificios. Asumen un significado emocional para las familias de los soldados y sus descendientes. Cualquiera que quiera entender hoy por qué tantos estadounidenses consideran la bandera un objeto de veneración debe comprender su estatus como un monumento al soldado confederado.

Sin embargo, es imposible crear una especie de zona segura simbólica para la bandera de batalla confederada como la bandera del soldado porque no siguió siendo exclusivamente la bandera del soldado. Por acto del gobierno confederado, el significado de la bandera de batalla está inextricablemente entrelazado con la Confederación misma y, por lo tanto, con los problemas de la esclavitud y los derechos de los estados, sobre los cuales los lectores de Civil War Times y el público estadounidense en general se involucran enérgicamente y debate interminable. En 1862, muchos líderes del sur despreciaron las barras y estrellas por la misma razón que había impulsado la adopción de la bandera el año anterior: se parecía demasiado a las barras y estrellas. A medida que la guerra se intensificó y los sureños se convirtieron en confederados, se apartaron de los símbolos de la antigua Unión y buscaron un nuevo símbolo que hablara de la "independencia confirmada" de la Confederación. Ese símbolo era la bandera de batalla confederada. El historiador Gary Gallagher ha escrito de manera persuasiva que fue el Ejército del Norte de Virginia de Robert E. Lee, no el gobierno confederado, el que mejor encarnó el nacionalismo confederado. Las asombrosas victorias de Lee en 1862-1863 hicieron de la bandera de batalla de su ejército la elección popular como la nueva bandera nacional. El 1 de mayo de 1863, la Confederación adoptó una bandera, conocida coloquialmente como la Bandera Inoxidable, con la bandera de batalla ANV estampada en un campo blanco. Durante el resto de la vida de la Confederación, la bandera de los soldados también fue, de hecho, la bandera nacional.

Si todas las banderas confederadas se hubieran enrollado de una vez por todas en 1865, seguirían siendo símbolos polémicos mientras la gente todavía discuta sobre la Guerra Civil, sus causas y su conducta. Pero la bandera confederada no pasó de una vez por todas al reino de la historia en 1865. Y por eso, debemos examinar cómo se ha utilizado y percibido desde entonces si queremos comprender las reacciones que evoca hoy. La bandera nunca dejó de ser la bandera del soldado confederado y aún hoy inspira un gran respeto como un monumento al soldado confederado. La historia de la bandera desde 1865 está marcada por la acumulación de significados adicionales basados ​​en usos adicionales. Una década después del final de la guerra (incluso antes del final de la Reconstrucción en 1877), los sureños blancos comenzaron a usar la bandera confederada como símbolo conmemorativo de los héroes caídos. A principios del siglo XX, durante el llamado movimiento de la "Causa Perdida" en el que los sureños blancos formaron organizaciones, erigieron y dedicaron monumentos y propagaron una historia confederada de la "Guerra entre los Estados", las banderas confederadas proliferaron en los países del Sur. vida publica.

(Subasta de patrimonio, Dallas, TX)

Lejos de ser suprimidos, la versión confederada de la historia y los símbolos confederados se convirtieron en la corriente principal en el sur de la posguerra. Las banderas nacionales confederadas eran parte de esa corriente principal, pero la bandera de batalla era claramente preeminente. Los Veteranos Confederados Unidos (UCV) emitieron un informe en 1904 definiendo la bandera de patrón cuadrado ANV como la bandera de batalla confederada, escribiendo efectivamente del registro histórico la amplia variedad de banderas de batalla bajo las cuales los soldados confederados habían servido. Los esfuerzos de la UCV y United Daughters of the Confederacy (UDC) para promover ese patrón de bandera de batalla "correcto" sobre el patrón rectangular "incorrecto" (el ejército de Tennessee o el gato naval) se vieron frustrados por la demanda del público de versiones rectangulares que podría servir como el equivalente confederado de las barras y estrellas. Lo que es notable mirando hacia atrás desde el siglo XXI es que, desde la década de 1870 y hasta la década de 1940, las organizaciones patrimoniales confederadas usaron la bandera ampliamente en sus rituales para conmemorar y celebrar a la Confederación y sus héroes, pero lograron mantener la propiedad efectiva de la bandera y sus héroes. sentido. La bandera era una parte familiar del paisaje simbólico del Sur, pero se controlaba cómo y dónde se usaba. Los indicios de cambio fueron evidentes a principios del siglo XX. La bandera de batalla había surgido no solo como el símbolo más popular de la Confederación, sino también del Sur en general. En la década de 1940, cuando los hombres del sur se mezclaban con más frecuencia con los no sureños en las Fuerzas Armadas de los EE. UU. Y se reunían con ellos en la parrilla, expresaron su identidad como sureños con banderas de batalla confederadas.

La aparición de la bandera junto con el fútbol colegial del sur fue auspiciosa. Los campus universitarios son a menudo incubadoras de cambios culturales, y aparentemente lo fueron para la bandera de batalla. Esto probablemente se deba a la Orden Kappa Alpha, una fraternidad sureña fundada en Washington College (ahora Washington and Lee University) en 1865, cuando R.E. Lee era su presidente. Una organización conmemorativa confederada por derecho propio, Kappa Alpha también era una fraternidad e introdujo los símbolos confederados en la vida universitaria. Fue en manos de los estudiantes que la bandera irrumpió en la escena política en 1948. Los delegados estudiantiles de los colegios y universidades del Sur agitaron banderas de batalla en el piso de la convención del Partido de los Derechos de los Estados del Sur en julio de 1948.

El llamado Partido "Dixiecrat" se formó en protesta por la adopción de un plan de derechos civiles por parte de la convención del Partido Demócrata. La bandera confederada se convirtió en un símbolo de protesta contra los derechos civiles y en apoyo a Jim Crow.

(Subasta de patrimonio, Dallas, TX)

segregación. También se convirtió en el objeto de un fenómeno nacional de alto perfil impulsado por los jóvenes que los medios de comunicación denominaron la "moda de la bandera". Muchos expertos sospecharon que detrás de la moda había un sentimiento persistente de “Dixiecrat”. Los periódicos afroamericanos condenaron la popularidad sin precedentes de la bandera dentro de las Fuerzas Armadas como una fuente de división peligrosa en un momento en que Estados Unidos necesitaba unirse contra el comunismo. Pero la mayoría de los observadores concluyeron que la moda de las banderas era otra manifestación de la cultura material impulsada por los jóvenes. Las organizaciones patrimoniales confederadas percibieron correctamente el movimiento Dixiecrat y la moda de la bandera como una profunda amenaza para su propiedad de la bandera confederada.La UDC en noviembre de 1948 condenó el uso de la bandera "en ciertas manifestaciones de grupos universitarios y algunos grupos políticos" y lanzó un esfuerzo formal para proteger la bandera del "uso indebido". Posteriormente, varios estados del sur aprobaron leyes para castigar la "profanación" de la bandera confederada. Todos esos esfuerzos resultaron inútiles. En las décadas posteriores a la moda de la bandera, la bandera confederada se convirtió, como escribió un editor sureño, en "confeti en manos descuidadas". En lugar de usarse casi exclusivamente para conmemorar a la Confederación y sus soldados, la bandera se convirtió en forraje para toallas de playa, camisetas, bikinis, pañales y adornos de todo tipo. Si bien la UDC continuó condenando la proliferación de ese kitsch, se volvió tan común que, con el tiempo, otros cambiaron sutilmente su definición de "proteger" la bandera para defender el derecho a usar y exhibir los mismos artículos que alguna vez definieron como profanación. Cuando la presa estalló en la cultura material de la bandera confederada y los grupos patrimoniales perdieron el control de la bandera, adquirió una nueva identidad como símbolo de “rebelión” divorciada del contexto histórico de la Confederación. Camioneros, motociclistas y "buenos chicos" (los más famosos en el popular programa de televisión The Dukes of Hazzard) le dieron a la bandera un nuevo significado que trasciende el sur e incluso los Estados Unidos.

Mientras tanto, a medida que el movimiento de derechos civiles ganaba fuerza, especialmente a raíz de la decisión de la Corte Suprema de los Estados Unidos en 1954 sobre Brown contra la Junta de Educación, los defensores de la segregación emplearon cada vez más el uso de la bandera de batalla como símbolo de su causa. Lo más perjudicial para la reputación de la bandera fue su uso en manos del Ku Klux Klan. Aunque fue fundado por veteranos confederados casi inmediatamente después de la Guerra Civil, el KKK no usó la bandera confederada ampliamente o en absoluto en su ritual en las décadas de 1860 y 1870 o durante su renacimiento y popularidad a nivel nacional desde 1915 hasta fines de la década de 1920. Solo con un segundo renacimiento a fines de la década de 1930 y 1940, la bandera de batalla se afianzó en el Klan.

Cualquiera que quiera entender hoy por qué tantos afroamericanos y otros perciben la bandera confederada como un símbolo de odio debe reconocer el impacto del uso histórico de la bandera por los supremacistas blancos. El civil

(Subasta de patrimonio, Dallas, TX)

La era de los derechos ha afectado profundamente la historia de la bandera confederada de varias maneras. El uso de la bandera como símbolo de la supremacía blanca ha enmarcado el debate sobre la bandera desde entonces. Igual de importante, el triunfo de los derechos civiles restauró a los afroamericanos a la ciudadanía plena y restauró su papel en el proceso en curso de decidir qué pertenece y qué no pertenece al panorama público simbólico de Estados Unidos. Los estadounidenses de 50 años o más alcanzaron la mayoría de edad cuando un paisaje simbólico salpicado de banderas, monumentos y nombres de calles confederados se convirtió en el status quo. Ese status quo fue, por supuesto, el resultado de un período prolongado en el que los afroamericanos fueron efectivamente excluidos del proceso de configuración del paisaje simbólico. A medida que los afroamericanos ganaban poder político, desafiaron — e interrumpieron — ese status quo. La historia de la bandera durante el último medio siglo ha implicado una serie aparentemente interminable de controversias a nivel local, estatal y nacional. Con el tiempo, la tendencia ha sido reducir el perfil de la bandera en el paisaje simbólico, especialmente en cualquier lugar que pudiera interpretarse como propiedad pública. Como estudiantes de historia, tendemos a pensar en ella como algo que sucede en el pasado y olvidamos que la historia está sucediendo ahora y que somos actores en el escenario histórico. Debido a que la bandera de batalla de la Confederación no se desvaneció en la historia en 1865, se mantuvo viva para adquirir nuevos usos y significados y seguir siendo parte de una historia en constante cambio. Por mucho que los estudiantes de historia de la Guerra Civil deseen que podamos congelar la bandera de batalla en su contexto de Guerra Civil, sabemos que debemos estudiar la historia completa de la bandera si deseamos comprender la historia que está sucediendo a nuestro alrededor hoy. El estudio de la historia completa de la bandera también nos permite entablar un diálogo más constructivo sobre el lugar que le corresponde en el presente y en el futuro.

Mi propia ascendencia es una combinación de personas de ascendencia africana y europea. Mi madre y sus padres asistieron a escuelas segregadas en Southside Virginia. Mi tatara-tatara-tatara-abuela y sus hijos eran negros libres antes de la guerra, pero vivían con el temor constante de los patrulleros esclavos y no podían obtener una educación legal ni votar.

Mi tatarabuelo, sin embargo, era un esclavista blanco y padre de los hijos de mi tercera tatarabuela. A través de esa rama de mi familia, también estoy conectado con muchos soldados confederados y dos miembros de la Convención de Secesión de 1861 de Virginia.

Es cierto que muchas tropas confederadas no eran dueñas de negros. Pero los líderes confederados no tartamudearon cuando se trataba de su apoyo a la esclavitud y la supremacía blanca.

La bandera de batalla representa una apuesta de 11 estados (y otros dos estados con representación en el Congreso Confederado) para crear una república esclavista separada. Simboliza las luchas de los hombres en campos de batalla conocidos como Manassas, Shiloh, Chickamauga y Gettysburg. Pero no se puede negar el papel que jugó la bandera de batalla durante las amargas secuelas de la guerra y la Reconstrucción y su uso por los grupos supremacistas blancos del siglo XX. Esa misma pancarta, además de las imágenes de Robert E. Lee y la bandera estadounidense, se izó en alto durante la convención de "Dixiecrats" de 1948 en Birmingham, Alabama, que se llevó a cabo debido a la oposición a la defensa de Harry Truman de un plan de derechos civiles en la plataforma del Partido Demócrata.
Luego está el punto de vista de todas aquellas personas que marcharon por el acceso a la boleta. A algunos de esos mismos individuos se les escupió por intentar pedir un sándwich en el mostrador del almuerzo, o se les llamó "negros" porque buscaban acceso a una educación verdaderamente igualitaria. Ven la bandera y sus variaciones con comprensible desprecio.

No podemos ignorar la larga historia de prejuicios de Estados Unidos. Debido a que la bandera de batalla de la Confederación se considera un símbolo de ese prejuicio, se justifica el llamado a retirarla de la exhibición pública en espacios gubernamentales como los terrenos del Capitolio de Carolina del Sur. Las banderas originales deben conservarse y exhibirse en museos.

Sin embargo, quitar la bandera de la exhibición pública en Carolina del Sur o Mississippi no resuelve problemas como la igualdad de acceso a las urnas. No cambia el hecho de que esta nación todavía encarcela a un número desproporcionado de minorías, ni mitiga la injusticia del sistema de justicia para esas personas, ni mejora la forma en que son tratados después de haber cumplido su condena.

Bandera confederada que se mostró con otros recuerdos de la Guerra Civil. Ahora siento como si hubiera escondido mi linaje en un cajón de la cómoda. Es una batalla que no puedo ganar. Lo siento, todos ustedes, los muchachos de Prillaman en la 57.a Infantería de Virginia, que se arriesgaron tantas veces, capturaron en el Angle en Gettysburg con sus orgullosos colores y regresaron al servicio porque tenían convicción. Creo que te equivocaste en tu causa. Pero creo que luchó por esa causa con todas sus fibras, porque en el fondo eran estadounidenses. Descansa en paz. No serás olvidado y no permitiré que nadie te empañe o me meta la vergüenza por la garganta. Dejaré esta bandera en sus tumbas, junto a una bandera estadounidense. Uds. Eran los dos. Puedes reclamar ambos.

Como escribió William Faulkner en Intruder in the Dust: “Por cada niño sureño de catorce años, no una vez, sino cuando lo desee, existe el instante en que aún no son las dos de esa tarde de julio de 1863, las brigadas están en posición detrás de la cerca, las armas están colocadas y listas en el bosque y las banderas enrolladas ya están sueltas para romperse y el propio Pickett con sus largos bucles engrasados ​​y su sombrero en una mano probablemente y su espada en la otra mirando hacia arriba la colina esperando que Long-street dé la palabra y todo está en juego, todavía no ha sucedido, ni siquiera ha comenzado todavía & # 8230 "

Hay un sentido de pérdida internalizado y heredado en nosotros, los sureños. Shelby Foote habló de esto en varias entrevistas. Algunas cosas, tal vez, no deberíamos habernos aferrado, pero creo que incluso aquellos de nosotros que deseamos ser sensibles a los sentimientos de los demás sobre esos símbolos simplemente nos cansamos de la sensación de perder. Incluso en nuestras propias salas de estar.

Mis antepasados ​​en la 57.a Infantería de Virginia sirvieron bajo la bandera de batalla. Prillamans fueron capturados, asesinados y heridos siguiendo ese estandarte. Odio la causa que defendieron, pero estoy tremendamente orgulloso de que lo hicieran.

John M. Coski es el autor de La bandera de batalla confederada: el emblema más combatido de Estados Unidos (Harvard University Press, 2005).


DSM y ndashIII y ndashR y DSM y ndashIV

Experiencia con DSM, tercera edición (DSM y ndashIII) reveló inconsistencias en el sistema y casos en los que los criterios de diagnóstico no estaban claros. Por lo tanto, APA nombró un grupo de trabajo para revisar DSM y ndashIII, que desarrolló las revisiones y correcciones que llevaron a la publicación de DSM y ndashIII y ndashR en 1987.

DSM y ndashIV fue publicado en 1994. Fue la culminación de un esfuerzo de seis años que involucró a más de 1,000 personas y numerosas organizaciones profesionales. Gran parte del esfuerzo implicó la realización de una revisión exhaustiva de la literatura para establecer una base empírica firme para realizar modificaciones. Se realizaron numerosos cambios a la clasificación (por ejemplo, se agregaron, eliminaron y reorganizaron trastornos), a los conjuntos de criterios de diagnóstico y al texto descriptivo. Desarrolladores de DSM y ndashIV y la décima edición del ICD trabajó en estrecha colaboración para coordinar sus esfuerzos, lo que resultó en una mayor congruencia entre los dos sistemas y menos diferencias sin sentido en la redacción. ICD y ndash10 fue publicado en 1992.


Pasando a 3D: cabeza de metal, descenso, temblor

A mediados de la década de 1990, los desarrolladores habían comenzado a pasar de las llamadas técnicas 'pseudo-3D', como la proyección de rayos, a mundos completamente poligonales, aprovechando la expansión de la aceleración de hardware 3D y la llegada de los primeros gráficos para el mercado masivo. unidades de procesamiento. Lanzado para el complemento 32X de Mega Drive en 1994, el pesado Metal Head de Sega a menudo se promociona como el primer juego de disparos en 3D "verdadero". Lanzar mechs grandes y plausiblemente animados entre sí en entornos urbanos con mapas de texturas, fue una creación hermosa decepcionada por misiones repetitivas. También estaba el Descent de Parallax Software, lanzado en el mismo año, un híbrido improbable pero apasionante de simulador de vuelo y rastreador de mazmorras con movimiento de 360 ​​grados. Pero el juego ahora considerado como sinónimo de voladuras poligonales en 3D no era, para empezar, un juego de disparos.

John Romero pretendía que Quake fuera un híbrido del título arcade de Sega AM2 Virtua Fighter y una fantasía de rol occidental. Concebido en 1991 y llamado así por un personaje de Dungeons & amp Dragons, el juego habría alternado entre exploración en primera persona y peleas en tercera persona. Romero imaginó dragones en círculos, un martillo lo suficientemente masivo como para enviar ondas de choque a través de la tierra y eventos que se desencadenan cuando los jugadores miran en su dirección, como ojos brillantes que aparecen en la boca de una cueva. Sin embargo, cuando John Carmack estuvo a punto de completar un ambicioso motor 3D en 1995, otros empleados de id Software estaban agotados y reacios a apartarse demasiado drásticamente de la fórmula de Doom. También hubo tensión entre los dos fundadores sobre la ética de trabajo supuestamente inconsistente de Romero y la opinión de Carmack de que la tecnología del motor del estudio tenía prioridad sobre sus juegos. Romero finalmente se resignó a reinventar Doom en 3D poligonal, y renunció a id Software después de terminar el juego.

