Podcasts de historia

Albahaca rathbone

Albahaca rathbone


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Philip Basil Rathbone nació en Johannesburgo, Sudáfrica, el 13 de junio de 1892. Su padre, Edgar Rathbone, era ingeniero de minas. Sin embargo, en 1896 fue acusado de ser un espía británico y la familia se vio obligada a huir del país.

Basil Rathbone estaba relacionado con Henry Rathbone, quien estaba con el presidente Abraham Lincoln cuando fue asesinado por John Wilkes Booth en 1865. Una prima, Eleanor Rathbone, presidenta de NUWSS y una de las primeras mujeres elegidas para la Cámara de los Comunes. Otro primo fue Frank Benson, uno de los actores principales de Inglaterra. Laurence Binyon, que también estaba relacionado con Rathbone, fue considerado uno de los poetas más importantes de la época.

En 1906, Rathbone fue enviado a Repton School. Ya de más de seis pies de altura, era un excelente deportista pero encontraba difícil el trabajo académico. Rathbone también era un actor talentoso y quería seguir a su tío, Frank Benson, al escenario. El padre de Rathbone inicialmente insistió en que se unió a una compañía de seguros después de dejar la escuela, pero en 1912 se le permitió unirse a la compañía de teatro de Benson. Su primer papel importante fue en The Taming of the Shrew. Realizó una gira por los Estados Unidos con su tío y luego recibió buenas críticas por su papel en A Midsummer Night's Dream.

Al estallar la Primera Guerra Mundial, Rathbone consideró unirse al ejército británico. Más tarde escribió: "Me sentí físicamente enfermo del estómago, cuando vi, escuché o leí sobre la avalancha de valientes jóvenes que se apresuraban a unirse ... Estaba reflexionando sobre cuánto tiempo podría demorarme en unirme". Finalmente se incorporó el 30 de marzo de 1916.

Rathbone solicitó una comisión y en febrero de 1917 se convirtió en oficial del Regimiento Escocés de Liverpool. Después de contraer sarampión no fue enviado al Frente Occidental hasta mayo de ese año.

Poco después de llegar al frente, se encontró con su hermano John Rathbone. Más tarde recordó: "Nos retiramos tarde, llenos de buena comida y whisky escocés. Compartimos mi cama y pronto nos quedamos profundamente dormidos. Todavía estaba oscuro cuando me desperté de una pesadilla. Acababa de ver morir a John. Encendí la vela al lado mi cama y la acerqué a la cara de mi hermano - por unos momentos no pude persuadirme de que él no estaba realmente muerto. Por fin escuché su suave respiración regular. Lo besé, apagué la vela y me recosté en mi almohada. Pero dormir más era imposible. Una trémula premonición me perseguía, una premonición que ni siquiera el amanecer pudo disipar ". John Rathbone fue asesinado unos días después, el 4 de junio.

El teniente Rathbone fue enviado a las trincheras cercanas al pueblo francés de Festubert. Rathbone era oficial de inteligencia de un batallón y dos veces por semana dirigía patrullas nocturnas de reconocimiento en la Tierra de Nadie. A la vuelta de la patrulla, el trabajo de Rathbone era redactar un informe. Más tarde admitió que muchos de estos informes "eran obras maestras de la invención; inconclusos, pero siempre sugiriendo que nuestra patrulla había hecho todo lo posible para recopilar información y / o ponerse en contacto con el enemigo. En tales circunstancias, la imaginación a menudo se ponía a prueba. suministro de noticias aceptables ".

En julio de 1918, Rathbone fue a ver a su oficial al mando y le explicó que le resultaba muy difícil obtener información precisa en la oscuridad. Sugirió que debería realizar patrullas a plena luz del día. Añadió que se le debería permitir llevar a otros dos hombres con él: el cabo Norman Tanner y el soldado Richard Burton.

En su autobiografía, In and Out of Character (1956), Rathbone describió su primera patrulla diurna: "Se habían hecho trajes de camuflaje para que nos asemejáramos a árboles. En nuestras cabezas llevábamos coronas de follaje recién arrancado; nuestras caras y manos estaban ennegrecidas con corcho quemado. Aproximadamente a las cinco de la mañana nos arrastramos a través de nuestro cable y nos detuvimos en la tierra de nadie ".

Durante los días siguientes, Rathbone pudo obtener información muy importante: "Se hicieron trajes de camuflaje para que nos asemejáramos a árboles. Aproximadamente a las 5:00 am, nos arrastramos a través de nuestro alambre y nos detuvimos en la Tierra de Nadie".

Su oficial al mando estaba tan satisfecho con el uso de Rathbone de esta estrategia de camuflaje que sugirió una incursión en las trincheras enemigas y capturar a un prisionero. Rathbone aceptó esta tarea tan peligrosa. A la mañana siguiente, la patrulla tardó una hora en arrastrarse hasta la línea del frente enemiga.

Después de cortar el alambre de púas, se metieron en lo que pensaron que era una trinchera desierta. Rathbone recordó más tarde: "De repente se oyeron pasos y un soldado alemán apareció a la vista detrás de la siguiente travesía. Se detuvo de repente, sin duda se quedó mudo por nuestra extraña apariencia. Capturarlo estaba fuera de cuestión; estábamos demasiado lejos de Pero antes de que pudiera recuperarse y dar la alarma, le disparé dos veces con mi revólver; cayó muerto. Tanner arrancó las etiquetas de identificación de su uniforme y yo revolví sus bolsillos, metiendo un diario y algunos papeles en mi traje de camuflaje. . Ahora las cosas sucedieron rápido. Hubo ruidos de movimiento a ambos lados de nosotros, así que escalamos el parapeto, nos abrimos paso a través del alambre de púas (tengo las cicatrices en mi pierna derecha hasta el día de hoy) y corrimos hacia el agujero de obús más cercano. Apenas lo habíamos alcanzado cuando dos ametralladoras abrieron fuego cruzado sobre nosotros. Nos tumbamos en el borde más cercano del cráter, que estaba tan cerca de sus líneas que nos dio cobertura. Las balas de las ametralladoras perforaron la parte trasera del cráter. . "

Como señalaron los autores de Famous 1914-1918 (2008): "Rathbone sintió que su mejor posibilidad de supervivencia sería dividirse y correr de un pozo a otro en diferentes direcciones. Esto, esperaban, confundiría a los artilleros de las ametralladoras". y disipar la concentración de fuego cuando los alemanes no lograron decidir a quién apuntar. El plan funcionó y los tres hombres regresaron al frente británico ".

Cuando regresó a las trincheras, Rathbone descubrió que había pisado un cuerpo en descomposición durante la operación. El hedor era tan fuerte que Rathbone casi se desmaya. Rápidamente se quitó la bota ofensiva y con la ayuda de la bayoneta de un soldado, fue arrojada por el parapeto a la Tierra de Nadie. Rathbone comentó más tarde: "Con un zapato quitado y un zapato puesto, la realidad y el horror de la guerra se apoderaron de mí".

Rathbone continuó con estas patrullas diurnas. Su oficial al mando escribió en el Diario de Guerra: "Una característica notable de los últimos dos meses ha sido la actividad de las patrullas diurnas del Batallón bajo la hábil dirección del teniente Rathbone".

