Podcasts de historia

Cómo la Unión retiró una elección presidencial durante la Guerra Civil

Cómo la Unión retiró una elección presidencial durante la Guerra Civil


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Estados Unidos nunca ha retrasado una elección presidencial. Pero hubo un caso en el que algunos se preguntaron si el país debería hacerlo: cuando la nación se vio envuelta en la Guerra Civil.

La elección de 1864 fue la segunda elección presidencial estadounidense que tuvo lugar durante la guerra (la primera fue durante la Guerra de 1812). Sin embargo, no fue la logística de llevar a cabo una elección en tiempos de guerra lo que hizo que algunas personas quisieran posponerla. Más bien, era el hecho de que para la primavera de 1864, la Unión no tenía un camino claro hacia la victoria, y muchos temían que el presidente Abraham Lincoln no ganara la reelección.

Tres años de guerra y sin fin a la vista

Hoy en día, la sabiduría convencional sostiene que los candidatos presidenciales en ejercicio tienen más probabilidades de ganar la reelección, especialmente durante tiempos de guerra. Franklin Delano Roosevelt ganó un cuarto mandato sin precedentes durante la Segunda Guerra Mundial, y Richard Nixon retrasó las conversaciones de paz de Vietnam porque pensó que prolongar la Guerra de Vietnam ayudaría a sus posibilidades de reelección en 1972 (y de hecho, ganó un segundo mandato). Sin embargo, en 1864, esta no era una suposición común: los ocho presidentes que precedieron directamente a Lincoln habían cumplido un mandato o menos.

La principal debilidad de Lincoln como candidato era que la guerra de la Unión contra la Confederación no iba bien. Para la primavera de 1864, la Guerra Civil había durado tres años sin un final a la vista, y muchos votantes (es decir, hombres blancos de 21 años en adelante) estaban comenzando a cansarse de la guerra. Lincoln estuvo de acuerdo con sus asesores en que sus posibilidades de ganar la reelección parecían sombrías, pero no estuvo de acuerdo con quienes sugirieron que retrasara las elecciones.

“Lincoln siempre sintió que la Guerra Civil era, en primer lugar, una cuestión de democracia”, dice Eric Foner, profesor emérito de historia en la Universidad de Columbia y autor de La segunda fundación: cómo la guerra civil y la reconstrucción reformaron la Constitución.

“[Lincoln pensó] si suspende la democracia en medio de la guerra, básicamente está socavando todo el propósito de la guerra”, continúa. "Entonces, incluso cuando pensó que iba a perder, nunca pensó en suspender las elecciones presidenciales". (Lincoln, sin embargo, suspendió el recurso de hábeas corpus e ignoró una decisión del presidente del Tribunal Supremo de que no tenía la autoridad para hacerlo).

Carrera en tiempo de guerra de Abraham Lincoln

Cuando Lincoln se postuló por primera vez para presidente en 1860, era su Partido Republicano el que tenía un bastión en el norte y el Partido Demócrata el que había encontrado popularidad en el sur. Cuando 11 estados del sur se separaron para unirse a la Confederación, el Partido Republicano se convirtió en el partido político dominante de la Unión. Aun así, para las elecciones de 1864, el Partido Republicano decidió unir fuerzas con algunos demócratas para formar el Partido Unión Nacional.

A pesar de las preocupaciones sobre la elegibilidad de Lincoln, la Unión Nacional lo respaldó como su candidato presidencial. Sin embargo, en particular, Lincoln abandonó a su actual vicepresidente republicano para postularse con Andrew Johnson, un demócrata que anteriormente había apoyado la esclavitud, en un intento de "equilibrar el boleto".

Mientras tanto, un Partido Demócrata dividido nominó a George McClellan, un general popular que había servido en el Ejército de la Unión. La posición de campaña de Lincoln era que no habría un alto el fuego hasta que el sur se reincorporara al norte y terminara con la esclavitud. En contraste, McClellan dijo que su única condición para poner fin a la guerra sería que los estados confederados se reincorporaran a la Unión.

Los oponentes de Lincoln lanzaron una campaña racista

Si la esclavitud continuaba o no, así como el destino de los estadounidenses negros, no era una prioridad para McClellan o el Partido Demócrata. Y en el intento del partido de ganar los votos de los norteños blancos cansados ​​de la guerra, lanzó "probablemente la campaña presidencial más racista en la historia de Estados Unidos", dice David Goldfield, profesor de historia en la Universidad de Carolina del Norte en Charlotte y autor de America Aflame: Cómo la Guerra Civil creó una nación.

Por ejemplo, una caricatura política demócrata explotó los temores de los estadounidenses blancos sobre el sexo interracial al representar un "Baile de mestizaje en la sede del Lincoln Central Campaign Club" ficticio. Otro panfleto de la campaña demócrata se refirió a Lincoln como "Abraham Africanus el Primero" y declaró que el primer mandamiento del Partido Republicano era "No tendrás otro Dios que el negro".

En última instancia, lo que ayudó a Lincoln a ganarse a McClellan no fue el hecho de que quisiera acabar con la esclavitud. Fue el hecho de que en los dos meses previos a las elecciones, la Unión logró importantes victorias militares al capturar Atlanta y ganar una gran batalla en el Valle de Shenandoah. Estas victorias militares elevaron la moral entre los votantes civiles y militares. Los soldados, en particular, parecían estar de acuerdo con el lema de la campaña de Lincoln: "No cambies de caballo en medio de un arroyo".

Obtener el voto en medio de la guerra

Para llevar a cabo las elecciones de 1864, la Unión necesitaba una forma para que los soldados apostados lejos de sus hogares votaran. Con este fin, la mayoría de los estados del norte aprobaron nuevas leyes que permiten a los soldados emitir votos en ausencia en los campos militares. Sin embargo, debido a que era más probable que los soldados votaran por su actual comandante en jefe, hubo algunos intentos partidistas de suprimir sus votos.

“En los estados donde los demócratas controlaban la legislatura estatal, como Indiana, no permitían que los soldados votaran en sus campamentos militares”, dice Foner. "Pero el Departamento de Guerra alentó a los comandantes a dejar que estos soldados se fueran a casa por una semana o algo así para que pudieran votar".

La elección también incluyó tres nuevos estados: Kansas, West Virginia y Nevada. Kansas se había unido a la Unión como estado libre en 1861, justo después de la primera elección presidencial de Lincoln y antes de que comenzara la Guerra Civil. Virginia Occidental se unió en 1863 después de separarse del estado confederado de Virginia. Y Nevada en realidad se convirtió en un estado el 31 de octubre de 1864, solo una semana antes de las elecciones, en parte porque el Congreso pensó que podría darle a Lincoln una ventaja electoral, dice Foner.