En 1996, el superventas de la fantasía de la Guerra Fría, Tom Clancy, fundó un estudio, Red Storm Entertainment, para adaptar su universo de intriga global y espionaje de alta tecnología a los videojuegos. El debut del desarrollador, Politika, un RTS basado en la novela del mismo nombre, fue un éxito modesto. Rainbow Six de 1998, sin embargo, fue un fenómeno construido alrededor de una fórmula simple: un disparo, una muerte. Donde los compañeros trataban con paisajes surrealistas y capacidades sobrehumanas, Rainbow Six se centró en situaciones del mundo real, tácticas de equipo y mantener la cabeza agachada y fuera de peligro. Su impacto se puede rastrear tanto en la forma en que los shooters actuales incorporan el sigilo como en la fetichización de los "operadores especiales" en juegos, como Call of Duty 4: Modern Warfare.

Como señaló Jim Rossignol de Big Robot en una retrospectiva de 2011, algo de este fracaso persiste en Quake tal como está. Aunque cortado de la misma cara de carbón que Doom, ofrecía un tiroteo rápido y brutal, niveles compuestos por pasillos y arenas, y una multitud de áreas secretas, la estética y la ficción del juego están curiosamente divididas, a la vez crujientemente medieval y de alta tecnología. Puede esperar bancos de monitores de computadora y teletransportadores, pero también espadas y monstruos arrancados de las páginas de Lovecraft. En retrospectiva, juega como una representación del punto de inflexión de la vanguardia a la convención rentable, el punto en el que las posibilidades quiméricas de la acción en 3D se solidificaron en las características que se esperan de un juego de disparos en primera persona moderno.

Sin embargo, al menos en un aspecto, Quake fue transformador: introdujo un emocionante elemento de verticalidad, con jugadores corriendo por el aire por encima de los oponentes en lugar de simplemente ametrallar o acampar en las esquinas. Esta cualidad demostró ser una ventaja en el campo emergente del multijugador en línea: a finales de los 90, las conexiones Ethernet y los módems se habían vuelto omnipresentes y el uso de Internet se estaba disparando. El modo multijugador de Quake se diseñó inicialmente para redes de área local de gran ancho de banda y baja latencia; verificaría con un servidor antes de mostrar a los jugadores el resultado de una acción, lo que provocó un rendimiento desigual en línea cuando hubo una acumulación de solicitudes del servidor. id lanzó rápidamente una actualización, titulada QuakeWorld, que agregó predicciones del lado del cliente. El resultado puede presentarse como el tirador de deportes electrónicos original: la empresa de software Intergraph patrocinó un torneo en todo Estados Unidos, Red Annihilation, en mayo de 1997, que atrajo a unos 2.000 participantes.

Al igual que Doom, las herramientas de modificación de Quake la convirtieron en una plataforma atractiva para los desarrolladores aficionados: su comunidad le dio al mundo Team Fortress, que luego florecería en un juego de disparos independiente, junto con los primeros ejemplares de machinima, incluida una epopeya conocida como El sello de Nehahra. Su mayor descendiente, sin embargo, resultaría ser un shooter de un desarrollador fundado por los ex alumnos de Microsoft Gabe Newell y Mike Harrington.

Creado con una versión modificada del motor Quake, el épico Half-Life de Valve Software de 1998 sigue siendo extraordinario por la forma en que reconcilia las abstracciones del diseño del juego con tácticas narrativas que recuerdan a una novela (la historia del juego sobre la investigación secreta del gobierno y la invasión alienígena fue, de hecho, , escrito por un novelista, Mike Laidlaw). Su logro frente a los tiradores anteriores se puede resumir como la creación de unidad temporal: casi todo se experimenta en tiempo real desde la perspectiva del personaje principal, sin interrupciones arbitrarias de nivel. En lugar de escenas de corte, Valve teje su historia a través de diálogos en el juego y eventos con guión como enemigos rompiendo puertas, una táctica que le da al jugador algo de control sobre el tempo y evita que te saques del mundo. El juego también vende la impresión de un universo más grande e invisible, no a través de fragmentos de trasfondo textual, sino a través del detalle, la capacidad de respuesta y la coherencia de su entorno. La introducción ve a Gordon Freeman en un monorraíl a través de Black Mesa, obteniendo información sobre la ubicación y su personaje de los anuncios de megafonía y la vista de otros empleados en el trabajo. Después de un experimento desastroso, se le pide que retroceda por las mismas áreas, ahora sumidas en el caos.

Half-Life creó un plan que muchos desarrolladores de campañas de FPS adoptarían en el nuevo milenio. En particular, su diseño perfecto y naturalista guiaría a los estudios que buscan explorar escenarios realistas, como los períodos de la "Guerra Mundial". Pero también introdujo una nota de irrealidad en la forma del turbio reflejo de Gordon Freeman, el traje G-Man, una personificación del diseñador de juegos que se sitúa un poco fuera de la ficción de Half-Life. Junto con los omnipresentes manipuladores de IA que todo lo ven de Marathon y el aclamado juego de rol cyberpunk System Shock, G-Man traiciona un género cada vez más consciente de sí mismo y ansioso por convertir sus propias limitaciones estructurales en una fuente de drama.


Historia de la aviación - Primeros vuelos

El 17 de diciembre de 1903, Orville y Wilbur Wright coronaron cuatro años de esfuerzos de investigación y diseño con un vuelo de 120 pies y 12 segundos en Kitty Hawk, Carolina del Norte, el primer vuelo propulsado en una máquina más pesada que el aire. Antes de eso, la gente había volado solo en globos y planeadores. La primera persona en volar como pasajero fue Leon Delagrange, quien viajó con el piloto francés Henri Farman desde un prado en las afueras de París en 1908. Charles Furnas se convirtió en el primer pasajero de un avión estadounidense cuando voló con Orville Wright en Kitty Hawk ese mismo año.

Primeros vuelos

El 17 de diciembre de 1903, Orville y Wilbur Wright coronaron cuatro años de esfuerzos de investigación y diseño con un vuelo de 120 pies y 12 segundos en Kitty Hawk, Carolina del Norte, el primer vuelo propulsado en una máquina más pesada que el aire. Antes de eso, la gente había volado solo en globos y planeadores.

La primera persona en volar como pasajero fue Leon Delagrange, quien viajó con el piloto francés Henri Farman desde un prado en las afueras de París en 1908. Charles Furnas se convirtió en el primer pasajero de un avión estadounidense cuando voló con Orville Wright en Kitty Hawk ese mismo año.

El primer servicio aéreo programado comenzó en Florida el 1 de enero de 1914. Glenn Curtiss había diseñado un avión que podía despegar y aterrizar en el agua y, por lo tanto, podía construirse más grande que cualquier otro avión hasta la fecha, porque no necesitaba el pesado tren de aterrizaje requerido para aterrizando en suelo duro. Thomas Benoist, un fabricante de autopartes, decidió construir un hidroavión o hidroavión de este tipo para un servicio en la bahía de Tampa llamado St. Petersburg - Tampa Air Boat Line. Su primer pasajero fue ex-St. El alcalde de Petersburgo, A.C. Pheil, hizo el viaje de 18 millas en 23 minutos, una mejora considerable con respecto al viaje de dos horas en barco. El servicio de un solo avión acomodaba a un pasajero a la vez, y la compañía cobraba una tarifa de ida de $ 5. Después de operar dos vuelos al día durante cuatro meses, la empresa cerró con el final de la temporada turística de invierno.

Primera Guerra Mundial

Estos y otros vuelos tempranos fueron eventos principales, pero la aviación comercial tardó mucho en hacerse popular entre el público en general, la mayoría de los cuales tenían miedo de viajar en las nuevas máquinas voladoras. Las mejoras en el diseño de aviones también fueron lentas. Sin embargo, con el advenimiento de la Primera Guerra Mundial, el valor militar de los aviones se reconoció rápidamente y la producción aumentó significativamente para satisfacer la creciente demanda de aviones de los gobiernos de ambos lados del Atlántico. Lo más significativo fue el desarrollo de motores más potentes, que permitieron a los aviones alcanzar velocidades de hasta 130 millas por hora, más del doble de la velocidad de los aviones de antes de la guerra. El aumento de potencia también hizo posible aviones más grandes.

Al mismo tiempo, la guerra fue mala para la aviación comercial en varios aspectos. Concentró todos los esfuerzos de diseño y producción en la construcción de aviones militares.En la mente del público, volar se asoció con bombardeos, vigilancia y peleas aéreas. Además, hubo un excedente tan grande de aviones al final de la guerra que la demanda de nueva producción fue casi inexistente durante varios años, y muchos constructores de aviones quebraron. Algunos países europeos, como Gran Bretaña y Francia, fomentaron la aviación comercial iniciando servicios aéreos sobre el Canal de la Mancha. Sin embargo, no ocurrió nada similar en los Estados Unidos, donde no existían obstáculos naturales que aislaran a las principales ciudades y donde los ferrocarriles podían transportar personas casi tan rápido como un avión y con mucha más comodidad. La salvación de la industria de la aviación comercial de EE. UU. Después de la Primera Guerra Mundial fue un programa del gobierno, pero que no tenía nada que ver con el transporte de personas.

Correo aéreo

En 1917, el gobierno de los Estados Unidos sintió que se había avanzado lo suficiente en el desarrollo de aviones como para justificar algo totalmente nuevo: el transporte de correo por aire. Ese año, el Congreso asignó $ 100,000 para un servicio de correo aéreo experimental que el Ejército y la Oficina de Correos llevarían a cabo conjuntamente entre Washington y Nueva York, con una escala intermedia en Filadelfia. El primer vuelo salió de Belmont Park, Long Island hacia Filadelfia el 14 de mayo de 1918 y al día siguiente continuó hacia Washington, donde fue recibido por el presidente Woodrow Wilson.

Con una gran cantidad de aviones excedentes de guerra en la mano, la Oficina de Correos puso su mirada en un objetivo mucho más ambicioso: el servicio aéreo transcontinental. Abrió el primer tramo, entre Chicago y Cleveland, el 15 de mayo de 1919 y completó la ruta aérea el 8 de septiembre de 1920, cuando se atravesó la parte más difícil de la ruta, las Montañas Rocosas. Los aviones aún no podían volar de noche cuando comenzó el servicio, por lo que el correo se entregaba a los trenes al final de cada día. No obstante, mediante el uso de aviones, la Oficina de Correos pudo reducir 22 horas las entregas de correo de costa a costa.

Balizas

En 1921, el Ejército desplegó balizas giratorias en una línea entre Columbus y Dayton, Ohio, a una distancia de aproximadamente 80 millas. Las balizas, visibles para los pilotos a intervalos de 10 segundos, permitieron volar la ruta de noche.

La Oficina de Correos se hizo cargo de la operación del sistema de guía al año siguiente y, a fines de 1923, construyó balizas similares entre Chicago y Cheyenne, Wyoming, una línea que luego se extendió de costa a costa a un costo de $ 550,000. Luego, el correo podría entregarse en todo el continente en tan solo 29 horas en dirección este y 34 horas en dirección oeste; los vientos predominantes de oeste a este representaron la diferencia, que fue al menos dos días menos que en tren.

La Ley de correo aéreo por contrato de 1925

A mediados de la década de 1920, la flota de correos de la oficina de correos volaba 2,5 millones de millas y entregaba 14 millones de cartas al año. Sin embargo, el gobierno no tenía la intención de continuar con el servicio de correo aéreo por sí solo. Tradicionalmente, la Oficina de Correos había utilizado empresas privadas para el transporte de correo. Por lo tanto, una vez que se estableció firmemente la viabilidad del correo aéreo y se dispusieron las instalaciones de las aerolíneas, el gobierno pasó a transferir el servicio de correo aéreo al sector privado mediante licitaciones competitivas. La autoridad legislativa para la medida fue la Ley de correo aéreo por contrato de 1925, comúnmente conocida como la Ley Kelly en honor a su patrocinador principal, el representante Clyde Kelly de Pensilvania. Este fue el primer gran paso hacia la creación de una industria aérea privada en los EE. UU. Los ganadores de los cinco contratos iniciales fueron National Air Transport (propiedad de Curtiss Airplane Co.), Varney Air Lines, Western Air Express, Colonial Air Transport y Robertson Aircraft Corporation. National y Varney se convertirían más tarde en partes importantes de United Air Lines (originalmente una empresa conjunta de Boeing Airplane Company y Pratt & amp Whitney). Western se fusionaría con Transcontinental Air Transport (TAT), otra subsidiaria de Curtiss, para formar Transcontinental y Western Air (TWA). Robertson pasaría a formar parte de Universal Aviation Corporation, que a su vez se fusionaría con Colonial, Southern Air Transport y otras, para formar American Airways, predecesora de American Airlines. Juan Trippe, uno de los socios originales de Colonial, más tarde fue pionero en los viajes aéreos internacionales con Pan Am, una aerolínea que fundó en 1927 para transportar correo entre Key West, Florida y La Habana, Cuba. Pitcairn Aviation, otra subsidiaria de Curtiss que comenzó a transportar correo, se convertiría en Eastern Air Transport, predecesora de Eastern Air Lines.

El tablero de Morrow

El mismo año en que el Congreso aprobó la Ley de correo aéreo por contrato, el presidente Calvin Coolidge nombró una junta para recomendar una política de aviación nacional (un objetivo muy buscado por el entonces secretario de Comercio, Herbert Hoover). Dwight Morrow, socio principal del banco de J.P. Morgan, y más tarde suegro de Charles Lindbergh, fue nombrado presidente. La junta escuchó el testimonio de 99 personas y el 30 de noviembre de 1925 presentó su informe al presidente Coolidge. El informe fue amplio, pero su recomendación clave fue que el gobierno debería establecer estándares para la aviación civil y que los estándares deberían establecerse fuera de las fuerzas armadas.

La Ley de Comercio Aéreo de 1926

El Congreso adoptó las recomendaciones de la Junta de Morrow casi al pie de la letra en la Ley de Comercio Aéreo de 1926. La legislación autorizó al Secretario de Comercio a designar rutas aéreas, desarrollar sistemas de navegación aérea, otorgar licencias a pilotos y aeronaves e investigar accidentes. La ley llevó al gobierno a la aviación comercial como regulador de las aerolíneas privadas generadas por la Ley Kelly del año anterior.

El Congreso también adoptó la recomendación de la junta para la contratación de correo aéreo, al enmendar la Ley Kelly para cambiar el método de compensación por los servicios de correo aéreo. En lugar de pagar a los transportistas un porcentaje del franqueo pagado, el gobierno les pagaría de acuerdo con el peso del correo. Esto simplificó los pagos y resultó muy ventajoso para los transportistas, que recaudaron 48 millones de dólares del gobierno para el transporte de correo entre 1926 y 1931.

Ganso de hojalata de Ford

Henry Ford, el fabricante de automóviles, también fue uno de los primeros postores exitosos para contratos de correo aéreo, ganando el derecho, en 1925, para llevar correo desde Chicago a Detroit y Cleveland a bordo de aviones que su compañía ya estaba usando para transportar repuestos para sus plantas de ensamblaje de automóviles. . Más importante aún, saltó a la fabricación de aviones y, en 1927, produjo el Ford Trimotor, comúnmente conocido como Tin Goose. Fue uno de los primeros aviones totalmente metálicos, fabricado con un nuevo material, duraluminio, que era casi tan ligero como el aluminio pero dos veces más resistente. También fue el primer avión diseñado principalmente para transportar pasajeros en lugar de correo. El Ford Trimotor tenía 12 asientos para pasajeros, una cabina lo suficientemente alta para que un pasajero caminara por el pasillo sin agacharse y espacio para una azafata o asistente de vuelo, las primeras de las cuales fueron enfermeras, contratadas por United en 1930 para servir comidas y ayudar en caso de mareos. pasajeros. Los tres motores del Tin Goose permitieron volar más alto y más rápido (hasta 130 millas por hora), y su apariencia robusta, combinada con el nombre de Ford, tuvo un efecto tranquilizador en la percepción del público de volar. Sin embargo, fue otro evento, en 1927, que atrajo una atención pública sin precedentes a la aviación y ayudó a asegurar el futuro de la industria como un medio de transporte importante.

Charles Lindbergh

A las 7:52 a.m. del 20 de mayo de 1927, un joven piloto llamado Charles Lindbergh emprendió un vuelo histórico a través del Océano Atlántico, desde Nueva York a París. Fue el primer vuelo sin escalas transatlántico en un avión, y su efecto tanto en Lindbergh como en la aviación fue enorme. Lindbergh se convirtió instantáneamente en un héroe estadounidense. La aviación se convirtió en una industria más establecida, atrayendo millones de dólares de inversión privada casi de la noche a la mañana, así como el apoyo de millones de estadounidenses.

El piloto que despertó toda esta atención abandonó la escuela de ingeniería en la Universidad de Wisconsin para aprender a volar. Se convirtió en un barnstormer, haciendo espectáculos aéreos en todo el país, y finalmente se unió a Robertson Aircraft Corporation, para transportar correo entre St. Louis y Chicago.

Al planificar su viaje transatlántico, Lindbergh decidió atrevidamente volar solo, sin navegante, para poder llevar más combustible. Su avión, el Spirit of St. Louis, tenía poco menos de 28 pies de largo y una envergadura de 46 pies. Llevaba 450 galones de gasolina, lo que representaba la mitad de su peso de despegue. Había muy poco espacio en la cabina estrecha para navegar por las estrellas, por lo que Lindbergh voló por estima. Dividió mapas de su biblioteca local en treinta y tres segmentos de 100 millas, anotando el rumbo que seguiría mientras volaba en cada segmento. Cuando avistó por primera vez la costa de Irlanda, estaba casi exactamente en la ruta que había trazado, y aterrizó varias horas después, con 80 galones de combustible de sobra.

El mayor enemigo de Lindbergh en su viaje fue la fatiga. El viaje duró 33 horas, 29 minutos y 30 segundos agotadores, pero logró mantenerse despierto sacando la cabeza por la ventana para inhalar aire frío, manteniendo los párpados abiertos y recordándose constantemente a sí mismo que si se quedaba dormido lo haría. perecer. Además, tenía una ligera inestabilidad incorporada en su avión que lo ayudó a mantenerse concentrado y despierto.