El 9 de septiembre de 1918, Rathbone recibió la Cruz Militar. La cita incluía lo siguiente: "El teniente Rathbone se ofreció como voluntario para salir de patrulla diurna y, en cada ocasión, trajo información invaluable sobre los puestos del enemigo y la posición exacta y el estado del cable. El 26 de julio, cuando estaba en el lado enemigo del alambre, se encontró cara a cara con un alemán. Le disparó al alemán, pero esto alarmó a dos puestos vecinos, y de inmediato abrieron un fuerte fuego con dos ametralladoras. A pesar del fuego enemigo, el teniente Rathbone logró que sus tres hombres y él mismo pasaran el alambre enemigo y de regreso a nuestras líneas. El resultado de su patrulla fue determinar exactamente dónde estaban los puestos enemigos y cómo se mantenían, mientras infligía bajas al enemigo sin pérdida para sus propios hombres. El teniente Rathbone siempre ha demostrado un gran entusiasmo en el trabajo de patrulla tanto de día como de noche ".

Después de la guerra, Rathbone volvió a actuar. Apareció en su primera película, Inocente en 1921. A esto le siguió La vid fructífera (1921) y Escuela para el escándalo (1923). Ese año se mudó a Hollywood y aunque continuó actuando en el teatro se hizo conocido por sus películas como Anna Karenina (1935), Capitán Blood (1935) y Un cuento sobre dos ciudades (1935). En 1936 fue nominado a un premio de la Academia por su actuación en Romeo y Julieta.

Rathbone también apareció en Amor de un extraño (1937), Confesión (1937), Las aventuras de Robin Hood (1938) y Las aventuras de Marco Polo (1938). Ese año fue nominado a su segundo Oscar por la película. Si yo fuera rey. Una vez más no logró ganar el Oscar.

En 1939, Rathbone apareció como Sherlock Holmes en El perro de los Baskerville. Esta fue la parte que le hizo famoso y durante los siguientes siete años apareció como Holmes en varias películas, incluyendo Las aventuras de Sherlock Holmes (1939), Sherlock Holmes y la voz del terror (1942), La mujer araña (1944), La garra escarlata (1944), La perla de la muerte (1944), La casa del miedo (1945), Terror por la noche (1946) y Vestida para matar (1946).

Basil Rathbone murió en Nueva York el 21 de julio de 1967.

Se habían hecho trajes de camuflaje para que nos asemejáramos a árboles. Aproximadamente a las 5:00 am, nos arrastramos a través de nuestro cable y nos detuvimos en la Tierra de Nadie. Todos los centinelas habían sido alertados de nuestros movimientos.

Durante varios días probamos nuestra aventura y pronto se hizo evidente que el enemigo no sospechaba en absoluto de nuestra presencia. Pudimos localizar con precisión las posiciones de las ametralladoras alemanas, que más tarde fueron devueltas por teléfono a la artillería y puestas fuera de servicio. También notamos una escasez de posiciones enemigas de primera línea, apoyando la afirmación del Alto Mando de que algo estaba pasando.

El único sonido que se escuchaba ahora era el de una alondra trepando hacia un cielo azul sin nubes, mientras los ejércitos opuestos tomaban la siesta del mediodía. Nos levantamos y avanzamos lentamente y con sumo cuidado a lo largo de la trinchera alemana. Dimos la vuelta a una travesía, luego otro tramo de trinchera vacía, y seguimos adelante.

De repente se oyeron pasos y un soldado alemán apareció a la vista detrás de la siguiente travesía. Las balas de las ametralladoras perforaron la parte trasera del cráter.

Por osadía y recursos conspicuos cerca de Festubert el 26 de julio de 1918, y en otras tres ocasiones, a saber, el 5, 7 y el 14 de agosto, cuando estaba de patrulla. El teniente Rathbone se ofreció como voluntario para salir de patrulla diurna y, en cada ocasión, trajo información invaluable sobre los puestos del enemigo y la posición exacta y el estado del cable. El teniente Rathbone siempre ha mostrado un gran entusiasmo en el trabajo de patrulla tanto de día como de noche.

Nos retiramos tarde, llenos de buena comida y whisky escocés. Una trémula premonición me acechaba, una premonición que ni siquiera el amanecer pudo disipar.


Cómo usar FameChain

Con las elecciones de 2020 acercándose, vea el árbol genealógico de Trump.

A punto de enviar cuatro astronautas a la ISS. Vea el árbol genealógico de Elon Musk aquí en FameChain

Vicepresidente de Estados Unidos.

Meghan y Harry ahora residen en EE. UU. FameChain tiene sus increíbles árboles.

El aspirante a presidente del Partido Demócrata. Ver el árbol genealógico de Joe Biden

Candidato demócrata a la Vicepresidencia de Estados Unidos.

Se convertirá en el próximo juez de la Corte Suprema. Descubra el árbol genealógico de Coney Barret

Siga con nosotros

VIDEOS

Toda la información sobre relaciones y antecedentes familiares que se muestra en FameChain se ha compilado a partir de datos del dominio público. De fuentes en línea o impresas y de bases de datos de acceso público. Se cree que es correcto en el momento de la entrada y se presenta aquí de buena fe. Si tiene información que entra en conflicto con algo que se muestra, háganoslo saber por correo electrónico.

Pero tenga en cuenta que no es posible estar seguro de la genealogía de una persona sin la cooperación de la familia (y / o pruebas de ADN).


Basil Rathbone - Historia






El proyecto de biografía de Basil Rathbone

The Biography Project es una recopilación continua de material e información relacionados con Basil Rathbone para el uso de un biógrafo. El proyecto está encabezado por un comité de tres fanáticos dedicados de Rathbone.

Información. Un fan escribió en The Baz (un blog de Basil Rathbone): & quot; Una lectura esencial para cualquier persona interesada en el historial de guerra de Rathbone sería el libro Bravest of Hearts: La biografía de un batallón, que trata sobre el Liverpool escocés durante la Gran Guerra. Supongo que recibe bastante cobertura. Desafortunadamente, el libro está agotado y es difícil de encontrar ". Este es un ejemplo de información que se incluirá en la base de datos. El futuro biógrafo deberá buscar una copia del libro, pero al menos se le ha alertado sobre esta fuente de información.

Recuerdos. Animamos a aquellos de ustedes que conocieron a Basil a escribir sus recuerdos y enviárnoslos. No sabemos cuándo se escribirá una biografía. Si es dentro de cincuenta años, probablemente será demasiado tarde para entrevistarlo. Pero un archivo de memorias inéditas será una mina de oro para el futuro biógrafo.

Letras. Las cartas personales de Rathbone pueden ser muy reveladoras sobre su personalidad. Cartas de otras personas que escriben algo. sobre Rathbone también puede ser útil. Envíenos un escaneo de su carta. Te quedas con el original nos interesa el contenido de la carta.

