Podcasts de historia

El batallón del final del viaje: el noveno este de Surrey en la Gran Guerra, Michael Lucas

El batallón del final del viaje: el noveno este de Surrey en la Gran Guerra, Michael Lucas


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

El batallón del fin del viaje: el noveno este de Surrey en la Gran Guerra, Michael Lucas

El batallón del final del viaje: el noveno este de Surrey en la Gran Guerra, Michael Lucas

La historia de este batallón analiza el 9º regimiento de East Surrey, parte del Nuevo Ejército de Kitchener, levantado en 1914, lanzado al combate en septiembre de 1915 y que permaneció en el Frente Occidental durante el resto de la guerra. Esta fue también la unidad en la que R.C. Sheriff, autor de El final del viaje, sirvió, y su juego fue influenciado por los hombres con los que luchó.

Comenzamos con una mirada a la formación de la unidad, los reclutas iniciales y la naturaleza de la unidad. La mayoría de sus reclutas originales eran londinenses de la clase trabajadora, o al menos del área moderna del Gran Londres, y poco más de la mitad provenían de Surrey (que en ese momento incluía grandes áreas de los suburbios). Luego pasamos a su desastroso debut en combate en Loos en septiembre de 1915, donde el batallón no probado fue lanzado a la batalla y sufrió muchas bajas. El batallón se recuperó de este golpe temprano a tiempo para participar en los combates en el Somme en 1916, Messines en 1917 y las principales batallas de 1918, sufriendo nuevamente durante las ofensivas alemanas antes de participar en los victoriosos avances aliados finales.

Junto a la sencilla historia del batallón está la historia de R.C. Sheriff y El final del viaje, la primera obra realmente exitosa que se desarrolla en el frente occidental. Sheriff sirvió con el batallón, participó en muchas de sus batallas y se inspiró en sus experiencias. Lucas rastrea sus experiencias militares, observa cómo las batallas que libró y los hombres con los que luchó inspiraron la obra y termina con un examen más detallado de la escritura de la obra y su recepción. Esto le da al libro un nivel adicional de interés.

Esta es una excelente historia de batallón, con un buen uso de fuentes alemanas y aliadas y un buen equilibrio entre las acciones detalladas del batallón y las batallas más amplias en las que luchó. Obtiene un interés adicional en comparación con muchos libros similares por dos razones: primero, el material sobre R.C. Sheriff, que trae la reacción de posguerra a la guerra, y segundo porque el batallón sobrevivió hasta el final de la guerra (a diferencia de muchos batallones del Nuevo Ejército que se fusionaron con otros batallones cuando Gran Bretaña comenzó a quedarse sin infantería), y así participó en las batallas defensivas en la primavera de 1918 y las ofensivas aliadas finales.

Parte I: De Sussex al Somme, agosto de 1914 a septiembre de 1914
1 - Llamado a las armas, agosto de 1914-agosto de 1915
2 - Loos, septiembre de 1915
3 - Recuperación, octubre de 1915-marzo de 1916
4 - Wulverghem, marzo-julio de 1916
5 - Somme-Guillemont y Delville Wood, agosto-septiembre de 1916

Parte II: A través del desgaste hasta la victoria final, septiembre de 1916-noviembre de 1918
6 - Regreso a Loos, septiembre-diciembre de 1916
7 - Un duro invierno, enero-abril de 1917
8 - Messines y Pilckem Ridge, abril-septiembre de 1917
9 - Antes de la tormenta, septiembre de 1917-febrero de 1918
10 - Kaiserschlacht, Marzo de 1918
11 - Holding the Line, abril-septiembre de 1918
12 - Advance to Victory, octubre-11 de noviembre de 1918

Parte III: Reflexiones
13 - Regimiento del 9 ° Batallón de East Surrey en revisión
14 - Después del Armisticio
15 - R.C. Sheriff's El final del viaje
16 - El último de los 'galantes'

Apéndices
I: Cuadro de honor
II: 9 / Muertes del este de Surrey por mes
III: Premios y condecoraciones
IV: Oficiales que sirven en el extranjero con 9 / East Surrey, 1915-1918
V: Órdenes de Batalla de la 24a División, 1915-1918

Autor: Michael Lucas
Edición: tapa dura
Páginas: 246
Editorial: Pen & Sword Military
Año 2012



El batallón del fin del viaje: el noveno este de Surrey en la Gran Guerra, Michael Lucas - Historia

+ & pound4.50 Entrega en el Reino Unido o Entrega gratuita en el Reino Unido si el pedido ha terminado y pound35
(haga clic aquí para conocer las tarifas de envío internacional)

¿Necesita un conversor de divisas? Consulte XE.com para conocer las tarifas en vivo

Otros formatos disponibles - ¡Compre el libro de tapa dura y obtenga el libro electrónico gratis! Precio
El batallón del fin del viaje ePub (6.5 MB) Añadir al carrito & libra4,99
Kindle del Batallón del Fin del Viaje (11.2 MB) Añadir al carrito & libra4,99

R.C. Sheriff, autor de Journey's End, la obra más famosa de la Gran Guerra, vio todo su servicio de primera línea con el 9º Batallón del Regimiento de East Surrey. Esta intensa experiencia afectó profundamente su escritura y, a través de su juego, sigue teniendo una poderosa influencia en nuestra comprensión del conflicto. Sin embargo, la historia de su batallón y ndash conocido como 'The Gallants' después de la valentía que mostró durante la Batalla de Loos & ndash nunca se había contado en su totalidad hasta ahora.

En The Journey's End Battalion, Michael Lucas ofrece un relato vívido de su historia. Usando fuentes oficiales y no oficiales, diarios, cartas y registros de guerra británicos y alemanes, describe a las personas que sirvieron en él y las operaciones en las que participaron. Identifica la inspiración para Journey's End y considera cómo Sherriff profundizó en sus experiencias y aquellas de sus compañeros soldados para crear su drama.

La narrativa cubre la sangrienta iniciación del batallón en Loos, su papel en los combates en el Somme en Guillemont y Delville Wood y durante la Tercera Batalla de Ypres, luego el papel que jugó en la desesperada defensa contra las ofensivas alemanas de 1918 y su contribución a la Avance aliado hacia la victoria.

A pesar de la presencia del Sheriff y otras personas notables, el noveno East Surrey era en muchos aspectos típico de los batallones de Kitchener del sur, y el relato de Michael Lucas sobre su servicio proporciona un contraste fascinante con los batallones de Pals del norte cuya historia se ha contado con más frecuencia. Así que el libro no solo arroja nueva luz sobre la experiencia de R.C. en tiempos de guerra. Sheriff, pero es un registro valioso de la operación de un batallón británico en el frente occidental durante la Gran Guerra.

