Podcasts de historia

Las ruinas de Mitla

Las ruinas de Mitla



We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

>

Mitla está a poca distancia de la casa de Porfirio Gutiérrez y su familia en Teotitlán del Valle, Oaxaca, México. Las ruinas de Mitla dan una idea de la antigua gloria de la civilización zapoteca y cómo vive para inspirar a los tejedores de hoy.


¿Dónde está?

Ubicado a solo 46 km de la ciudad de Oaxaca, ¡definitivamente vale la pena ver Mitla! Hay una conexión de autobús desde la ciudad de Oaxaca a Mitla que sale cada media hora. El boleto de ida y vuelta cuesta solo unos pocos dólares. El viaje a Mitla es un viaje rápido de 50 minutos y desde la parada de autobús en los dos, las ruinas están a 10 minutos a pie. El horario de atención es de 9 a. M. A 5 p. M. De martes a domingo. Los domingos son gratis y entrar cualquier otro día te costará unos dólares. Por un poco más, puede optar por una visita guiada.


Ruinas inexploradas

Referencias

[1] C. Lewis-Spence, Los mitos de México y Perú, 1913, Capítulo IV: La Raza Maya y Mitología. Recurso en línea: http://www.sacred-texts.com/nam/mmp/mmp07.htm
[2] Marshall H. Saville, Estructuras cruciformes de Mitla y alrededores, Volumen del aniversario de Putnam, 1909
[3] Nelly M. Robles García, Las Canteras de Mitla, Publicaciones de la Universidad de Vanderbilt en Antropología, No 47, 1994, Nashville, TN
[4] Mitla, entrada de la enciclopedia & # 8211 de Wikipedia: https://en.wikipedia.org/wiki/Mitla

6 comentarios:

Una vez más una gran publicación. ¡Perfecta mezcla de hechos con asombro!
¡Muchas gracias!
¿Alguna vez pensaste en hacer un libro con eso?

Blog muy interesante. Gracias por compartir tu trabajo. Pensé que le interesaría saber que los constructores de los monumentos megalíticos en Perú dejaron un registro escrito de su gente. El registro muestra que llegaron a América del Sur alrededor del 600 a. C. y el registro se remonta al 421 d. C. Alrededor del 50 a. C., miles de ellos emigraron al norte en barco a lo que hoy es Centroamérica. No tenemos un registro de los que se fueron al norte más allá de lo que se conoce en el Papul Va, etc. Pero es probable que trajeron con ellos algo de la tecnología del Perú, como trabajar con piedras monolíticas.

A la gente se le llamó nefitas, el nombre de su primer líder Nefi (pronunciado & quotknee fi & quot). Nefi mantuvo un registro en planchas de metal que se transmitieron de generación en generación y muchos otros líderes agregaron su propio registro de su época. Un escritor final llamado Mormón escribió un resumen de los muchos, muchos registros y agregó algunas páginas propias. Desde entonces, este registro ha sido traducido y publicado en más de 70 páginas y se llama Libro de Mormón. Puede obtener una copia gratuita en mormon.org o comprar una en Amazon o en una librería. Sí, el libro es considerado escritura por la Iglesia Mormona (La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días) ya que los escritores antiguos combinan una buena parte de sus enseñanzas religiosas junto con la historia de la gente. Pero incluso si no tiene ningún interés en la religión, debería encontrar el aspecto histórico del libro más interesante. Por ejemplo, aquí hay un extracto de Nefi con respecto a la construcción de un templo que creo que era lo que ahora se llama Coricancha, como se menciona en su publicación sobre piedras megalíticas en Perú.
15 Y enseñé a mi pueblo a construir edificios y a trabajar toda clase de madera, hierro, cobre, bronce, acero, oro, plata y minerales preciosos, que estaban en gran abundancia.