El Comité del Proyecto Biográfico de Basil Rathbone: Marcia Jessen, Neve Rendell y Anna Pindurka

Existencias actuales en la base de datos del proyecto de biografía de Basil Rathbone

  • El americano (Septiembre de 1945), & quot; Art Lover & quot
  • El gran carrete (Agosto de 1988), & quotBasil Rathbone
  • Películas de Broadway y Hollywood (Marzo de 1931), `` Un diamante no en bruto ''
  • Castillo de Frankenstein # 12 (1968), & quot; Adiós a Basil Rathbone & quot
  • Castillo de Frankenstein # 13 (primavera de 1969) tiene la última entrevista de Rathbone, titulada & quotBasil Rathbone: His Last Bow & quot
  • Teatro Chiller # 15 (2001), & quot La historia de Basil Rathbone & quot

Imágenes Clásicas # 236 (febrero de 1995) & quotBasil Rathbone & quot; por Blackie Seymour

Photoplay (Agosto de 1936) & quot; Lo que las mujeres no saben sobre sí mismas & quot; por Basil Rathbone

Photoplay (Septiembre de 1936) "High Tea for Two or Twenty with Basil and Ouida Rathbone".


Cuatro héroes extraordinarios, un regimiento: Basil Rathbone, Ronald Colman, Claude Rains y Herbert Marshall en la Primera Guerra Mundial

Basil Rathbone concibió una misión suicida casi segura y se la llevó disfrazado de árbol. Herbert Marshall, quien perdió una pierna por la bala de un francotirador, minimizó su sacrificio y dijo que sus recuerdos más destacados de las trincheras eran el entumecimiento y el aburrimiento. Claude Rains perdió casi la mitad de la vista a causa de un ataque de gas venenoso. Y Ronald Colman apenas se arrastró de regreso a su cuartel después de ser ametrallado por metralla en una de las primeras y más sangrientas batallas de la guerra.

La Primera Guerra Mundial se cobró más de 17 millones de vidas, o aproximadamente uno de cada cien seres humanos vivos en la tierra cuando comenzó en 1914. A fuerza de su edad en ese momento, muchos de nuestros primeros actores de cine más queridos estaban entre los que lucharon. Esta es la historia de cuatro que sirvieron valientemente, todos en batallones separados del mismo regimiento.

El histórico Regimiento Escocés de Londres, que vio algunos de los combates más salvajes en Francia y Bélgica, tenía su sede en Horseferry Road en Westminster, en el corazón de Londres, con una sala de ejercicios a la vuelta de la esquina del Palacio de Buckingham, ambos a poca distancia del Teatros del West End. Así que era un destino natural para los actores jóvenes dispuestos a dejar atrás la seguridad de las juntas directivas, poniendo sus prometedoras carreras en espera y sus vidas en juego para ofrecerse como voluntarios en uno de los conflictos más espantosos de toda la historia.

Ronald Colman trabajaba como empleado de envío y protagonizaba producciones de aficionados con la Sociedad Teatral Bancroft cuando estalló la guerra en julio de 1914, y se alistó de inmediato al mes siguiente. Entre los primeros soldados británicos enviados al frente occidental, donde ya se estaban librando algunos de los peores combates, Colman logró superar la batalla de Ypres antes de que se le acabara la suerte. En la noche de Halloween, fue lanzado al aire por una granada de mortero que explotó en la brutal batalla de Messines en Bélgica y el campo de Flandes # 8217, que mató o hirió a casi 300 de sus camaradas.

& # 8220 En medio del estruendo de la banda de su ejército, los disparos, los zumbidos, las balas de ametralladora, los gritos de alemanes y británicos por igual, se produjo una explosión que pasó desapercibida para todos excepto para el soldado Colman. La metralla le atravesó la rodilla y el tobillo y lo arrojó de cara al campo de remolachas. Al verse incapaz de poner ningún peso sobre la pierna destrozada, comenzó a gatear hacia atrás, arrastrando los huesos rotos, tropezando con su falda escocesa y tratando de no desmayarse. Durante esta maniobra, de repente se le ocurrió que si la siguiente bala o proyectil fuera letal, lo encontrarían muerto de espaldas al enemigo, y al ritmo que avanzaba la batalla, esto era más que una fuerte posibilidad. Tenía toda la intención de mantener la dignidad tanto de sí mismo como de su país, ya fuera que llegara o no a un lugar seguro. Sin más vacilaciones, se volvió de espaldas, y tirando con los codos, luego empujando con la pierna sana, se retiró del campo de batalla mientras se enfrentaba a las líneas alemanas. & # 8221 - hija Juliet Benita Colman, en Ronald Colman: una persona muy reservada.

Colman fue dado de baja por no estar físicamente apto para el servicio de guerra en mayo de 1915, y más tarde recibió la Insignia de Guerra de Plata, así como la Medalla de la Victoria y la Medalla de la Guerra Británica. Sus heridas lo dejaron con una cojera permanente, que disfrazó como un paso único e incluso alegre a lo largo de su carrera. Otras heridas fueron menos visibles y sin duda más frecuentes. Años más tarde, Colman recordó:

& # 8220 La guerra de repente se abalanzó sobre nosotros como un pájaro marcial y nos arrastró. No hubo tiempo para las despedidas, ni de la familia ni de los novios, películas y ficción al contrario. Embarcamos de Folkstone. Recuerdo estar sentado en ese tren con mi batallón en una vía muerta, esperando para partir. Podía ver desde la ventana de mi auto las calles familiares por las que había caminado tantas veces, las casas de personas que conocía. Me sentí como podría sentir un muerto al volver a visitar, sin ser visto, viejos lugares que había conocido bien pero que ya no lo conocían. Sabía que volvería pero no como era entonces. Porque no volví. No entraré en la guerra y todo lo que nos hizo a todos. Nosotros salimos. Volvieron extraños. Fue la guerra lo que me convirtió en actor. Cuando volví, eso era todo para lo que era bueno: actuar. Ya no era mi propio hombre. & # 8221

Claude Rains Ya era un actor exitoso en ambos lados del Atlántico cuando se alistó en febrero de 1916. “No fui un heroico”, dijo años después. “Solo sabía que me avergonzaría de mí mismo si no lo hacía. No quería ser herido ni herir a nadie más ".

En noviembre, mientras se abrían camino a lo largo de Vimy Ridge en el norte de Francia, la unidad de Rains fue bombardeada con artillería pesada y gas venenoso. Los químicos nocivos paralizaron sus cuerdas vocales y destruyeron la mayor parte de la visión en su ojo derecho. Su voz regresó gradualmente, pero con una calidad más ronca que se convertiría en su marca registrada.

Aún apto para el servicio, aunque no para la batalla, a Rains se le concedió una comisión de oficial en una unidad territorial con sede en el distrito londinense de Croydon, donde su oficial al mando, Thomas Peak, lo describió como un "erudito muy inteligente". Sirvió allí como ayudante hasta después de la guerra en febrero de 1919, dejando el ejército como capitán.

A pesar de su grave lesión, Rains consideró seriamente convertir al ejército en su carrera y, según los informes, estaba en camino de volver a alistarse cuando se encontró con un antiguo compañero de teatro, quien le ofreció un trabajo en la compañía Everyman Theatre de Londres. La compañía se especializó en las obras de G. B. Shaw, incluyendo César y Cleopatra, en la que luego coprotagonizaría con Vivien Leigh en la película.