Como se vio en.

Revista de la Sociedad de Historia Familiar de Kent

Otra historia bien documentada y presentada de un batallón de infantería de los Nuevos Ejércitos de Lord Kitchener. Se nos trata con una narración detallada, atada con mapas y algunas buenas fotografías.

El largo, largo camino

El Batallón del Fin del Viaje es una historia valiosa digna de elogios considerables.

¡La asociación del frente occidental se opone! No. 97

La historia de Michael Lucas del 9 / East Surrey Regiment surgió de su investigación al servicio de un pariente. Solo mientras investigaba se dio cuenta del servicio y del rico archivo del dramaturgo R. C. sheriff y su servicio con el batallón.

En prosa clara y bien escrita, The Journey's End Battalion presenta una historia completa de 9 / East Surreys. Es una historia valiosa y digna de elogios considerables.

¡Soportar!

La utilidad de este libro se ve reforzada por la presentación de una investigación considerable en los Apéndices para identificar víctimas y tasas de víctimas. El libro que aquí se presenta es un modelo de buena investigación y debería ser una base para que otros redacten trabajos futuros, que sin duda aumentarán a medida que se acerque el centenario de la Primera Guerra Mundial.

Sociedad de Amigos del Ejército Nacional

A lo largo de los años, se han escrito muchos libros sobre los regimientos de Pals. Se ha escrito mucho menos sobre los regimientos de Kitchener, unidades basadas en el país que atrajeron una base de reclutamiento mucho más amplia. En este libro, Michael Lucas proporciona una excelente visión de la historia del servicio de la Gran Guerra de los hombres del 9 ° Batallón, Regimiento de East Surrey, un relato que lleva al lector a través de la formación del batallón, los primeros meses de entrenamiento en casa. , el traslado a Francia, su primera acción en Loos, el Somme, Ypres y las batallas de 1918. Recomendado.

Revista Gran Bretaña en Guerra

Hay muchas historias de batallones sobre la Gran Guerra impresas en la actualidad, la mayoría de ellas centradas en el frente occidental. Entonces, ¿qué hace que este sea diferente? Por un lado, está muy bien investigado. Las fuentes apoyan una narrativa fina que cuenta la historia del batallón de sus operaciones mucho más eficientes de años posteriores.

Aunque en su mayoría está escrito como una narrativa, el libro incluye algunos estudios excelentes sobre la forma en que se trató a los prisioneros, así como tablas de datos y gráficos que permiten a los lectores realizar su propio análisis de cómo y cuándo ocurrieron las víctimas.

Vale la pena leerlo.

Internacional de Modelización Militar

El batallón de Journeys End cuenta la notable historia del 9º batallón del regimiento de East Surrey y su servicio en la Primera Guerra Mundial. Más de 850 hombres perdieron la vida mientras prestaban servicio en el noveno East Surrey, y sufrió un 50% de bajas en su segundo día en el frente durante la Batalla de Loose. El Batallón pasó a servir en Somme e Ypres y casi fue aniquilado en una famosa última batalla en marzo de 1918.

Este libro es una lectura convincente.

Military Machines International

Se han escrito muchos libros sobre los regimientos de Pals, en los que pueblos o empresas enteras enviaron a grandes grupos de jóvenes, todos amigos, a la Primera Guerra Mundial. Se ha escrito mucho menos sobre los regimientos de Kitchener, organizaciones con base en el condado que atrajeron a una audiencia mucho más amplia.

Esta es la historia del Regimiento de East Surrey inicialmente compuesto por un grupo mixto de abogados, carboneros, policías, marines, ladrones y familias prominentes del condado. Uno de los soldados era un tal R C Sherriff. Sorprendentemente, logró sobrevivir a todo el conflicto a pesar de estar en el ejército de 1914 a 1918 y de participar en muchas de las batallas más sangrientas. Sus experiencias lo llevaron a escribir Journey's End, la obra más famosa de la Gran Guerra. Lucas se ha propuesto analizar el papel del sheriff en la guerra y combinarlo con la historia del regimiento de East Surrey.

Cubre todo, desde la terrible batalla de Loos, Somme e Ypres hasta la desesperada defensa contra la ofensiva final alemana en 1918. Es una lectura interesante. Lucas ha realizado una cuidadosa investigación y describe un batallón en guerra y cómo sobrevivió. Los historiadores militares y cualquier persona interesada en la historia militar encontrarán este libro útil y fascinante.

MonstersandCritics

El Batallón del Fin del Viaje - 9.o Este de Surrey en la Gran Guerra por Michael Lucas - Addenda y Corrigenda del autor

Inevitablemente, hay asuntos que requieren corrección o adición adicional, especialmente después de una investigación continua, particularmente en los Archivos Nacionales. Desde que escribí Journey's End Battalion, he producido un libro adicional y varios artículos, como se menciona a continuación, que tienen que ver con el noveno East Surrey. Mi hijo Andrew y yo también dimos una charla en los Archivos Nacionales basada en el libro, que puede escuchar como un Podcast en el sitio web de TNA.

Estoy particularmente interesado en escuchar a los familiares a quienes sirvieron en el batallón.

Las siguientes observaciones se ofrecen como de posible interés.

Página x El mapa al que supuestamente se hace referencia en la p. 230 no se encuentra, ya que se tuvieron que hacer algunos pequeños cortes de última hora en el libro para que se ajustara a las páginas disponibles. Haga clic aquí para ver este mapa.

Página 6 Una fotografía de Whiteman y la Sección de Transporte, cortesía de Phil Barber, apareció en 'Stand To!' Septiembre de 2015, pág. 94

Páginas 6-7 Desafortunadamente, el archivo de la Oficina de Guerra de Frankau (WO339 / 11211 en T.N.A.) no menciona esta disputa. Sin embargo, sobrevive una nota para los críticos: «Este hombre se hizo conocido como poeta. Conserve el archivo en revisión, si el contenido vale la pena. '(!) Nombrado Teniente en el Regimiento de East Surrey en octubre de 1914, su solicitud de transferencia a la R.H.A. está fechado en marzo de 1915 y no está firmado por nadie más que él mismo. Fue contratado como segundo teniente, no recibió capacitación técnica y funcionó como oficial de estado mayor con la artillería de la 24.a División. Fue ayudante de la 107ª Brigada desde julio de 1915. Parece haber sufrido algún tipo de discapacidad, tal vez neurasténica, por su servicio en el Somme. Fue enviado a Italia con propaganda cinematográfica 1916-17. El general Capper lo había recomendado para el trabajo de inteligencia, que era lo que quería, pero la Oficina de Guerra no parecía estar segura de qué hacer con él. Fue declarado incapacitado permanentemente y se retiró como capitán en febrero de 1918.