16 Y yo, Nefi, construí un templo y lo construí a la manera del templo de Salomón, excepto que no estaba construido con tantas cosas preciosas porque no se encontraban en la tierra, por lo tanto, no podía ser construido como el templo de Salomón. Pero la forma de la construcción fue como la del templo de Salomón y la mano de obra del mismo fue sumamente fina. ''


8 de febrero Ruinas antiguas de Monte Albán y Mitla en el valle de Oaxaca

Estuvimos un mes en Oaxaca de Juárez. Nuestra casa está en una colina directamente enfrente de Monte Albán, la gran montaña que se cierne sobre la ciudad de Oaxaca. Pensando como una civilización antigua, puedes ver por qué este sería un buen lugar para establecerte, puede ser fácilmente defendible, sería difícil que tus enemigos se acercaran sigilosamente y, si eres un zapoteco muy religioso (el indígena personas que viven en el valle de Oaxaca), las montañas están interconectadas con muchos mitos y tradiciones. Monte Albán (en español que significa "montaña blanca" y en zapoteca, Danipaguache, que significa "montaña sagrada") se estableció durante el siglo VI a. C. Lentamente creció más y más, hasta convertirse en la metrópolis precolombina más grande del valle de Oaxaca. Monte Albán incluso ha sido considerada la metrópoli más antigua de América. Solo teníamos que comprobarlo.

Debido a las restricciones de covid, solo se permitía entrar a 400 personas por día. Dicho esto, el mejor momento para ir es por la mañana, por lo que tienes muchas posibilidades de entrar. El parque abre a las 10:00, pero cuando llegamos a las 9:00, ya había una fila bastante grande. . Hay mucho espacio de aparcamiento. La tarifa de entrada es pequeña, de 3 a 4 dólares por adulto, y los niños menores de 13 años entran gratis. Dos sitios web para visitar son el sitio del INAH (solo en español), sitio del Patrimonio Mundial de la UNESCO en Monte Albán. Puede obtener más información sobre el historial y obtener la información más reciente sobre las visitas.

Los edificios laterales de Monte Albán

Una vez que pague la entrada y pase el control de seguridad, hay caminos indicados, pero puede explorar un poco por su cuenta. Hay carteles por todas partes, todos en español, inglés y zapoteco (el idioma hablado por los pueblos prehispánicos de la región).

Empiezas a subir una colina, los escalones se hicieron hace casi dos mil años. En la parte superior, encontrará muchos edificios de piedra. Estas estructuras se hicieron para tener un soporte de madera en la parte superior. La mayoría de estos edificios no eran residenciales, sino templos para sus diversos dioses. Después de pasar por los primeros edificios, se abre a una gran área abierta. Más estructuras de piedra se alinean en los lados. ¡Es increíble!

En el medio del campo principal (rodeado de templos y estructuras) hay dos edificios. El segundo de los dos se enfrenta a 90 grados de todos los demás edificios. Este es el observatorio, donde los sacerdotes (eran personas bien educadas / conocedoras) miraban las estrellas. El observatorio está orientado precisamente al norte. Al final, encuentras un templo tan alto que al principio piensas que es una colina. Grandes escaleras conducen a la cima. Esta es la estructura principal y es magnífica. Caminar y leer los letreros puede durar algunas horas en la cima de la montaña.

Ahora, para un poco de historia, como mencioné anteriormente, se fundó por primera vez en el siglo VI a.C. por el pueblo zapoteca. Monte Albán estuvo habitado hasta aproximadamente el año 850 d.C. (50 años antes del final del período clásico maya). Después de esto, el área fue abandonada gradualmente. La gente de Monte Albán interactuó con otros pueblos tan lejanos como los teoticuacos. El sitio tuvo más de 17.500 personas en su apogeo. Siendo un nerd de la historia, me encantó. Las vistas también eran impresionantes y merecen una visita.

El templo más grande de Monte Albán (a escala se puede ver a la persona en la parte superior)

Aproximadamente dos semanas después de visitar Monte Albán, condujimos una hora hasta Mitla, otras ruinas en el valle de Oaxaca. Mitla es conocida por sus patrones geométricos en las paredes de las ruinas. Un dato curioso es que Mitla es una de las ciudades habitadas continuamente más antiguas de América. Debido a Covid, al igual que en Monte Albán, Mitla tiene una restricción en el número de visitantes por día. Debido a que el sitio arqueológico de Mitla es más pequeño, solo la mitad de personas pueden visitarlo (200 personas al día).