Herbert Marshall Llevaba tres años en su carrera como actor cuando se alistó en junio de 1916, y estaba en camino al Frente Occidental en cuestión de meses. Como muchos de los que sobrevivieron a la guerra, restó importancia a sus aspectos más infernales. & # 8220 Conocí el aburrimiento tremendo ”, dijo años después. “No hubo drama en las trincheras durante 10 meses. Debo haber sentido miedo, pero no lo recuerdo. Estaba demasiado entumecido para recordar cualquier empresa de mi parte. & # 8221

En abril de 1917, durante la segunda batalla de Arras, Marshall recibió un disparo en la rodilla derecha de un francotirador y lo llevaron a una unidad médica en Abbéville antes de ser trasladado a Inglaterra, donde permaneció en el hospital durante más de un año. Después de una serie de complejas operaciones para tratar de salvar su pierna, los médicos finalmente se vieron obligados a amputar cerca de la cadera.

Marshall estaba inicialmente atormentado por la amargura y la desesperación, casi seguro de que regresar al teatro, o incluso a una vida normal, era casi imposible. Le dio crédito a un querido tío, Leopold "Bogey" Godfrey-Turner, que había perdido a su hijo mayor en la guerra, por salvarlo de la autocompasión: "Tenía una gran alegría en la vida, una mente asediada, ingenio agudo, apreciaciones sensibles y un alma valiente, y me demostró que un hombre puede enfrentarse a la desolación total sin gemir. Con su excelente coraje y su magnífico humor, que ni siquiera el dolor podía crucificar, me mostró cómo un hombre puede conocer una pérdida irreparable y aún así heredar la tierra. Cuando aprendí a caminar de nuevo, regresé a Londres, sanado en espíritu, si no en cuerpo, y todo gracias al tío Bogey. & # 8221

Mientras Marshall se encontraba en rehabilitación en el Hospital St. Thomas, el rey Jorge V recorrió las salas y visitó a los soldados heridos. Ante el desafío de elegir cuál de sus piernas era la prótesis, el rey eligió la incorrecta.

Aparte de su distintivo andar deliberado de hombros cuadrados y su necesidad de ser duplicado en ciertas escenas, la lesión de Marshall prácticamente no tuvo ningún impacto en sus actuaciones. Pero sufrió de “dolor fantasma” y de la incomodidad de la prótesis por el resto de su vida. Tenía agujeros en los bolsillos de sus pantalones para poder aflojar la correa cuando se volviera especialmente insoportable. En años posteriores, a medida que el dolor se hizo más fuerte, desarrolló una cojera más pronunciada.

Por su valor y sacrificio, Marshall recibió la Insignia de Guerra de Plata, la Medalla de Guerra Británica y la Medalla de la Victoria.

Albahaca rathbone parecía destinado al papel crucial que desempeñó al final de la guerra: el de espía. En 1895, durante la Segunda Guerra de los Bóers, su familia se vio obligada a regresar a Inglaterra desde Sudáfrica después de que los bóers acusaran a su padre de llevar a cabo actividades de espionaje para el gobierno británico.

Como tantos otros, estaba horrorizado por la pesadilla sin sentido que se desarrollaba en Europa. & # 8220 Me sentí físicamente enfermo del estómago cuando vi, escuché o leí sobre la avalancha de valientes jóvenes que se apresuraban a unirse ”, escribió más tarde en sus memorias. Dentro y fuera del personaje. “¿Estaba & # 8216 vivo de paloma & # 8217 que no sentía tal llamado al deber, que estaba reflexionando cuánto tiempo podría retrasar unirme? La sola idea de ser soldado me horrorizaba. Lo más probable es que en algún lugar de Alemania hubiera un hombre joven, con las mismas ideas que yo tenía, y uno de nosotros posiblemente estaba destinado a disparar y matar al otro. Todo era monstruoso, total e increíblemente monstruoso: irracional, lamentable, feo y sórdido. & # 8221

Sin embargo, en marzo de 1916, Rathbone abandonó una prometedora carrera en el teatro y se alistó, motivado en parte por el hecho de que su hermano menor John (arriba al centro con Basil y su hermana Bea, y arriba a la derecha), con quien era extremadamente cercano, había Ya llevo un año luchando. Después de completar el campo de entrenamiento de oficiales, se le otorgó una comisión como segundo teniente. Al principio, su batallón fue retenido en Inglaterra, salvándolo al menos brevemente de los horrores del frente occidental.

En febrero siguiente, contrajo el sarampión y, tras una breve estancia en un hospital militar, fue enviado a su casa en Londres, donde John se estaba recuperando tras recibir un disparo en el pecho y estar a punto de morir en la batalla de Somme. Cuando el sarampión disminuyó, Rathbone se reincorporó a su batallón, que para entonces estaba hundido hasta el cuello en las trincheras fangosas de Bois-Grenier. Pero a pesar de sus propias tribulaciones, sus pensamientos se volvían continuamente hacia su hermano. Ese otoño, le escribió a su padre:

Recibí una carta de Johnny el otro día, diciendo que espera volver pronto. Seguramente todavía no puede estar lo suficientemente bien. Pensé que estaría fuera de esto por lo menos el resto del año. Nos ha asustado lo suficiente por el momento y no voy a disfrutar de preocuparme por él de nuevo.

Pero John regresó a Francia en la primavera de 1918. & # 8220Su regimiento, The Dorset, estaba apostado cerca y tenía permiso para venir y pasar la noche conmigo & # 8221 Rathbone escribió en sus memorias. & # 8220 John y yo pasamos un día glorioso juntos. Tenía un sentido del humor contagioso y una personalidad que le hacía amigos dondequiera que iba. En nuestro lío esa noche se hizo tan querido como en su propio regimiento. Nos retiramos tarde, llenos de buena comida y whisky escocés. Compartimos mi cama y pronto nos quedamos profundamente dormidos. Todavía estaba oscuro cuando me desperté de una pesadilla. Acababa de ver matar a John. Encendí la vela al lado de mi cama y la acerqué a la cara de mi hermano; durante algunos momentos no pude convencerme de que él no estaba realmente muerto. Por fin escuché su suave respiración regular. Lo besé, apagué la vela y me recosté en la almohada. Pero dormir más era imposible. Una trémula premonición me persiguió, una premonición que ni siquiera el amanecer pudo disipar. & # 8221

Su siguiente premonición fue escalofriantemente precisa: & # 8220 A la una & # 8217 del 4 de junio de 1918, estaba sentado en mi banquillo en la línea del frente. De repente pensé en John, y por alguna razón inexplicable quise llorar, y lo hice. A su debido tiempo recibí la noticia de su muerte en acción exactamente a la una en punto del cuatro de junio. Su madre había muerto unos meses antes.

Un mes después, en una carta a su padre, Rathbone escribió:

Venimos de las reservas hace un tiempo, y justo antes de irnos recibí tu carta y también el paquete del tío H. Por favor agradece al tío ya toda la familia especialmente a las niñas por sus queridos poemas. El whisky ya ha resultado útil. Compartí el pastel con mis hombres y se consumió en tres minutos y se dijo que era bastante justo, lo cual es un gran elogio.