Lindbergh aterrizó en Le Bourget Field, en las afueras de París, a las 10:24 p.m. Hora de París el 21 de mayo. La noticia de su vuelo lo precedió y una gran multitud de parisinos corrió al aeródromo para verlo a él ya su avioneta. No cabía duda de la magnitud de lo que había logrado. Había llegado la Era del Aire.

La Ley Watres y la Conferencia sobre el botín

En 1930, el Director General de Correos Walter Brown impulsó una legislación que tendría otro impacto importante en el desarrollo de la aviación comercial. Conocida como la Ley Watres (en honor a uno de sus patrocinadores principales, el representante Laurence H. Watres de Pensilvania), autorizó a la Oficina de Correos a celebrar contratos a más largo plazo para el correo aéreo, con tarifas basadas en el espacio o el volumen, en lugar del peso. Además, la ley autorizó a la Oficina de Correos a consolidar las rutas de correo aéreo, cuando fuera de interés nacional hacerlo. Brown creía que los cambios promoverían aerolíneas más grandes y fuertes, así como más servicios de costa a costa y durante la noche.

Inmediatamente después de que el Congreso aprobara la ley, Brown celebró una serie de reuniones en Washington para discutir los nuevos contratos. Más tarde, las reuniones se denominaron Spoils Conference porque Brown les dio poca publicidad e invitó directamente solo a un puñado de personas de las aerolíneas más grandes. Designó tres rutas de correo transcontinentales y dejó en claro que quería que solo una empresa operara cada servicio en lugar de que varias aerolíneas pequeñas se entregaran el correo entre sí. Sus acciones trajeron problemas políticos que resultaron en cambios importantes en el sistema dos años después.

El escándalo y la ley de correo aéreo de 1934

Después de la avalancha demócrata en las elecciones de 1932, algunas de las aerolíneas más pequeñas comenzaron a quejarse con los periodistas y políticos de que Brown les había negado injustamente los contratos de correo aéreo. Un periodista descubrió que se había adjudicado un contrato importante a una aerolínea cuya oferta era tres veces mayor que la oferta rival de una aerolínea más pequeña. Siguieron audiencias del Congreso, presididas por el senador Hugo Black de Alabama, y ​​para 1934 el escándalo había alcanzado proporciones tales que incitaron al presidente Franklin Roosevelt a cancelar todos los contratos de correo y entregar las entregas de correo al Ejército.

La decisión fue un error. Los pilotos del Ejército no estaban familiarizados con las rutas del correo, y el clima en el momento en que se hicieron cargo de las entregas, febrero de 1934, era terrible. Hubo una serie de accidentes cuando los pilotos volaron carreras de práctica y comenzaron a llevar el correo, lo que llevó a titulares de periódicos que obligaron al presidente Roosevelt a retirarse de su plan solo un mes después de haber entregado el correo al Ejército.

Mediante la Ley de Correo Aéreo de 1934, el gobierno volvió a devolver el transporte por correo aéreo al sector privado, pero lo hizo bajo un nuevo conjunto de reglas que tendrían un impacto significativo en la industria. La licitación se estructuró para ser más competitiva, y los antiguos titulares de contratos no pudieron licitar en absoluto, por lo que se reorganizaron muchas empresas. El resultado fue una distribución más equitativa del negocio de correo del gobierno y tarifas de correo más bajas que obligaron a las aerolíneas y los fabricantes de aviones a prestar más atención al desarrollo del negocio de los pasajeros.

En otro cambio importante, el gobierno forzó el desmantelamiento de las sociedades de cartera verticales comunes hasta ese momento en la industria, enviando a los fabricantes de aviones y operadores de aerolíneas (sobre todo Boeing, Pratt & amp Whitney y United Air Lines) por caminos separados. Toda la industria ahora se reorganizó y reorientó.

Innovaciones aeronáuticas

Para que las aerolíneas alejen a los pasajeros de los ferrocarriles, necesitaban aviones más grandes y más rápidos. También necesitaban aviones más seguros. Accidentes, como el de 1931 que mató al entrenador de fútbol de Notre Dame, Knute Rockne, junto con otras seis personas, impidieron que la gente volara.

Los fabricantes de aviones respondieron al desafío. Hubo tantas mejoras en los aviones en la década de 1930 que muchos creen que fue el período más innovador en la historia de la aviación. Los motores refrigerados por aire reemplazaron a los motores refrigerados por agua, reduciendo el peso y haciendo posible aviones más grandes y rápidos. Los instrumentos de la cabina también mejoraron, con mejores altímetros, indicadores de velocidad del aire, indicadores de velocidad de ascenso, brújulas y la introducción del horizonte artificial, que mostró a los pilotos la actitud de la aeronave en relación con el suelo, importante para volar con visibilidad reducida.

Radio

Otro desarrollo de enorme importancia para la aviación fue la radio. La aviación y la radio se desarrollaron casi al mismo tiempo. ¿Marconi envió su primer mensaje a través del Atlántico en las ondas de radio solo dos años antes que los hermanos Wright? primer vuelo en Kitty Hawk. Para la Primera Guerra Mundial, algunos pilotos llevaban radios en el aire para poder comunicarse con la gente en tierra. Las aerolíneas siguieron su ejemplo después de la guerra, utilizando la radio para transmitir información meteorológica desde tierra a sus pilotos, para que pudieran evitar las tormentas.

Sin embargo, un avance aún más significativo fue la constatación de que la radio podía utilizarse como ayuda para la navegación cuando la visibilidad era escasa y las ayudas visuales a la navegación, como las balizas, eran inútiles. Una vez que se resolvieron los problemas técnicos, el Departamento de Comercio construyó 83 radiobalizas en todo el país. Entraron en pleno funcionamiento en 1932, transmitiendo automáticamente rayos direccionales, o pistas, que los pilotos podían seguir hasta su destino. Las balizas de balizamiento fueron las siguientes, que permitieron a los pilotos localizar aeropuertos con poca visibilidad. La primera torre de control de tráfico aéreo se estableció en 1935 en lo que ahora es el Aeropuerto Internacional de Newark en Nueva Jersey.

Los primeros aviones de pasajeros modernos

Boeing construyó lo que generalmente se considera el primer avión de pasajeros moderno, el Boeing 247. Fue presentado en 1933 y United Air Lines compró rápidamente 60 de ellos. Basado en un bombardero bimotor de ala baja con tren de aterrizaje retráctil construido para el ejército, el 247 tenía capacidad para 10 pasajeros y navegaba a 155 millas por hora. Su cabina estaba aislada para reducir los niveles de ruido del motor dentro del avión, y contaba con comodidades como asientos tapizados y un calentador de agua para que los pasajeros viajen con mayor comodidad. Finalmente, Boeing también le dio a las 247 hélices de paso variable, que redujeron las distancias de despegue, aumentaron la velocidad de ascenso y aumentaron las velocidades de crucero.

Para no quedarse atrás de United, TWA buscó una alternativa al 247 y finalmente encontró lo que buscaba de Douglas Aircraft Company. Su DC-1 incorporó las innovaciones de Boeing y mejoró muchas de ellas. El DC-1 tenía un motor más potente y capacidad para dos pasajeros más que el 247. Más importante aún, la estructura del avión fue diseñada para que la piel de la aeronave soportara la mayor parte del estrés en el avión durante el vuelo. No había un esqueleto interior de largueros metálicos, lo que daba a los pasajeros más espacio del que tenían en el 247. El DC-1 también era más fácil de volar. Estaba equipado con el primer piloto automático y los primeros flaps de ala eficientes, para una mayor sustentación durante el despegue. Sin embargo, a pesar de todos sus avances, solo se construyó un DC-1. Douglas decidió casi de inmediato alterar su diseño, agregando 18 pulgadas a su longitud para que pudiera acomodar a dos pasajeros más. La nueva versión más larga se llamó DC-2 y fue un gran éxito, pero lo mejor aún estaba por llegar.

El DC-3

Llamado el avión que cambió el mundo, el DC-3 fue el primer avión que permitió a las aerolíneas ganar dinero transportando pasajeros. Como resultado, rápidamente se convirtió en el avión dominante en los Estados Unidos, luego de su debut en 1936 con American Airlines (que jugó un papel clave en su diseño).

El DC-3 tenía un 50 por ciento más de capacidad de pasajeros que el DC-2 (21 asientos frente a 14), pero su funcionamiento costaba solo un diez por ciento más. También se consideró un avión más seguro, construido con una aleación de aluminio más fuerte que los materiales utilizados anteriormente en la construcción de aviones. Tenía motores más potentes (1,000 caballos de fuerza versus 710 caballos de fuerza para el DC-2), y podía viajar de costa a costa en solo 16 horas, un viaje rápido para ese tiempo.

Otra mejora importante fue el uso de una bomba hidráulica para bajar y subir el tren de aterrizaje. Esto liberó a los pilotos de tener que hacer girar el engranaje hacia arriba y hacia abajo durante los despegues y aterrizajes. Para mayor comodidad de los pasajeros, el DC-3 tenía un aislamiento de plástico amortiguador de ruido y asientos de goma para minimizar las vibraciones. Era un avión increíblemente popular y ayudó a atraer a muchos viajeros nuevos a volar.

Cabinas presurizadas

Aunque aviones como el Boeing 247 y el DC-3 representaron avances significativos en el diseño de aviones, tenían un gran inconveniente. No podían volar a más de 10,000 pies, porque la gente se mareaba e incluso se desmayaba, debido a los niveles reducidos de oxígeno en altitudes más altas.

Las aerolíneas querían volar más alto, para superar las turbulencias del aire y las tormentas comunes en altitudes más bajas. El mareo por movimiento fue un problema para muchos pasajeros de aerolíneas y un factor inhibidor para el crecimiento de la industria.

El gran avance se produjo en Boeing con el Stratoliner, una derivación del bombardero B-17 introducido en 1940 y volado por primera vez por TWA. Fue la primera aeronave presurizada, lo que significa que se bombeaba aire a la aeronave a medida que ganaba altitud para mantener una atmósfera dentro de la cabina similar a la atmósfera que se produce naturalmente en altitudes más bajas. Con su compresor de aire regulado, el Stratoliner de 33 asientos podía volar tan alto como 20,000 pies y alcanzar velocidades de 200 millas por hora.

La Ley de Aeronáutica Civil de 1938

Las decisiones gubernamentales continuaron demostrando ser tan importantes para el futuro de la aviación como los avances tecnológicos, y uno de los proyectos de ley de aviación más importantes jamás promulgados por el Congreso fue la Ley de Aeronáutica Civil de 1938. Hasta ese momento, numerosas agencias y departamentos gubernamentales participaron en la política de aviación. A veces, las aerolíneas eran empujadas y tiradas en varias direcciones, y no había ninguna agencia central que trabajara para el desarrollo a largo plazo de la industria.Todas las aerolíneas habían estado perdiendo dinero desde que las reformas postales en 1934 redujeron significativamente la cantidad que se les pagaba por transportar el correo.

Las aerolíneas querían una regulación gubernamental más racionalizada, a través de una agencia independiente, y la Ley de Aeronáutica Civil les dio lo que necesitaban. Creó la Autoridad de Aeronáutica Civil (CAA) y otorgó a la nueva agencia poder para regular las tarifas de las aerolíneas, las tarifas del correo aéreo, los acuerdos entre líneas, las fusiones y las rutas. Su misión era preservar el orden en la industria, manteniendo las tarifas a niveles razonables y, al mismo tiempo, nutriendo a la industria de las aerolíneas, que aún era financieramente inestable, alentando así el desarrollo del transporte aéreo comercial.

El Congreso creó una agencia separada, la Junta de Seguridad Aérea, para investigar accidentes. En 1940, sin embargo, el presidente Roosevelt convenció al Congreso de transferir la función de investigación de accidentes a la CAA, que luego pasó a llamarse Junta de Aeronáutica Civil (CAB). Estos movimientos, junto con el tremendo progreso realizado en el lado tecnológico, pusieron a la industria en el camino hacia el éxito.

Segunda Guerra Mundial

La aviación tuvo un impacto enorme en el curso de la Segunda Guerra Mundial y la guerra tuvo un impacto igualmente significativo en la aviación. Había menos de 300 aviones de transporte aéreo en los Estados Unidos cuando Hitler entró en Polonia en 1939. Al final de la guerra, los fabricantes de aviones estadounidenses producían 50.000 aviones al año.

La mayoría de los aviones, por supuesto, eran cazas y bombarderos, pero la importancia de los transportes aéreos para el esfuerzo bélico también se hizo evidente rápidamente. Durante la guerra, las aerolíneas proporcionaron un puente aéreo muy necesario para mantener a las tropas y los suministros en movimiento, al frente y a lo largo de la cadena de producción en casa. Por primera vez en su historia, las aerolíneas tenían mucho más negocio, tanto para pasajeros como para carga, de lo que podían manejar. Muchos de ellos también tuvieron la oportunidad de ser pioneros en nuevas rutas, obteniendo una exposición que les daría una perspectiva decididamente más amplia al final de la guerra.

Si bien hubo numerosos avances en el diseño de aviones estadounidenses durante la guerra, que permitieron a los aviones ir más rápido, más alto y más lejos que nunca, la producción en masa era el objetivo principal de los Estados Unidos. Las principales innovaciones del período de guerra, los radares y los motores a reacción, se produjeron en Europa.

El motor a reacción

Isaac Newton fue el primero en teorizar, en el siglo XVIII, que una explosión canalizada hacia atrás podría impulsar una máquina hacia adelante a gran velocidad. Sin embargo, nadie encontró una aplicación práctica para la teoría hasta que Frank Whittle, un piloto británico, diseñó el primer motor a reacción en 1930. Incluso entonces, el escepticismo generalizado sobre la viabilidad comercial de un avión impidió que el diseño de Whittle fuera probado durante varios años.

Los alemanes fueron los primeros en construir y probar un avión a reacción. Basado en un diseño de Hans von Ohain, un estudiante cuyo trabajo era independiente del de Whittle, voló en 1939, aunque no tan bien como esperaban los alemanes. Los científicos alemanes tardarían otros cinco años en perfeccionar el diseño, momento en el que, afortunadamente, era demasiado tarde para afectar el resultado de la guerra.

Whittle también mejoró su motor a reacción durante la guerra, y en 1942 envió un prototipo de motor a General Electric en los Estados Unidos. El primer avión a reacción de Estados Unidos, el Bell P-59, se construyó al año siguiente.

Radar

Otro desarrollo tecnológico con un impacto mucho mayor en el resultado de la guerra (y más tarde en la aviación comercial) fue el radar. Los científicos británicos habían estado trabajando en un dispositivo que podría darles una advertencia temprana de la aproximación de aviones enemigos incluso antes de que comenzara la guerra, y para 1940 Gran Bretaña tenía una línea de transceptores de radar a lo largo de su costa este que podían detectar aviones alemanes en el momento en que despegaban del Continente. Los científicos británicos también perfeccionaron el osciloscopio de rayos catódicos, que produjo contornos tipo mapa del campo circundante y mostró los aviones como una luz pulsante. Mientras tanto, los estadounidenses encontraron una manera de distinguir entre aviones enemigos y aviones aliados instalando transpondedores a bordo de estos últimos que indicaban su identidad a los operadores de radar.

El amanecer de la era del jet

La aviación estaba preparada para avanzar rápidamente después de la guerra, en gran parte debido al desarrollo de los aviones a reacción, pero todavía había problemas importantes que superar. En 1952, un avión de 36 asientos de fabricación británica, el Comet, voló de Londres a Johannesburgo, Sudáfrica, a velocidades de hasta 500 millas por hora. Dos años más tarde, la carrera del Comet terminó abruptamente después de dos accidentes consecutivos en los que el fuselaje se rompió durante el vuelo, como resultado de la fatiga del metal.

La Guerra Fría entre la Unión Soviética y los Estados Unidos, después de la Segunda Guerra Mundial, ayudó a asegurar la financiación necesaria para resolver estos problemas y hacer avanzar el desarrollo del avión. La mayoría de los avances se relacionaron con aviones militares que luego se aplicaron al sector comercial. Por ejemplo, Boeing empleó un diseño de ala inclinada hacia atrás para sus bombarderos B-47 y B-52 para reducir la resistencia y aumentar la velocidad. Posteriormente, el diseño se incorporó a los aviones comerciales, haciéndolos más rápidos y, por lo tanto, más atractivos para los pasajeros. El mejor ejemplo de transferencia de tecnología civil-militar fue el avión cisterna Boeing diseñado para la Fuerza Aérea para repostar bombarderos en vuelo. El petrolero, el KC-135, fue un gran éxito como avión militar, pero aún más cuando se renovó e introdujo, en 1958, como el primer avión de pasajeros estadounidense, el Boeing 707. Con una longitud de 125 pies y cuatro motores con Con 17,000 libras de empuje cada uno, el 707 podía transportar hasta 181 pasajeros y viajar a velocidades de 550 millas por hora. Sus motores demostraron ser más confiables que los motores de pistón, produciendo menos vibraciones, poniendo menos tensión en la estructura del avión y reduciendo los gastos de mantenimiento. También quemaban queroseno, que costaba la mitad de la gasolina de alto octanaje que se usa en los aviones más tradicionales. Con el 707, ordenado y operado por primera vez por Pan Am, se respondieron todas las preguntas sobre la viabilidad comercial de los jets. La era de los reactores había llegado y otras aerolíneas pronto hicieron cola para comprar el nuevo avión.

La Ley Federal de Aviación de 1958

Después de la Segunda Guerra Mundial, los viajes aéreos se dispararon, pero con el crecimiento de la industria surgieron nuevos problemas. En 1956, dos aviones chocaron sobre el Gran Cañón, matando a 128 personas. Los cielos se estaban llenando de gente para los sistemas existentes de separación de aeronaves, y el Congreso respondió aprobando la Ley Federal de Aviación de 1958.

La legislación creó una nueva agencia reguladora de seguridad, la Agencia Federal de Aviación, más tarde llamada Administración Federal de Aviación (FAA) cuando el Congreso creó el Departamento de Transporte (DOT) en 1967. La agencia se encargó de establecer y ejecutar un amplio sistema de control de tráfico aéreo. , para mantener una separación segura de todas las aeronaves comerciales en todas las fases del vuelo. Además, asumió jurisdicción sobre todos los demás asuntos de seguridad de la aviación, como la certificación de diseños de aeronaves y los programas de capacitación y mantenimiento de las aerolíneas. La Junta de Aeronáutica Civil conservó la jurisdicción sobre asuntos económicos, como rutas y tarifas de las aerolíneas.