El 8 de noviembre, Lincoln ganó de manera aplastante. Recibió el 54 por ciento del voto civil, el 78 por ciento del voto militar y 212 votos electorales en 22 estados. En comparación, McClellan obtuvo 21 votos electorales en solo tres estados: Delaware, Kentucky y su estado natal de Nueva Jersey. La victoria significó que Lincoln continuó liderando la guerra con el objetivo de reunir al país y abolir la esclavitud.

"Creo que fue una de las elecciones más críticas de nuestra historia", dice John C. Waugh, reportero histórico y autor de Reelección de Lincoln: la batalla por la presidencia de 1864. "Y gracias a Dios que ganó Lincoln".


Guerra civil

2. El gobierno era una unión de personas y no de estados.

3. Los Estados del Sur no permitieron que su pueblo votara por la secesión.

2. desarrolló un apoyo popular significativo

3. logró sus objetivos sin la acción del gobierno

1. Como abolicionista, el presidente Lincoln quería acabar con la esclavitud en los Estados Unidos.

2. El presidente Lincoln quería que el Sur dependiera económicamente del Norte industrial.

3. El juramento del presidente Lincoln le exigió defender y preservar la Unión.


1. El sistema económico del Sur llegó a dominar la economía de los Estados Unidos.

2. Se fortaleció el poder del Gobierno Federal sobre los Estados

3. los miembros del Congreso de los estados del sur obtuvieron el control del poder legislativo


1. el Gobierno Federal adoptó una política de neutralidad

2. las condiciones económicas y los intereses en cada región variaban

3. solo los norteños estuvieron representados en la Convención Constitucional

Esta cita sugiere que


1. Existían grandes diferencias de opinión sobre la cuestión de los derechos de los Estados

2. el Gobierno Federal se había interesado más en las relaciones exteriores que en los problemas internos


Pauline Cushman, que ahora aparece en una exposición de fotografía del Smithsonian, se encontró inesperadamente espiando para la Unión después de aceptar un desafío.

En una fotografía del tamaño de un naipe, una mujer vestida con traje militar sostiene una espada y mira con confianza más allá del marco. Su nombre es Pauline Cushman, una actriz convertida en espía de la Guerra Civil cuya historia baila entre la frontera que divide la historia y la ficción.

Nacida como Harriet Wood en 1833, Cushman cambió su nombre cuando se mudó a la ciudad de Nueva York para dedicarse a la actuación a los 18 años. Allí conoció a su primer marido, quien se unió al ejército de la Unión como músico, pero murió trágicamente en 1862. de la historia de Cushman, los detalles de la muerte de su esposo no están claros, y las causas reportadas varían desde disentería hasta una lesión en la cabeza). Dejando atrás a sus dos hijos con sus suegros, Cushman se mudó a Louisville, un semillero de contención controlado por la Unión, para probar suerte en la actuación en Wood & # 8217s Theatre.

Louisville es donde la historia de Cushman se convierte en historia, pero no como actriz. Ella era & # 8220no necesariamente de primer rango & # 8221, dice Ann Shumard, curadora principal de fotografías en la Galería Nacional de Retratos del Smithsonian & # 8217. Trabajando como espía para el Ejército de la Unión, Louisville es también donde los hechos de la historia de Cushman se entrelazan con el mito a medida que más tarde se romantizan los relatos dramáticos de sus hazañas.

& # 8220La carrera del tema de este trabajo, la bella y consumada señorita Pauline Cushman, o & # 8216Major & # 8217 Cushman, como tiene derecho a ser llamada & # 8230, es tan variada por el incidente patriótico y la conmovedora aventura, que el oído de los jóvenes o los viejos nunca pueden saciarse con su recital, & # 8221 afirma que La vida de Pauline Cushman: célebre espía y explorador de la Unión, una biografía escrita por uno de los conocidos de Cushman en 1865. 8221

En una nueva exposición, titulada & # 8220Storied Women of the Civil War Era, & # 8221 y en exhibición en la National Portrait Gallery, la imagen de Cushman, vestida con uniforme militar, se une a las de otras 13 mujeres, con ocupaciones que van de actrices como la Sra. JH Allen, Kate Bateman y Laura Keene, artistas como la cantante Clara Louise Kellogg y la pianista Teresa Carre & # 241o a la Primera Dama Mary Todd Lincoln y la Reina Emma de Hawai. El programa ilustra la variedad de esferas que las mujeres ocuparon e influenciaron durante este tiempo tenso en el pasado de Estados Unidos.

Jessie Benton Fremont (1824-1902) fue una firme defensora de su esposo, el explorador John C. Fr & # 233mont, y tomó un papel activo en su campaña para la presidencia en 1856. (NPG, Mathew Brady Studio, c. 1863) Harriet Lane (1830-1903), sobrina del presidente James Buchanan, asumió el papel de Primera Dama y mostró un vivo interés por las artes culturales de la ciudad capital. (NPG, Mathew Brady Studio, c. 1860)

& # 8220 Hay & # 8217 tanta historia que & # 8217 no siempre conocemos & # 8221, dice Shumard. & # 8220Una de las especialidades de la Galería de Retratos es utilizar las imágenes de sus colecciones para transmitir las historias de estas personas fascinantes & # 8212, algunas de ellas muy conocidas y otras menos familiares, pero cuyas historias sin duda merece la pena conocer. & # 8221

Shumard seleccionó a mano los sujetos de la Colección Frederick Hill Meserve, un archivo de más de 5.400 negativos producidos en el estudio de Mathew Brady, que el museo adquirió en 1981. La exposición actual muestra impresiones modernas que se hicieron a partir de los negativos originales, cada uno midiendo aproximadamente 2,5 x 4,5 pulgadas.

La actriz inglesa Laura Keene (1820 / 26-1873) actuaba en la obra en el Ford's Theatre la noche en que John Wilkes Booth le disparó a Abraham Lincoln. (NPG, Mathew Brady Studio, c. 1865) La soprano estadounidense Clara Louise Kellogg (1842-1916) triunfó con su interpretación de Marguerite en la ópera de Charles Gounod, "Fausto". (NPG, Mathew Brady Studio, c. 1863)

Las letras pequeñas, conocidas como cartes de visite, o & # 8220calling cards & # 8221 en francés, ganaron una enorme popularidad en los Estados Unidos durante las elecciones presidenciales de 1860, justo antes del inicio de la Guerra Civil. Por primera vez, las personas pudieron adquirir múltiples imágenes de su propia semejanza, o las de sus amigos y familiares a un costo mínimo. Por solo 20 centavos la tarjeta, también se podían comprar los retratos de celebridades, incluidas personalidades teatrales, políticos u oficiales militares, lo que desencadenó una locura por coleccionar tarjetas que impulsó a Oliver Wendell Holmes a llamar a estas impresiones la & # 8220 moneda social, lo sentimental & # 8216 Espaldas verdes & # 8217 de la civilización. & # 8221

Para crear una carte de visite, un fotógrafo insertaba un negativo de placa de vidrio en una cámara que tenía cuatro lentes separados, asegurando un total de ocho imágenes si ambas mitades de la placa estuvieran expuestas. Los negativos se convirtieron en impresiones utilizando papel recubierto con amonio y clara de huevo fermentada, o albúmina, y sensibilizado con nitrato de plata. El resultado fue un conjunto de fotografías vívidas, casi en tonos berenjena.