Páginas 6 y 165 H.A.B. Dealtry también se había desempeñado anteriormente como oficial, brevemente, con el Regimiento de Worcestershire 1900-01, antes de ser citado en un caso de divorcio. (Lista del ejército y TNA J77 / 728/2134)

Página 7 Mitford se había transferido más tarde al regimiento de East Surrey.

Pagina 12 He editado las memorias de Billman y espero que aparezcan como dos partes en 'Stand To!' este año o el próximo.
[NÓTESE BIEN: la primera parte ahora ha aparecido en ¡Soportar! 118]

Página 21 Fenwick como P.O.W. fue trasladado al internamiento en los Países Bajos en abril de 1918, en virtud de los Acuerdos de La Haya.

Página 22 Escribí un artículo sobre Elverson, publicado en el Journal of the Kent Family History Society, septiembre de 2015.

Página 25 etc. Revisé y amplié extensamente mi artículo de 2009 sobre Summers. ¡Fue publicado en Stand To! Septiembre de 2015.

Página 37 etc. Posteriormente edité el diario de Pirie, que fue publicado, íntegro y con extensas introducciones y notas, como 'Frontline Medic Gallipoli, Somme, Ypres' por Helion en 2014.

Página 50 Una caricatura del Capitán Anslow, de principios de 1917, realizada por el soldado Cole (véase la nota de la página 79 a continuación), sugiere serpentinas negras, amarillas y rojas en la parte posterior del cuello.

Página 51 Sería incorrecto asumir que la lista del Ejército es algo más que una lista de oficiales asignados a una unidad en ese momento.

Páginas 71 y 73 El coronel Harold Tew era un oficial con mucha experiencia. Nacido en 1869 en Escocia, prestó un amplio servicio en la Guerra de los Bóers. Fue mayor con 1st East Surrey en Mons, luego comandó ese batallón 1915-16. En junio de 1916 fue designado para comandar la 18.ª Brigada, por lo que parece haber sufrido una degradación.

Una fotografía reciente del edificio utilizado como Battalion H.Q. está incluido en Frontline Medic. Fue identificado a partir de una de las fotografías del Sheriff inmediatamente después de la guerra.

Página 72 Había estudiado muchas de las cartas del Sheriff de su servicio en Francia y su serie de artículos "Mi diario". Sin embargo, debido a una enfermedad, no pude estudiar los 'Memories of Active Service' inéditos de Sherriff antes de escribir mi libro. Sheriff había escrito esto para su madre, cubriendo sus primeros tres meses en el Frente, poco después del final de la Gran Guerra. Esto ahora se lleva a cabo en Surrey History Center. Sherriff extrajo esto para su serie de artículos 'My Diary', pero dejó muchos fuera, especialmente los relacionados con compañeros oficiales, como Swanton, Abrams y Tew. También dice bastante sobre su sirviente Morris e incluye una caricatura de él.
En 2016 apareció una importante biografía de Sherriff 'From Journey's End to the Dambusters' de Roland Wales, publicada por P & ampS. Además de cubrir toda la carrera de Sherriff, Roland examina críticamente los escritos de Sherriff y demuestra el gusto de su novelista por una buena historia. , en numerosas ocasiones, entran en conflicto con la verdad completa. Roland publica varios materiales sobre Sherriff y 9th East Surrey en su sitio web rolandwales.com. Otro sitio web con material interesante sobre las mismas áreas es el del Centro de Historia de Surrey.

Página 73 En contradicción con una de las declaraciones del propio Sheriff citada en la página 98, parece que también sirvió brevemente en la Compañía 'D', bajo el mando del Capitán Tetley, alrededor del Año Nuevo de 1917.

Página 76 Sherriff, en 'Memories' está de acuerdo con Pirie en que Swanton, como martinet, rápidamente se hizo impopular entre el batallón.

Página 79 En 2012, Di Stiff del Centro de Historia de Surrey me llamó la atención sobre una serie de catorce caricaturas de oficiales de 9th East Surrey por Pte Edward Cole, que habían sido trasladadas recientemente del museo del regimiento (que posteriormente fue lamentablemente quemado en el incendio de Clandon Parque). Son de: Anslow, Birch, Clark, Davies, Grant, Hartley, Hilton, Lindsay, Poole, Pirie, Taylor, Tetley, Thomas y Whiteman. Escribí sobre ellos en dos artículos para ¡Soportar! (Septiembre de 2014 y enero de 2015.) Seis de las caricaturas también se reproducen en 'Frontline Medic'.

Página 86 Mitford no tuvo éxito en su nuevo cargo, al mando de una división territorial de Lancashire, recién llegado de Egipto. Perdió el mando después de seis meses.

Páginas 95, 165 y Apéndice IV Estrictamente hablando, Abrams fue despedido del Servicio, en lugar de destituido.

Forster Taylor perdió su comisión en el Regimiento de Leicestershire cuando se ausentó sin permiso. Luego sirvió en las filas del Regimiento de la Reina en Francia. En noviembre de 1917 fue nuevamente comisionado. Fue asesinado en el ataque a Haussy con 9th East Surrey en octubre de 1918. (TNA WO339 / 108820)

Thomas Rawson era un empleado de contabilidad en una casa de envío, que se alistó en el Cuerpo de Pago en agosto de 1914, antes de volver a alistarse en 1916 en el Regimiento del Rey de Liverpool. Fue comisionado en abril de 1917. No fue sometido a un consejo de guerra, pero se consideró no apto para ocupar una comisión después de una queja de Cameron en septiembre de 1918. Aunque había pasado por un momento traumático en Cambrai a fines de 1917, no se encontró una buena razón médica para su comportamiento y se decidió que debería ser desmovilizado lo antes posible. (TNA WO374 / 56390).

Cameron también consideraba a Geoffrey Sampson "de ninguna manera apto para comandar hombres". Sin embargo, el brigadier consideró que esto se debía a la ignorancia, y sirvió hasta 1921. (TNA WO3339 / 56639)

Página 97 Al revisar mi libro en 'Stand To !, de mayo de 2013, David Filsell llamó la atención sobre el relato de Frankau sobre una reunión de posguerra: El alguacil se volvió hacia Clark y le dijo: 'Me temo que no fui muy bueno como oficial. Me pregunto si recuerda, señor, lo que me dijo cuando [sic] le informaron que acababa de ser herido y que me iban a evacuar ». 'Me temo que no', sonrió Nobby. "Dijiste:" Gracias a Dios ", comentó el sheriff y se sentó entre los aplausos de los soldados.

Página 104 La referencia a Pirie del libro de Gallipoli ahora parece referirse a otro oficial médico llamado Pirie.