Lamento la horrible letra, pero hace mucho frío y estoy temblando terriblemente y solo queda una pulgada de vela en el dugout para escribir y parpadea. Son las 3:50, tanto frío que llevo puesto mi gran abrigo aunque es julio, pero ha sido una noche tranquila, y cuando salí capté una linda luna, muy brillante entre pequeños trozos de nubes. Creo que volverá a ser un día muy brillante, dulce y cálido como ayer. Sin nubes y con un poco de brisa. Justo el día del cricket.

Hoy será bastante ajetreado, por lo que quiero enviar esto antes de que comience.

Tengo todas las cartas de Johnny empaquetadas juntas y las traeré a casa en mi próxima licencia o arreglaré que alguien las entregue en persona. Los enviaría como me pediste, pero tendría miedo de que se perdieran. Las trincheras de comunicación pueden recibir una paliza y no se puede confiar en nada. Si no puedo traerlos yo mismo por alguna razón, hay un buen tipo aquí, otro teniente en nuestra compañía que está bajo juramento para entregarlos, y que nunca he sabido que eluda o quebranta su palabra. Entonces, los obtendrá, pase lo que pase.

Lamento no haber escrito mucho en las últimas semanas. Fue injusto y eres muy amable al no estar enojado. Me preguntas cómo he estado desde que nos enteramos, bueno, si soy honesto contigo, y bien puedo serlo, he estado furioso. Estaba tan seguro de que sería yo el primero de nosotros. Incluso estoy seguro de que se suponía que debía ser yo y de alguna manera se las ingenió a su miserable estilo Johnny para interponerse en mi camino, como siempre lo hacía cuando era pequeño. Quiero decirle que se preocupe por su lugar. Pienso en su ridícula creencia de que todo siempre estaría bien, su sonrisa siempre esperanzada, y quiero esposarlo por un pequeño tonto. No tenía por qué dejar que sucediera y me enloquece que nunca podré decírselo, ni cambiarlo ni traerlo de vuelta. No puedo pensar en él sin sentirme consumido por la ira contra él por estar muerto y más allá de cualquier cosa que pueda hacerle.

Está claro, como escribe acerca de que "alguien más" le entregue las cartas de su hermano si él no puede y cómo su padre las recibirá & # 8220 pase lo que pase & # 8221 que casi esperaba morir. Décadas más tarde, en una carta a un amigo, dijo que durante estos meses, estuvo & # 8220 arrastrando este cadáver viviente de mí mismo, dándole cosas que hacer, porque aquí estaba, vivo. Seguí caminos que había que seguir, hice lo que otros decían. No me importaba & # 8217t. & # 8221

Rathbone había estado dirigiendo patrullas nocturnas en la Tierra de Nadie, el traicionero y a menudo letal tramo de tierra entre los campamentos enemigos, que estaba sembrado de cuerpos de soldados de ambos lados. Poco después de enterarse de que John había sido asesinado, se dirigió a su oficial al mando con un plan aún más audaz.

"Le dije que pensaba que obtendríamos mucha más información del enemigo si no tonteábamos tanto en la oscuridad ... y le pregunté si podía salir a la luz del día", recordó en una entrevista de 1957. . "Creo que pensó que estábamos un poco locos ..."

Así que imagínense su reacción cuando el ansioso teniente dijo que deberían salir a estas redadas disfrazados de árboles. “Sugerí que usáramos camuflaje, un dispositivo que había aprendido por primera vez en circunstancias muy diferentes, aunque no siempre más pacíficas, y que nos compensaría de alguna manera por la pérdida del anonimato que brinda la oscuridad”, relata Rathbone en sus memorias. Y casi de inmediato, la atrevida misión estaba en marcha: & # 8220 En nuestras cabezas llevábamos coronas de follaje recién arrancado, nuestros rostros y manos estaban ennegrecidos con corcho quemado. Aproximadamente a las 5:00 a.m. nos arrastramos a través de nuestro cable & # 8230 & # 8221

Rathbone y tres camaradas se deslizaron casi imperceptiblemente lentamente a través de las 200 yardas de No Man & # 8217s Land, finalmente alcanzando la línea del frente del enemigo & # 8217s: & # 8220 De repente se oyeron pasos y un soldado alemán apareció a la vista detrás de la siguiente travesía. Se detuvo de repente, sin duda se quedó mudo por nuestra extraña apariencia. Capturarlo era imposible, estábamos demasiado lejos de casa. Pero antes de que pudiera recuperarse y difundir la alarma, le disparé dos veces con mi revólver & # 8230 Tanner arrancó las etiquetas de identificación de su uniforme y revolví sus bolsillos, metiendo un diario y algunos papeles en mi traje de camuflaje & # 8230 Escalamos el parapeto, nos abrimos paso a través del alambre de púas ... y apenas lo habíamos alcanzado cuando dos ametralladoras abrieron un fuego cruzado sobre nosotros. & # 8221

Rathbone y sus hombres huyeron en diferentes direcciones, zambulléndose de un cráter al siguiente hasta que los cuatro finalmente regresaron a la base.

Su oficial al mando envió informes a la oficina de guerra alabando la audaz incursión a la luz del día, que arrojó información crucial sobre los próximos movimientos de tropas, y Rathbone recibió la Cruz Militar & # 8220 por su osadía y recursos conspicuos en las patrullas & # 8221. & # 8221 Que sobrevivió a tal tiroteo. fue nada menos que milagroso, pero no fue hasta que estuvo a salvo en su piragua cuando el número total de víctimas de la guerra lo golpeó con más fuerza. “En uno de los agujeros de los proyectiles en el camino de regreso, había entrado en un cuerpo en descomposición”, recordó. "Allí mismo me quité la bota, y alguien metió una bayoneta en ella y la arrojó de vuelta a la Tierra de Nadie ... Con un zapato sin y con el otro puesto, la realidad y el horror de la guerra se apoderaron de mí".


Albahaca rathbone

La carrera de actor de Basil Rathbone abarcó desde Shakespeare hasta el horror de bajo presupuesto y, de hecho, los incluyó a ambos a la vez en la Comedia de los terrores, donde recita todas las líneas de Shakespeare sobre la muerte. Recitando & # 8230
Leer biografía completa

Biografía del artista por Eugene Chadbourne

La carrera de actor de Basil Rathbone abarcó desde Shakespeare hasta el horror de bajo presupuesto y, de hecho, los incluyó a ambos a la vez en la Comedia de los terrores, donde recita todas las líneas de Shakespeare sobre la muerte. Recitar era su especialidad, porque tenía una de las mayores voces en la historia de la profesión de actor. There is little one could do with the human voice to make it sound more dignified than Rathbone. It is also hard to sound more intelligent than Rathbone, a skill he put to good use in his many performances as master detective Sherlock Holmes. He recorded a great deal of the Holmes tales in spoken word form, as well as the complete writings of Edgar Allan Poe, because yet another attribute of this lavishly praised voice was its ability to sound incredibly sinister. Among the bad guys portrayed by the actually charming Rathbone were the evil nemesis of Robin Hood, Sir John, and two of Charles Dickens' creepiest creations: Scrooge and Fagin. He did many of his recordings for the Caedmon label, but ventured into the recording studio at the bequest of many other labels and organizations as well. He even recorded tours of famous museums and great cities of the world for the Columbia Record Club, to be presented in conjunction with slide shows. Rathbone was also in demand for personal appearances as a narrator with symphony orchestras and chamber groups. During his career, he took part in performances of King David, Arthur Honegger's oratorio and symphonic psalm, the inevitable Peter and the Wolf, and a gala presentation of Scheherazade by Rimsky-Korsakov. He worked with classical performers such as soprano Helen Boatwright, contralto Beatrice Krebs, tenor Robert Price, and conductor Manfred Schumann. He was fond of collaborating with the Baltimore Symphony Orchestra, perhaps not coincidentally Edgar Allan Poe's hometown. Another musical era friendly to his on-stage presence was early music, and he took part in performances with several instrumental groups specializing in this genre, combining their musical performances with his recitation of poems from the same era.