Cuerpos anchos y supersónicos

1969 marcó el debut de otro avión revolucionario, el Boeing 747, que, nuevamente, Pan Am fue el primero en comprar y volar en servicio comercial. Fue el primer jet de fuselaje ancho, con dos pasillos, una cubierta superior distintiva sobre la sección delantera del fuselaje y cuatro motores. Con capacidad para hasta 450 pasajeros, era dos veces más grande que cualquier otro avión Boeing y un 80 por ciento más grande que el avión más grande hasta ese momento, el DC-8.

Reconociendo las economías de escala que se pueden obtener con aviones más grandes, otros fabricantes de aviones rápidamente siguieron su ejemplo. Douglas construyó su primer fuselaje ancho, el DC-10, en 1970, y solo un mes después, Lockheed voló a su competidor en el mercado de fuselaje ancho, el L-1011. Ambos aviones tenían tres motores (uno debajo de cada ala y otro en la cola) y eran más pequeños que el 747, con capacidad para 250 pasajeros.


Haga clic en el botón a continuación para obtener acceso instantáneo a estas hojas de trabajo para usar en el aula o en el hogar.

Descargar esta hoja de trabajo

¡Esta descarga es exclusiva para miembros de KidsKonnect Premium!
Para descargar esta hoja de trabajo, haga clic en el botón de abajo para registrarse (solo toma un minuto) y será llevado de regreso a esta página para comenzar la descarga.

Editar esta hoja de trabajo

Los recursos de edición están disponibles exclusivamente para miembros de KidsKonnect Premium.
Para editar esta hoja de trabajo, haga clic en el botón de abajo para registrarse (solo toma un minuto) y será llevado de regreso a esta página para comenzar a editar.

Los miembros Premium pueden editar esta hoja de trabajo mediante el software gratuito Google Slides en línea. Haga clic en el Editar botón de arriba para comenzar.

Descargar esta muestra

¡Esta muestra es exclusiva para miembros de KidsKonnect!
Para descargar esta hoja de trabajo, haga clic en el botón de abajo para registrarse gratis (solo toma un minuto) y será llevado de regreso a esta página para comenzar la descarga.

Primera Guerra Mundial (Primera Guerra Mundial) También conocida como Primera Guerra Mundial, fue una guerra global centrada en Europa que comenzó el 28 de julio de 1914 y duró hasta el 11 de noviembre de 1918. La guerra duró exactamente cuatro años, tres meses y 14 días. Antes de que comenzara la Segunda Guerra Mundial en 1939, la Primera Guerra Mundial se llamaba la Gran Guerra, la Guerra Mundial o la Guerra para poner fin a todas las guerras. 135 países participaron en la Primera Guerra Mundial y más de 15 millones de personas murieron. Consulte el archivo de hechos a continuación para obtener más información sobre la Primera Guerra Mundial.

La Primera Guerra Mundial fue un conflicto militar que duró desde 1914 hasta 1918 que involucró a casi todas las potencias más grandes del mundo. Se trataba de dos alianzas opuestas: los aliados y las potencias centrales. Los países de los Aliados incluían Rusia, Francia, Imperio Británico, Italia, Estados Unidos, Japón, Rumania, Serbia, Bélgica, Grecia, Portugal y Montenegro. Los países de las potencias centrales incluían Alemania, Austria-Hungría, Turquía y Bulgaria.

Los hechos de la Primera Guerra Mundial enumerados en esta página son asombrosos y muy interesantes si se considera que los eventos ocurrieron en una historia muy reciente.

Datos de la Primera Guerra Mundial para niños

  • La Primera Guerra Mundial estalló el 28 de junio de 1914. La Primera Guerra Mundial se desencadenó el 28 de junio de 1914 por el asesinato del archiduque Francisco Fernando de Austria y su esposa embarazada Sophie. El archiduque Francisco Fernando de Austria era sobrino del emperador Francisco José y heredero al trono de Austria y Hungría. El asesinato fue planeado por un grupo terrorista serbio, llamado The Black Hand y el hombre que disparó contra Franz Ferdinand y su esposa era un revolucionario bosnio llamado Gavrilo Princip.
  • Una de las causas principales de la Primera Guerra Mundial fue una diferencia sobre la política exterior. Aunque el asesinato de Franz Ferdinand desencadenó la Primera Guerra Mundial, esa fue solo la causa inmediata. Las diferencias sobre política exterior entre las principales potencias mundiales fue la causa subyacente de la guerra.
  • La Primera Guerra Mundial tuvo muchas causas:
    • Una maraña de alianzas hechas entre países, para mantener un equilibrio de poder en Europa, que provocó la escala del conflicto.
    • La crisis de Bosnia en la que Austria-Hungría se apoderó de la antigua provincia turca de Bosnia en 1909 enfureció a Serbia.
    • Los países estaban construyendo sus fuerzas militares, armas y acorazados.
    • Los países querían recuperar territorios perdidos de conflictos anteriores y construir imperios.
    • La crisis marroquí donde los alemanes protestaban en 1911 contra la posesión francesa de Marruecos.

    Más datos interesantes sobre la Primera Guerra Mundial

    • En Inglaterra se escuchó una explosión en el campo de batalla de Francia. La mayor parte de la Primera Guerra Mundial se libró en lodo y trincheras, pero un grupo de mineros también cavaría túneles subterráneos y detonaría minas detrás de las trincheras enemigas. En Messines Ridge en Bélgica, estos mineros detonaron más de 900.000 libras de explosivos al mismo tiempo, destruyendo la línea del frente alemana. La explosión fue tan fuerte y poderosa que fue escuchada por el primer ministro británico David Lloyd George & # 8211 a 140 millas de distancia en Downing Street.
    • Los periodistas de la Primera Guerra Mundial arriesgaron sus vidas para informar sobre la guerra. El gobierno trató de controlar el flujo de información desde la primera línea durante la guerra y se prohibió a los periodistas informar. La Oficina de Guerra consideró que informar sobre la guerra ayudaba al enemigo y, si los periodistas eran capturados, se enfrentaban a la pena de muerte. Un puñado de periodistas arriesgó su vida para informar sobre la guerra y las duras realidades que enfrentaron los soldados.
    • Se entregaron 12 millones de cartas en primera línea cada semana. Incluso en tiempos de guerra, solo se necesitaron dos días para que una carta fuera entregada desde Gran Bretaña a Francia. Se creó una oficina de clasificación de correo especialmente diseñada en Regent & # 8217s Park antes de que las cartas fueran enviadas a las trincheras en la línea del frente. Cuando terminó la guerra, ¡se habían entregado a las trincheras más de dos mil millones de cartas y 114 millones de paquetes!
    • La cirugía plástica se inventó debido a la Primera Guerra Mundial. Uno de los primeros ejemplos de cirugía plástica se produjo durante la Primera Guerra Mundial cuando un cirujano llamado Harold Gillies ayudó a las víctimas de metralla con terribles heridas faciales. La metralla causó muchas lesiones faciales en la Primera Guerra Mundial y el metal retorcido infligiría lesiones mucho peores que las heridas en línea recta de una bala. El Dr. Gillies fue pionero en las primeras técnicas de reconstrucción facial.
    • El soldado británico más joven de la Primera Guerra Mundial tenía solo 12 años. A más de 250.000 soldados menores de edad se les permitió luchar en la Primera Guerra Mundial. El más joven era un niño llamado Sidney Lewis que tenía solo 12 años pero mintió sobre su edad para unirse. Hubo muchos miles de niños menores de edad que se alistaron y la mayoría mintió sobre su edad. Algunos se unieron por amor a su país, mientras que otros lo hicieron para escapar de la vida y las malas condiciones en las que vivían.
    • Los bancos de sangre se desarrollaron durante la Primera Guerra Mundial. Fue durante la Primera Guerra Mundial que se utilizó el uso rutinario de transfusiones de sangre para tratar a los soldados heridos. La sangre se transfirió directamente de una persona a otra. En 1917, un médico del Ejército de los Estados Unidos llamado Capitán Oswald Johnson estableció el primer banco de sangre en el Frente Occidental. Usó citrato de sodio para evitar que la sangre se coagule y se vuelva inutilizable. La sangre se mantuvo en hielo durante 28 días y, cuando fue necesario, se transportó a las estaciones de limpieza de heridos para su uso en operaciones quirúrgicas para salvar vidas en los soldados que habían perdido mucha sangre.
    • 9 de cada 10 soldados británicos sobrevivieron a las trincheras. Los soldados británicos rara vez estuvieron en la línea de fuego en la Primera Guerra Mundial. Se movían constantemente por el sistema de trincheras y, por lo general, se mantenían alejados de los peligros del fuego enemigo. La vida de la mayoría de los soldados británicos en la Primera Guerra Mundial tendría una rutina y un aburrimiento regulares.
    • Se tuvo que prohibir a los generales del ejército ir & # 8216 por encima de la parte superior & # 8217. Un estereotipo común es que las soldaduras ordinarias fueron utilizadas por los altos mandos y los leones conducidos por burros, como dice el refrán. Los burros eran los generales incompetentes que no pasaban tiempo en la línea del frente mientras miles de soldados y los leones eran asesinados. En realidad, muchos generales británicos querían luchar y se les tuvo que prohibir pasar por alto porque los estaban matando y la experiencia de un general era demasiado importante para perderla.

    Hojas de trabajo de la Primera Guerra Mundial

    COMPLETA la guía de 40 páginas de la Primera Guerra Mundial.

    Todo este plan de la Unidad les dará a sus estudiantes o niños toda la educación que necesitan sobre la Gran Guerra. Con más de 40 páginas de desafiantes hojas de trabajo y actividades, este es un plan de unidad integral para usar en cualquier entorno de aprendizaje.

    Dentro de esta unidad, explorarás todos los aspectos de la Primera Guerra Mundial. Desde el trasfondo y la causa de la Primera Guerra Mundial hasta las condiciones que tuvieron que soportar los soldados y # 8217 que estaban en las trincheras. Los estudiantes también son desafiados al final de cada guía de estudio con una serie de hojas de trabajo únicas. Cada hoja de trabajo ha sido diseñada para evaluar específicamente el conocimiento y la comprensión del niño sobre la Gran Guerra. A continuación se enumeran los conceptos principales que los estudiantes pueden comprender al completar estas hojas de trabajo.

    Conceptos enseñados en este plan de unidad

    • Los estudiantes leen atentamente el texto y responden preguntas desafiantes según la guía de estudio adjunta.
    • Variedad de hojas de trabajo y conceptos para expandir la mente de los estudiantes y alinearse con los criterios de estudio básicos comunes.

    Puntos claves de aprendizaje:

    • Resalte la gravedad y las condiciones de amplificación que sufrieron hombres, mujeres y niños durante la guerra.
    • Anima al alumno a aplicar los conocimientos adquiridos en sus estudios.
    • Involucra su cerebro en el pensamiento crítico.
    • Las hojas de trabajo tienen como objetivo generar análisis y comprensión de este tema histórico.
    • El estudiante reflexionará activamente sobre lo estudiado y lo ayudará a obtener una comprensión más profunda de cómo eran las condiciones para los involucrados.

    Esta descarga incluye las siguientes hojas de trabajo:

    • Hechos de la expansión hacia el oeste
    • Las trece colonias originales
    • Mapeando el Oeste
    • Tribus de indios nativos americanos
    • Transporte y comunicación
    • Fiebre del oro de California
    • Pros y contras de la expansión
    • Presidentes de EE. UU.
    • Destino manifiesto
    • Salvaje salvaje oeste
    • Estados Unidos hoy

    Vincular / citar esta página

    Si hace referencia al contenido de esta página en su propio sitio web, utilice el código a continuación para citar esta página como fuente original.

    Usar con cualquier plan de estudios

    Estas hojas de trabajo se han diseñado específicamente para su uso con cualquier plan de estudios internacional. Puede usar estas hojas de trabajo tal como están o editarlas con Presentaciones de Google para que sean más específicas para sus propios niveles de habilidad de los estudiantes y los estándares del plan de estudios.


    Este de Africa

    Zanzíbar fue una vez el principal puerto de comercio de esclavos de África oriental, y bajo los árabes omaníes en el siglo XIX, hasta 50.000 esclavos pasaban por la ciudad cada año. Algunos historiadores estiman que entre 11 y 18 millones de esclavos negros africanos cruzaron el Mar Rojo, el Océano Índico y el Desierto del Sahara desde el 650 d.C. hasta el 1900 d.C., en comparación con los 9,4 a 12 millones de africanos que fueron llevados a América.

    Durante la Era de la Exploración, el Imperio Portugués fue la primera potencia europea en hacerse con el control de Zanzíbar, y los portugueses lo mantuvieron durante casi 200 años. En 1698, Zanzíbar cayó bajo el control del Sultanato de Omán, que desarrolló una economía de comercio y cultivos comerciales con una élite árabe gobernante. Las plantaciones se desarrollaron para cultivar especias, de ahí el término Islas de las Especias. Otro bien comercial importante para Zanzíbar fue el marfil. El sultán de Zanzíbar controlaba una parte sustancial de la costa del este de África, conocida como Zanj, esto incluía Mombasa, Dar es Salaam y rutas comerciales que se extendían mucho más hacia el interior, como la ruta que conduce a Kindu en el río Congo.

    A veces de forma gradual y otras a trompicones, el control de Zanzíbar llegó a manos del Imperio Británico, parte del ímpetu político de este fue el movimiento del siglo XIX para la abolición de la trata de esclavos. La relación entre Gran Bretaña y la potencia colonial relevante más cercana, Alemania, fue formalizada por el Tratado Heligoland-Zanzíbar de 1890, en el que Alemania se comprometió a no interferir con los intereses británicos en la isla insular de Zanzíbar. Ese año, Zanzíbar se convirtió en un protectorado (no una colonia) de Gran Bretaña. De 1890 a 1913, los visires tradicionales fueron designados para gobernar como títeres, pasando a un sistema de residentes británicos (efectivamente gobernadores) de 1913 a 1963.

    Hamoud bin Mohammed Al-Said se convirtió en sultán con el apoyo del cónsul británico, Sir Basil Cave, tras la muerte de Hamad bin Thuwaini. Antes de que pudiera entrar en el palacio, otro posible aspirante al trono, Khalid bin Barghash, se apoderó del palacio y se declaró sultán.Los británicos respondieron al día siguiente, 26 de agosto de 1896, emitiendo un ultimátum a Khalid y su séquito para que evacuaran el palacio a las 9:00 am del 27 de agosto. Cuando se negó, los buques de guerra británicos dispararon contra el palacio y otros lugares estratégicos en el ciudad, destruyéndolos y haciendo que Khalid y su grupo huyeran.

    Según el Libro Guinness de los Récords Mundiales, la Guerra Anglo-Zanzíbar resultante fue la guerra más corta de la historia, y el mismo día Hamoud pudo asumir el título de sultán, más en deuda con los británicos que nunca. Más tarde, Hamoud cumplió con las demandas británicas de que se prohibiera la esclavitud en Zanzíbar y que se liberara a todos los esclavos. Por esto fue condecorado por la reina Victoria y su hijo y heredero, Ali bin Hamud, fue llevado a Inglaterra para ser educado.

    Haga clic aquí para ver la historia de Omán, Zanzíbar y el Sultanato: Haga clic en & gt & gt & gt

    Finalmente, los africanos pagaron por su estupidez al vender a los de su propia especie a la esclavitud brutal:

    Todo el continente fue colonizado por los albinos.


    ¿Cuál fue la primera guerra conocida en la historia? - Historia

    Traducido por Richard Crawley

    El estado de Grecia desde los primeros tiempos hasta el comienzo de la guerra del Peloponeso

    Tucídides, ateniense, escribió la historia de la guerra entre peloponesios y atenienses, comenzando en el momento en que estalló, y creyendo que sería una gran guerra y más digna de relacionarse que las anteriores. Esta creencia no carecía de fundamento. Los preparativos de ambos combatientes se encontraban en todos los departamentos en el último estado de perfección y podía ver al resto de la raza helénica tomando partido en la disputa aquellos que demoraban en hacerlo de una vez teniéndolo en contemplación. De hecho, este fue el movimiento más grande conocido hasta ahora en la historia, no solo de los helenos, sino de una gran parte del mundo bárbaro; casi había dicho de la humanidad. Porque aunque los sucesos de la antigüedad remota, e incluso los que precedieron más inmediatamente a la guerra, no pudieron determinarse claramente a partir del transcurso del tiempo, sin embargo, las evidencias en las que una investigación llevada tan atrás como fue posible me lleva a confiar, todas apuntan a la conclusión de que no había nada a gran escala, ni en la guerra ni en otros asuntos.

    Por ejemplo, es evidente que el país que ahora se llama Hellas no tenía en la antigüedad una población asentada, por el contrario, las migraciones eran frecuentes, las diversas tribus abandonaban rápidamente sus hogares bajo la presión de un número superior. Sin comercio, sin libertad de comunicación, ya sea por tierra o por mar, sin cultivar más de su territorio de lo requerido por las exigencias de la vida, sin capital, sin nunca plantar su tierra (porque no sabían cuándo un invasor no podría venir y tomarlo todo). lejos, y cuando llegó no tenían muros que lo detuvieran), pensando que las necesidades del sustento diario podrían cubrirse tanto en un lugar como en otro, se preocuparon poco por cambiar su habitación y, en consecuencia, ni construyeron grandes ciudades ni lograron a cualquier otra forma de grandeza. Los suelos más ricos fueron siempre los más sujetos a este cambio de amos, como el distrito ahora llamado Tesalia, Beocia, la mayor parte del Peloponeso, excepto Arcadia, y las partes más fértiles del resto de Hellas. La bondad de la tierra favoreció el engrandecimiento de individuos particulares, y así creó una facción que resultó ser una fuente fértil de ruina. También invitó a la invasión. En consecuencia, Ática, desde la pobreza de su suelo que disfruta desde un período muy remoto de la libertad de facción, nunca cambió sus habitantes. Y aquí hay una ejemplificación nada despreciable de mi afirmación de que las migraciones fueron la causa de que no hubiera un crecimiento correspondiente en otras partes. Las víctimas más poderosas de la guerra o de las facciones del resto de Hellas se refugiaron con los atenienses como un refugio seguro y en un período temprano, naturalizándose, aumentaron la ya numerosa población de la ciudad a tal altura que Ática finalmente se volvió demasiado pequeña. para retenerlos, y tuvieron que enviar colonias a Jonia.