Páginas 104-105 Peter Crook me ha señalado que la Historia Oficial y el mapa de la página 105 están equivocados. La 72ª Brigada atacó a la derecha de la 24ª División y la 17ª Brigada a la izquierda el 31 de julio de 1917.

Páginas 106-107 Peter Crook ha señalado que la fecha del diario de guerra del batallón aquí debe ser errónea. 9th East Surrey, de otros diarios de guerra, debe haber relevado a las dos unidades de primera línea en la noche del 1/2 .8.1917. Peter también se ha tomado muchas molestias para establecer cuándo y dónde parece que el Sheriff resultó herido. La línea se había adelantado el 31.7.1917 con la captura de la línea de avanzada alemana cerca del Puesto de Job, la línea principal: la trinchera de Jehová y, en parte, la trinchera de apoyo, el Jordán. La compañía del alguacil sufrió bajas a partir del 1.8.1917. El alguacil resultó herido durante el día del 2.8.1917, probablemente cerca de Jordan Trench. Vea los artículos de Peter Crook - "R C Sherriff y Journey’s End Voices from the Great War" en W.F.A. Boletín No. 111 (agosto de 2018) y "¿Cómo, dónde y cuándo fue herido R C Sherriff en agosto de 1917?" En ¡Soportar! No 115 (mayo de 2019).

Páginas 115-7 Arthur Pratt se alistó en julio de 1915 a los 19 años y fue sargento en noviembre de 1916. Su C.O. de 13th East Surreys parece haberse sentido incómodo al recomendarlo para un encargo. «En la vida civil, era ayudante de tendero en una pequeña tienda. Fue elegido entre los mejores disponibles en mi Battn. Pratt fue comisionado en junio de 1917 y se unió a 9th East Surreys en agosto. Fue asesinado, al mando temporal de la Compañía "B", el primer día del Kaiserschlacht. Su cuerpo no fue recuperado. Su madre le advirtió que no dejaba otra propiedad que la paga del ejército. (TNA WO339 / 95640)

Página 121 Haig fue bastante despectivo con 'Teeny' Watts, entonces comandante de la 21ª Brigada, en su diario de febrero de 1915. Escribió "un hombrecillo valiente y duro, sin gran cerebro". Nacido en 1859, había sido 'piragua' del retiro en 1914. Estuvo al mando de la 7a División en 1915-17, en sucesión de Thompson Capper, hermano de John Capper, asesinado en Loos, antes de recibir su Cuerpo en 1917 ('Douglas Haig War Diaries and letters ', editado por Sheffield y Bourne, p. 103), Gough en su' El Quinto Ejército ', sin embargo, rinde homenaje a Watts como' un hombre activo, tranquilo y muy modesto en el comportamiento, pero uno de los más valiente y experimentado de nuestros comandantes. '

Página 150 Los West Kent hicieron algunas críticas al batallón. "Después de varios días de patrullaje activo, quedó claro que las referencias cartográficas que les habían dado los East Surreys que mostraban los puestos de avanzada no coincidían con los puestos que ocupaban". Esto llevó a la acción "Dean's Post", en la que el teniente Dean, sirviendo con los West Kents, ganó el V.C. (Donald Dean V.C. ed. Terry Crowdy p.49).

Página 153 La escala del mapa que se muestra es incorrecta.

Página 156 El relato de Williams sobre su alarmante experiencia se encuentra en TNA WO374 / 74652.

Página 166 El porcentaje de muertes en combate con respecto al servicio total debe ser del 27%. Por supuesto, no todos los oficiales que dejaron el batallón sobrevivieron a la guerra. Entre otros, Philip Mighell murió a causa de las heridas en octubre de 1917, sirviendo en la R.F.C. James Monro nunca se recuperó por completo de las heridas de bala recibidas en Delville Wood. Renunció a su cargo en abril de 1918, pero se ahogó, como civil, en octubre de 1918, cuando el transatlántico Hirano Maru, fue torpedeado.

Página 167 La tasa de supervivencia de los registros de la serie 'Burnt Records' para aquellos que sirvieron en el East Surrey Regiment parece relativamente pobre. Irónicamente, la tasa récord de supervivencia de los que murieron parece ser significativamente más alta que la de los demás. Uno solo puede suponer que los 'muertos' fueron archivados por separado, y su ubicación significó que sufrieron menos por el fuego y el agua en la quema del depósito de registros del Ejército en Arnside Street, en 1940. Además de Summers, los registros de J.H.L. Dacey proporciona detalles sobre una promoción de las filas de este batallón. Mobiliario de casas, nacido en 1897, testificó el 20.1.16. Después del servicio inicial con los Royal Fusiliers, estuvo con el 9th ​​East Surrey desde septiembre de 1916 y pronto fue ascendido a cabo y sargento de lanza. Fue herido, gaseado y enterrado una vez a cada uno. Solicitó un lugar en un batallón de oficiales de cadetes para una comisión en la R.F.A. Su informe de cadetes calificó su poder de mando y liderazgo como "Muy justo". Puede pensar por sí mismo. Observaciones 'Un cadete trabajador bastante bueno en el trabajo práctico, el papeleo a veces es incierto, pero lo hizo bien en W.O. examen que aprobó. Encargado en Ox & amp Bucks L.I. (su primera elección de unidad) 9 de septiembre de 1918. Llegó al B.E.F. en noviembre de 1918 (TNA WO374 / 17537). Hay una foto de él en los periódicos de Billman en I.W.M.

Página 169 Claramente, el batallón estaba extremadamente crudo y en mal estado después de Loos. Según el diario de N.A.C. Weir, 10.ª Argylls, 9.ª División, octubre de 1915: “Como nuestras empresas sólo contaban con unas cincuenta personas, recibimos empresas de East Surreys de la 24ª División, que nos habían seguido desde Loos. Este fue realmente su período de instrucción en trincheras ... ..mi compañía de East Surrey esperaba un alivio, [y] abandonó mi primera línea sin órdenes. Afortunadamente, su relevo, que consiste en borradores de Argyll, llegó poco después ". (Barro y cuerpos: los diarios de guerra y las cartas del capitán N.A.C. Weir 1914-20 ed. Saúl David p.42-43).