& # 8220Por supuesto, en esta época todavía hay una serie de mujeres que son principalmente conocidas por el público por sus carreras en el escenario & # 8221 Shumard. Entre varias actrices, la exposición muestra la fotografía de Laura Keene, mejor conocida por actuar en el Ford & # 8217s Theatre la noche en que le dispararon a Abraham Lincoln. Keene, sin embargo, también rompió los límites como la primera mujer en administrar un teatro importante en la ciudad de Nueva York y, como resultado, fue objeto de abuso verbal, vandalismo y la pérdida de su contrato de arrendamiento. & # 8220Pero ella rugió al año siguiente y pudo abrir un teatro recién construido y continuó con mucho éxito, & # 8221 Shumard. & # 8220Así que, si bien podríamos pensar en ella como una actriz, hay una dimensión más rica en su historia. & # 8221

La actriz Pauline Cushman (1833-1893) fue una espía de la Unión y se convirtió en una gran celebridad. (NPG, Mathew Brady Studio, 1864) Kate Bateman (1842-1917) hizo su debut como actriz a los 4 años. En la ciudad de Nueva York en 1863, recibió grandes aclamaciones en el papel principal de "Leah, the Forsaken". (NPG, Mathew Brady Studio, 1863)

La historia de Cushman es igualmente rica, aunque quizás con detalles más confusos.

Según cuenta la leyenda, Cushman estaba listo para realizar una escena en la obra Las siete hermanas en el que propone un brindis. Dos oficiales rebeldes, el coronel Spear y el capitán J. H. Blincoe, le ofrecieron dinero para beber a la Confederación del Sur. Después de confesar este desafío a las autoridades de la Unión, se le indicó que aceptara la apuesta para congraciarse con los simpatizantes del Sur y enviar información a la Unión.

En la noche de su actuación, Cushman levantó su copa y gritó, & # 8220 Here & # 8217s a Jefferson Davis y la Confederación del Sur. ¡Que el Sur siempre mantenga su honor y sus derechos! & # 8221 La audiencia se quedó en silencio, antes de que sobreviniera el caos y Cushman fuera rápidamente despedida de la producción.

Lo que Cushman perdió en los roles que ganó con la aprobación sureña. Según la biografía de 1865, Cushman fue acogido por los círculos confederados y comenzó a espiar para la Unión, con aventuras históricas como usar ropa de hombre para mezclarse con los rebeldes. Un relato incluso informa que descubrió a su casera mezclando veneno en el café de los soldados de la Unión heridos y la arrestó.

La Primera Dama Mary Todd Lincoln (1818-1882) se sentó para este retrato con el elegante vestido creado para ella por la talentosa modista afroamericana Elizabeth Keckley. (NPG, Mathew Brady Studio, 1862) La agente política Kate Chase Sprague (1840-1899), hija de Salmon P. Chase, el Secretario del Tesoro, estableció su hogar como un salón brillante y se convirtió en la belleza de la sociedad de Washington, D.C. (NPG, Mathew Brady Studio, 1863)

Poco después, Cushman se mudó a Nashville para buscar trabajo en un nuevo teatro y fue contratado por el jefe de espionaje del comandante del Ejército de Cumberland. Le pidió a Cushman que recopilara información sobre el general confederado Braxton Bragg, con órdenes estrictas de no robar ningún documento físico. Su coartada era que estaba buscando a su hermano, que era un rebelde en el regimiento de Mississippi.

La trama se vino abajo rápidamente. Mientras intentaba regresar al territorio de la Unión, Cushman fue atrapada con planes de batalla ocultos en las suelas de sus botas que había robado del campamento de Bragg. Fue juzgada en un tribunal militar y condenada a muerte en la horca.

Pero el destino estaba a favor de Cushman. Después de que su ejecución se retrasó como resultado de su repentina enfermedad, el ejército de la Unión invadió Shelbyville, Tennessee, donde estaba detenida, y las fuerzas confederadas la abandonaron.

Cushman se salvó y pronto saltó a la fama en el escenario de la nación.

& # 8220 Ella fue honrada por el presidente Lincoln y se le otorgó un rango honorario de Mayor, & # 8221, dice Shumard. & # 8220 Y luego P.T. Barnum, quien por supuesto era excelente aprovechando cualquier oportunidad de explotar la fama, reclutó a Pauline para aparecer en su Museo Americano. & # 8221 Después, & # 8220 Miss Major Cushman & # 8221 (su apodo recién ganado) recorrió el país, dando conferencias sobre sus aventuras mientras estaba vestida con un uniforme de mayor & # 8217s.

La actriz Sra. J.H. Allen (1840-1911) actuó solo bajo su nombre de casada y fue aclamada por el Los New York Times como "la mujer más bella del escenario de Nueva York". (NPG, Mathew Brady Studio, c. 1861) Nacida en Caracas, Venezuela, la pianista Teresa Carre & # 241o (1853-1917) tocó su primer recital en la ciudad de Nueva York en 1862, cuando tenía solo 8 años. Más tarde actuó en la Casa Blanca de Lincoln. (NPG, Mathew Brady Studio, c. 1862) Cuando la animadora Lavinia Warren (1841-1919) se casó con Charles Stratton, conocido como "Tom Thumb", su lujosa boda, publicitada por P.T. Barnum, fue llamada la "Boda de Hadas". (NPG, Mathew Brady Studio, 1863)

Al igual que las cartes de visite de las celebridades, la historia de Cushman fue recopilada y difundida por el público, emocionándolos con historias de riesgo y deber patriótico. A Despacho de Nashville El artículo de agosto de 1864 informa del arresto de una mujer que se sintió particularmente inspirada: & # 8220 Fanny Wilson, de 19 años, y una actriz en el Memphis Theatre, fue arrestada unos días después mientras intentaba ser soldado & # 8230 Pauline Cushman y jadeó por la gloria militar y el romance de una prisión del sur. & # 8221

La notoriedad de Cushman no duraría mucho. El entusiasmo por las historias de tiempos de guerra se desvaneció a medida que el país luchaba por curarse y recuperarse. Las Cartes de visite, que habían sido especialmente populares como recuerdos para los soldados y sus seres queridos, también disminuyeron en la demanda a medida que los hombres y las mujeres ya no se dirigían al campo de batalla, y una nueva impresión de gran formato llamada tarjeta de gabinete se convirtió en la tendencia dominante.

En 1872, Cushman se mudó a California en un intento fallido de reavivar su carrera como actriz. Se volvió a casar y enviudó menos de un año después. Después de trabajar en campamentos madereros en Santa Cruz, conoció a su tercer esposo y se mudó a Arizona para administrar un hotel. Se separaron en 1890 después de la muerte de su hija adoptiva, lo que la obligó a regresar a California, donde mientras padecía artritis y reumatismo, se volvió adicta a los analgésicos.