    También hay otra circunstancia que contribuye no poco a mi convicción de la debilidad de la antigüedad. Antes de la guerra de Troya no hay indicios de ninguna acción común en Hellas, ni tampoco de la prevalencia universal del nombre, por el contrario, antes de la época de Hellen, hijo de Deucalion, no existía tal denominación, pero el país se llamaba de las diferentes tribus, en particular de los pelasgos. No fue hasta que Hellen y sus hijos se hicieron fuertes en Phthiotis, y fueron invitados como aliados a las otras ciudades, que uno por uno adquirieron gradualmente a partir de la conexión el nombre de Hellenes, aunque pasó mucho tiempo antes de que ese nombre pudiera imponerse a todos. . La mejor prueba de esto la proporciona Homero. Nacido mucho después de la guerra de Troya, en ninguna parte los llama a todos por ese nombre, ni a ninguno de ellos excepto a los seguidores de Aquiles de Phthiotis, que fueron los helenos originales: en sus poemas se les llama danaanos, argivos y aqueos. Ni siquiera usa el término bárbaro, probablemente porque los helenos aún no habían sido separados del resto del mundo por una denominación distintiva. Por lo tanto, parece que las diversas comunidades helénicas, que comprenden no solo las que primero adquirieron el nombre, ciudad por ciudad, como llegaron a entenderse entre sí, sino también las que lo asumieron después como el nombre de todo el pueblo, fueron anteriores a los troyanos. la guerra impedida por su falta de fuerza y ​​la ausencia de intercambio mutuo de manifestar cualquier acción colectiva.

    De hecho, no pudieron unirse para esta expedición hasta que se familiarizaran cada vez más con el mar. Y la primera persona conocida por la tradición por haber establecido una marina es Minos. Se hizo dueño de lo que ahora se llama el mar helénico y gobernó las Cícladas, a la mayoría de las cuales envió las primeras colonias, expulsando a los carianos y nombrando gobernadores a sus propios hijos, y así hizo todo lo posible para acabar con la piratería en esas aguas. , un paso necesario para asegurar los ingresos para su propio uso.

    Porque en los primeros tiempos, los helenos y los bárbaros de la costa y las islas, a medida que la comunicación por mar se hizo más común, se vieron tentados a convertir en piratas, bajo la conducta de sus hombres más poderosos, los motivos eran servir a su propia codicia y apoyar a los necesitados. . Caerían sobre una ciudad desprotegida por murallas, y que consistía en una mera colección de aldeas, y la saquearían, de hecho, esta llegó a ser la principal fuente de sustento, sin que aún se atribuyera ninguna desgracia a tal logro, pero incluso algo de gloria. . Un ejemplo de esto es proporcionado por el honor con el que algunos habitantes del continente todavía consideran a un merodeador exitoso, y por la pregunta que encontramos a los viejos poetas en todas partes representando al pueblo como preguntando a los viajeros: "¿Son piratas?" si aquellos a los que se les hace la pregunta no tuvieran idea de negar la imputación, o sus interrogadores de reprochárselo. La misma rapiña prevaleció también por tierra.

    E incluso en la actualidad, muchos de Hellas todavía siguen la vieja moda, los locrianos ozolianos por ejemplo, los etolios, los acarnanianos, y esa región del continente y la costumbre de portar armas todavía se mantiene entre estos continentales, desde el antiguo Hábitos piratas. El conjunto de Hellas solía llevar armas, sus habitaciones estaban desprotegidas y su comunicación entre ellos era realmente insegura; llevar armas era una parte de la vida cotidiana tanto para ellos como para los bárbaros. Y el hecho de que la gente de estas partes de Hellas siga viviendo a la antigua indica una época en la que el mismo modo de vida era una vez común para todos. Los atenienses fueron los primeros en dejar a un lado sus armas y adoptar un modo de vida más fácil y lujoso, de hecho, solo recientemente sus viejos ricos dejaron el lujo de usar ropa interior de lino y atarse un mechón de pelo. con una corbata de saltamontes de oro, una moda que se extendió a sus parientes jónicos y prevaleció durante mucho tiempo entre los ancianos allí. Por el contrario, los lacedemonios adoptaron por primera vez un estilo de vestir modesto, más acorde con las ideas modernas, y los ricos hicieron todo lo posible por asimilar su estilo de vida al de la gente común. También dieron el ejemplo de contender desnudos, desnudándose públicamente y ungiéndose con aceite en sus ejercicios gimnásticos. Anteriormente, incluso en las competencias olímpicas, los atletas que competían usaban cinturones en la cintura y hace pocos años que cesó la práctica. Hasta el día de hoy entre algunos de los bárbaros, especialmente en Asia, cuando se ofrecen premios para el boxeo y la lucha libre, los combatientes llevan cinturones. Y hay muchos otros puntos en los que podría mostrarse una semejanza entre la vida del mundo helénico de antaño y la del bárbaro de hoy.

    Con respecto a sus pueblos, más tarde, en una época de mayores facilidades de navegación y una mayor oferta de capital, encontramos las costas convirtiéndose en el sitio de pueblos amurallados, y los istmos siendo ocupados con fines comerciales y de defensa contra un vecino. . Pero las ciudades antiguas, debido a la gran prevalencia de la piratería, se construyeron lejos del mar, ya sea en las islas o en el continente, y aún permanecen en sus sitios antiguos. Porque los piratas solían saquearse unos a otros y, de hecho, a todas las poblaciones costeras, sean marineros o no.

    Los isleños también fueron grandes piratas. Estos isleños eran carios y fenicios, por quienes colonizaron la mayor parte de las islas, como lo demuestra el siguiente hecho. Durante la purificación de Delos por Atenas en esta guerra se levantaron todas las tumbas de la isla, y se encontró que más de la mitad de sus reclusos eran carianos: fueron identificados por la forma de las armas enterradas con ellos y por el método de entierro, que era el mismo que todavía siguen los carianos. Pero tan pronto como Minos formó su armada, la comunicación por mar se hizo más fácil, ya que colonizó la mayoría de las islas y expulsó a los malhechores. La población de la costa comenzó ahora a dedicarse más de cerca a la adquisición de riquezas y su vida se volvió más asentada, algunos incluso comenzaron a construir muros sobre la base de sus riquezas recién adquiridas. Porque el amor a la ganancia reconciliaría al más débil con el dominio del más fuerte, y la posesión del capital permitía a los más poderosos reducir al sometimiento las ciudades más pequeñas. Y fue en una etapa algo posterior de este desarrollo cuando se embarcaron en la expedición contra Troya.

    Lo que permitió a Agamenón levantar el armamento fue más, en mi opinión, su superioridad en fuerza, que los juramentos de Tyndareus, que obligaron a los pretendientes a seguirlo. De hecho, el relato dado por aquellos peloponesios que han sido los destinatarios de la tradición más creíble es este. En primer lugar, Pelops, que llegó entre una población necesitada de Asia con vastas riquezas, adquirió tal poder que, por extraño que fuera, el país recibió su nombre y este poder que la fortuna consideró oportuno aumentar materialmente en manos de sus descendientes. Euristeo había sido asesinado en Ática por los Heráclidos. Atreo era hermano de su madre y en manos de su pariente, que había dejado a su padre a causa de la muerte de Crisipo, Euristeo, cuando emprendió su expedición, había comprometido Micenas y el gobierno. A medida que pasaba el tiempo y Euristeo no regresaba, Atreo cumplió con los deseos de los micénicos, que estaban influenciados por el miedo a los Heráclidos -además, su poder parecía considerable, y no había descuidado cortejar el favor del pueblo- y asumió el cetro de Micenas y el resto de los dominios de Euristeo. Y así el poder de los descendientes de Pelops llegó a ser mayor que el de los descendientes de Perseo. A todo esto tuvo éxito Agamenón. También tenía una armada mucho más fuerte que sus contemporáneos, por lo que, en mi opinión, el miedo fue un elemento tan fuerte como el amor en la formación de la expedición confederada. La fuerza de su armada se demuestra por el hecho de que el suyo era el contingente más grande, y el de los arcadios fue proporcionado por él. Esto al menos es lo que dice Homero, si su testimonio se considera suficiente. Además, en su relato de la transmisión del cetro, lo llama "De muchas islas y de todo Argos rey". Ahora bien, la de Agamenón era una potencia continental y no podría haber sido dueño de ninguna excepto de las islas adyacentes (y estas no serían muchas), sino a través de la posesión de una flota.

    Y de esta expedición podemos inferir el carácter de empresas anteriores. Ahora bien, Micenas puede haber sido un lugar pequeño, y muchas de las ciudades de esa época pueden parecer comparativamente insignificantes, pero ningún observador exacto se sentiría, por lo tanto, justificado para rechazar la estimación dada por los poetas y por la tradición de la magnitud del armamento. Porque supongo que si Lacedemonia quedara desolada y se dejaran los templos y los cimientos de los edificios públicos, con el paso del tiempo habría una fuerte disposición en la posteridad a negarse a aceptar su fama como verdadera exponente de su poder. Y, sin embargo, ocupan las dos quintas partes del Peloponeso y lideran el conjunto, por no hablar de sus numerosos aliados en el exterior. Sin embargo, como la ciudad no está construida de forma compacta ni adornada con magníficos templos y edificios públicos, sino compuesta por pueblos a la antigua usanza de Hellas, habría una impresión de insuficiencia. Mientras que, si Atenas sufriera la misma desgracia, supongo que cualquier inferencia de la apariencia presentada al ojo haría que su poder fuera el doble de grande de lo que es. Por lo tanto, no tenemos derecho a ser escépticos, ni a contentarnos con una inspección de una ciudad excluyendo una consideración de su poder, pero podemos concluir con seguridad que el armamento en cuestión superó a todos los anteriores, ya que no cumplió con los esfuerzos modernos. si podemos aceptar aquí también el testimonio de los poemas de Homero, en los que, sin permitir la exageración que un poeta se sentiría autorizado a emplear, podemos ver que dista mucho de igualar al nuestro. Lo ha representado como compuesto por mil doscientos barcos, siendo el complemento beocio de cada barco ciento veinte hombres, y el de los barcos de Filoctetes cincuenta. Con esto, concibo, quiso transmitir el máximo y el mínimo complemento: en todo caso, no especifica la cantidad de otros en su catálogo de barcos. Que todos eran remeros además de guerreros, lo vemos en su relato de los barcos de Filoctetes, en el que todos los hombres a los remos son arqueros. Ahora bien, es improbable que navegaran muchos supernumerarios, si exceptuamos a los reyes y altos oficiales sobre todo porque tenían que cruzar el mar abierto con municiones de guerra, en barcos, además, que no tenían cubierta, pero estaban equipados a la antigua piratería. De modo que si golpeamos el promedio de los barcos más grandes y más pequeños, el número de los que navegaron parecerá insignificante, representando, como lo hicieron, toda la fuerza de Hellas. Y esto se debió no tanto a la escasez de hombres como de dinero. La dificultad de subsistencia hizo que los invasores redujeran el número del ejército a un punto en el que pudiera vivir en el país durante el curso de la guerra. Incluso después de la victoria que obtuvieron a su llegada, y una victoria debe haber habido, o las fortificaciones del campamento naval nunca podrían haberse construido, no hay indicios de que toda su fuerza haya sido empleada por el contrario, parece que lo han hecho. recurrió al cultivo del quersoneso ya la piratería por falta de suministros. Esto fue lo que realmente permitió a los troyanos mantener el campo durante diez años contra la dispersión del enemigo haciéndolos siempre a la altura del destacamento dejado atrás. Si hubieran traído muchos suministros con ellos y hubieran perseverado en la guerra sin dispersarse por la piratería y la agricultura, habrían derrotado fácilmente a los troyanos en el campo, ya que podrían defenderse de ellos con la división en servicio. En resumen, si se hubieran aferrado al asedio, la captura de Troya les habría costado menos tiempo y menos problemas. Pero así como la falta de dinero demostró la debilidad de las expediciones anteriores, por la misma causa incluso la en cuestión, más famosa que sus predecesoras, puede pronunciarse sobre la evidencia de lo que efectuó por haber sido inferior a su renombre y al actual. opinión al respecto se formó bajo la instrucción de los poetas.

    Incluso después de la guerra de Troya, Hellas todavía estaba comprometida con la mudanza y el asentamiento, por lo que no pudo alcanzar la tranquilidad que debe preceder al crecimiento. El tardío regreso de los helenos de Ilium provocó muchas revoluciones, y se produjeron facciones en casi todas partes y fueron los ciudadanos así conducidos al exilio los que fundaron las ciudades. Sesenta años después de la captura de Ilion, los tesalios expulsaron a los beocios modernos de Arne y se establecieron en la actual Beocia, la antigua Cadmeis, aunque había una división de ellos allí antes, algunos de los cuales se unieron a la expedición a Ilion. Veinte años más tarde, los dorios y los heráclidos se convirtieron en dueños del Peloponeso, de modo que se tuvo que hacer mucho y tuvieron que pasar muchos años antes de que Hellas pudiera alcanzar una tranquilidad duradera sin ser perturbada por las mudanzas y pudiera comenzar a enviar colonias, como lo hizo Atenas. Jonia y la mayoría de las islas, y los peloponesios a la mayor parte de Italia y Sicilia y algunos lugares en el resto de Hellas. Todos estos lugares fueron fundados posteriormente a la guerra con Troya.

    Pero a medida que el poder de Hellas crecía y la adquisición de riquezas se volvía más un objeto, los ingresos de los estados aumentaban, las tiranías se establecieron por sus medios en casi todas partes -la antigua forma de gobierno era la monarquía hereditaria con prerrogativas definidas- y Hellas comenzó a crecer. acondicionar flotas y aplicarse más de cerca al mar. Se dice que los corintios fueron los primeros en acercarse al estilo moderno de la arquitectura naval, y que Corinto fue el primer lugar en Hellas donde se construyeron galeras y tenemos a Ameinocles, un carpintero corintio, que fabrica cuatro barcos para los samoanos. Data del final de esta guerra, hace casi trescientos años que Ameinocles fue a Samos. Una vez más, la primera pelea naval de la historia fue entre los corintios y los corcireanos, esto fue hace unos doscientos sesenta años, y data de la misma época. Plantada en un istmo, Corinto había sido desde tiempos inmemoriales un emporio comercial, ya que anteriormente casi todas las comunicaciones entre los helenos dentro y fuera del Peloponeso se realizaban por tierra, y el territorio corintio era la carretera por la que viajaba. En consecuencia, disponía de grandes recursos económicos, como lo demuestra el epíteto de "rico" que le dieron los viejos poetas al lugar, lo que le permitió, cuando el tráfico marítimo se hizo más común, conseguir su armada y sofocar la piratería y, en la medida de lo posible, Ofrecer un mercado para ambas ramas del comercio, adquirió para ella todo el poder que proporciona una gran ganancia. Posteriormente, los jonios alcanzaron una gran fuerza naval durante el reinado de Ciro, el primer rey de los persas, y de su hijo Cambises, y mientras estaban en guerra con el primero dominaron durante un tiempo el mar Jónico. También Polícrates, el tirano de Samos, tenía una poderosa armada en el reinado de Cambises, con la que redujo muchas de las islas, y entre ellas Rhenea, que consagró al Apolo de Delos.Por esta época también los foceos, mientras fundaban Marsella, derrotaron a los cartagineses en una lucha naval. Estas fueron las armadas más poderosas. E incluso éstos, aunque habían transcurrido tantas generaciones desde la guerra de Troya, parecen haber estado compuestos principalmente por los viejos cincuenta remos y lanchas largas, y haber contado pocas galeras entre sus filas. De hecho, fue sólo poco después de la guerra persa, y la muerte de Darío, el sucesor de Cambises, cuando los tiranos sicilianos y los corcireanos adquirieron un gran número de galeras. Porque después de estas no hubo armadas de importancia en Hellas hasta que la expedición de Jerjes Egina, Atenas y otras pudieron haber poseído algunos barcos, pero eran principalmente de cincuenta remos. Fue bastante al final de este período cuando la guerra con Egina y la perspectiva de la invasión bárbara permitieron a Temístocles persuadir a los atenienses para que construyeran la flota con la que lucharon en Salamina y ni siquiera estos barcos tenían cubiertas completas.

    Las armadas, pues, de los helenos durante el período que hemos atravesado fueron las que he descrito. Toda su insignificancia no impidió que fueran un elemento de mayor poder para quienes los cultivaban, tanto en ingresos como en dominio. Fueron los medios por los cuales se alcanzaron y redujeron las islas, siendo las de menor extensión la presa más fácil. No hubo guerras por tierra, al menos ninguna por la cual se adquirió el poder, tenemos las habituales contiendas fronterizas, pero de expediciones lejanas con conquista por objeto no oímos nada entre los helenos. No hubo unión de ciudades sometidas alrededor de un gran estado, no hubo combinación espontánea de iguales para las expediciones confederadas; los combates allí consistían simplemente en guerras locales entre vecinos rivales. El acercamiento más cercano a una coalición tuvo lugar en la antigua guerra entre Calcis y Eretria, esta fue una disputa en la que el resto del nombre helénico tomó partido en cierta medida.

    También fueron varios los obstáculos que encontró el crecimiento nacional en diversas localidades. El poder de los jonios avanzaba a pasos agigantados, cuando chocó con Persia, bajo el rey Ciro, quien, después de haber destronado a Creso e invadido todo entre el Halis y el mar, no se detuvo hasta haber reducido las ciudades de la costa. las islas sólo quedaron sometidas por Darío y la armada fenicia.

    Una vez más, dondequiera que hubiera tiranos, su hábito de proveerse simplemente para sí mismos, de buscar únicamente su comodidad personal y el engrandecimiento familiar, hizo de la seguridad el gran objetivo de su política e impidió que nada grande procediera de ellos aunque cada uno tuviera sus asuntos con sus vecinos inmediatos. Todo esto solo es cierto en la madre patria, porque en Sicilia alcanzaron un poder muy grande. Así, durante mucho tiempo, en todas partes de Hellas encontramos causas que hacen que los Estados sean igualmente incapaces de combinarse para fines grandes y nacionales, o de cualquier acción vigorosa propia.