Página 176 J. Lewis Stempel en 'La guerra detrás del cable' da las tasas oficiales de muerte de prisioneros alemanes en Gran Bretaña como 3.04%, pero 7.09% para O.Rs. británicos. en Alemania, mientras se argumenta que esta última cifra es una subestimación sustancial debido a las muertes no registradas. Parece que el soldado Samuel Argyle fue uno de los 2.000 prisioneros de guerra desafortunados enviados por los alemanes para trabajar en el frente oriental. Esto tenía la intención de ser una represalia por los británicos que supuestamente exponían a los prisioneros de guerra alemanes a los bombardeos cuando se les pedía que trabajaran en Francia. En febrero de 1917, 500 fueron enviados a trabajar en las trincheras alemanas entre Riga y Mitau (ahora Jelgava, Letonia). Las condiciones eran terribles y hubo un maltrato deliberado de los P.O.W.s. Alrededor de 30 murieron y fueron enterrados en el cementerio Nikolai, Mitau. La mayor parte del resto requirió tratamiento hospitalario. Las condiciones mejoraron en junio, tras las concesiones británicas. Los P.O.Ws. fueron devueltos a Alemania en noviembre. (Véase Richard van Emden 'Encuentro con el enemigo: el rostro humano de la Gran Guerra' págs. 226-38.)

Página 177 Mi artículo sobre Charlie Woodbury se publicó en The W.F.A. Boletín No 113 (abril de 2019).

Página 179 Mi artículo sobre Reg Howship se publicó en la revista Your Family Tree en abril de 2011.

Página 184 Cuando leí 'Memories of Active Service' del Sheriff, quedó claro que el capitán Hilton, cansado de la guerra, también había contribuido al personaje de Stanhope. Recomiendo 'Journey's End - The classic war play explored' de Robert Gore-Langton publicado por Oberon, 2014, así como el libro de Roland Wales, como se mencionó anteriormente, para un examen más detallado de la obra.

Página 188 Gilbert Frankau era oficial de vuelo en la Dirección de Inteligencia del Ministerio del Aire en mayo de 1940. Walter Summers ascendió a comandante de ala en las R.A.F. Rama de globo. (ver Lista de la Fuerza Aérea). Entre los muchos que debieron haber servido en la Guardia Nacional, se encontraba George Stanbury, veterano de 9th East Surrey en Loos y de 172 Tunneling Company.

Fotografía 6 Después de ver las caricaturas de Cole y la discusión con Roland Wales, hay más identificaciones para agregar: primera fila extrema derecha - Capitán Tetley, segunda fila cuarta izquierda - 2 / Lt. D.L. Hatten, sexto a la izquierda - 2 / Lt. T.E.S. Reynolds, extrema derecha - 2 / Teniente W.H. Lindsay tercera fila tercera desde la izquierda - 2 / Lt. H. Kiver.

Fotografía 19 El Capitán Whiteman está en la primera fila, noveno desde la izquierda, no como se indica.

Apéndice I - Cuadro de honor Desafortunadamente, omití lo siguiente:

1780 L / Cpl. William George Webb, alistado en Reigate, Surrey, kia 26.9.15
4805 Pte. George Thomas Soanes, alistado en Huntingdon, kia 25.1.17
27282 Pte. William Miller, alistado en Camberwell, dow.16.10.18
33756 Pte Edwin Lambert, alistado en Canterbury, m. (como prisionero de guerra), 22.10.18.

Esto significa que los totales deben ser 872 muertes totales, 656 k.i.a., 160 d.o.w., 56 d. Como resultado, las diversas conclusiones sobre los orígenes de los hombres en varios momentos pueden estar ligeramente sesgadas, y el Apéndice II Muertes por mes se vuelve ligeramente incorrecto.

Apéndice III Premios y condecoraciones Desde entonces he encontrado algunos más en el diario de guerra de la Brigada de principios de 1917, buscando otra información:

Pte. C. Baker - galardonado con un M.M. en febrero para la redada de enero, tenía el número de serie 182.
6735 Pte. CALIFORNIA. Pearson también recibió un MM por esta incursión.
4422 Sargento. D.O.L. Robertson y el cabo 830 (sargento de lanza) T.Harris recibieron.
MM en marzo de 1917: Robertson había sido premiado anteriormente por el Somme.

Apéndice IV - Oficiales También quedó fuera de la lista original preparada por el batallón el segundo teniente D. McLaren, herido en Loos, el 26 de septiembre de 2015, y que figura en el diario de guerra como una baja allí.


El batallón del fin del viaje: el noveno este de Surrey en la Gran Guerra, Michael Lucas - Historia

+ & pound4.50 Entrega en el Reino Unido o Entrega gratuita en el Reino Unido si el pedido ha terminado y pound35
(haga clic aquí para conocer las tarifas de envío internacional)

¿Necesita un conversor de divisas? Consulte XE.com para conocer las tarifas en vivo

R.C. Sheriff, autor de Journey's End, la obra más famosa de la Gran Guerra, vio todo su servicio de primera línea con el 9º Batallón del Regimiento de East Surrey. Esta intensa experiencia afectó profundamente su escritura y, a través de su juego, sigue teniendo una poderosa influencia en nuestra comprensión del conflicto. Sin embargo, la historia de su batallón nunca se ha contado en su totalidad hasta ahora. En The Journey's End Battalion, Michael Lucas ofrece un relato vívido de su historia. Utilizando fuentes oficiales y no oficiales, diarios, cartas y registros de guerra británicos y alemanes, describe a las personas que sirvieron en él y las operaciones en las que participaron. Identifica la inspiración para Journeys End y considera cómo Sherriff profundizó en sus experiencias y aquellas de sus compañeros soldados para crear su drama. Así que el libro no solo arroja nueva luz sobre la carrera de R.C. Sheriff, pero es un registro valioso de la operación de un batallón británico en el frente occidental durante la Gran Guerra.

Como aparece en

¡Soportar! Revista de la Asociación del Frente Occidental

¿Quiere saber más sobre el 9.º Batallón, Regimiento de East Surrey?

9 ° Batallón, Regimiento de East Surrey

durante la Gran Guerra 1914-1918.

  • Amplio Walter James. Pte. (murió el 10 de octubre de 1917)
  • Clark DSO MC .. Charles Alfred. Mjr.
  • Corley William Raymond. 2nd.Lt. (murió el 27 de marzo de 1918)
  • Gillman Richard Joseph. Cpl. (murió el 13 de junio de 1917)
  • Hartley Richard Rutland. Pte. (murió el 3 de septiembre de 1916)
  • Jennings Walter Charles. Pte. (murió el 24 de junio de 1917)
  • Martin Frank William. Pte. (murió el 16 de octubre de 1918)
  • McNamara VC .. John. Cpl. (murió el 16 de octubre de 1918)
  • Noe John Thomas. Pte.
  • O'Connell Jeremiah. Pte. (murió el 6 de octubre de 1916)
  • Picton MC .. James Allanson. Teniente (fallecido el 23 de julio de 1917)
  • Stanbury George Wyndham. Cpl.
  • Wardell John. Pte. (murió el 16 de octubre de 1918)
  • Verrugas Sydney Arthur. Pte.
  • Weed James Thomas. Pte (fallecido el 18 de junio de 1917)
  • Wiggins William Thomas. Pte. (murió el 16 de agosto de 1916)
  • El joven Allen George. Pte. (murió el 3 de septiembre de 1916)

Todos los nombres de esta lista han sido enviados por familiares, amigos, vecinos y otras personas que desean recordarlos, si tiene algún nombre para agregar o algún recuerdo o foto de los enumerados, agregue un nombre a esta lista.