Julia Dent Grant (1826-1902) fue una compañera constante de su esposo, el general Ulysses S. Grant y se unió a él en sus campamentos en Jackson, Memphis, Nashville, Vicksburg y City Point. Ella evitó por poco la captura de los confederados en 1862. (NPG, Mathew Brady Studio, c. 1864) La abolicionista y defensora de los derechos de las mujeres Anna Elizabeth Dickinson (1842-1932) se convirtió en la primera mujer en hablar ante la Cámara de Representantes de los Estados Unidos y habló sobre las contribuciones de los afroamericanos durante el esfuerzo de guerra. (NPG, Mathew Brady Studio, 1863) El 6 de agosto de 1865, la reina Emma (1836-1885), que acababa de enviudar, se convirtió en la primera reina de cualquier nación en visitar los Estados Unidos y fue recibida con un saludo de 13 cañones. (NPG, Mathew Brady Studio, 1866)

Cushman murió empobrecida y por una sobredosis de opio en 1893 en San Francisco, donde había trabajado como costurera.

Fue enterrada con honores militares en el Cementerio Nacional Golden Gate, pero su tumba está marcada solo con su nombre y la etiqueta & # 8220Union Spy & # 8221. En ese momento, los retratos de carte de visite se acercaban a la oscuridad con la introducción de Kodak. cámara en 1888 y la cámara Brownie más barata en 1900, que permitió la fotografía doméstica a una escala sin precedentes y redujo la necesidad de visitar un estudio profesional.

& # 8220Sí, los hechos del & # 8216Scout of Cumberland & # 8217 & # 8230 vivirán mientras los corazones estadounidenses laten, y los futuros historiadores de nuestra tierra los relatarán como el episodio más romántico y notable de esta terrible rebelión, & # 8221 La biografía de Cushman & # 8217s 1865 profetizó.

Ahora, más de 150 años después, Cushman y la tradición de las cartes de visite se conservan detrás de un vidrio, fundido en clara de huevo para que los ojos contemporáneos se posen y se maravillen de las historias detrás de ellos.


La primera elección presidencial tomó un mes

Hay muchos ejemplos históricos de un período de elecciones en contraposición a un día de elecciones.

En la fundación, no había un día de elecciones nacionales establecido. La primera elección presidencial comenzó el 15 de diciembre de 1788 y terminó casi un mes después, el 10 de enero de 1789.

En 1792, el Congreso aprobó una ley que permitía a cada estado elegir electores presidenciales en cualquier momento dentro de un período de 34 días antes del primer miércoles de diciembre. Durante este período, los estados determinaron qué día celebrar sus elecciones presidenciales, lo que resultó en un mosaico de días de elecciones. La mayoría de los estados tenían sus elecciones en un solo día, pero algunos tenían elecciones en el transcurso de dos días.

De 1789 a 1840, los estados convergieron gradualmente a principios de noviembre como el momento para celebrar sus elecciones presidenciales, sentando las bases para la adopción en el Congreso de un día uniforme de elecciones presidenciales.

El presidente Calvin Coolidge llenó su boleta de voto ausente el 30 de octubre de 1924. Las elecciones de ese año se llevaron a cabo el 4 de noviembre y Coolidge ganó. PhotoQuest / Getty Images

La temporada electoral presidencial de 1840 comenzó el viernes 30 de octubre en Ohio y Pensilvania y terminó el jueves 12 de noviembre en Carolina del Norte, a excepción de Carolina del Sur, cuya legislatura estatal aún elige a sus electores.


La elección de 1864 y la última tentación de Abraham Lincoln


& # 34Esto me recuerda a una pequeña broma & # 34 1864, una caricatura a favor de Lincoln que muestra al presidente sosteniendo un pequeño McClellan, como se publicó en la edición del 17 de septiembre de 1864 de Harper & # 39s Weekly. (Cortesía de la Biblioteca del Congreso)

En el sombrío verano de 1864, con la Guerra Civil en su cuarto año y aparentemente estancada, las mentes más inteligentes de la política estadounidense se dieron cuenta de que no había ninguna posibilidad de que el presidente Abraham Lincoln fuera reelegido.

Incluso Lincoln había perdido toda esperanza.

"Crees que no sé que me van a golpear, pero lo sé, y a menos que se produzca un gran cambio, me golpean duramente", le dijo a un compañero republicano.

El 23 de agosto, plasmó su pesimismo en el papel.

“Esta mañana, como hace algunos días, parece muy probable que esta Administración no sea reelegida. Entonces será mi deber cooperar con el presidente electo para salvar a la Unión entre la elección y la toma de posesión, ya que él habrá asegurado su elección sobre una base tal que no podrá salvarla después ".

Lincoln dobló el memorando y lo selló minuciosamente, luego pidió a los miembros de su gabinete que firmaran el reverso del papel sin leerlo. Este gesto extrañamente teatral permanecería para siempre un poco enigmático. Una interpretación plausible es que pensó que el memorando sería políticamente útil después de las elecciones, pero no quería que se corriera la voz de que ya estaba haciendo planes de contingencia para su derrota.

La asombrosa duración y la carnicería de la guerra habían convertido a la ciudadanía del norte en "salvaje por la paz", declaró Thurlow Weed, un prominente republicano que, si hubiera vivido en una época posterior, seguramente habría sido un comentarista omnipresente en los programas de entrevistas de los domingos por la mañana.

Weed informó al secretario de Estado William Seward que la reelección de Lincoln era "una imposibilidad".

Los aliados políticos de Lincoln comenzaron a conspirar para obligarlo a retirarse para poder nominar a un candidato con mejores perspectivas. Los republicanos radicales, que despreciaban a Lincoln por su moderación política, estaban dispuestos a respaldar la candidatura de terceros del general John C. Fremont. Los enemigos políticos de Lincoln en el Capitolio estaban a punto de pedir su juicio político.

Y esos eran solo sus compañeros republicanos. Los demócratas lo odiaban más. Mientras los cables del telégrafo zumbaban con lamentables boletines de los campos de batalla, el ala de "paz" pro esclavitud y supremacista blanca del Partido Demócrata, los "Copperheads", como los llamaban sus críticos, ganó fuerza.

Las elecciones presidenciales del 8 de noviembre servirían como referéndum sobre la guerra. Lo que estaba en juego no era simplemente la continua ocupación de la Casa Blanca por parte de Lincoln, sino el destino de millones de afroamericanos sometidos a la servidumbre del sur.

La esclavitud era, como dijo Lincoln más tarde, "de alguna manera la causa de la guerra", pero para forjar una alianza de republicanos y demócratas del norte, inicialmente había insistido en que su único objetivo al proseguir la guerra era restaurar la Unión.