    Pero por fin llegó un momento en que los tiranos de Atenas y las tiranías mucho más antiguas del resto de Hellas fueron, con la excepción de los de Sicilia, derribados de una vez por todas por Lacedemonia para esta ciudad, aunque después del asentamiento de los dorios. , sus habitantes actuales, sufrió facciones durante un período de tiempo sin igual, obtuvo buenas leyes aún en un período muy temprano y disfrutó de una libertad inquebrantable de los tiranos, ha poseído la misma forma de gobierno durante más de cuatrocientos años, calculando hasta el final de la guerra tardía, y así ha estado en condiciones de arreglar los asuntos de los otros estados. No muchos años después de la deposición de los tiranos, la batalla de Maratón se libró entre los medos y los atenienses. Diez años después, el bárbaro regresó con la armada para el sometimiento de Hellas. Ante este gran peligro, el mando de los helenos confederados fue asumido por los lacedemonios en virtud de su poder superior y los atenienses, habiendo decidido abandonar su ciudad, destrozaron sus hogares, se lanzaron a sus barcos, y se convirtió en un pueblo naval. Esta coalición, después de rechazar al bárbaro, poco después se dividió en dos secciones, que incluían a los helenos que se habían rebelado contra el rey, así como a los que lo habían ayudado en la guerra. Al final de una se encontraba Atenas, a la cabeza de la otra Lacedemonia, una la primera naval, la otra la primera potencia militar en Hellas. Durante un corto tiempo la liga se mantuvo unida, hasta que los lacedemonios y los atenienses se pelearon y se enfrentaron entre sí con sus aliados, un duelo en el que todos los helenos, tarde o temprano, se vieron arrastrados, aunque algunos al principio podrían permanecer neutrales. De modo que todo el período desde la guerra de Mediana hasta esta, con algunos intervalos pacíficos, lo pasó cada potencia en guerra, ya sea con su rival o con sus propios aliados rebeldes, y en consecuencia les brindó una práctica constante en asuntos militares, y esa experiencia que se aprende en la escuela del peligro.

    La política de Lacedaemon no era exigir tributo a sus aliados, sino simplemente asegurar su subordinación a sus intereses estableciendo oligarquías entre ellos Atenas, por el contrario, había privado gradualmente a los suyos de sus barcos e impuesto contribuciones en dinero a todos. excepto Quíos y Lesbos. Ambos encontraron que sus recursos para esta guerra superaban por separado la suma de sus fuerzas cuando la alianza floreció intacta.

    Habiendo dado ahora el resultado de mis investigaciones sobre los primeros tiempos, reconozco que será difícil creer cada detalle en particular. La forma en que la mayoría de los hombres tratan las tradiciones, incluso las de su propio país, es recibirlas a todas por igual a medida que se entregan, sin aplicar ninguna prueba crítica. El público ateniense general se imagina que Hiparco era un tirano cuando cayó en manos de Harmodio y Aristogitón, sin saber que Hipias, el mayor de los hijos de Pisístrato, era realmente supremo, y que Hiparco y Tesalia eran sus hermanos y que Harmodio y Aristogitón sospechando, el mismo día, no en el mismo momento fijado para el hecho, que la información había sido transmitida a Hipias por sus cómplices, llegó a la conclusión de que había sido advertido, y no lo agredió, todavía, no queriendo ser aprehendido y arriesgando sus vidas por nada, cayó sobre Hiparco cerca del templo de las hijas de Leos, y lo mató mientras organizaba la procesión Panatenaica.

    Hay muchas otras ideas infundadas corrientes entre el resto de los helenos, incluso en cuestiones de historia contemporánea, que no han sido oscurecidas por el tiempo. Por ejemplo, existe la noción de que los reyes lacedemonios tienen dos votos cada uno, el hecho de que solo tienen uno y que existe una compañía de Pitane, simplemente no existe tal cosa. Tan poco se esfuerza el vulgo en la investigación de la verdad, aceptando prontamente la primera historia que se le presenta. En general, sin embargo, creo que se puede confiar en las conclusiones que he extraído de las pruebas citadas. Seguramente no se molestarán ni por los lamentos de un poeta que exhibe la exageración de su oficio, ni por las composiciones de los cronistas que atraen a costa de la verdad los temas que tratan de estar fuera del alcance de la evidencia, y el tiempo ha robado. la mayoría de ellos de valor histórico al entronizarlos en la región de la leyenda. Pasando de estos, podemos estar satisfechos de haber procedido a los datos más claros y haber llegado a conclusiones tan exactas como se puede esperar en asuntos de tal antigüedad. Venir a esta guerra: a pesar de la conocida disposición de los actores en una lucha por sobrevalorar su importancia, y cuando haya terminado para volver a su admiración por hechos anteriores, un examen de los hechos mostrará que fue mucho más grande que el guerras que lo precedieron.

    Con referencia a los discursos de esta historia, algunos fueron pronunciados antes de que comenzara la guerra, otros mientras se desarrollaba, algunos los escuché yo mismo, otros los recibí de varios lugares, en todos los casos fue difícil llevarlos palabra por palabra en la memoria, por lo que mi costumbre ha sido hacer que los oradores digan lo que en mi opinión les exigían las distintas ocasiones, por supuesto apegándome lo más posible al sentido general de lo que realmente decían. Y con referencia a la narrativa de los hechos, lejos de permitirme derivarla de la primera fuente que me llegó, ni siquiera confiaba en mis propias impresiones, sino que descansa en parte en lo que yo mismo vi, en parte en lo que otros vieron por mí mismo. Yo, la exactitud del informe siempre se prueba mediante las pruebas más severas y detalladas posibles. Mis conclusiones me han costado algo de trabajo debido a la falta de coincidencia entre los relatos de los mismos sucesos por diferentes testigos oculares, que surgen a veces de una memoria imperfecta, a veces de una parcialidad indebida por un lado u otro. La ausencia de romance en mi historia, me temo, restará algo de su interés, pero si es juzgada útil por aquellos investigadores que desean un conocimiento exacto del pasado como ayuda para la interpretación del futuro, que en el curso de la humanidad las cosas deben parecerse si no lo refleja, estaré contento. En fin, he escrito mi trabajo, no como un ensayo que va a ganar el aplauso del momento, sino como una posesión para todos los tiempos.

    La Guerra Mediana, el mayor logro de tiempos pasados, encontró una rápida decisión en dos acciones por mar y dos por tierra. La guerra del Peloponeso se prolongó enormemente y, mientras lo fue, fue corta sin paralelo para las desgracias que trajo a Hellas. Nunca tantas ciudades habían sido tomadas y desoladas, aquí por los bárbaros, aquí por las partes en disputa (los antiguos habitantes eran a veces removidos para dejar lugar a otros) nunca hubo tanto destierro y derramamiento de sangre, ahora en el campo de batalla, ahora en la lucha de facción. Antiguas historias de sucesos transmitidos por la tradición, pero escasamente confirmados por la experiencia, de repente dejaron de ser increíbles, hubo terremotos de inigualable extensión y violencia, los eclipses de sol ocurrieron con una frecuencia no registrada en la historia anterior, hubo grandes sequías en diversos lugares y las consecuentes hambrunas. , y esa visita más calamitosa y terriblemente fatal, la plaga. Todo esto les sobrevino con la guerra tardía, que fue iniciada por los atenienses y peloponesios con la disolución de la tregua de treinta años hecha después de la conquista de Eubea. A la pregunta de por qué violaron el tratado, respondo poniendo en primer lugar un relato de sus motivos de queja y puntos de diferencia, que es posible que nadie tenga que preguntar jamás la causa inmediata que sumió a los helenos en una guerra de tal magnitud. Considero que la causa real es la que más formalmente se mantuvo fuera de la vista. El crecimiento del poder de Atenas y la alarma que esto inspiró en Lacedemonio hicieron que la guerra fuera inevitable. Aun así, conviene dar los motivos alegados por cualquiera de las partes que llevaron a la disolución del tratado y al estallido de la guerra.

    Causas de la guerra - El asunto de Epidamnus - El asunto de Potidea

    La ciudad de Epidamnus se encuentra a la derecha de la entrada del Golfo Jónico. Su vecindad está habitada por los taulantianos, un pueblo ilirio. El lugar es una colonia de Corcira, fundada por Phalius, hijo de Eratocleides, de la familia de los Heraclids, que según el uso antiguo había sido convocado para el propósito de Corinto, la madre patria. A los colonos se unieron algunos corintios y otros de raza doria. Ahora, a medida que pasaba el tiempo, la ciudad de Epidamnus se hizo grande y populosa, pero al caer presa de las facciones que surgieron, se dice, de una guerra con sus vecinos los bárbaros, se debilitó mucho y perdió una cantidad considerable de su poder. El último acto antes de la guerra fue la expulsión de los nobles por parte del pueblo. El grupo exiliado se unió a los bárbaros y procedió a saquear a los de la ciudad por mar y tierra y los epidamnianos, encontrándose en apuros, enviaron embajadores a Corcira suplicando a su madre patria que no les permitiera morir, sino que arreglaran los asuntos entre ellos. y los desterrados, y librarlos de la guerra con los bárbaros. Los embajadores se sentaron en el templo de Hera como suplicantes e hicieron las solicitudes anteriores a los corcireanos. Pero los corcireanos se negaron a aceptar su súplica y fueron despedidos sin haber hecho nada.

    Cuando los epidamnianos descubrieron que no se podía esperar ayuda de Corcyra, no sabían qué hacer a continuación. Entonces enviaron a Delfos y preguntaron al Dios si debían entregar su ciudad a los corintios y tratar de obtener alguna ayuda de sus fundadores. La respuesta que les dio fue entregar la ciudad y ponerse bajo la protección de Corinto. Entonces los epidamnianos fueron a Corinto y entregaron la colonia en obediencia a las órdenes del oráculo. Mostraron que su fundador venía de Corinto, revelaron la respuesta del dios y les suplicaron que no los dejaran morir, sino que los ayudaran. Los corintios consintieron en hacer esto. Creyendo que la colonia les pertenecía tanto a ellos como a los corcireanos, sintieron que era una especie de deber asumir su protección. Además, odiaban a los corcireanos por su desprecio por la madre patria. En lugar de reunirse con los honores habituales otorgados a la ciudad madre por todas las demás colonias en las asambleas públicas, como la precedencia en los sacrificios, Corinto se vio tratada con desprecio por un poder que, en términos de riqueza, podía compararse incluso con cualquiera de las comunidades más ricas. en Hellas, que poseía una gran fuerza militar, y que a veces no podía reprimir el orgullo de la alta posición naval de una isla cuya fama náutica databa de los días de sus antiguos habitantes, los feacios. Ésta fue una de las razones del cuidado que prodigaban a su flota, que llegó a ser muy eficiente, de hecho, comenzaron la guerra con una fuerza de ciento veinte galeras.

    Todos estos agravios hicieron que Corinto estuviera ansioso por enviar la ayuda prometida a Epidamnus. Se hizo publicidad para los colonos voluntarios y se envió una fuerza de Ambraciots, Leucadians y Corinthians. Marcharon por tierra hasta Apolonia, una colonia corintia, evitando la ruta por mar por temor a una interrupción corcirea. Cuando los corcireanos se enteraron de la llegada de los colonos y las tropas a Epidamnus, y de la rendición de la colonia a Corinto, se incendiaron. Echándose a la mar instantáneamente con veinticinco barcos, que fueron rápidamente seguidos por otros, ordenaron insolentemente a los epidamnianos que recibieran de regreso a los nobles desterrados- (debe partirse de la premisa de que los exiliados epidamnianos habían llegado a Corcira y, señalando los sepulcros de sus antepasados, había hecho un llamamiento a sus parientes para restaurarlos) y para despedir a la guarnición y los colonos de Corinto. Pero a todo esto los epidamnianos hicieron oídos sordos. Después de esto, los corcyraeans comenzaron operaciones contra ellos con una flota de cuarenta velas. Se llevaron consigo a los exiliados, con miras a su restauración, y también consiguieron los servicios de los ilirios. Sentados ante la ciudad, emitieron un pregón en el sentido de que cualquiera de los nativos que eligieran, y los extranjeros, podían salir ilesos, con la alternativa de ser tratados como enemigos. Ante su negativa, los corcireanos procedieron a sitiar la ciudad, que se encuentra en un istmo y los corintios, recibiendo información de la investidura de Epidamnus, reunieron un armamento y proclamaron una colonia a Epidamnus, garantizando la perfecta igualdad política a todos los que decidieran ir . Cualquiera que no estuviera dispuesto a zarpar de inmediato podría, pagando la suma de cincuenta dracmas corintias, tener una parte de la colonia sin salir de Corinto. Un gran número de personas se aprovechó de esta proclamación, algunos estaban listos para comenzar directamente, otros pagaron la cantidad requerida. En caso de que los corcireanos disputaran su paso, se pidió a varias ciudades que les prestaran un convoy. Megara se preparó para acompañarlos con ocho barcos, Pale en Cephallonia con cuatro, Epidauro proporcionó cinco, Hermione uno, Troezen dos, Leucas diez y Ambracia ocho. Se pidió dinero a los tebanos y fliasios, a los eleos también los cascos, mientras que la propia Corinto suministró treinta barcos y tres mil infantes pesados.

    Cuando los corcireanos se enteraron de sus preparativos, llegaron a Corinto con enviados de Lacedemonio y Sición, a quienes persuadieron para que los acompañaran, y le pidieron que retirara la guarnición y los colonos, ya que ella no tenía nada que ver con Epidamnus. Sin embargo, si ella tenía algún reclamo que hacer, estaban dispuestos a someter el asunto al arbitraje de las ciudades del Peloponeso que se eligieran de mutuo acuerdo, y que la colonia permaneciera con la ciudad a la que los árbitros pudieran corresponder. asignarlo. También estaban dispuestos a remitir el asunto al oráculo de Delfos. Si, desafiando sus protestas, se apelaba a la guerra, ellos mismos deberían verse obligados por esta violencia a buscar amigos en lugares donde no tenían deseos de buscarlos, y hacer que incluso los viejos lazos cedan ante la necesidad de ayuda. La respuesta que obtuvieron de Corinto fue que, si retiraban su flota y los bárbaros de Epidamnus, la negociación podría ser posible pero, mientras la ciudad todavía estaba sitiada, ir ante los árbitros estaba fuera de discusión. Los corcireanos replicaron que si Corinto retiraba sus tropas de Epidamnus, retirarían las suyas, o estaban dispuestos a dejar que ambas partes permanecieran en statu quo, concluyendo un armisticio hasta que se pudiera dictar sentencia.

    Haciendo oídos sordos a todas estas propuestas, cuando sus barcos estaban tripulados y sus aliados habían llegado, los corintios enviaron un heraldo ante ellos para declarar la guerra y, poniéndose en marcha con setenta y cinco barcos y dos mil infantes pesados, zarparon hacia Epidamnus. para dar batalla a los Corcyraeans. La flota estaba bajo el mando de Aristeus, hijo de Pellichas, Callicrates, hijo de Callias, y Timanor, hijo de Timanthes las tropas bajo la de Archetimus, hijo de Eurytimus, e Isarchidas, hijo de Isarchus. Cuando llegaron a Actium en el territorio de Anactorium, en la desembocadura del golfo de Ambracia, donde se encuentra el templo de Apolo, los corcireanos enviaron un heraldo en una lancha ligera para advertirles que no navegaran contra ellos. Mientras tanto, procedieron a tripular sus barcos, todos los cuales habían sido equipados para la acción, y los viejos barcos estaban apuntalados para que estuvieran en condiciones de navegar. Al regreso del heraldo sin ninguna respuesta pacífica de los corintios, sus barcos ahora estaban tripulados, se hicieron a la mar para enfrentarse al enemigo con una flota de ochenta velas (cuarenta estaban comprometidos en el sitio de Epidamnus), formaron línea y entró en acción y obtuvo una victoria decisiva, y destruyó quince de los vasos corintios. El mismo día había visto a Epidamnus obligado por sus sitiadores a capitular, las condiciones eran que los extranjeros debían ser vendidos y los corintios mantenidos como prisioneros de guerra, hasta que su destino se decidiera de otra manera.

    Después del enfrentamiento, los corcyraeans levantaron un trofeo en Leukimme, un promontorio de Corcyra, y mataron a todos sus cautivos excepto a los corintios, a quienes mantuvieron como prisioneros de guerra. Derrotado en el mar, los corintios y sus aliados regresaron a casa y dejaron a los corcireanos amos de todo el mar en esas partes.Navegando hacia Leucas, una colonia de Corinto, devastaron su territorio y quemaron Cyllene, el puerto de los Eleos, porque habían proporcionado barcos y dinero a Corinto. Durante casi todo el período que siguió a la batalla siguieron siendo dueños del mar, y los aliados de Corinto fueron acosados ​​por los cruceros corcireanos. Por fin, Corinto, despertada por los sufrimientos de sus aliados, envió barcos y tropas en el otoño del verano, que formaron un campamento en Actium y cerca de Chimerium, en Thesprotis, para la protección de Leucas y el resto de las ciudades amigas. Los corcireanos, por su parte, formaron una estación similar en Leukimme. Ninguna de las partes hizo ningún movimiento, pero permanecieron frente a frente hasta el final del verano, y el invierno se acercó antes de que ninguno de los dos regresara a casa.