¿Busca ayuda con la investigación de historia familiar?

Por favor mira Preguntas frecuentes sobre historia familiar

Tenga en cuenta: no podemos proporcionar investigación individual de forma gratuita.


Asesinado o capturado

A la una de la madrugada, los East Surreys se habían retirado de sus posiciones, entre Hattencourt y Hallu. Como señaló la Historia de los 8 / West Kents:

“La retirada tuvo que hacerse con mucho cuidado. Pasó mucho tiempo arrastrándose, sección por sección, a lo largo del borde de hierba de la carretera del pueblo, más allá del pueblo, hasta que fue seguro marchar en columna de la ruta en el camino mismo. La retirada se realizó en perfecto orden, sin víctimas y tomamos posiciones en Hallu a las 3:30 am ".

El Batallón ocupó su lugar en las trincheras que, en 1916, habían sido la antigua línea del frente alemana. El puesto "no nos inspiró muchas esperanzas".

Ya a las 7:45 am, el Batallón de atrincheramiento en East Surreys & # 8217 derecha (los West Kents estaban a su izquierda) informó a la Brigada que había una brecha de varias millas en la línea entre la Brigada y los franceses a su derecha, y el enemigo avanzaba en gran número. Se les dijo que se retiraran de la lucha a la línea Rouvroy-Rozieres.

Al mismo tiempo, se envió un mensaje a los East Surreys de que su flanco derecho había cedido y el batallón de atrincheramiento se había retirado. 15 minutos más tarde, otro mensaje informó que la trinchera a solo 30 yardas al frente estaba ahora llena de alemanes, y se produjo una "gran cantidad de disparos de ametralladoras", con muchas bajas infligidas. El batallón tenía un frente de casi 1400 yardas y rechazó a los alemanes una y otra vez.

Poco después, la 73 Brigada, en el flanco izquierdo, se vio obligada a retirarse de su posición a la izquierda de la Brigada, dejando a West Kents y East Surreys en línea "con ambos flancos en el aire". Los West Kents informaron a los East Surreys que estaban procediendo a retirarse, por pelotones, desde la izquierda, y "comenzó una retirada ordenada".

Pero como señaló el diario de East Surrey, fueron:

"Decidido a aguantar a toda costa, y no se retiraría. Bajo el mando del Mayor C A Clark, se formaron de inmediato flancos defensivos y aún así retenimos al enemigo, contra terribles probabilidades. El Batallón continuó la gran resistencia contra un número abrumador, cada oficial y hombre luchando hasta el último, hasta las 9:30 am cuando estuvo completamente rodeado ".

La indomabilidad de Clark fue recordada más tarde por el soldado Eatwell (citado por Michael Lucas):

"[Mayor Clark] dijo:" No tenemos nada en nuestros flancos, y no hay apoyos detrás. Serás asesinado o capturado antes de que termine la mañana. Aguanta por el honor del Regimiento ".

Officers of the 9th East Surreys, April 1917. Major C A (‘Nobby’) Clark highlighted right, and Captain Godfrey Warre-Dymond highlighted left. RC Sherriff middle first row standing. By permission of the Surrey History Centre (ESR/25/Clark/7(9))

At one point in the battle Clark attempted to withdraw his men, only to find Germans to the rear as well as in front. He later recalled:

‘We took up position in an old communication trench and used our rifles with great effect. [Lieutenant] Grant was doing excellent work until shot through the head, and Warre-Dymond behaved admirably. It was a fine fight and we held them up until the ammunition gave out. They charged in and mopped up the remainder. They were infuriated with us.’

The 72 Brigade Diary is quietly critical of Clark’s decision to stand and fight: ‘9th East Surrey hung on too long and lost heavily. Major Clark MC, Lt Grant, Capt Dymond, Lt Blower and RSM Phillips all missing. Reported surrounded and fighting to the last.’ But everyone in the Brigade were impressed at their bravery:

‘We can well imagine Clark, dogged old solider that he was, hanging on like grim death to that bit of trench. It was not till long afterwards that we heard he was wounded and a prisoner, and we all missed him greatly in the Brigade for the rest of the war. There can be no question of the gallantry of himself and his officers and men.’

The final scene in Sherriff’s Journey’s End marks the beginning of the German onslaught on the first day of the Kaiserschlacht. What happened next was left to the audience’s imagination. The old soldiers among those who were first to see the play would have had no doubt about the likely fate of Stanhope and his fellow officers, being well aware of the casualties the battle inflicted on both sides.

A couple of years after the play was first produced, Sherriff turned his hand to writing a sequel, in movie-style, hoping that the film companies might be interested in what happened to Stanhope after the curtain fell. The opening scene shows Stanhope, Trotter and the men continuing to fight, but the Germans are superior in numbers and firepower. When they offer him the chance to surrender, he declines, and the Germans begin to pound his trenches. With his men dying around him, Stanhope leads the remainder on a forlorn charge against the German trenches, where those that survive are easily overpowered:

‘It is soon over. Some are shot down. Others fling themselves blindly into the German trench. Stanhope is struck and stunned by the butt of a rifle – Trotter struggles violently and is overpowered. A German officer glances down at the captives and gives an order to the German soldiers who line the trench. The soldiers climb out of the trench and walk silently in line across No Man’s Land, into the ruined trenches of Stanhope’s Company and into the distance beyond.’

There seems little doubt that the opening scenes in Sherriff’s sequel to Journey’s End were, at the very least, heavily influenced by the heroic sacrifices of the 9th East Surreys on the 6th day of the Kaiserschlacht – perhaps not in all its detail, but probably as it was handed down at Regimental dinners and reunions by those who were there that day (and especially by two of Sherriff’s closest friends in the Battalion – ‘Nobby’ Clark and Godfrey Warre-Dymond)

The East Surrey Diary reports that only three officers and about thirty men succeeded in escaping German clutches. From 26 March until 8 April, ‘the remnants of the Battalion were attached to the 8/Royal West Kents until the arrival of the Brigade at Franlen, when the Battalion became a separate unit once more.’


Explore further

31st (Huntingdonshire) Regiment of Foot

This infantry unit was formed in 1702. It served in many British Army campaigns until the 1881 reforms, when it was merged into The East Surrey Regiment.