His acting career took off following his return from the first World War, and he was launched into the British public consciousness by a series of impressive roles in Shakespeare productions at Stratford on Avon. In the '20s, he relocated to New York City, continuing a theater career, but made a drastic switch to the film industry the following decade. In 1930 alone, he cranked out seven different films. He established his authority in the role of Sherlock Holmes at the end of that decade in a series of films that seemed to never end, the role of faithful assistant Dr. Watson essayed fabulously by the lovable Nigel Bruce. In the '40s and '50s, he remained a character actor in films but concentrated more on his first love, the stage. In the '60s, he was one of many older Hollywood actors lured into horror films, amassing enormous new cult followings as a result. He was not particularly happy about this part of his career, however, he did enjoy the chance to hang out with old friends such as Boris Karloff. He did do some fine recordings in the '60s, however, and in the end was more consistently comfortable in the recording medium than any other.


Basil Rathbone

Basil Rathbone's acting career spanned from Shakespeare to low-budget horror and in fact included both at once in the Comedy of Terrors, where he recites every Shakespeare line there is about dying. Reciting…
Leer biografía completa

Artist Biography by Eugene Chadbourne

Basil Rathbone's acting career spanned from Shakespeare to low-budget horror and in fact included both at once in the Comedy of Terrors, where he recites every Shakespeare line there is about dying. Reciting was his specialty, because he had one of the greatest voices in the history of the acting profession. There is little one could do with the human voice to make it sound more dignified than Rathbone. It is also hard to sound more intelligent than Rathbone, a skill he put to good use in his many performances as master detective Sherlock Holmes. He recorded a great deal of the Holmes tales in spoken word form, as well as the complete writings of Edgar Allan Poe, because yet another attribute of this lavishly praised voice was its ability to sound incredibly sinister. Among the bad guys portrayed by the actually charming Rathbone were the evil nemesis of Robin Hood, Sir John, and two of Charles Dickens' creepiest creations: Scrooge and Fagin. He did many of his recordings for the Caedmon label, but ventured into the recording studio at the bequest of many other labels and organizations as well. He even recorded tours of famous museums and great cities of the world for the Columbia Record Club, to be presented in conjunction with slide shows. Rathbone was also in demand for personal appearances as a narrator with symphony orchestras and chamber groups. During his career, he took part in performances of King David, Arthur Honegger's oratorio and symphonic psalm, the inevitable Peter and the Wolf, and a gala presentation of Scheherazade by Rimsky-Korsakov. He worked with classical performers such as soprano Helen Boatwright, contralto Beatrice Krebs, tenor Robert Price, and conductor Manfred Schumann. He was fond of collaborating with the Baltimore Symphony Orchestra, perhaps not coincidentally Edgar Allan Poe's hometown. Another musical era friendly to his on-stage presence was early music, and he took part in performances with several instrumental groups specializing in this genre, combining their musical performances with his recitation of poems from the same era.

His acting career took off following his return from the first World War, and he was launched into the British public consciousness by a series of impressive roles in Shakespeare productions at Stratford on Avon. In the '20s, he relocated to New York City, continuing a theater career, but made a drastic switch to the film industry the following decade. In 1930 alone, he cranked out seven different films. He established his authority in the role of Sherlock Holmes at the end of that decade in a series of films that seemed to never end, the role of faithful assistant Dr. Watson essayed fabulously by the lovable Nigel Bruce. In the '40s and '50s, he remained a character actor in films but concentrated more on his first love, the stage. In the '60s, he was one of many older Hollywood actors lured into horror films, amassing enormous new cult followings as a result. He was not particularly happy about this part of his career, however, he did enjoy the chance to hang out with old friends such as Boris Karloff. He did do some fine recordings in the '60s, however, and in the end was more consistently comfortable in the recording medium than any other.


Basil Rathbone

Basil Rathbone was born on this day in 1892 in Johannesburg, South Africa. His family moved to England when he was a toddler and he became interested in theater at a very young age. He became an accomplished stage actor and remained exclusively as such until the 1930s, when he eventually crossed over to film.
In many of his early roles, Rathbone was typecast as the villainous rake, a trend that continued throughout his career until he found his signature role as Sherlock Holmes in 1939’s The Hound of the Baskervilles. He played the famous sleuth in 16 films and over 200 radio broadcasts. By 1946, Rathbone was so tired of the role that he quit his Sherlock Holmes film series to go back to the stage. In the years after, his career found new life in television and he continued to act and do voice work until his death in 1967.

Factoid: Basil Rathbone is regarded as one of the most skilled swordsmen in the history of Hollywood, but only once was he allowed to win a swordfight on-screen.


Tyrone Power, Basil Rathbone, Fred Caverns and The Mark of Zorro

Robin Hood found it’s way on to the list twice and now Zorro has it’s second slot as well. The Mark of Zorro features a climactic duel between Zorro and Pasquale. Basil Rathbone was known already in Hollywood as an outstanding classical fencer, but Tyrone Power’s own excellent skills are displayed here for the first time. The duel is ornate and full of subtlety, as opposed to Rathbone’s duel with Errol Flynn in The Adventures of Robin Hood, and the duel in The Mark of Zorro (1940) is considered by many movie buffs to be the finest swordfight in cinema.

Staged by Hollywood’s resident fencing master Fred Cavens and atmospherically shot by cinematographer Arthur Miller and director Rouben Mamoulian, the scene takes place in a single room and forces actors to fight rather than jump around in the scenery. In key shots, Cavens’ son, Albert, doubles for Power (such as the shot where he plunges his saber through the bookcase). Scenes of fast fencing were undercranked to 18-20 frames per second, requiring that all the sound for the scene be post-synchronized. Rathbone suffered two scratches on his forehead during its filming, and later said of Power, “He could fence Errol Flynn into a cocked hat.”

I had mentioned before about the Batman connection with the Mark of Zorro. In the DC Comics continuity it is established that The Mark of Zorro was the film which the young Bruce Wayne had seen with his parents at the cinema, moments before they were killed in front of his eyes by an armed thug. Zorro is often portrayed as Bruce’s childhood hero and an influence on his Batman persona. There are discrepancies regarding which version Bruce saw: The Dark Knight Returns claims it was the Tyrone Power version, whereas a story by Alan Grant claimed it to be the silent Douglas Fairbanks original. Bob Kane was himself inspired by Fairbanks’ Zorro, including similarities in costumes, the “Bat Cave” and Zorro’s cave, and unexpected secret identities.