    Corinto, exasperado por la guerra con los Corcyraeans, pasó todo el año después del compromiso y el sucesor en la construcción de barcos y en esforzar todos los nervios para formar una flota eficiente remeros procedentes del Peloponeso y el resto de Hellas por el aliciente de grandes recompensas. Los corcireanos, alarmados por la noticia de sus preparativos, al no tener un solo aliado en Hellas (pues no se habían inscrito ni en la confederación ateniense ni en la Lacedemonia), decidieron dirigirse a Atenas para entrar en alianza y esforzarse para procurarle apoyo. También Corinto, al enterarse de sus intenciones, envió una embajada a Atenas para evitar que los atenienses se unieran a la armada de Corcyraean, y que así se impidiera su perspectiva de ordenar la guerra de acuerdo con sus deseos. Se convocó una asamblea y aparecieron los defensores rivales: los corcireanos hablaron de la siguiente manera:

    "¡Atenienses! Cuando un pueblo que no ha prestado ningún servicio o apoyo importante a sus vecinos en el pasado, por el cual podría reclamar un reembolso, se presenta ante ellos como ahora nos presentamos ante ustedes para solicitar su ayuda, es posible que se les requiera justamente para satisfacer ciertas condiciones preliminares. Deben demostrar, en primer lugar, que es conveniente o al menos seguro conceder a continuación su solicitud, que conservarán un sentido duradero de la bondad. Pero si no pueden establecer claramente ninguno de estos puntos, deben no te enfades si se encuentran con un rechazo. Ahora los corcireanos creen que con su petición de ayuda también pueden darte una respuesta satisfactoria en estos puntos, por lo que nos han enviado aquí. Ha ocurrido que nuestra política con respecto a ti con respecto a esta solicitud, resulta contradictorio, y en lo que respecta a nuestros intereses, inadecuado en la crisis actual. Decimos inconsistente, porque un poder que nunca en todo su pasado ha La historia ha estado dispuesta a aliarse con cualquiera de sus vecinos, ahora se encuentra pidiéndoles que se alíen con ella. Y decimos inoportuno, porque en nuestra actual guerra con Corinto nos ha dejado en una situación de total aislamiento, y lo que alguna vez pareció la sabia precaución de negarnos a involucrarnos en alianzas con otras potencias, para que no nos involucremos también en riesgos de su elección, ahora ha resultado ser una locura y una debilidad. Es cierto que en el último enfrentamiento naval hicimos retroceder a los corintios de nuestras costas sin ayuda de nadie. Pero ahora han reunido un armamento aún mayor del Peloponeso y el resto de Hellas y nosotros, viendo nuestra total incapacidad para hacer frente a ellos sin ayuda exterior, y la magnitud del peligro que implica su sujeción a ellos, encontramos necesario pedir ayuda. de ti y de cualquier otro poder. Y esperamos ser excusados ​​si renunciamos a nuestro antiguo principio de completo aislamiento político, un principio que no fue adoptado con ninguna intención siniestra, sino que fue la consecuencia de un error de juicio.

    “Ahora bien, son muchas las razones por las que en caso de su cumplimiento se felicitarán por haberse hecho esta solicitud. Primero, porque su asistencia será prestada a un poder que, inofensivo, es víctima de la injusticia ajena. En segundo lugar, porque todo lo que más valoramos está en juego en el presente concurso, y la bienvenida que nos brinden en estas circunstancias será una prueba de buena voluntad que mantendrá viva la gratitud que depositarán en nuestros corazones. Somos la mayor potencia naval de Hellas. Además, ¿puedes concebir un golpe de suerte más raro en sí mismo o más descorazonador para tus enemigos que el poder cuya adhesión habrías valorado por encima de mucha fuerza material y moral? ella misma autoinvitada, debe entregarse en sus manos sin peligro y sin gastos, y finalmente debe ponerlo en el camino de ganar un alto carácter a los ojos del mundo, la gratitud de aquellos que ¿Os ayudaréis y os haréis una gran adquisición de fuerzas? Puede buscar en toda la historia sin encontrar muchos casos de un pueblo que obtenga todas estas ventajas a la vez, o muchos casos de un poder que viene en busca de ayuda y que está en condiciones de brindar a las personas cuya alianza solicita tanta seguridad y honor como ella recibirá. Pero se insistirá en que sólo seremos útiles en el caso de una guerra. A esto respondemos que si alguno de ustedes imagina que la guerra está lejos, está gravemente equivocado, y está ciego al hecho de que Lacedemonio los mira con celos y desea la guerra, y que Corinto es poderosa allí; lo mismo, recuerde, ese es su enemigo, e incluso ahora está tratando de someternos como un preliminar para atacarlo. Y esto lo hace para evitar que nos unamos por una enemistad común, y que ella nos tenga a los dos en sus manos, y también para asegurarse de que usted comience de una de dos maneras, ya sea paralizando nuestro poder o haciendo suya su fuerza. . Ahora es nuestra política estar de antemano con ella, es decir, que Corcyra haga una oferta de alianza y que tú la aceptes, de hecho, deberíamos hacer planes contra ella en lugar de esperar a derrotar los planes que ella hace contra nosotros.

    "Si ella afirma que no está bien que usted reciba una colonia suya en alianza, hágale saber que cada colonia que es bien tratada honra a su estado padre, pero se aleja de él por la injusticia. Porque los colonos no son enviados al entendiendo que deben ser esclavos de los que se quedan atrás, pero que deben ser sus iguales. Y que Corinto nos estaba lastimando es claro. Invitados a remitir la disputa sobre Epidamnus a arbitraje, optaron por procesar sus denuncias en guerra en lugar de que por un juicio justo. Y que su conducta hacia nosotros, que somos sus parientes, sea una advertencia para que no se deje engañar por su engaño ni ceda a sus peticiones directas. se evitan mayores serán las posibilidades de seguridad.

    "Si se le insta a que su recepción de nosotros será una violación del tratado existente entre usted y Lacedaemon, la respuesta es que somos un estado neutral, y que una de las disposiciones expresas de ese tratado es que será competente para cualquier estado helénico que sea neutral se unirá al bando que le plazca. Y es intolerable que a Corinto se le permita obtener hombres para su armada, no sólo de sus aliados, sino también del resto de Hellas, un número no pequeño proporcionado por su propia armada. sujetos mientras seremos excluidos tanto de la alianza que nos ha dejado abierta el tratado como de cualquier asistencia que podamos obtener de otros sectores, y usted será acusado de inmoralidad política si cumple con nuestra solicitud. Por otro lado Tendremos mucho mayor motivo para quejarnos de ti, si no lo cumples si nosotros, que estamos en peligro y no somos enemigos tuyos, nos encontramos con un rechazo de tus manos, mientras Corinto, que es el agresor y tu enemigo, no sólo se encuentra sin obstáculos de usted, pero incluso se le permite sacar material para la guerra de sus dependencias. Esto no debería ser así, pero deberías prohibirle que reclute hombres en tus dominios, o deberías prestarnos también la ayuda que creas conveniente.

    "Pero su verdadera política es brindarnos un semblante y apoyo declarados. Las ventajas de este curso, como establecimos al principio de nuestro discurso, son muchas. Mencionamos uno que quizás sea el principal. ¿Podría haber una garantía más clara de nuestra buena fe que la que ofrece el hecho de que el poder que está enemistado contigo también está enemistado con nosotros, y que ese poder es plenamente capaz de castigar la deserción? Y hay una gran diferencia entre declinar la alianza de un interior y de una potencia marítima. Porque su primer esfuerzo debe ser prevenir, si es posible, la existencia de cualquier potencia naval excepto la suya propia en su defecto, para asegurar la amistad del más fuerte que existe. Y si alguno de ustedes cree que lo que instamos es conveniente, pero tema actuar de acuerdo con esta creencia, para que no conduzca a una violación del tratado, debe recordar que, por un lado, sean cuales sean sus temores, su fuerza será formidable para sus antagonistas, por el otro, cualquiera que sea la confianza que tenga derivar de refus Al recibirnos, tu debilidad no tendrá terrores por un enemigo fuerte. También debes recordar que tu decisión es para Atenas no menos que para Corcira, y que no estás tomando la mejor provisión para sus intereses, si en un momento en el que estás escudriñando ansiosamente el horizonte puedes estar listo para la ruptura de la guerra que está casi sobre ti, vacila en poner a su lado un lugar cuya adhesión o alejamiento está preñado a la vez de las consecuencias más vitales. Porque se encuentra convenientemente para la navegación costera en dirección a Italia y Sicilia, pudiendo impedir el paso de refuerzos navales desde allí al Peloponeso, y desde el Peloponeso hacia allá, y es en otros aspectos una estación muy deseable. Para resumir lo más brevemente posible, adoptando consideraciones tanto generales como particulares, deje que esto le muestre la locura de sacrificarnos. Recuerde que sólo hay tres potencias navales considerables en Hellas: Atenas, Corcira y Corinto, y que si permite que dos de estos tres se conviertan en uno, y Corinto nos asegure para sí misma, tendrá que mantener el mar contra los unidos. flotas de Corcira y Peloponeso. Pero si nos recibe, tendrá nuestras naves para reforzarlo en la lucha ".

    Tales fueron las palabras de los corcyraeans. Una vez que terminaron, los corintios hablaron de la siguiente manera:

    "Estos corcireanos en el discurso que acabamos de escuchar no se limitan a la cuestión de su recepción en su alianza. También hablan de que somos culpables de injusticia, y de que somos víctimas de una guerra injustificable. Se hace necesario para nosotros toca estos dos puntos antes de pasar al resto de lo que tenemos que decir, para que puedas tener una idea más correcta de los fundamentos de nuestro reclamo y tener una buena razón para rechazar su petición. Según ellos, su antigua política de Rechazar todas las ofertas de alianza era una política de moderación. De hecho, fue adoptada para malos fines, no para bien, en realidad, su conducta es tal que no les hace en modo alguno deseosos de tener aliados presentes para presenciarlo, o de tener la vergüenza de Además, su situación geográfica los hace independientes de los demás y, en consecuencia, la decisión en los casos en que lesionen no es de los jueces designados de común acuerdo, sino de ellos mismos, porque si bien seldo m hacer viajes a sus vecinos, son visitados constantemente por barcos extranjeros que se ven obligados a hacer escala en Corcira. En resumen, el objetivo que se proponen a sí mismos, en su engañosa política de completo aislamiento, no es evitar participar en los crímenes ajenos, sino asegurarse el monopolio del crimen para sí mismos: la licencia del ultraje dondequiera que puedan obligar, del fraude. dondequiera que puedan eludir, y el disfrute de sus ganancias sin vergüenza. Y, sin embargo, si fueran los hombres honestos que pretenden ser, cuanto menos los tengan los demás, más fuerte será la luz en la que podrían haber puesto su honestidad al dar y recibir lo justo.

    “Pero esa no ha sido su conducta ni hacia los demás ni hacia nosotros. La actitud de nuestra colonia hacia nosotros siempre ha sido de extrañamiento y ahora es de hostilidad porque, dicen: 'No fuimos enviados a ser maltratados . Nos reincorporamos a que no consideramos que la colonia fuera insultada por ellos, sino que sea su cabeza y se la considere con el debido respeto. la mayoría están satisfechos con nosotros, estos no pueden tener una buena razón para una insatisfacción en la que están solos, y no estamos actuando indebidamente al hacer la guerra contra ellos, ni estamos haciendo la guerra contra ellos sin haber recibido una señal de provocación. estábamos equivocados, sería honorable en ellos ceder a nuestros deseos, y vergonzoso para nosotros pisotear su moderación, pero en el orgullo y la licencia de la riqueza han pecado una y otra vez contra nosotros, y nunca más profundamente que cuando Epidamnus, nuestra dependencia, que no tomaron medidas para reclamar en su angustia al venir a aliviarla, fue tomada por ellos, y ahora está sostenida por la fuerza de las armas.

    "En cuanto a su alegación de que deseaban que la cuestión se sometiera primero a arbitraje, es obvio que una impugnación proveniente de la parte que se encuentra a salvo en una posición de mando no puede obtener el crédito que se debe solo a él que, antes de apelar a las armas, en tanto los hechos como las palabras, se coloca al mismo nivel que su adversario. En su caso, no fue antes de que asediaran el lugar, sino después de que entendieron por fin que no debíamos sufrirlo dócilmente, que pensaron en el engañoso palabra arbitraje. Y no satisfechos con su propia mala conducta allí, aparecen aquí ahora requiriendo que te unas a ellos no en alianza sino en crimen, y que los recibas a pesar de estar en enemistad con nosotros. Pero fue cuando se mantuvieron más firmes que deberían haberte hecho acercamientos, y no en un momento en que nos han agraviado y ellos están en peligro, ni aún en un momento en el que admitirás una parte de tu protección a los que nunca te admitieron a una parte de su protección. poder, y seré yo incurriendo en la misma culpa de nosotros con aquellos en cuyas ofensas no tuviste mano. No, deberían haber compartido su poder contigo antes de pedirte que compartas tu fortuna con ellos.

    "Entonces, la realidad de los agravios de los que venimos a quejarnos, y la violencia y la rapacidad de nuestros oponentes, han sido demostradas. Pero que no se pueden recibir equitativamente, esto lo tiene que aprender todavía. Puede ser cierto que uno de las disposiciones del tratado es que será competente para cualquier estado, cuyo nombre no figura en la lista, para unirse al bando que le plazca. Pero este acuerdo no está destinado a aquellos cuyo objeto de unirse es el perjuicio de otros poderes, pero para aquellos cuya necesidad de apoyo no surge del hecho de la deserción, y cuya adhesión no traerá al poder que está lo suficientemente loco como para recibirlos, la guerra en lugar de la paz, que será el caso contigo, si te niegas a escuchar porque no puedes convertirte en su auxiliar y seguir siendo nuestro amigo si te unes a su ataque, debes compartir el castigo que los defensores les infligen. Y, sin embargo, tienes el mejor derecho posible a ser neutral o, en su defecto, debes por el contrario únete a nosotros contra el metro. Corinto está al menos en un tratado contigo con Corcyra, nunca estuviste ni siquiera en tregua. Pero no establezca el principio de que la deserción debe ser patrocinada. ¿Registramos nuestro voto en contra de la deserción de los Samianos cuando el resto de las potencias del Peloponeso estaban igualmente divididas sobre la cuestión de si debían ayudarlas? No, les dijimos en la cara que todo poder tiene derecho a castigar a sus propios aliados. Por qué, si su política es recibir y ayudar a todos los delincuentes, encontrará que muchas de sus dependencias vendrán a nosotros, y el principio que establezca presionará menos sobre nosotros que sobre ustedes mismos.

    "Esto, entonces, es lo que la ley helénica nos da derecho a exigir como un derecho. Pero también tenemos consejos que ofrecer y reclamos sobre su gratitud, que, dado que no hay peligro de que le hagamos daño, ya que no somos enemigos, y desde nuestra amistad no equivale a relaciones muy frecuentes, decimos que debería ser liquidado en el momento presente.Cuando necesitabas barcos de guerra para la guerra contra los eginetas, antes de la invasión persa, Corinto te proporcionó veinte barcos. y la línea que adoptamos en la cuestión de Samia, cuando fuimos la causa de que los peloponesios se negaran a ayudarlos, les permitió conquistar Egina y castigar a Samos. Y actuamos así en las crisis cuando, si es que alguna vez, los hombres están acostumbrados en su esfuerzos contra sus enemigos por olvidar todo en aras de la victoria, considerando al que los asiste como un amigo, incluso si hasta ahora ha sido un enemigo, y al que se opone a ellos entonces como un enemigo, incluso si hasta ahora ha sido un amigo de hecho permiten sus intereses reales sufrir por su preocupación absorbente en la lucha.

    "Sopesa bien estas consideraciones, y deja que tus jóvenes aprendan lo que son de sus mayores, y que se decidan a hacernos como nosotros te hemos hecho a ti. Y que no reconozcan la justicia de lo que decimos, sino que disputen su sabiduría en la contingencia de la guerra. No sólo el camino más recto es, en general, el más sabio, sino que la llegada de la guerra, que los corcireanos han utilizado como un insecto para persuadirte de que hagas el mal, sigue siendo incierta, y no vale la pena llevarla a cabo. con él para ganar la enemistad instantánea y declarada de Corinto. Más bien, sería prudente tratar de contrarrestar la impresión desfavorable que su conducta hacia Megara ha creado. El caso puede justificar. Y no se deje seducir por la perspectiva de una gran alianza naval. La abstinencia de toda injusticia hacia otras potencias de primer orden es una torre de fuerza mayor que cualquier cosa que pueda obtenerse mediante el sacrificio de t tranquilidad por una aparente ventaja temporal. Ahora es nuestro turno de beneficiarnos del principio que establecimos en Lacedaemon, que todo poder tiene derecho a castigar a sus propios aliados. Ahora afirmamos recibir lo mismo de usted, y protestamos en contra de que nos recompense por beneficiarlo con nuestro voto al perjudicarnos con el suyo. Al contrario, devuélvanos como por igual, recordando que esta es esa misma crisis en la que quien presta ayuda es más amigo y quien se opone es más enemigo. Y para estos corcireanos, ni los recibamos en alianza en nuestro pesar, ni sean sus cómplices en el crimen. Hágalo y actuará como tenemos derecho a esperar de usted y, al mismo tiempo, consultará mejor sus propios intereses ".

    Tales fueron las palabras de los corintios.

    Cuando los atenienses hubieron escuchado a ambos, se celebraron dos asambleas. En el primero había una disposición manifiesta a escuchar las representaciones de Corinto; en el segundo, el sentimiento público había cambiado y se decidió una alianza con Corcyra, con ciertas reservas. Debía ser una alianza defensiva, no ofensiva. No implicaba una violación del tratado con el Peloponeso: no se podía exigir a Atenas que se uniera a Corcira en ningún ataque contra Corinto.Pero cada una de las partes contratantes tenía derecho a la ayuda de la otra contra la invasión, ya fuera de su propio territorio o del de un aliado. Porque ahora se empezó a sentir que la llegada de la guerra del Peloponeso era sólo una cuestión de tiempo, y nadie estaba dispuesto a ver una potencia naval de tal magnitud como la que Corcyra sacrificaba a Corinto, aunque si podían dejar que se debilitaran mutuamente. conflicto, no sería una mala preparación para la lucha que Atenas tendría que librar algún día con Corinto y las demás potencias navales. Al mismo tiempo, la isla parecía estar convenientemente ubicada en el pasaje costero hacia Italia y Sicilia. Con estas opiniones, Atenas recibió a Corcira en alianza y, poco después de la partida de los corintios, envió diez barcos en su ayuda. Fueron comandados por Lacedemonio, hijo de Cimón, Diotimo, hijo de Strombichus, y Proteas, hijo de Epicles. Sus instrucciones eran evitar la colisión con la flota corintia excepto bajo ciertas circunstancias. Si navegaba a Corcyra y amenazaba con desembarcar en su costa, o en cualquiera de sus posesiones, debían hacer todo lo posible para evitarlo. Estas instrucciones fueron motivadas por la ansiedad de evitar una violación del tratado.