70th (Surrey) Regiment of Foot

This infantry regiment was raised in 1758. It continued in British Army service until the 1881 reforms, when it was merged into The East Surrey Regiment.

The Queen's Royal Regiment (West Surrey)

Raised in 1661, this was the oldest English line regiment in the British Army. It existed until 1959 when it was merged into The Queen's Royal Surrey Regiment.

The Queen's Royal Surrey Regiment

This short-lived infantry regiment was formed in 1959. It served with the British Army until 1966, when it was merged into The Queen’s Regiment.

The Queen's Own Royal West Kent Regiment

This infantry unit was formed in 1881. It existed until 1961, when it was amalgamated into The Queen’s Own Buffs, Royal Kent Regiment.

The Middlesex Regiment (Duke of Cambridge’s Own)

The Middlesex Regiment was an infantry regiment of the British Army, created in 1881 and amalgamated in 1966 into The Queen's Regiment.


The real soldiers of Journey’s End

Written by a man who had experienced the trenches of the Western Front, the dramatic, tense and claustrophobic events of the play and film Journey’s End have a realism and authenticity. This is because its writer, RC Sherriff, had seen first-hand the effect of years of war on his friends and knew the fear and terror of waiting for an impending attack, waiting for his journey’s end.

The characters of Journey’s End are believed to be a reflection of the men Sherriff had served with in the 9th Battalion of the East Surrey Regiment. The events of the play, especially the impending sense of doom at an imminent German attack, are based on the experiences of Sherriff’s comrades who held the line near the French town of St. Quentin at the start of the German Spring Offensive in March 1918.

Writing to a fellow officer in 1936, Sherriff said:

“None of the characters are drawn from life – but you may find some of them a likeness to men you knew.”

While in his autobiography published in 1968, he wrote:

“Besides Stanhope and Raleigh, the other characters walked in without invitation. I had known them all so well in the trenches.”

Here are some of the men Sherriff served with, who are believed to have inspired characters in the play:

Captain Godfrey Warre-Dymond MC – Captain Stanhope

In the dedicated and highly capable, yet fatally flawed character of Captain Stanhope there are parallels with a Captain Godfrey Warre-Dymond, who Sherriff met in October 1916. Godfrey was already a highly capable officer and veteran of the Somme when he joined Sherriff’s battalion. Sherriff refers to Godfrey’s abilities as “magic”, similar in the way that the character of Raleigh views Stanhope in the play. Warre-Dymond was taken prisoner in March 1918 and survived the war.

Second Lieutenant Richard Webb – Second Lieutenant Raleigh

Second Lieutenant Raleigh can be considered a fusion of soldiers who Sherriff knew. Raleigh is young, enthusiastic and naive about the realities of war, not unlike many young officers of the period and indeed Sherriff himself. The closest comparison perhaps is with Second Lieutenant Richard Webb.

Just like the characters of Raleigh and Stanhope who are portrayed as childhood friends, Webb and Sherriff were close friends and used to go on camping trips together in their youth before the war. Just like Raleigh in the play, Webb did not survive the war. He died in October 1916 and is buried in CWGC Etaples Military Cemetery.

Asa Butterfield as Raleigh

Captain Archibald Henry Douglass – Lieutenant Osborne (Uncle)

“… a tall, dark man … one of the finest men I have ever known. He was a man of few words. He hated affectation and he hated vulgarity. He was also about the coolest man I ever saw in the trenches.”

In this we can see the clam and dependable character of Osborne. Douglass was with the 9th East Surreys in March 1918, and was wounded during the German attack. He was sent back to the United Kingdom where he died on 8 April 1918. He is buried in Hanwell (City of Westminster) Cemetery.

Paul Bettany as Osborne (left)

Newspaper report of the 9th Battalion's theatre outing to see Journey’s End and annual dinner, 1930. 130 officers and men attended the event and Sherriff showed some of his former comrades around the stage set. Clark is in the centre, Sherriff far left. Reproduced by permission of Surrey History Centre.


Capitulo 2

Loos, September 1915

With 24th Division, 9/East Surrey was fated to see its first experience of war in the biggest battle fought up to that date by the British Army.

Lord Kitchener’s original plan was to build up the strength of the British Army so that it would be ready to strike the decisive blow in 1916 or 1917. This, though, required the French and Russian armies to bear the main weight of the conflict in the meantime. Unfortunately, the situation in mid-1915 did not allow this. Both these armies had already suffered huge losses. The French, however, with a large part of their country, including much of their industrial base, occupied by the Germans, were understandably not prepared to stand on the defensive. On the Eastern Front, the Central Powers, following the failure of the Schlieffen Plan on the Western Front in 1914, were making a major effort to knock out Russia. The British-led attack on the Dardanelles, in part to assist Russia, had proved a major disappointment.

In these circumstances, Britain came under heavy pressure to assist its allies, by joining a major offensive on the Western Front. However, the BEF was ill prepared for this. Whilst its numbers had grown considerably, it was seriously short of artillery, especially heavy guns, and shells. As for infantry weapons, there were few light machine guns as yet and the grenades in use were much inferior to those of the Germans. Apart from material deficiencies, commanders were struggling with the new challenges of taking the offensive in trench warfare. With the enormous expansion of the Army and huge casualties amongst the regulars in 1914, there was also a serious shortage of trained and experienced officers in the newer units, especially, and of staff officers most of all.

In spite of these difficulties, Sir John French, commanding the BEF, and Sir Douglas Haig, commanding his First Army, were mindful of the need to put pressure on the Germans and were not opposed to offensive action. Both were, however, unhappy with the proposals from the French Commander in Chief, Joffre, as to how the British might assist. Joffre planned offensives in Artois and Champagne at either end of the huge salient occupied by the Germans. If successful, these could force the Germans to evacuate a large area, or risk being cut off. Joffre wanted the British to join with the French Artois offensive, by attacking near Lens, at Loos. Haig saw this as most unsuitable ground for an attack, being broken up by coal mines, pitheads (fosses and puits), mining villages and slag heaps (crassiers) and in generally flat and open land, dominated by the German artillery.

Nevertheless, the French were insistent on the need for British support for their offensive the Gallipoli campaign had become a bloody stalemate and it was feared that Russia could collapse. In these circumstances, Kitchener concluded, ‘We must act with all energy and do our utmost to help the French in their offensive even though by doing so we suffer very heavy losses indeed.’¹ The Cabinet agreed, on 20 August 1915, to support the French offensive over reinforcing Gallipoli. As Kitchener saw it, ‘We must make war as we must not as we should like.’²

With Britain committed to an attack at Loos, Sir John French left the planning very much to Haig. Sir Douglas threw himself into organising an ambitious attack. He thought a new weapon for the British Army, poison gas (used against it by the Germans earlier in 1915), could make up for his weakness in artillery.