Cuando Lincoln redactó la Proclamación de Emancipación en 1862, argumentó que era una necesidad militar ante todo. La abolición agotaría la fuerza de los rebeldes cuando los negros escaparan a la libertad o cuando las fuerzas de la Unión conquistaran el territorio rebelde. La orden de emancipación de Lincoln se aplicó solo a los estados rebeldes, dejando intacta la esclavitud en los estados fronterizos leales.

En el verano de 1864, la máquina de guerra de la Unión incluía, según las estimaciones de Lincoln, cerca de 150.000 soldados, marineros y trabajadores negros.

“Ha habido hombres que me han propuesto devolver a la esclavitud a los guerreros negros de Port Hudson y Olustee a sus amos para conciliar al Sur”, dijo Lincoln a dos visitantes de la Casa Blanca. "Debería ser condenado en el tiempo y en la eternidad por hacerlo".

En una carta posterior que decidió no enviar, dijo que el ejército de la Unión necesitaba el poder de sus combatientes negros, y agregó: “Tampoco es posible que ninguna administración retenga el servicio de estas personas con el entendimiento expreso o implícito de que al la primera ocasión conveniente para que sean re-esclavizados. No puede ser, y no debería ser ".

Pero incluso sus aliados cuestionaron si había ido demasiado lejos al hacer la guerra por la abolición en lugar de simplemente la restauración de la Unión. Lincoln se enfrentó a la presión para llegar a un acuerdo.

En julio, le había entregado una carta a Horace Greeley, un oponente de la esclavitud que planeaba reunirse con agentes confederados, enumerando como condiciones para cualquier paz "la integridad de toda la Unión y el abandono de la esclavitud". Luego, a mediados de agosto, luego de que un político del norte cuestionara la insistencia del presidente en la abolición como condición para la paz, Lincoln redactó una carta en la que sugería que se mantenía flexible sobre el tema, y ​​que terminaba con una frase que seguiría siendo objeto de debate histórico. siglo y medio después:

"Si Jefferson Davis desea, para sí mismo o para el beneficio de sus amigos del norte, saber qué haría yo si él me ofreciera la paz y la unión, sin decir nada sobre la esclavitud, que me pruebe".

Pero Lincoln aún no envió la carta. Sabía que se publicaría en los periódicos y se debatiría ampliamente. Quería hablar de ello con Frederick Douglass.

Douglass, abolicionista y ex esclavo, llegó a la Casa Blanca y, tras revisar la carta, persuadió al presidente de que no la enviara.

El historiador Jonathan White, autor de “Emancipación, el ejército de la Unión y la reelección de Abraham Lincoln”, dice que Lincoln sabía que Davis nunca accedería a restaurar la Unión. Davis y los líderes del Sur querían una independencia permanente. Nunca hubo un trato.

Por lo tanto, Lincoln probablemente estaba siendo característicamente astuto: su sugerencia de flexibilidad no habría estado dirigida a los líderes rebeldes, sino a sus aliados en el norte, que amenazaron con retirar su apoyo del esfuerzo bélico.

Lincoln entendió que la paz solo se alcanzaría en el lado más alejado del campo de batalla. Buscó una rendición incondicional de los rebeldes.

“Es un tema que solo puede ser tratado por la guerra y decidido por la victoria”, dijo Lincoln.

La elección de 1864, que tuvo lugar en medio de una guerra civil, sería la elección presidencial más importante en la historia de Estados Unidos hasta ese momento, y quizás hasta el día de hoy.

“Es notable que incluso se hayan celebrado elecciones”, dice la historiadora Joan Waugh de la Universidad de California en Los Ángeles.

La suerte política de Lincoln, que había sido nominada en Baltimore en junio, con los republicanos rebautizándose como Partido Unión Nacional, mejoró repentinamente cuando los demócratas se reunieron el 29 de agosto en Chicago para nominar a su candidato.

Los demócratas estaban profundamente divididos por sus facciones a favor de la guerra y Copperhead. Llegaron a un compromiso: nominaron a un candidato de guerra y adoptaron una plataforma de paz.

Ese candidato era, como se esperaba durante mucho tiempo, el general George B. McClellan, un apuesto joven oficial que había ascendido al mando de todos los ejércitos de la Unión solo para ser dejado de lado por Lincoln después de que sobrestimó repetidamente la fuerza del enemigo y dudó en atacar a los rebeldes.

La plataforma de paz dijo que Lincoln no había podido restaurar la Unión mediante "el experimento de la guerra" y pidió "un cese de hostilidades, con miras a una convención final de los Estados, u otros medios pacíficos, con el fin de que en en el momento más temprano posible, se podrá restablecer la paz sobre la base de la Unión Federal de los Estados ".

McClellan registró que la restauración de la Unión no era una condición previa para tal armisticio, y dijo, en su carta aceptando la nominación, que no podía enfrentar a sus "valientes camaradas" en el Ejército y la Marina y decirles que "teníamos abandonamos esa Unión por la que tantas veces habíamos puesto en peligro nuestras vidas ”.

Aunque, en efecto, había repudiado un elemento clave de la plataforma, el daño ya estaba hecho. Muchos demócratas de base, incluidas legiones de tropas en el campo que iban a votar en ausencia, vieron la plataforma demócrata como una traición. Lincoln ganaría el voto militar de forma abrumadora.

Los demócratas también sufrieron un caso de exquisita mala sincronización. Incluso cuando se difundieron las noticias de la plataforma de paz, llegó otro boletín desde el sur profundo: "Atlanta es nuestra, y ganó justamente".

El telegrama del general William Tecumseh Sherman, recibido en Washington el 3 de septiembre, un día después de que sus fuerzas tomaran Atlanta, señaló otro punto de inflexión de la guerra.

Lincoln ordenó saludos de 100 armas en todo el país y un día nacional de acción de gracias.

Luego maniobró para neutralizar la amenaza de terceros de Fremont. Al despedir al conservador director general de correos Montgomery Blair, un acérrimo enemigo de Fremont, Lincoln apaciguó a los republicanos radicales y ganó su apoyo.

On Nov. 8, Lincoln won 55 percent of the popular vote to McClellan’s 45 percent — a margin of about 400,000 votes — and enjoyed an Electoral College landslide, winning 22 states and 212 electoral votes to McClellan’s three states and 21 electoral votes.

The enemies of human liberties, Douglass said after the election, had hoped to see “this country commit suicide.” It had been a contest, he said, between the advocates of freedom and “the advocates of caste, of aristocratic pretensions, of despotic Government, of limiting the power of the people, all who are for King-craft and priest-craft.”

Lincoln convened his Cabinet and finally read out loud the “blind memorandum” of Aug. 23. He told members what he had planned to say to president-elect McClellan:

“You raise as many troops as you possibly can for this final trial, and I will devote all my energies to assist and finish the war.”