    Mientras tanto, los corintios completaron sus preparativos y navegaron hacia Corcira con ciento cincuenta barcos. De estos, Elis proporcionó diez, Megara doce, Leucas diez, Ambracia veintisiete, Anactorium uno y la propia Corinto noventa. Cada uno de estos contingentes tenía su propio almirante, estando el corintio al mando de Xenoclides, hijo de Euthycles, con cuatro compañeros. Navegando desde Leucas, desembarcaron en la parte del continente frente a Corcyra. Anclaron en el puerto de Chimerium, en el territorio de Thesprotis, sobre el cual, a cierta distancia del mar, se encuentra la ciudad de Ephyre, en el distrito de Elean. Por esta ciudad el lago Acherusian vierte sus aguas en el mar. Recibe su nombre del río Acheron, que fluye a través de Thesprotis y cae en el lago. Allí también fluye el río Thyamis, formando el límite entre Thesprotis y Kestrine y entre estos ríos nace la punta de Chimerium. En esta parte del continente, los corintios llegaron a anclar y formaron un campamento. Cuando los corcireos los vieron venir, tripularon ciento diez barcos, comandados por Meikiades, Aisimides y Eurybatus, y se estacionaron en una de las islas de Sybota, estando presentes los diez barcos atenienses. En Point Leukimme apostaron sus fuerzas terrestres y mil infantes pesados ​​que habían venido de Zacynthus en su ayuda. Los corintios tampoco estaban en tierra firme sin sus aliados. Los bárbaros acudieron en masa en su ayuda, siendo los habitantes de esta parte del continente viejos aliados suyos.

    Cuando terminaron los preparativos de Corinto, tomaron provisiones para tres días y partieron de Chimerium por la noche, listos para la acción. Navegando con el amanecer, avistaron la flota de Corcyraean en el mar y viniendo hacia ellos. Cuando se percibieron, ambos bandos se formaron en orden de batalla. En el ala derecha de Corcyraean estaban los barcos atenienses, el resto de la línea estaba ocupado por sus propios barcos formados en tres escuadrones, cada uno de los cuales estaba comandado por uno de los tres almirantes. Tal era la formación Corcyraean. El Corinthian era el siguiente: en el ala derecha estaban las naves Megarian y Ambraciot, en el centro el resto de los aliados en orden. Pero la izquierda estaba compuesta por los mejores navegantes de la armada corintia, para encontrarse con los atenienses y el ala derecha de los corcireanos. Tan pronto como se emitieron las señales en ambos lados, se unieron a la batalla. Ambos bandos tenían una gran cantidad de infantería pesada en sus cubiertas, y una gran cantidad de arqueros y dardos, el antiguo armamento imperfecto aún prevalecía. La lucha en el mar fue obstinada, aunque no notable por su ciencia, de hecho se parecía más a una batalla por tierra. Cada vez que atacaban entre sí, la multitud y el aplastamiento de los barcos no hacía que fuera fácil soltarse, además, sus esperanzas de victoria residían principalmente en la infantería pesada en las cubiertas, que se mantenía y luchaba en orden, los barcos permanecían estacionados. La maniobra de romper la línea no se intentó en breve, la fuerza y ​​el coraje tuvieron más participación en la lucha que la ciencia. En todas partes reinaba el tumulto, siendo la batalla un escenario de confusión, mientras que los barcos atenienses, al acercarse a los corcireanos cada vez que eran presionados, sirvieron para alarmar al enemigo, aunque sus comandantes no podían unirse a la batalla por temor a sus instrucciones. El ala derecha de los corintios sufrió más. Los corcireanos lo derrotaron y los persiguieron en desorden hasta el continente con veinte barcos, navegaron hasta su campamento, quemaron las tiendas que encontraron vacías y saquearon las cosas. Así que en este barrio los corintios y sus aliados fueron derrotados, y los corcireanos salieron victoriosos. Pero donde estaban los propios corintios, a la izquierda, obtuvieron un éxito decidido, ya que las escasas fuerzas de los corcireanos se debilitaron aún más por la falta de los veinte barcos ausentes en la persecución. Al ver a los corcireanos en apuros, los atenienses comenzaron a ayudarlos de manera más inequívoca. Al principio, es cierto, se abstuvieron de cargar con ningún barco, pero cuando la derrota se estaba haciendo patente y los corintios seguían adelante, por fin llegó el momento en que todos se pusieron en marcha y se dejaron de lado todas las distinciones, y llegó el final. este punto, que los corintios y atenienses levantaron sus manos uno contra el otro.

    Después de la derrota, los corintios, en lugar de dedicarse a amarrar rápido y arrastrar los cascos de los barcos que habían inutilizado, volvieron su atención a los hombres, a quienes mataron mientras navegaban, sin preocuparse tanto de hacer prisioneros. . Algunos incluso de sus propios amigos fueron asesinados por ellos, por error, en su ignorancia de la derrota del ala derecha.Por el número de barcos en ambos lados y la distancia a la que cubrieron el mar, lo hizo difícil, después de que una vez se había unido, para distinguir entre los conquistadores y los conquistados, esta batalla resultó ser mucho mayor que cualquier otra antes, al menos entre los helenos, por el número de barcos en combate. Después de que los corintios hubieron perseguido a los corcireanos hasta la tierra, se volvieron hacia los naufragios y sus muertos, la mayoría de los cuales lograron apoderarse y trasladar a Sybota, el lugar de encuentro de las fuerzas terrestres provistas por sus aliados bárbaros. Sybota, hay que saberlo, es un puerto desértico de Thesprotis. Terminada esta tarea, volvieron a reunirse y navegaron contra los corcireanos, que por su parte avanzaron a su encuentro con todos sus barcos aptos para el servicio y que les quedaban, acompañados de los barcos atenienses, temiendo que pudieran intentar un desembarco en su territorio. Para entonces ya se estaba haciendo tarde, y se había cantado el himno para el ataque, cuando los corintios de repente comenzaron a retroceder. Habían observado a veinte barcos atenienses navegar hacia arriba, que habían sido enviados después para reforzar los diez barcos por los atenienses, que temían, como resultó con razón, la derrota de los corcireanos y la incapacidad de su puñado de barcos para protegerlos. Por tanto, estos barcos fueron vistos primero por los corintios. Sospechaban que eran de Atenas, y que los que vieron no lo eran todos, pero que había más detrás empezaron a retirarse. Mientras tanto, los corcireanos no los habían avistado, ya que avanzaban desde un punto que no podían ver tan bien, y se preguntaban por qué los corintios estaban retrocediendo, cuando algunos los vieron y gritaron que había barcos a la vista más adelante. . Después de esto también se retiraron porque ahora estaba oscureciendo, y la retirada de los corintios había suspendido las hostilidades. Así se separaron el uno del otro, y la batalla cesó con la noche. Los corcireanos estaban en su campamento en Leukimme, cuando estos veinte barcos de Atenas, al mando de Glaucón, hijo de Leagro, y Andocides, hijo de Leogoras, atravesaron los cadáveres y los naufragios y navegaron hasta el campamento. no mucho después de que fueron avistados. Ya era de noche, y los corcireanos temían que pudieran ser barcos hostiles, pero pronto los reconocieron y los barcos llegaron a anclar.

    Al día siguiente, los treinta barcos atenienses se hicieron a la mar, acompañados por todos los barcos corcireanos que estaban en condiciones de navegar, y navegaron hasta el puerto de Sybota, donde yacían los corintios, para ver si se enfrentaban. Los corintios partieron de tierra y formaron una línea en mar abierto, pero más allá de ésta no hicieron más movimiento, sin intención de asumir la ofensiva. Porque vieron llegar refuerzos recién llegados de Atenas y enfrentarse ellos mismos a numerosas dificultades, como la necesidad de vigilar a los prisioneros que tenían a bordo y la falta de todos los medios para reacondicionar sus barcos en un lugar desértico. En lo que pensaban más era en cómo se llevaría a cabo su viaje a casa, temían que los atenienses pudieran considerar que el tratado se disolvió por la colisión que había ocurrido y prohibir su partida.

    En consecuencia, resolvieron poner a algunos hombres a bordo de un barco y enviarlos sin varita de heraldo a los atenienses, como un experimento. Habiendo hecho eso, dijeron lo siguiente: "Hacen mal, atenienses, al comenzar la guerra y romper el tratado. Comprometidos en castigar a nuestros enemigos, los encontramos colocándose en nuestro camino en armas contra nosotros. Ahora, si sus intenciones son prevenir naveguemos hacia Corcyra, o hacia cualquier otro lugar que deseemos, y si estás por romper el tratado, primero llévate a los que estamos aquí y trátanos como enemigos ". Eso fue lo que dijeron, y todo el armamento de Corcyraean que estaba a su alcance inmediatamente gritó para tomarlos y matarlos. Pero los atenienses respondieron lo siguiente: "Ni estamos comenzando la guerra, peloponesios, ni estamos rompiendo el tratado, pero estos corcireanos son nuestros aliados, y hemos venido a ayudarlos. Así que si quieren navegar a cualquier otro lugar, no ponemos ningún obstáculo. en su camino, pero si va a navegar contra Corcyra, o cualquiera de sus posesiones, haremos todo lo posible para detenerlo ".

    Recibiendo esta respuesta de los atenienses, los corintios comenzaron los preparativos para su viaje a casa y levantaron un trofeo en Sybota, en el continente, mientras los corcireanos recogían los restos y los muertos que les habían llevado la corriente y un trofeo. viento que se levantó en la noche y los esparció en todas direcciones, y estableció su trofeo en Sybota, en la isla, como vencedores. Las razones que cada lado tenía para reclamar la victoria eran estas. Los corintios habían salido victoriosos en la lucha marítima hasta la noche y, habiendo podido llevarse la mayoría de los naufragios y muertos, estaban en posesión de no menos de mil prisioneros de guerra y habían hundido cerca de setenta barcos. Los corcireanos habían destruido una treintena de barcos, y después de la llegada de los atenienses habían recogido los naufragios y los muertos de su lado, además habían visto a los corintios retirarse ante ellos, echando agua a la vista de los barcos atenienses, y a la llegada de los Los atenienses se niegan a navegar contra ellos desde Sybota. Por lo tanto, ambos lados reclamaron la victoria.

    Los corintios en el viaje a casa tomaron Anactorium, que se encuentra en la desembocadura del golfo de Ambracian. El lugar fue tomado por traición, siendo terreno común a los corcireanos y corintios. Después de establecer colonos corintios allí, se retiraron a casa. Ochocientos de los Corcyraeans eran esclavos, estos vendieron doscientos cincuenta que retuvieron en cautiverio, y trataron con gran atención, con la esperanza de que pudieran traer su país a Corinto a su regreso, la mayoría de ellos, como sucedió, eran hombres de muy alto cargo en Corcyra. De esta forma Corcira mantuvo su existencia política en la guerra con Corinto, y los navíos atenienses abandonaron la isla. Esta fue la primera causa de la guerra que Corinto tuvo contra los atenienses, a saber, que habían luchado contra ellos con los corcireanos en tiempo del tratado.

    Casi inmediatamente después de esto, surgieron nuevas diferencias entre los atenienses y los peloponesios, que contribuyeron con su parte a la guerra. Corinto estaba tramando planes de represalia y Atenas sospechaba su hostilidad. Los potidos, que habitan el istmo de Palene, siendo una colonia corintia, pero aliados tributarios de Atenas, recibieron la orden de arrasar el muro que mira hacia Palene, dar rehenes, destituir a los magistrados corintios y en el futuro no recibir a las personas enviadas. de Corinto anualmente para sucederlos. Se temía que Pérdicas y los corintios los persuadieran de que se rebelaran y que el resto de los aliados se rebelaran en dirección a Tracia para que se rebelaran con ellos. Los atenienses tomaron estas precauciones contra los potideanos inmediatamente después de la batalla de Corcira. Corinto no sólo fue finalmente abiertamente hostil, sino que Pérdicas, hijo de Alejandro, rey de los macedonios, había sido convertido en enemigo por un viejo amigo y aliado. Los atenienses lo habían convertido en enemigo al aliarse con su hermano Felipe y Derdas, que estaban aliados contra él. En su alarma, había enviado a Lacedemonia para intentar involucrar a los atenienses en una guerra con los peloponesios, y estaba tratando de conquistar Corinto para provocar la revuelta de Potidea. También hizo propuestas a los Calcidianos en dirección a Tracia, y a los Bottiaeans, para persuadirlos de unirse a la revuelta porque pensaba que si estos lugares en la frontera podían convertirse en sus aliados, sería más fácil continuar con la guerra con su cooperación. Vivos a todo esto, y deseando anticipar la revuelta de las ciudades, los atenienses actuaron de la siguiente manera. En ese momento enviaban treinta barcos y mil infantería pesada para su país al mando de Archestratus, hijo de Lycomedes, con cuatro colegas. Ordenaron a los capitanes que tomaran rehenes de los potidos, que arrasaran la muralla y que estuvieran en guardia contra la revuelta de las ciudades vecinas.

    Mientras tanto, los potidaeanos enviaron enviados a Atenas con la posibilidad de persuadirlos de que no dieran nuevos pasos en sus asuntos, también fueron a Lacedemonia con los corintios para asegurarse apoyo en caso de necesidad. No pudiendo, después de una prolongada negociación, obtener algo satisfactorio de los atenienses, no pudiendo, por lo que podían decir, evitar que los barcos con destino a Macedonia navegaran también contra ellos y recibieran del gobierno lacedemonio la promesa de invadir el Ática, si los atenienses debían hacerlo. atacar a Potidea, los potideanos, así favorecidos por el momento, entraron finalmente en alianza con los calcidios y bottiaeans, y se rebelaron. Y Pérdicas indujo a los calcidianos a abandonar y demoler sus pueblos en la costa y, asentarse tierra adentro en Olynthus, para hacer de esa ciudad un lugar fuerte: mientras tanto, a los que siguieron su consejo, les dio una parte de su territorio en Mygdonia alrededor del lago Bolbe como un lugar de residencia mientras durara la guerra contra los atenienses. En consecuencia, demolieron sus ciudades, se trasladaron tierra adentro y se prepararon para la guerra. Los treinta barcos de los atenienses, que llegaron antes que los lugares tracios, encontraron a Potidea y al resto en rebelión. Sus comandantes, considerando que era absolutamente imposible con su fuerza actual llevar a cabo la guerra con Pérdicas y también con las ciudades confederadas, se dirigieron a Macedonia, su destino original, y, habiéndose establecido allí, continuaron la guerra en cooperación con Felipe. , y los hermanos de Derdas, que habían invadido el país desde el interior.

    Mientras tanto, los corintios, con Potidea en rebelión y los barcos atenienses en la costa de Macedonia, alarmados por la seguridad del lugar y pensando que el peligro era suyo, enviaron voluntarios de Corinto y mercenarios del resto del Peloponeso, en número de mil seiscientos. infantería pesada en total y cuatrocientas tropas ligeras. Aristeus, hijo de Adimantus, que siempre fue un amigo constante de los potidaeans, tomó el mando de la expedición, y fue principalmente por amor a él que la mayoría de los hombres de Corinto se ofrecieron como voluntarios. Llegaron a Tracia cuarenta días después de la revuelta de Potidea.

    Los atenienses también recibieron inmediatamente la noticia de la revuelta de las ciudades. Al ser informados de que Aristeus y sus refuerzos estaban en camino, enviaron dos mil infantes pesados ​​de sus propios ciudadanos y cuarenta naves contra los lugares en revuelta, al mando de Calias, hijo de Caliades, y cuatro compañeros. Llegaron primero a Macedonia y encontraron la fuerza de mil hombres que habían sido enviados primero, convertidos en amos de Therme y sitiando Pydna. En consecuencia, también se unieron a la inversión y sitiaron Pydna durante un tiempo. Posteriormente llegaron a un acuerdo y concluyeron una alianza forzada con Pérdicas, acelerada por los llamados de Potidea y por la llegada de Aristeo a ese lugar. Se retiraron de Macedonia, yendo a Berea y de allí a Strepsa, y, después de un intento inútil en el último lugar, prosiguieron por tierra su marcha hacia Potidea con tres mil infantes pesados ​​de sus propios ciudadanos, además de un número de sus aliados, y seiscientos jinetes macedonios, seguidores de Filipo y Pausanias. Con estos navegaron setenta barcos a lo largo de la costa. Avanzando a marchas cortas, al tercer día llegaron a Gigonus, donde acamparon.

    Mientras tanto, los potidaeanos y los peloponesios con Aristeus estaban acampados en el lado que miraba hacia Olynthus en el istmo, a la espera de los atenienses, y habían establecido su mercado fuera de la ciudad. Los aliados habían elegido a Aristeus general de toda la infantería, mientras que el mando de la caballería se le dio a Perdiccas, quien había abandonado inmediatamente la alianza de los atenienses y había regresado a la de los potidaeanos, habiendo delegado a Iolaus como su general. Aristeus debía mantener su propia fuerza en el istmo, y esperar el ataque de los atenienses dejando a los calcidianos y los aliados fuera del istmo, y los doscientos jinetes de Perdiccas en Olynthus para actuar sobre la retaguardia ateniense, con motivo de su avance. contra él y así colocar al enemigo entre dos fuegos. Mientras Callias, el general ateniense y sus colegas, enviaron el caballo macedonio y algunos de los aliados a Olynthus, para evitar que se hiciera cualquier movimiento desde ese barrio, los atenienses mismos desmantelaron su campamento y marcharon contra P


    A continuación se muestra una lista de algunas de las primeras computadoras de la compañía de computadoras.

    Comodoro - En 1977, Commodore presentó su primera computadora, la & quotCommodore PET & quot.
    Compaq - En marzo de 1983, Compaq lanzó su primera computadora y la primera computadora 100% compatible con IBM, la & quotCompaq Portable & quot.
    Dell - En 1985, Dell presentó su primera computadora, la & quotTurbo PC & quot.
    Hewlett Packard - En 1966, Hewlett Packard lanzó su primera computadora general, la & quotHP-2115 & quot ;.
    Comité ejecutivo nacional - En 1958, NEC construye su primera computadora, la & quotNEAC 1101. & quot
    Toshiba - En 1954, Toshiba presenta su primera computadora, la computadora digital & quotTAC & quot.


    Ver el vídeo: Gavrilo Princip, el joven de 19 años que empezó la Primera Guerra Mundial (Julio 2022).


Comentarios:

  1. Gad

    Entre los dos me pidieron ayuda de los usuarios de este foro.

  2. Molkis

    Sé cómo es necesario entrar ...

  3. Vikasa

    ¿Y qué se sigue de esto?

  4. Dukinos

    Confirmo. Todo lo anterior es cierto. Podemos comunicarnos sobre este tema. Aquí o al PM.

  5. Bent

    ¿Entiéndeme?

  6. Vokinos

    Que respuesta tan divertida

  7. Brabar

    Felicito, pensamiento notable



Escribe un mensaje