Estacionados alrededor del sitio hay muchos desinfectantes de manos y todos usan máscaras. Inmediatamente puede ver los patrones recortados en las paredes circundantes. Hay ondas, espirales y diagonales. Este sitio no tiene tantos carteles informativos y, para comprenderlo realmente, probablemente deba obtener una guía. Algunas de las tumbas a las que antes podías entrar y explorar, ahora están cerradas debido al covid.

Caminamos y vimos todo en unos 30 minutos. Alrededor del pueblo de Mitla, hay algunos sitios más, algunos hechos de adobe (ladrillos horneados al sol) y otros similares al interior del sitio. Los únicos que tienen los patrones están dentro del propio sitio. Pasamos alrededor de 3 horas en la ciudad de Mitla (¡esto incluyó una parada para almorzar en el mercado local!)

Visitar y explorar estos sitios fue increíble y aprendí bastante sobre las culturas prehispánicas en el valle de Oaxaca. Si vienes a Oaxaca, definitivamente deberías echarles un vistazo. El poco dinero que tienen que pagar bien vale la pena, pero no se fíen de mi palabra, ¡visítenlos ustedes mismos!


Santuario de Mitla


Entrada al santuario, ruinas de Mitla, cerca de Oaxaca, México

Situadas a una altura de 4,855 pies (1,480 metros) y a 24 millas (38 k) de la gran ciudad de Oaxaca, las ruinas de Mitla son uno de los lugares sagrados más fascinantes y enigmáticos de México. Las excavaciones arqueológicas indican que el sitio estuvo ocupado desde el año 900 a. C. Los restos estructurales visibles de Mitla, sin embargo, datan de entre 200 y 900 d.C. cuando los zapotecas estaban presentes, desde 1000 d.C. cuando los mixtecos tomaron el control del sitio, y desde 1200 d.C. (algunas fuentes dicen que 1500), cuando los zapotecas recuperaron el control. . La palabra Mitla es un término del idioma náhuatl que significa 'Lugar de los Muertos', y el nombre zapoteca anterior de Lyobaa significa "tumba" o "lugar de descanso". Estos dos nombres, así como los hallazgos de los excavadores arqueológicos, indican que el pueblo tuvo gran importancia como lugar de enterramiento tanto en la época zapoteca como en la mixteca.

La zona arqueológica de Mitla incluye cinco grupos principales de estructuras y, al comienzo de la era cristiana, la ciudad se había extendido por más de dos tercios de milla a ambos lados del río Mitla. La fotografía muestra parte del 'Salón de las Columnas' y la entrada al santuario principal. No sabemos cómo llamaron a estas estructuras sus constructores, el nombre 'Salón de las Columnas' proviene de los primeros exploradores españoles que visitaron el sitio. El Salón de las Columnas, de 120 por 21 pies de tamaño, tiene seis columnas monolíticas de piedra volcánica que originalmente sostenían un techo que cubría todo el salón. La puerta oscurecida conduce a través de un pasillo bajo y estrecho al interior de otro recinto, ahora sin techo, pero también cubierto en la antigüedad. Esta cámara es uno de los artefactos artísticos más asombrosos de la América precolombina. Sus paredes están cubiertas con paneles de mosaico de piedra tallada con incrustaciones conocido como diseño de trastes escalonados. Se cree que el motivo de estos intrincados mosaicos geométricos es una representación estilizada de la Serpiente Celestial y, por lo tanto, un símbolo de la deidad panregional mesoamericana, Quetzalcoatl.

Los arqueólogos están desconcertados con respecto al uso de esta cámara. Uno de los primeros exploradores españoles, llamado Canseco, que visitó Mitla en 1580, escribió sobre el Salón de las Columnas: "En este edificio tenían sus ídolos, y era donde se reunían con fines religiosos, para hacer sacrificios a sus ídolos y para realizar ritos paganos ". Respecto a la cámara interior, Canseco dice que fue la residencia del sumo sacerdote que era "como nuestro Papa". Sin embargo, la información más antigua que tenemos sobre la cámara, y posiblemente la más reveladora, es una leyenda que dice que la cámara se usó para la iniciación final de los chamanes que habían sido entrenados en magia y curación en la escuela de Mitla.