Haig’s plans assumed the wholesale commitment of his own First Army, so where were the reserves to come from to exploit the expected breakthrough? There were three infantry divisions uncommitted to either of the two British armies in France–21st, 24th and the Guards, in XI Corps under General Haking, a notably aggressive commander. Haig’s plans assumed that these would be under his control for the battle. Sir John French, however, was reluctant, for whatever reason, to release them. He only agreed, a week before the battle was due to commence, to move them forward, but still under his control.

Be that as it may, the 21st and 24th Divisions, both raw ‘New Army’ units, were sent towards Loos, followed by the Guards. In the two New Army divisions 4 out of 6 brigade commanders were re-employed retired officers and of 26 battalion commanders all but 1 were re-employed retired officers, some from the Territorials or Militia. Almost all the officers were newly commissioned, and there were few old soldiers in the ranks. These divisions were keen, but very lacking in experience. But according to Colonel Stewart, chief staff officer to 24th Division, General Haking’s views, as stated before the battle, were that ‘Not having been previously engaged in this way, they would go into action for the first time full of esprit and élan and being ignorant of the effects of fire and the intensity of it, would go forward irresistibly and do great things.’³

This is all ominously reminiscent of the German attacks at Ypres in 1914, where several divisions of inexperienced troops, their numbers made up with war volunteers and often led by elderly officers, suffered terrible losses when thrown against the long-service regulars of the BEF, in particular.

After just three weeks in France, spent well behind the Front, 9/East Surrey set out for Loos early on 21 September, 30 officers and 901 ORs strong.⁴ After a series of marches in hot weather, then heavy rain, the battalion rested on 24 September at Berguette. At 6.00pm the troops received their last solid meal for 60 hours.⁵ The brigade then set off for Béthune taking 7 hours. Breakfast, planned for 4.30am, failed to arrive, through a staff officer’s mistake. Each division, with its artillery and transport, required 15 miles of road and the march had been very considerably prolonged by severe congestion on the few available roads immediately behind this part of the Front. There had been inadequate planning by the First Army staff, to get reinforcements forward through all the other traffic. The men had but a short rest and all had arrived ‘wet through’. Private Fred Billman of 9/East Surrey recalled, ‘Now we were absolutely tired and hungry, and even the thunder of the guns could not keep us awake.’⁶

The Battle of Loos commenced early on 25 September. Initial reports were encouraging. At 7am, Haig requested Sir John French to move XI Corps forward. After a further prompt, French, at 9.30am, ordered that 21st and 24th Divisions should move forward to First Army’s trenches ‘as soon as the situation requires and permits’ (not ‘immediately’) and come under Haig on arrival there. Haking then ordered 21st and 24th Divisions to move up–about 2 miles to Mazingarbe/ Vermelles, about 1½ miles behind the British start line. French kept the Guards Division under his own command.

9/East Surrey had turned out of billets at 7.00am (Billman says 9.00am) and was then kept waiting in readiness until 11.15am, when it set off marching to Vermelles. Billman wrote, ‘We were still very tired and stiff with our heavy marching, but the excitement of going into action kept us going.’ The troops were again delayed by congestion. Billman also refers to the numbers of wounded they encountered. Mitford remembered, years later, ‘Some of them were pitiable cases . . . They must have been rather a shock to new troops who had never seen a wounded man before’.

On the basis of optimistic reports received earlier, Haig ordered Haking, at 2.35pm, to detach one brigade from each division to shore up the line elsewhere and push on with the remainder, as far as the Heute Deule Canal crossings. However, there was delay in getting the orders through and then in getting the men forward, so a less ambitious advance was substituted–to the Hulluch–Lens road, unless moonlight allowed a further move forward. In the early evening, before receipt of these orders, 72 Brigade advanced under shellfire, sustaining light casualties, crossing the German trenches captured in


Sherriff was born in Hampton Wick, Middlesex, to insurance clerk Herbert Hankin Sherriff and Constance Winder. [5] He was educated at Kingston Grammar School in Kingston upon Thames from 1905-1913. [n 1]

After he left school, Sherriff worked in an insurance office as a clerk (from 1914) and as an insurance adjuster (1918 to 1928) at Sun Insurance Company, London. [7] Sherriff served as an officer in the 9th battalion of the East Surrey Regiment in the First World War, taking part in the fighting at Vimy Ridge and Loos. [8] He was severely wounded at Passchendaele near Ypres in 1917. [9]

Sherriff studied history at New College, Oxford from 1931 to 1934. [10] [11] He was a fellow of the Royal Society of Literature and the Society of Antiquaries of London. [12]

Playwright Edit

He wrote his first play to help Kingston Rowing Club raise money to buy a new boat. [13] His seventh play, Journey's End, was written in 1928 and published in 1929 and was based on his experiences in the war. [3] It was given a single Sunday performance, on 9 December 1928, by the Incorporated Stage Society at the Apollo Theatre, directed by James Whale and with the 21-year-old Laurence Olivier in the lead role. [14] In the audience was Maurice Browne who produced it at the Savoy Theatre where it was performed for two years from 1929. [15]

Novelist Edit

Sherriff also wrote prose. A novelised version of Journey's End, co-written with Vernon Bartlett, was published in 1930. [16] His 1939 novel, The Hopkins Manuscript is an H. G. Wells-influenced post-apocalyptic story about an earth devastated because of a collision with the Moon. [17] Its sober language and realistic depiction of an average man coming to terms with a ruined England is said [ cita necesaria ] to have been an influence on later science fiction authors such as John Wyndham and Brian Aldiss. The Fortnight in September, an earlier novel, published in 1931, is a rather more plausible story about a Bognor holiday enjoyed by a lower-middle-class family from Dulwich. [18] It was nominated by Kazuo Ishiguro as a book to 'inspire, uplift and offer escape' in a list compiled by El guardián during the COVID-19 pandemic, describing it as "just about the most uplifting, life-affirming novel I can think of right now". [19]

His 1936 novel Green Gates is a realistic novel about a middle-aged couple, Tom and Edith Baldwin, moving from an established London suburb into the then-new suburbs of Metro-land. [20]

Sherriff was nominated along with Eric Maschwitz and Claudine West for an Academy award for writing an adapted screenplay for Goodbye, Mr. Chips which was released in 1939. [21] His 1955 screenplays, The Dam Busters y The Night My Number Came Up were nominated for best British screenplay BAFTA awards. [22]


Ver el vídeo: La primera guerra mundial (Agosto 2022).