And then Seward observed, “And the general would have answered you, ‘Yes, yes,’ and the next day when you saw him again and pressed these views upon him, he would have said ‘Yes, yes,’ and so on forever, and would have done nothing at all.”

Lincoln replied, “At least I should have done my duty and have stood clear before my own conscience.”

We cannot know what Lincoln actually would have done had he lost, but a close reading of the blind memorandum offers a hint. Lincoln wrote that “it will be my duty to so cooperate with the President-elect as to save the Union,” and the word “so” looms large there. He is not going to let the election results destroy the Union and perpetuate slavery.

Lincoln’s term would not end until the inauguration of the new president March 4. He had work to do, and a war to win, and no one was going to stop him.


Contenido

During the Civil War, 256,297 people from Illinois served in the Union army, more than any other northern state except for New York, Pennsylvania and Ohio. Beginning with Illinois resident President Lincoln's first call for troops and continuing throughout the war, the state mustered 150 infantry regiments, which were numbered from the 7th Illinois to the 156th Illinois. Seventeen cavalry regiments were also mustered, as well as two light artillery regiments. [6] Due to enthusiastic recruiting rallies and high response to voluntary calls to arms, the military draft was little used in Chicago and environs, but was a factor in supplying manpower to Illinois regiments late in the war in other regions of the state. Camp Douglas, located near Chicago, was one of the largest training camps for these troops, as well as Camp Butler near Springfield. Both served as leading prisoner-of-war camps for captive Confederates. Another significant POW camp was located at Rock Island. Several thousand Confederates died while in custody in Illinois prison camps and are buried in a series of nearby cemeteries. There were no Civil War battles fought in Illinois, but Cairo, at the juncture of the Ohio River with the Mississippi River, became an important Union supply base, protected by Camp Defiance. Other major supply depots were located at Mound City and across the Ohio river at Fort Anderson in Paducah, Kentucky, along with sprawling facilities for the United States Navy gunboats and associated river fleets. One of which would take part in the nearby Battle of Lucas Bend. Leading major generals with Illinois ties included Ulysses S. Grant, John Buford, John Pope, John M. Schofield, John A. Logan, John A. McClernand, Benjamin Prentiss and Stephen Hurlbut. Brigadier General Elon J. Farnsworth, who began his career in the 8th Illinois Cavalry, died at the Battle of Gettysburg. President Lincoln maintained his home in Springfield, Illinois, where he is buried. Over 100 soldiers from Illinois units would win the Medal of Honor during the conflict.

The Chicago city government and voluntary societies gave generous support to soldiers during the war. [7] Composer and music publisher George Frederick Root gained fame and fortune from a number of well-received war songs, including The Battle Cry of Freedom and others. A pair of Chicago-based women, Mary Livermore and Jane Hoge, organized a pair of large expositions, the Northwest Sanitary Fairs, where cash generated from the sale of donated items was later used to purchase medical supplies for the soldiers. Their activities helped spark the postbellum women's rights movement in Illinois. Mary Ann Bickerdyke, a resident of Galesburg, was a noted nurse for the Western armies. Workers in various factories and mills, as well as the port and stockyards, helped provide a steady source of materiel, food, and clothing to Illinois troops, as well as to the general Union army. Mound City foundry workers converted river steamboats into armored gunboats for Federal service. With traditional Southern markets cut off by the war, the port of Chicago rose in prominence as Illinois expanded trade with the Great Lakes region. Chicago meatpackers earned venture capital during the war that was reinvested in 1865, as the war ended, to create the Northern city's Union Stock Yards.

During the 1860 Presidential Election, two men from Illinois were among the four major candidates. Illinois voted in favor of Springfield resident Abraham Lincoln (172,171 votes or 50.7% of the ballots cast) over Chicagoan Stephen Douglas (160,215 47.2%). Of minor consequence in the statewide results were Southern candidates John C. Breckinridge (2,331 0.7%), and John Bell (4,914 1.5%). [8] Throughout the war, Illinois politics were dominated by Republicans under the energetic leadership of Governor Richard Yates and Senators Lyman Trumbull and Orville H. Browning. Democrats scored major gains in the 1862 election by attacking Lincoln's emancipation plan as danger to the state since it would bring in thousands of freed slaves. [9] As a result, the Democrats had a majority in the legislature and in 1863, Browning's Senate seat, formerly held by Douglas prior to the war, was filled by the Democrats with the election of William Alexander Richardson. In the 1864 presidential election, Illinois residents supported Lincoln's re-election, giving the president 189,512 votes (54.4% of the total) to General George McClellan's 158,724 votes (45.6%). [10] Within a year, Lincoln was dead and his remains had been returned to Springfield for burial.

Copperheads Edit

Opposition views of the Peace Democrats (or "Copperheads") filled the columns of The Chicago Times, the mouthpiece of the rival Democratic Party. It was the nation's loudest and most persistent critic of Lincoln and emancipation. At one point early in the Gettysburg Campaign in June 1863, Union troops forcibly closed the newspaper at bayonet point. It was only reopened when Democratic mobs threatened to destroy the rival Republican paper and President Lincoln intervened. [11] Barry shows that Amos Green (1826–1911) from Paris, Illinois, was a leading lawyer and Peace Democrat (Copperhead). Green saw the War as unjust and Lincoln as a despot who had to be stopped. He wrote vicious denunciations of the administration in local newspapers. He was arrested for sedition in 1862. After his release in August 1862, he became the grand commander of the secret Order of American Knights in Illinois, which fought restrictions on civil liberties. It was also called the Knights of the Golden Circle and later the Sons of Liberty. Green was funded by the Confederate government to arrange riots at the Democratic National Convention in 1864. Although the riots never materialized, he continued giving antigovernment speeches until he was again arrested in November 1864. After this arrest, he agreed to testify for the government about the activities of the Knights his testimony implicated others but ignored his own deep involvement in antigovernment plots. [12]


Vocabulary

“Buck and Breck”: Nickname referring to Buchanan and Breckenridge.

“The Railsplitter”: This was President Abraham Lincoln’s nickname, used most often during the 1860 Presidential Election. It refers to the manual labor he completed for wages as a young man living on the frontier. The nickname was given to him to help his political appeal with workingmen.

“The Tennessee Tailor”: Nickname for President Andrew Johnson because he worked as a tailor prior to going into politics.

Andrew Jackson: President of the United States from 1829-1837. He was known as a strong leader against issues that arose within his cabinet. Rather than appeasing them, he discharged those he felt were hurting his administration.

Andrew Johnson: President of the United States from 1865-1869. He was Abraham Lincoln’s Vice President, and he became President after Lincoln’s assassination. He was known as a Southern sympathizer during Reconstruction because he vetoed several bills, including one that excluded representatives from states with Black Codes to serve, and he openly opposed the Fourteenth Amendment.

Confederacy: Refers to the Southern States that seceded and became the Confederate States of America.

Draft or Conscription: Compulsory enlistment of armed forces in a time of war.