En el 'Patio de las Tumbas', adyacente al Salón de las Columnas, hay una columna de 2,8 metros de altura conocida como el 'Pilar de la Muerte'. La leyenda dice que si una persona abraza este pilar y lo siente moverse, su muerte es inmanente. Cerca de Mitla, a lo largo de la carretera a Oaxaca, se encuentra el pueblo de Santa María del Tule con su famoso Arbol del Tule (árbol del Tule) en el chuchyard. Este poderoso árbol, que tiene una circunferencia de más de 160 pies en su base, tiene entre 2000 y 3000 años, lo que lo convierte en uno de los seres vivos más antiguos de la tierra.


Ruinas de Mitla, México

Martin Gray es un antropólogo cultural, escritor y fotógrafo especializado en el estudio y documentación de lugares de peregrinaje alrededor del mundo. Durante un período de 38 años ha visitado más de 1500 lugares sagrados en 165 países. los Guía mundial de peregrinaciones El sitio web es la fuente de información más completa sobre este tema.

Historia

Historia temprana
Aproximadamente entre 1500 y 500 a.C., la ciudad zapoteca de San José & # xE9 Mogote en lo que hoy es el estado de Oaxaca fue el asentamiento más grande e importante de la región. Los historiadores estiman que durante el período precolonial, Oaxaca fue el hogar de 16 culturas distintas, cada una con su propio idioma, costumbres y tradiciones. Sin embargo, los zapotecas y mixtecas constituían las sociedades más grandes y sofisticadas con aldeas y tierras de cultivo ubicadas en toda la región.

¿Sabías? Los zapotecas eran expertos en astronomía y excavación, y nivelaron la cima de una montaña local alrededor del 450 a. C. y creó el centro ceremonial ahora llamado Monte Alb & # xE1n. Se estima que Monte Alb & # xE1n, una de las ciudades más densamente pobladas de Mesoamérica, tuvo 18.000 residentes zapotecas en su apogeo.

San José & # xE9 Mogote, considerada la ciudad agrícola más antigua del Valle de Oaxaca, fue probablemente el primer asentamiento de la zona en utilizar cerámica. Los historiadores también le dan crédito a los zapotecas por haber construido las barreras defensivas y los edificios ceremoniales más antiguos conocidos de México alrededor del 1300 a. C. La cultura también es anterior a cualquier otra en el estado en el uso de adobe (850 a.C.), jeroglíficos (600 a.C.) y terrazas arquitectónicas e irrigación (500 a.C.).

Experto en astronomía y excavación, la Zapoteca niveló la cima de una montaña local alrededor del 450 a. C. y creó el centro ceremonial ahora llamado Monte Alb & # xE1n. Se estima que Monte Alb & # xE1n, una de las ciudades más densamente pobladas de Mesoamérica, tuvo 18.000 residentes zapotecas en su apogeo.

Antes de emigrar a Oaxaca, los mixtecas vivían en la parte sur de lo que ahora son los estados vecinos de Guerrero y Puebla. A fines del siglo VII, los mixtecas se establecieron en el occidente y centro de Oaxaca, construyendo ciudades como Apoala y Tilantongo. Durante el siglo XIII, los mixtecas continuaron moviéndose hacia el sur y el este, invadiendo el Valle Central y conquistando a los zapotecas.

En el siglo XV, los aztecas habían llegado a Oaxaca y rápidamente conquistaron a los habitantes locales, estableciendo un puesto de avanzada en el Cerro del Fort & # xEDn. En consecuencia, el comercio con Tenochtitl & # xE1n y otras ciudades del norte aumentó, pero la estructura básica de la vida se mantuvo inalterada por la presencia azteca.