Things to look up (click on item to go to IMDB page):

Glossary of stunt terms as defined by the Wikipedia – Fencing: Which is also known as Olympic fencing to distinguish it from historical fencing, is an activity using bladed weapons. The sport of fencing is divided into three weapons: foil, sabre and épée.

Fencing is one of five sports which have been featured at every one of the modern Olympic Games, the other four being Athletics, Cycling, Swimming, and Gymnastics.

Check out our new Book, 100 Years of the Best Movie Stunts !


Rathbone Surname Meaning, History & Origin

Rathbone is a very distinctive English surname and there are many possible origins of the Rathbone name. But no one is in fact quite sure where the name has come from.

Seleccione
Rathbone
Resources on
los
Internet

Rathbone Ancestry

Inglaterra. The name first appeared in Cheshire. A John Rathbone from north Wales was reported there in the 13th century as being granted land at Macefen near Malpas. A later John was mayor of Chester in the early 1500’s. There were subsequent branches of the family in Chester, the Wirral (where the landscape artist John Rathbone was born), and the parishes of Astbury, Tushingham, and Farnworth in Lancashire.

Then came the forebears of two famous Rathbone lines:

  • John Rathbone from Ditton near Farnworth. The son of a shoemaker who had inherited some money on his father’s death, he left with his wife for America in 1654.
  • and William Rathbone (of the Astbury Rathbones) from Gawsworth near Macclesfield. He set out in the 1720’s for the growing port of Liverpool, working there as a sawyer and starting up a timber business.

The Rathbone family of Liverpool – of whom William Rathbone was the forebear – was a family of nonconformist merchants whose sense of high social consciousness led to a fine tradition of philanthropy and public service well into the 20th century. Basil Rathbone , famous in film as Sherlock Holmes, came from this family.

As a surname, Rathbone stretched from Cheshire north into Lancashire and south into Staffordshire and Warwickshire. Rathbone in Warwickshire is said to have come from the word Rawbone.


America. Most Rathbones in America probably descend from
John and Margaret Rathbone who came to Dorchester, Massachusetts from England in 1654. Four years later, the Rathbones were party to the purchase of Block Island, a small island off the coast of Rhode Island where John was given a deed of land in the middle of the island.

A number of his descendants distinguished themselves in business and the church in New England during colonial times. There have been two noteworthy longer-lasting Rathbone lines.

One line went via Jonathan Rathbone who had settled in Colchester, Connecticut:

  • a descendant here was General Ransom Rathbone, after whom the town of Rathbone in Steuben county, New York was named.
  • another was Jared Rathbone, a wealthy merchant of Albany, New York and the first elected mayor of that town. When he died in 1843 he left an estate of $200,000, an unheard-of amount in those times. His son Henry Rathbone is famous for having been in the box at the theater with President Lincoln when Lincoln was shot.

Another line went via Joshua Rathbone who had settled in Stonington, Connecticut, and Wait Rathbone, a New England sea captain who had fought in the Revolutionary War.

Later Rathbones of this line worked for Standard Oil Company of New Jersey, culminating in Jack Rathbone being appointed
CEO of that company in 1960. Under his leadership Jersey Standard was reorganized as Exxon Corp and greatly expanded its international business. His great grandson is the actor and singer Jackson Rathbone.

Rathbone Miscellany

Rathbone Possible Origins. Various suggestions have been made for the origin of Rathbone, particularly in light of the varied spellings (such as Rathbun, Rathburn, and Rathborne in addition to Rathbone). None of them is entirely satisfactory.

  1. The name is descriptive. The Old English (or Old Welsh) rhath means “short” or “stubby” and could be used to describe someone with short legs.
  2. The name is locational, from Radbourn in Warwickshire or
    Radbourne in Derbyshire. Here the root is the Old English hread meaning “reeds” and burna “stream.”
  3. A Welsh origin has been suggested (as the earliest Rathbones may have come from Wales). Bardsley’s Dictionary of English and Welsh Surnames suggests the town of Ruabon in north Wales. “The change to Rathbone is peculiar but perhaps the place name Ruabon has undergone a change.”
  4. There is also a possible Irish origin as well. There is a Rathboyne parish on the Boyne river not too far from Dublin. The theory of an Irish origin is supported by the fact that the Rathburne and Rathbourne names have been quite common in Dublin. The Rathbornes were prominent candle makers in Dublin for many generations.

Rathbone Genealogists. The Rathbone Genealogy compiled by John C. Cooley was published in 1898. It provided a complete history of the Rathbones who had come to America in 1654 and their antecedents and descendants. For many years family historians had accepted Cooley’s version of the family’s earliest generations. However, by the 1940’s many found that they could not prove what Cooley had stated in his genealogy.

Much research was done by Frank H. Rathbun of Fairfax, Virginia. He established the current thinking on the early records of the family as we know them today in the Rathbun/Rathbone/Rathburn Family reports published from 1981 to 1996.

The overall authority today on the Rathbones, both English and American, is generally seen to be Dorcas Hendershott with her Rathbone Register.

The Rathbone Family of Liverpool

  1. William Rathbone II (1696-1746) – he came from Gawsworth near Macclesfield and was the forebear of the family in Liverpool. – he became a Quaker after the death of his wife Sarah in 1742.
  2. William Rathbone III (1726-1789) – the eldest son and a devout Quaker, he was a merchant and shipowner in Liverpool. – he married twice and fathered twelve children.
  3. William Rathbone IV (1757-1809) – he was also a merchant and shipowner in Liverpool, involved very much with the American trade – although opposed to slavery, he broke from the Quaker faith in 1805.
  4. William Rathbone V (1787-1868) – he was a Liverpool merchant active in the American cotton trade. – his brother Richard (1788-1860) worked in partnership with him. – William was also active in local social causes (such as public hygiene).
  5. William Rathbone VI (1819-1902) – he was a politician noted for his philanthropic and public work. – his nephew Hugh, son of Richard and Frances Rathbone, was a merchant who also sat as an MP.
  6. The Rathbone daughters of William VI – Eleanor Rathbone (1872-1946) was an early campaigner for women’s rights. – her cousin Elfrida Rathbone (1871-1940) was responsible for the founding of the Rathbone charity.

Other related Rathbones were the actor Basil Rathbone of Sherlock Holmes fame and the politicians John Rathbone and his son Tim, the MP for Lewes from 1974 to 1997.

Basil Rathbone’s Autobiography. Basil Rathbone’s autobiography In and Out of Character had some mixed reviews from its readers.

The first one here is generally positive:

“Rathbone’s book is full of the lore and magic of a wonderful era of the 20th century called the movies. He gives candid and insightful information on some of its original giants. He is romantic yet concise and realistic. His anecdotes are often hilarious, sometimes sad, always involving. The stories of his personal life show that qualities like true love, loyalty and dedication do exist in the fickle, often ruthless world of show business. His advice on acting is right on and should be part of any aspiring or working actor’s education.”

The next is somewhat more critical:

“Rathbone was a wonderful theatrical actor capable of reaching greatness, but who instead frequently sold out. This dreamy memoir suggests some of the reasons. He was known in Hollywood mainly for the lavish parties he and his wife gave and in fact he writes like a well-bred dinner guest amusing a stranger with anecdotes about co-workers, half-forgotten friends and lovers, and odd experiences. While son Rodion and daughter Cynthia get almost no mention, there is a vivid and moving portrait of Basil’s dog Moritz. This seems to sum up the charm and the limitations of this sweet little book.”