Foul ball: In baseball, if you hit the ball outside the parameters of the base lines it is considered a foul.

George McClellan: Nicknamed Little Mac. He was a general during the Civil War and a presidential candidate during the 1864 election. He ran under the pretense of preserving the Union at all costs,and he attempted to appease both Northerners and Southerners.

James Buchanan: President of the United States from 1857-1861. He is generally remembered as one of the worst presidents.

Jefferson Davis: President of the Confederate States of America. After the surrender of the South and Lincoln’s assassination, there was a 100,000 dollar reward put out by President Andrew Johnson.for Davis' capture. There was a rumor that he wore his wife’s overcoat while fleeing.

John Bell: Ran in the 1860 election under the Constitutional Union party.

John Breckenridge: Vice President from 1857-1861 and then a presidential candidate in the 1860 election. He was the Southern Democratic candidate, and Buchanan openly endorsed him.

Ku Klux Klan: Also known as the KKK. It began in the South during Reconstruction and took extremely violent actions against African Americans. The original KKK was started by six Confederate Army Veterans.

Short Stop: A position in baseball located on the infield.

Skunk Rule: In baseball, a team is skunked when there is no way they can win so the game ends before the other team can run up the score even more. Also known as the “Mercy Rule.”

Stephen Douglas: Political adversary to President Lincoln and a presidential candidate in the 1860 election. He campaigned hard for an union between northern and southern Democrats, yet it did not work and Abraham Lincoln was elected President.


Slavery and geography in 1860

In the lead-up to the 1860 election, the nation was splintered by the question of slavery and by geography, with sectional conflicts between the more industrial northern states from the more agrarian South.

A third party,the Constitutional Union Party, nominated John Bell. It was a splinter party composed of disillusioned Democrats and former members of the Whig party (a major political party in the mid-19th century which stood for protective tariffs, national banking, and federal aid for internal improvements). The Constitutional Union Party wanted to avoid secession over slavery. Bell’s

Abraham Lincoln, an opponent of slavery, was the Republican candidate. Yet he promised to let the South hold onto its slaves so long as slavery was not extended to any new territories.

“Wrong as we think slavery is,” Lincoln said, “we can yet afford to let it alone where it is… but can we, while our votes will prevent it, allow it to spread into the National Territories, and to overrun us here in these Free States? If our sense of duty forbids this, then let us stand by our duty, fearlessly and effectively.”

Despite winning the election, whites allied with the Southern Democratic Party did not see Lincoln as a legitimate president because of his opposition to the expansion of slavery and perceived hostility to the beliefs and values of Southerners.

Seven Southern states seceded between Lincoln’s election and inauguration: South Carolina, Mississippi, Florida, Alabama, Georgia, Louisiana and Texas.

Rather than waiting for Lincoln’s Union troops to act, the newly named Confederate States attacked Fort Sumter, a Union fort in Charleston, South Carolina. Thus began the Civil War, in which an estimated 620,000 soldiers were killed, nearly 2% of the U.S. population.


States Which Seceded

On November 6, 1860, Abraham Lincoln was elected the sixteenth President of the United States. His election to the presidency was the final blow to the South and led directly to the break up of the Union. Five months after his election, the North and South were engrossed in a bloody civil war. This was the culmination over thirty years of debate about the slavery and extension of slavery into new territories.

The first state to secede from the Union was South Carolina. Significantly, this was not the first time that the people of South Carolina had discussed secession. During the debate over tariffs in the 1830s, South Carolina seriously considered secession. Fortunately, John C. Calhoun helped to solve the problem and South Carolina remained in the Union. But on December 20th, 1860, South Carolina held a secession convention in Charleston. The debate was quick and short. Representatives voted unanimously, 169 to 0 for secession. The rupture of the Union had finally occurred, and the secession of South Carolina opened the floodgates as four more states from the Deep South quickly joined her.

In early January 1861, Mississippi held a convention in Jackson to consider secession. Delegates voted 84 to 15 to secede from the Union. On January 9th, 1861, Mississippi joined South Carolina. Florida joined the secession ranks the next day on January 10th. Her convention had met in Tallahassee and had voted 62 to 7 for secession. On January 11th, Alabama passed her secession resolution. The Alabama delegation had met in Montgomery and had voted 61 to 39 for secession. On January 19th, Georgia called delegates to Milledgeville and voted 209 to 89 for secession. A weeks later Louisiana became the sixth state to leave the Union. Her convention met in Baton Rouge on January 26th and voted 113 to 17 for secession. Ironically, as Louisiana was leaving the Union, Kansas was admitted on January 29th.

Texas was the seventh state to leave the Union. On, February 1st, Texans met in Austin and voted 166 to 7 for secession. Interestingly, the Union commander of the Department of Texas was Brigadier General David Twiggs, a Georgian. Upon secession, he ordered all military forces and stores under his command turned over to Texas authorities. On March 1st, the United States dismissed Twiggs from the Regular Army. Two months later in May 1861, the Confederate States appointed him Major General in the Provisional Army of the Confederacy.

By early February, three months after Lincoln&rsquos election, and a month before his inauguration, seven states had left the Union. These states agreed to send representatives to Montgomery, Alabama, to form a new government. These delegates elected Howell Cobb of Georgia President of the convention. On February 8th, the delegates adopted a Provisional Constitution and the Confederate States of America were born. On February 9th, the delegates elected Jefferson Davis of Mississippi as Provisional President. Alexander Stephens of Georgia was chosen as the Confederate Vice President. On February 18th, Davis and Stephens were inaugurated as the first and last President and Vice President of the Confederacy.

On March 4th, 1861, Abraham Lincoln was inaugurated as President of the United States. Two days later, the Confederacy called for 100,000 volunteers for its provisional army. On March 11th, delegates adopted the Confederate Constitution.

Meanwhile, in Charleston, South Carolina, officials demanded the surrender of Fort Sumter. Major Robert Anderson commanded the small garrison and refused to surrender. With supplies running out, Lincoln informed South Carolina authorities that he planned to send supplies and reinforcements to the fort. On April 12th, 1861, at about 4:30 AM, South Carolina militia forces in Charleston opened fire on Fort Sumter. Thirty-four hours later, Anderson surrendered his command.

Two days after the surrender of Fort Sumter, President Lincoln declared a state of insurrection and called for 75,000 volunteers to put down the rebellion. The Northern states quickly answered the call, but the remaining Southern states that had not seceded refused to comply with Lincoln&rsquos request. Instead, four more Southern states left the Union. The first was Virginia. On April 17th, Virginia, the traditional leader of the South, passed a succession bill 88 to 55. Significantly, Virginians had voted down a similar bill on April 4th, by a vote of 89 to 45.