Historia intermedia
En 1519, el conquistador Hern & # xE1n Cort & # xE9s se propuso conquistar el centro de México en nombre de España. Dos años más tarde, a través de asesinatos en masa y alianzas estratégicas, logró derrocar al Imperio Azteca. Cort & # xE9s envió rápidamente a Pedro de Alvarado y Gonzalo de Sandoval al Pacífico y a la región de la Sierra Madre en busca de oro. El 25 de noviembre de 1521 Francisco de Orozco tomó posesión del Valle Central en nombre de Cortés. La llegada de de Orozco impulsó la construcción de viviendas para los recién llegados españoles bajo la administración del cuñado de Cort & # xE9s & # x2019, Juan Xu & # xE1rez. El 6 de julio de 1529, Carlos V, emperador de España, otorgó a Cortés el título de Marqués del Valle de Oaxaca y le obsequió con generosos obsequios, incluida una gran extensión de tierra en la zona.

En Oaxaca, los relativamente pocos nativos que sobrevivieron a la invasión regresaron a sus aldeas remotas y continuaron cultivando la tierra y trabajando en las minas. Algunos encontraron trabajo en haciendas, latifundios otorgados a los nobles españoles que se estaban asentando en la región.

Durante el período colonial de 300 años, una rígida jerarquía de clases aseguró que los mejores puestos gubernamentales fueran ocupados por criollos (españoles y sus descendientes). Solo cerca del final del período colonial se les permitió a los mestizos (ciudadanos con ascendencia europea e indígena) ocupar cargos públicos. Bajo el dominio español, las prácticas sociales, la política y la religión de la región se europeizaron. Se erigieron escuelas e iglesias para los indios, mestizos y criollos por igual. Sin embargo, con todo el poder y la riqueza concentrados en manos de los terratenientes y el clero españoles, la mayoría de los oaxaqueños permanecieron empobrecidos.

Cuando comenzó el movimiento para liberar a México del dominio español, Oaxaca estaba a la vanguardia. El obispo Antonio Barbosa Jordan alentó a los oaxaqueños a tomar las armas contra la corona española. En 1811, Valerio Trujano inició la acción guerrillera contra las fuerzas españolas y obtuvo varias victorias importantes. Asediado en Huajuapan, Trujano resistió durante 111 días hasta que recibió refuerzos enviados por el líder revolucionario José María Morelos. Con la ayuda de las tropas adicionales, Trujano ganó la batalla de Huajuapan, dando a los revolucionarios el control de Oaxaca.

Historia reciente
Dos oaxaqueños jugaron un papel integral en la historia de México a fines del siglo XIX. Benito Ju & # xE1rez se convirtió en el primer presidente indio de México & # x2019 en 1858 y cumplió varios mandatos, uno de los cuales fue interrumpido por la ocupación francesa de 1863 a 1867 después de que se negó a seguir pagando las deudas de larga data con Francia. del siglo XIX fue Porfirio D & # xEDaz, quien compitió por la presidencia varias veces antes de asumir el poder en 1877. Gobernó inicialmente de 1877 a 1880 y nuevamente de 1884 a 1911.

Cuando comenzó la Revolución Mexicana en 1910, Oaxaca, como muchos estados del sur, se unió al revolucionario Emiliano Zapata, quien proclamó que la tierra pertenecía a los trabajadores. Esta retórica resonó entre los oaxaqueños, ya que muchos de ellos estaban siendo explotados por los grandes terratenientes.

Después de que D & # xEDaz fue removido del poder, la disensión entre los líderes revolucionarios continuó dividiendo al pueblo de México. Venustiano Carranza, quien se opuso a algunas de las posiciones populistas de Zapata, tomó el control del gobierno federal y finalmente triunfó sobre las fuerzas armadas de Zapata y Pancho Villa. Con Carranza en el poder, la relación entre Oaxaca y el gobierno federal se deterioró. A los oaxaqueños les disgustó tanto el nuevo presidente que Carranza & # x2019s hermano fue asesinado en Oaxaca. El período de 1916 a 1920 estuvo lleno de una lucha constante por el control del nuevo gobierno al final, las tropas federales ganaron.