General Ransom Rathbone. It was said that General Ransom Rathbone was a man of rare social qualities. His father had been an officer in the Revolutionary War. He himself had come to the recently formed township of Oxford, New York in 1806 and started up a merchant business.

His store and home there were among the most palatial buildings of their day. He also owned a paper mill in the village. In addition to his business enterprise, he was a lover of fine horses. He would occasionally hitch them tandem to his gig, driving to neighboring towns and even as far as Utica in a day.

This was one reminiscence of him:

“I remember the stir which a new store, established in Lisle by the Rathbones, created in our neighborhood. It was “all the talk” for several weeks until a party of housewives fitted out an expedition to go there.

They returned triumphantly at sunset with fragrant Bohea for themselves, plug tobacco for their husbands, flashy calico for the children, gay ribbons for the girls, jack-knives for the boys, cookery for the cupboard, and snuff for granny.

The expedition was a theme for much gossip. The wonders of the new store were described to staring eyes and open mouths. The merchant wore shiny boots and tassels, the clerk a ruffle shirt, and both smelt of pomatum! I do not believe that the word dandy had been invented at that time for it would certainly have come into play on that occasion.

Thirty years later, I laughed all this over with my old friend General Ransom Rathbone, the venerable proprietor of that new store.”

In 1842 Rathbone moved onto a new development area in the southern part of Steuben county and opened a store. The town of Rathbone there was named after him.

In the Booth with President Lincoln. Major Henry Rathbone and his wife Clara were in the booth with President Lincoln at the moment when Lincoln was shot. He sat at the far left in the famous scene from 1865.

“Instantly Major Rathbone sprang upon the assassin. Booth dropped the derringer, broke from Rathbone’s grasp, and lunged at him with a large knife. Rathbone parried the blow but received a deep wound on his left arm above the elbow. Booth placed one hand on the balustrade to the left of the center pillar, raised his other arm to strike the advancing Rathbone, and vaulted over the railing. Rathbone again seized Booth but only got his clothing.”

Reader Feedback – Jack Rathbone of Standard Oil. Jack Rathbone, President of Standard Oil, went by Jack although his
name was Monroe Jackson Rathbone Jr. His son, who also went by Jack, was Monroe Jackson Rathbone III, the late great surgeon of Baton Rouge, Louisiana. His son Jack, or Monroe Jackson IV, is also in the oil business. And it is Monroe Jackson Rathbone V, the actor/musician, who is the great grandson of Jack Rathbone of Standard Oil.

Sincerely, Kelly Garrett Rathbone ([email protected])

Rathbone Names
  • William Rathbone migrated from Cheshire to Liverpool and founded the long-lasting Rathbone family business there. He became a Quaker in 1726.
  • Henry R. Rathbone was the man who tried but failed to stop Abraham Lincoln’s assassination in 1865.
  • Basil Rathbone of the Liverpool Rathbones was the film actor who famously played Sherlock Holmes.
  • Jack Rathbone was the head of Standard Oil Company of New Jersey in the 1960’s who forged the modern oil company that is Exxon.
Rathbone Numbers Today
  • 2,000 in the UK (most numerous in Cheshire)
  • 800 in America (most numerous in North Carolina)
  • 1,000 elsewhere (most numerous in Australia).
Rathbone and Like Surnames

Many surnames have come from Lancashire. These are some of the noteworthy surnames that you can check out.


Basil Rathbone - History

& ldquo Once again I try to please you, & a public I have faced so often in the flesh, & of whom I can say

&lsquothe longer I live the less I know about them, & what they really want&rsquo! & rdquo

Sir Philip St. John Basil Rathbone , 1892&ndash1967. English star of American film, radio, and television. Autographed Letter Signed, Basil Rathbone, one page, 6 ¾&rdquo x 10 &rdquo , New York City, [New York], December 4, 1955.

Rathbone, best known for his portrayal of Sherlock Holmes in film and on radio, returns a manuscript along with a &ldquonew effort on my part&rdquo that he named &ldquoCheedie. & rdquo He writes, in full: & ldquo I am trying again! I enclose some comments on my last efforts, of Apl 1954, and a new effort on my part which I hope bears in mind some criticisms of eighteen months ago. It hasn&rdquot taken all this intervening time to write &lsquoCheedie&rsquo! She came to life between jobs in my chosen profession! I have tried to eliminate the quality of reminiscence & fantasy of my earlier efforts &ndash I read so often where an author says that &lsquono persons living or dead&rsquo etc&mdashhow is this possible? Little bits of so many people one has known&mdashthough somewhat distorted&mdashcreep into Cheedie & Co.! / Once again I try to please you, & a public I have faced so often in the flesh, & of whom I can say &lsquothe longer I live the less I know about them, & what they really want&rsquo! Anything you may say goes&mdashI&rsquoll cut or re-write&mdashbut the bug sticks & come what come may I guess I shall go on trying!&rdquo

En su autobiografía, In and Out of Character, Rathbone recounted that in 1952, when he became bored with writing for television, he accepted an invitation from a friend to vacation on the beach in Santa Monica, California. That friend, he said, was a woman &ldquoknown to her more intimate friends as Cheedie.&rdquo He found that her nickname suggested one of her &ldquooutstanding qualities, a talented child with a tireless ability to absorb admiration.&rdquo She was, he wrote, a woman with &ldquoa slightly petulant baby face&rdquo who &ldquodressed extravagantly and in very bad taste,&rdquo one who entertained &ldquoanyone with a name or some fame&rdquo but whose friends&rsquo &ldquosincerity had always been conspicuous by its absence.&rdquo

Originally a stage performer, Rathbone was one of the most eminent actors of his time. In his most notable role, he appeared as Sherlock Holmes, alongside Nigel Hamilton as Dr. Watson, in 14 Hollywood feature films between 1939 and 1946 and in the contemporary radio series The New Adventures of Sherlock Holmes. He has three stars on the Hollywood Walk of Fame &mdashone each for film, radio, and television.

But Rathbone downplayed his own ability as a writer. He said that he began his career &ldquowith reasonable success in the short story field turned out a couple of novels of modest dimensions, both in size and theme, which barely met their cost of publishing suffered through the writing of a play, which appeared briefly on Broadway and was sold to pictures, but never found its way onto the screen,&rdquo and later turned to writing for television, which he termed &ldquoa spree of prolific mediocrity for which I was extremely well-paid.&rdquo

Rathbone has written and signed this letter in a beautiful blue fountain pen script. The letter has three horizontal mailing folds, all well removed from the signatu re. There are notations in the blank areas at the upper and lower left, and the recipient&rsquos red stamp is at the lower right. Overall the letter is in fine condition.

The letter is double matted in marine blue suede with photographs of Rathbone in character as Holmes, an inlaid gilt wood fillet, and an engraved brass identification plate. It is framed in an antiqued gilt wood frame to an overall size of 17¾&rdquo x 24½&rdquo.


Ver el vídeo: Sherlock Holmes and THE SECRET WEAPON 1943 BASIL RATHBONE (Mayo 2022).