Lincoln followed Virginia&rsquos succession with an order to blockade all Southern ports. On May 3rd, Lincoln called for 42,000 three-year volunteers. Arkansas then joined the Confederacy on May 6th. The state convention had met at Little Rock and had voted 69 to 1 for secession. Tennessee seceded the same day. Earlier, on February 9th, Tennessee had held a statewide election and had rejected secession by a vote of 68,282 to 59,449. But with Lincoln&rsquos call for more volunteers, the Tennessee State Convention met at Jackson. Delegates voted 66 to 25 for secession.

A week later, on May 13th, Great Britain declared its neutrality. On May 16th, the Confederate Congress authorized the recruiting of 400,000 volunteers. Four days later, on May 20th, 1861, North Carolina became the last state to join the new Confederacy. State delegates met in Raleigh and voted unanimously for secession. All of the states of the Deep South had now left the Union. That same day, the Confederate Congress voted to move the capital to Richmond, Virginia. On May 23rd, citizens from eastern Virginia voted to join the Confederacy. Western Virginians wanted to remain in the Union.

Four slave states -- Delaware, Maryland, Missouri, and Kentucky -- did not secede from the Union. On April 29th, Maryland held a secession convention and delegates voted secession down 53 to 13. On May 20th, Governor Beriah Magoffin of Kentucky had declared that state&rsquos neutrality. Missouri held a secession convention in February at Jefferson City, but did not vote for secession. Delaware had all but abolished slavery by 1861. Kentucky, Maryland, and Missouri became buffer zones between the North and the South. All three of these states provided troops to the Confederacy.

Harry McCarthy wrote a song that chronicled the birth of the Confederate States of America. This was "The Bonnie Blue Flag" and follows:


How the Union Pulled Off a Presidential Election During the Civil War - HISTORY

The Union’s advantages as a large industrial power and its leaders’ political skills contributed to decisive wins on the battlefield and ultimately victory against the Confederates in the American Civil War.

Objetivos de aprendizaje

Summarize the reasons the Union won, and identify crucial turning points in the Civil War

Conclusiones clave

Key Points

  • Some historians believe that the Confederacy would have had a chance at victory had they attempted to outlast the Union by maintaining a defensive, rather than an offensive, overall strategy.
  • Abraham Lincoln ’s reelection as president in 1864 and his eloquence as a wartime leader killed any Southern hopes of winning over Northerners to the Confederacy’s political cause on a large scale.
  • The Union’s long-term advantages as an industrial power with a large population to draw upon rivaled the strength of the Southern plantation-centered, agricultural economy.
  • The Battle of Gettysburg, often considered the war’s turning point, caused the Confederate Army to retreat following a bold campaign that had the Confederates advancing further north than they had ventured previously in the war.
  • The fall and occupation of Atlanta and Sherman’s March that followed wore down Confederate psychological, economic, and strategic resolve.
  • General Robert E. Lee surrendered his army to General Ulysses S. Grant at Appomattox on April 9, 1865.

Key Terms

  • Sherman’s March: The name commonly given to the Savannah Campaign conducted through Georgia from November 15, 1864, to December 21, 1864, by Major General William Tecumseh Sherman of the Union Army in the American Civil War. The campaign began with Sherman’s troops leaving the captured city of Atlanta on November 16 and ended with the capture of the port of Savannah on December 21. It inflicted significant damage, particularly to industry and infrastructure (per the doctrine of total war), and also to civilian property.
  • The Battle of Gettysburg: A battle fought July 1–3, 1863, in and around the town of Gettysburg, Pennsylvania, resulting in the largest number of casualties in the American Civil War and often described as the war’s turning point.
  • scorched earth: A military strategy or operational method that involves destroying anything that might be useful to the enemy while advancing through or withdrawing from an area.

Historians have long debated whether there was ever a chance of Confederate victory in the American Civil War. Northern public opinion would not have supported a long or costly war, so it follows that if the Confederate Army had managed to outlast its opponents in defensive battles rather than invade Union territory, the Confederacy might have had a chance at overall victory. However, there are various reasons the Union prevailed, including a handful of turning points during the war at which point the Confederate cause seemed practically unsalvageable.

Political Victories

1864 was a watershed year for President Abraham Lincoln and the Union war effort. During that year, Lincoln defeated George McClellan to secure reelection in the presidential election, signaling approval and support from Republicans, War Democrats, border states, and newly emancipated slaves. That, combined with the stated neutrality of Britain and France, all but silenced opposing perspectives from Democrats and Copperheads in the North, reducing overall Northern political support for the Confederate cause. Lincoln’s eloquence went a long way toward securing these political victories. He was skilled at rationalizing the Union’s national purpose in fighting against the Confederate rebels to keep the country together and deftly managed to keep the border states committed to that purpose. Lincoln also utilized his war powers appropriately in releasing the Emancipation Proclamation at a time when it would have the most long-lasting effects against Confederates while also being received favorably within the Union and around the world.

Military Advantages and Victories

The reality of the Union’s many long-term military advantages was also significant in creating a Union victory. Though the Confederates believed that their agricultural (especially cotton) production was crucial to wartime success and ultimately diplomatic recognition from the outside world, the Union’s industrial strength and much larger population proved to be just as, if not more, central. Historian Shelby Foote has even compared the Union war effort, given its greater store of resources, to a fight in which an opponent has one hand tied behind its back: Had the South been more victorious on the battlefield, the North still would have had resources to draw upon to squash the rebellion, whereas the South fought with all it had to offer and still could not exact a decisive victory against its opponent.

The Battle of Gettysburg, fought July 1–3, 1863, is often considered the turning point of the war itself. During the Gettysburg Campaign, General Robert E. Lee’s troops were advancing further north than they had ventured previously during the war, but the Union Army was able to reverse their advance after defeating the Confederates in the Battle of Gettysburg. President Lincoln and his advisors at the time believed that had the Union been successful in completely destroying Lee’s forces, the war could have been ended then and there. That didn’t happen, however, and the Battle of Gettysburg proved to be the bloodiest battle of the war, resulting in 51,000 casualties out of the 160,000 soldiers who fought. As such, it captured the imaginations of Northerners and Southerners alike, highlighting the popular importance of the eastern theater of the American Civil War in any future cessation of hostilities.

The fall and occupation of Atlanta in the autumn of 1864, and Sherman’s March to the Sea that followed, were also turning points in the war, breaking the Confederacy’s strategic, economic, and psychological capacity for further warfare. Sherman’s scorched earth policies throughout the Atlanta Campaign traumatized the South. Union troops burned crops, killed livestock, and took supplies, leaving a desolate path of destruction in their wake. That, combined with years of a successful naval blockade leveled against the South, took a heavy psychological and economic toll that was not easily reversed, even after the war ended.


Ver el vídeo: Η Ευρωπαϊκή Ένωση απάντηση στον παραλογισμό του πολέμου (Julio 2022).


Comentarios:

  1. Gordy

    Las cosas van a la mañana.

  2. Gokus

    Algo no funciona de esa manera

  3. Alba

    Esta magnífica frase tiene que ser a propósito.

  4. Clevon

    Lo siento, despejado



Escribe un mensaje