Monte Albán es un gran sitio arqueológico precolombino ubicado en el sureño estado mexicano de Oaxaca. Posiblemente la más majestuosa de las ruinas antiguas de Oaxaca, Monte Albán, que significa "Montaña Blanca", es una antigua capital zapoteca con una ubicación espectacular en la cima de una montaña con vista a los valles de Oaxaca.

Siendo uno de los lugares de mayor importancia cultural e histórica para visitar en México, el sitio recibió el reconocimiento de Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1987.

Las pirámides, templos, plazas y otras estructuras residenciales se centran en la Gran Plaza, que ofrece excelentes vistas de 360 ​​grados de la ciudad y los valles que se encuentran debajo. Al otro lado del camino, la plataforma norte, hogar del mayor complejo de estructuras en Monte Albán, rivaliza en tamaño con la Gran Plaza y ofrece las mejores vistas de los alrededores.

A lo largo del lado este encontrará altares y una cancha de pelota. Mientras que hacia el oeste, las plataformas ceremoniales bordean la frontera, incluida la estructura más antigua conocida en Monte Albán que alberga el descubrimiento más importante del sitio, una serie de grabados rupestres conocidos como Los Danzantes.

En el extremo norte, cerca de la entrada, hay un área con tumbas, algunas de las cuales han sido excavadas y revelan una variedad de pinturas y tallas de piedra. Hay 170 tumbas conocidas en Monte Albán y una colección de artefactos descubiertos en ellas se exhibe en el Museo Regional de Oaxaca en la cercana ciudad de Oaxaca.

Cerca de las ruinas cercanas de Mitla, Monte Albán es una mirada auténtica al mundo perdido de la civilización maya y, a veces, una representación inquietante de la historia mexicana y su antigua gloria anterior.


Dainzú es otro sitio arqueológico de Oaxaca que se ha construido en los cerros que lo rodean. Fue habitado al mismo tiempo que Monte Albán, pero se cree que es más antiguo. Hay una serie de relieves de piedra en un edificio que representan jugadores de pelota antiguos y otras estructuras que incluyen residencias, centros religiosos y una cancha de pelota. Se cree que tuvo residentes desde el 750 a. C. hasta el 1200 d. C.


Las ruinas de Mitla - Historia

Figura sentada zapoteca A.C. 300-200 Monte Albain

Los zapotecas dominaron el área alrededor de Oaxaca con su ciudad de Monte Albán durante siglos. Monte Albán fue una de las ciudades-estado más antiguas del período Clásico, con sitios que datan del año 600 a.C. Después del 650 d.C. Monte Albán fue una de las ciudades más poderosas de México. Alrededor del 800, la ciudad comenzó a perder su poder y para el 900 d.C. la ciudad fue abandonada. Sin embargo, la cultura zapoteca aún se mantuvo vigorosa y otras ciudades, como su capital en Zaachila, permanecieron. La ciudad zapoteca de Mitla son obras maestras de la arquitectura clásica con deslumbrantes patrones geométricos.

Mitla está a poca distancia de la casa de Porfirio Gutiérrez & amp family en Teotitl & aacuten del Valle, Oaxaca, México. Las ruinas de Mitla dan una idea de la antigua gloria de la civilización zapoteca y cómo vive para inspirar a los tejedores de hoy.

Los zapotecas desarrollaron un calendario y un sistema de escritura logosilábico que usaba un glifo separado para representar cada una de las sílabas del idioma. Este sistema de escritura es uno de varios candidatos que se cree que fue el primer sistema de escritura de Mesoamérica y el predecesor de los sistemas de escritura desarrollados por las civilizaciones maya, mixteca y azteca.

La historia de las sociedades ricas y complejas que surgieron y

floreció en el sureño estado mexicano de Oaxaca.

Video de las ruinas de Monte Albán

Urna funeraria zapoteca 300-800 d.C., Monte Albain. los zapotecas construyeron tumbas monumentales en las que colocaban urnas con ofrendas, a menudo con el rostro del difunto sobre ellas. El tocado es una máscara del águila y el jaguar.

En la actualidad, existe cierto debate sobre si los símbolos olmecas, que datan del 650 a.C., son en realidad una forma de escritura anterior a la escritura zapoteca más antigua que data de aproximadamente el 500 a.C. Los zapotecas dicen que sus antepasados ​​emergieron de la tierra, de cuevas, o que pasaron de árboles o jaguares a personas, mientras que la élite que los gobernaba creía que descendían de seres sobrenaturales que vivían entre las nubes, y que al morir volverían a ese estado. De hecho, el nombre con el que se conoce a los zapotecas hoy es el resultado de esta creencia. En el Valle Central zapoteca & quot; La gente de la nube & # 39 & quot; es & quot; Be & # 39ena & # 39 Za & # 39a & quot ;.

Jaguar de terracota 300-800 d.C., Monte Albán. Los zapotecas fueron fuertemente influenciados por los olmecas, quienes también adoraban al jaguar. El collar alrededor del cuello muestra que fueron adorados vivos y en cautiverio.

La última batalla entre aztecas y zapotecas ocurrió entre 1497 y 1502, bajo el gobernante azteca Ahuizotl. En el momento de la conquista española de México, cuando llegó la noticia de que los aztecas fueron derrotados por los españoles, el rey Cosijoeza ordenó a su pueblo que no se enfrentara a los españoles para evitar el mismo destino. Fueron derrotados por los españoles solo después de varias campañas entre 1522 y 1527.

La interpretación de los símbolos y patrones tejidos en las alfombras zapotecas

un adorno de pecho mixteco, elaborado con el método de la cera perdida

En la época precolombina, los mixtecos fueron una de las principales civilizaciones de Mesoamérica. Los centros antiguos importantes de la mixteca incluyen la antigua capital de Tilantongo, así como los sitios de Achiutla, Cuilapan, Huajuapan, Mitla, Tlaxiaco, Tututepec, Juxtlahuaca y Yucu & ntildeudahui. Los mixtecos también realizaron importantes construcciones en la antigua ciudad de Monte Alb & aacuten (que se originó como una ciudad zapoteca antes de que los mixtecos tomaran el control de ella). El trabajo de los artesanos mixtecos que producían trabajos en piedra, madera y metal era bien considerado en toda la antigua Mesoamérica.

Una serpiente de azulejos turquesa mixteca, colocada sobre madera

El término mixteco ( Mixteco en español) proviene de la palabra náhuatl Mixtecapan , o & quot; lugar de la gente de la nube & quot. La zona en la que se habla el mixteco se conoce como Mixteca .

El Codex Vindobonensis Mexicanus, un documento ritual-calendárico y genealógico, contiene listas de gobernantes y sacerdotes mixtecos. No se sabe con certeza dónde se descubrió el códice. Probablemente fue descubierto en Veracruz y enviado a Sevilla, junto con el otro manuscrito Codex Zouche-Nuttall, como regalo para Carlos V en 1518. Ver una imagen más grande aquí.

Después de la conquista española, los indios mixtecos fueron importantes para la producción de cochinilla. La cochinilla es un insecto que produce un tinte rojo, utilizado por los británicos para sus uniformes.


Mitla - El "lugar de los muertos" zapoteca

Mitla es un sitio arqueológico asociado con la cultura zapoteca, ubicado en el Valle de Oaxaca en el actual estado de Oaxaca en el sur de México.

La zapoteca fue una civilización indígena precolombina emergente a finales del siglo VI a.C., que se originó en los Valles Centrales del Etla en el oeste, Ocotlán en el sur y Mitla en el este. La civilización zapoteca se centró en Oaxaca, San José Mogote y Mitla, con el sitio de Monte Albán emergiendo como el centro cívico-ceremonial.

En su apogeo, los zapotecas tenían una población de más de 500.000 habitantes, habiendo desarrollado sofisticadas técnicas de construcción, un sistema de escritura, dos sistemas de calendario y complejos cultivos agrícolas.

Varios conflictos entre los zapotecas y los aztecas llevaron a los zapotecas a evitar el conflicto con los conquistadores (también en parte para evitar el mismo destino del centro azteca de Tenochtitlan) sin embargo, fueron derrotados por los españoles después de varias campañas entre 1522 y 1527 d.C.

Mitla fue habitada por primera vez por los zapotecas durante el Período Clásico (100-650 d.C.), habiéndose desarrollado por primera vez a partir de una aldea fortificada. El pueblo se expandió hasta convertirse en un gran centro religioso que muestra una mezcla de estilos arquitectónicos zapoteca y mixteca, con intrincados mosaicos calados y diseños geométricos.

Los zapotecas creían que Mitla servía como puerta de entrada entre el mundo de los vivos y el mundo de los muertos para el entierro de la élite zapoteca, con el nombre náhuatl Mictlán, que significa el "lugar de los muertos" o "inframundo".

El sitio consta de cinco grupos principales de estructuras construidas en el fondo del valle: Grupo de las Columnas (Grupo Columns), Grupo de las Iglesias (Grupo Iglesias), Grupo del Arroyo (Grupo Arroyo), Grupo de los Adobes (Grupo Adobe), y Grupo del Sur (Grupo Sur).

El Grupo del Sur y el Grupo de Adobe han sido clasificados como centros ceremoniales, con plazas centrales rodeadas por estructuras de montículos. Las columnas y los grupos de iglesias (así como el grupo del sur) se han clasificado como palacios, con salas que rodean patios cuadrados, y el grupo de iglesias contiene el templo principal zapoteca, llamado yohopàe, que se traduce como "casa de la fuerza vital".


Ruinas de Zaachila

Ver todas las fotos

Los zapotecas y mixtecas son los grupos indígenas más numerosos de Oaxaca, y los suyos también eran los asentamientos más grandes de la zona antes de la conquista española. Como los mejores vecinos, sus relaciones eran a veces tensas, amistosas y, a menudo, un poco de ambas cosas. Como Zaachila fue considerada la capital de los zapotecas durante el período clásico en el siglo XIII, la ciudad muestra quizás una mezcla más fuerte de estas dos culturas.

Cosijoeza (también conocido como Cocijoeza o Cosiioeza), el penúltimo gobernante zapoteca antes de la llegada de los españoles, vivía en Zaachila cuando el imperio zapoteca fue atacado por los aztecas, liderados por Ahuitzotl. Con la ayuda del liderazgo mixteco de Dzahuindanda, Zaachila pudo repeler la ofensiva azteca.

Un segundo ataque a finales del siglo XV tuvo más éxito. La tregua solo se logró una vez que Cocijoeza accedió a casarse con la hija de Ahuitzotl, conocida como Xilabela en zapoteco y Coyolicatzin en náhuatl. Cocijoeza y Xilabela fueron los padres de la princesa Donají y Cocijopii, el último gobernante zapoteca. Con esto, no se puede exagerar la importancia del linaje Zaachila para la historia de Oaxaca.

Tras el contacto de Cocijopii con los españoles y el eventual bautismo y conversión al catolicismo en el siglo XVI, Zaachila fue lentamente abandonada por los zapotecas y quedó enterrada y cubierta de maleza. Los trabajos arqueológicos en este sitio fueron dirigidos en 1962 por Roberto Gallego Ruiz. La mayoría de las estructuras exploradas fueron tumbas. Si bien muchos de los artefactos encontrados en su interior se trasladaron a museos en la Ciudad de México, Oaxaca y el extranjero, las salas de las tumbas ahora están abiertas para su exploración en la propia Zaachila.

Son notables por las muchas figuras en sus paredes. Algunos presentan los patrones geométricos típicos de sitios mixteco-zapotecas como Mitla. Otro muestra un búho, considerado el emblema de Zaachila. Quizás el más conocido, sin embargo, es el de un gobernante zapoteca en una posición de vuelo.


Ver el vídeo: La Ciudad de los Muertos - Mitla, Oaxaca (Agosto 2022).